Premutos – El Angel Caído (1999)

Der gefallene Engel

Der gefallene Engel

Hace tiempo que quería escribir para el blog la reseña de Premutos ya que no son pelis que se dejan ver fácilmente, y que si no la visionamos bajo la óptica adecuada, podemos sacar un resultado nefasto… Y que es muy probable, que sea la opinión generalizada de la mayoría.

Antes de nada, debo advertiros que Premutos es una cinta que se enmarca dentro del ultragore alemán, es decir, dentro del género gore (y que hoy en día, erróneamente a todo se le llama gore), con sus producciones van más allá, llevando el gore a su extremo más violento, sádico y sangriento. Dentro de esta corriente nos encontramos realizadores alemanes, tan prestigiosos y aclamados como Timo Rose, Andreas Schnaas, Olaf Ittenbach, y el que está considerado el padre de todos ellos, Jörg Buttgereit.

A partir de esta premisa, y habiendo avisado a los incautos y neófitos, pasamos a la… chicha!

Premutos – El Angel Caído (Der gefallene Engel o Lord of the Living Dead, 1999) es en cuerpo y alma obra de Olaf Ittenbach que se encarga de la historia, realización, producción y FX’s, llevados a la máxima expresión.

El film empieza con una voz en off que nos irá contando el origen Premutos. A pesar de lo que la gente pueda pensar, ni Lucifer ni más tarde Jonás fueron los primeros ángeles caídos. El más viejo de su estirpe, fue Premutos, el primer ángel caído de la historia, erigido como el soberano de la vida y la muerte. Reencarnado regresará a la tierra para sembrar la enfermedad, el odio, la muerte y el pecado.

Premutos recién salido del cascarón...

Premutos recién salido del cascarón...

En esta misma intro, se nos ubica en la India 1023 AD, en una especie de batalla campal donde vemos el nacimiento de un ser con grandes poderes, sediento de muerte y sangre. A partir de esta escena, iremos saltando de épocas, a modo de flashbacks inconexos y sin ningún tipo de sentido.

Tras la India, saltamos al 1942 donde un campesino llamado Rudolph está buscando el legado de Premutos, el libro que le permita la resurrección del Anticristo. Luego pasa a la época moderna, luego, a la época medieval y así daremos un repaso histórico a modo de Érase una vez… Premutos!

Precisamente, es en estos flashbacks donde veremos gran cantidad de escenas gore, puesto que al tratar todas ellas sobre la profetización de Premutos o el intento de resurgir sus poderes. Tales flashbacks estarán repletos de sangre, mutilaciones, desmembramientos, descuartizamientos, etc, etc, etc… Vaya un deleite para el fan del Gore!

En la época actual, la historia nos traslada a una ‘peculiar’ familia germana, compuesta por: Mathias (Olaf Ittenbach), el hijo tonto; Walter (Christopher Stacey), el padre fanático de las armas; Sandra (Susanne Grüter), la hermana-trans fetichista y la madre medio boba, Rosina (Heike Münstermann).

Como es el cumple de Walter este planta un pino en el jardín… Anda! No seáis mal pensados, que es que lo planta de verdad! En su excavación, da con una maleta que contiene un libro antiguo, a modo de Necronomicón o Libro de los Muertos, a lo Evil Dead. Luego, por la tarde-noche, Walter celebrará su cumple con unos amiguchos: la guapa Tanja (Ella Wellmann); el calzonados de Hugo (André Stryi) y su cansina mujer, Edith (Anke Fabre) y un negrito, Christian (Fidelis Atuma), que no pega ni con pintura…

Durante la Party Monster, Mathias está más aburrido que una ostra, empieza a leerse el libro, desatando así un festival – orgía de sangre, muerte y destrucción!

Varios son los puntos flojos, por no decir nefastos de Premutos, y aunque muchos traten de compararla con Braindead o Bad Taste… es lo que hay, ni más ni menos, lo tomas o lo dejas. Uno de ellos, sin duda alguna es la propia interpretación de los ‘actores’ y ‘actrices’. Más bien diría yo que se tratan de un grupo de teatro amateur, que hace más bien, lo que puede.

Pobre Walter.... acabar así!

Pobre Walter.... acabar así!

La historia en sí, con tanto flashback histórico, y tanta aclaración – auto justificación del ángel caído, enreda más que aporta. Le quita fluidez al desarrollo de la peli, entorpeciendo su acción, e incluso en algunos momentos, la hace soporífera. Menos historia y más gore!

Destacar otro punto que a mí personalmente, no me pareció correcto utilizar. Zombies, y eso que en su época todavía no los encontrábamos hasta en la sopa. Pero se podría haber justificado la creación de una legión de seguidores del Anticristo, sin la necesidad de utilizar el recurso fácil, es decir, el zombi tonto de turno.

Otro punto negativo es a su vez, Olaf Ittenbach, que como no, se vio obligado a rodar con sus propios medios, Premutos, y esto se nota en el acabado final de la peli. Seguramente, si hubiera podido contar con el respaldo de una productora, el resultado hubiera sido muuucho mejor, visualmente hablando. A veces, vemos fallos de montaje y post-producción que no creo que pudieran subsanarse, puesto que se hacía una única toma y a cascarla!

No obstante, esta autosuficiencia lo convierte en un punto fuerte. Y es que Ittenbach se hace cargo de los FX’s al completo. Son sencillamente brutales! Cráneos reventados, amputaciones, explosiones craneales, separaciones troncales, y un largo etcétera de bizarradas, convierten a Premutos, en un disfrute visual para el fanático del gore.

Seguramente, muchos de vosotros pensaréis: Como puede gustarle eso a alguien? O en que mente se concibe rodar o parir una película así? Pues, no pienso caer en el topicazo del telediario; y simplemente, os preguntaré: ¿Y por qué no? Al fin y al cabo somos humanos, y desde tiempos pretéritos, nos va la sangre y la carne, no ¿?

Bienvenidos al Horror & Gore!

Historia de Ricky (1991)

Lik Wong

Lik Wong

Para mí vuelta al blog, me veía en la obligación de reseñar una peli de culto, y no se me ocurrió otra que: Historia de Ricky por la fuerza que desprende.
Una manera de volverme a encontrar con todos vosotros y demostraros que vengo con energías renovadas y con ganas de ‘liarla parda’…

Historia de Ricky está basada en un manga, Riki-Oh, creado por Masahiko Takajo y Saruwatari Tetsuya. Esta co-producción china (Hong Kong) – japonesa combina a la perfección el tradicional cine de acción de artes marciales, donde los asiáticos son los reyes del mambo, con grandes dosis de gore… y menudo gore nos espera!

Historia de Ricky (Story of Ricky, título original – Lik Wong, 1991) fue dirigida por Ngai Kai Lam, que también se encarga del guión.

La trama nos traslada al año 2001, donde las autoridades han privatizado las prisiones, convirtiéndolas en empresas. Nuestro protagonista, Ricky Oh (Siu-Wong Fan) tiene 21 años, y está condenado a 10 años de cárcel por homicidio sin premeditación, es decir, a la ‘gornú’… ah! Y agresión, que no se nos olvide!
En su presentación, descubrimos de Ricky que alberga 5 balas de recuerdo en su pecho… los hay que coleccionan llaveros o imanes para la nevera… pero como él es más chulo que un ocho, lleva balas!

Desde el primer momento, Ricky hará ‘amigos’ en la trena muy rápidamente, el chulillo de las duchas, ‘capitán’; un gordaco enorme, ‘zorro’… No olvidemos que en el trullo todo quinqui tiene un apodo. En esos momentos, descubriremos por donde van a ir los tiros…. Mejor, dicho, puñetazos y patadas!

La ‘buena conducta’ de Ricky, llama la atención de Oscar (Frankie Chin), el líder del ala norte, donde está Ricky. Cada ala tiene un líder y estos son conocidos como la pandilla de los 4.

Un flashback nos aclarará el origen de los poderes y la fuerza inhumana de Ricky. Y es que siendo joven, se encuentra de casualidad en un cementerio a su tío, y le pide que le enseñe Chi Kung (o como cojones se escriba esto).
Esta arte marcial utiliza la energía del cuerpo humano como escudo contra toda fuerza sobrenatural, y por eso, nos harán una sesión de poliespán.

Como la fama ya precede a Ricky, el ayudante del alcaide, quiere conocerlo… bueno, más bien putearlo, pero eso él no lo sabe. Tras su encuentro, Oscar quiere darle una clase particular a Ricky sobre las normas de la prisión, pero el tiro le sale por la culata, y acaba un poco, difunto.

Taizan Lepaltiendo amoL!

Taizan Lepaltiendo amoL!

Esto provoca que los otros líderes de las alas de la prisión, la tomen con Ricky… pobrecillo, él que sólo se dedica a pasear, hacer amigos y tocar la flauta… Así, conoceremos a Rogen (Yukari Oshima), líder del ala oeste, Taizan, del este (atención a las intervenciones de este grandullón); y Freedan, del ala sur. Pero a Ricky sólo le importa (marranote…) Allen, el ahijado viudo de Oscar. Esto hace que los 3 chungos de la prisión, se pongan celosos de Allen.

Como veis, la trama no presentará muchas complicaciones, salvo los flashbacks que dan pena o risa, según se miren. Pero como el fuerte de la película van a ser las hostias y el gore, con la Historia de Ricky no saldremos defraudados.

Puñetazos, patadones, aplastamientos, perforaciones, destripamientos, collejones, desmembramientos, mutilaciones… y sangre y más sangre, se convierten en el vehículo conductor durante toda la película.

Por este motivo, cualquier fan del gore tendrá que tener este film siempre en su mente, y aunque la cinta tenga ya sus añitos, deja verse con facilidad. Aunque ciertos, FX’s hacen evidente el paso del tiempo, también forma parte de su encanto. Una peli de artes marciales con ostias a cascoporro, que si las comparamos con las de Jackie Chan, son de risa!

Chorros de sangre, prótesis de látex, muñecos aplastados, tripas y vísceras… harán el deleite de los ‘gourmets’ del gore. Y encima, Historia de Ricky tiene mensaje social y todo: “Los prisioneros también somos personas!” Y si no… que se lo digan al Vaquilla, no ¿?

Nekrofílmicos: vuelve a las Autopsias y los Desmembramientos!

Noticias Nekrofilmicos.com

Noticias Nekrofilmicos.com

Como muy bien habréis podido comprobar algunos de vosotros, hemos ‘sufrido‘ un parón blogero! Os podríamos contar mentiras tipo, ha sido por motivos personales, profesionales, motivos xXx (que son los que más nos gustan)… pero no, ha sido, por que nos hemos estado rascando el güeval!

Tras esta intro aclaratoria, primero de todo, pediros disculpas a todos: engendros, seguidores del blog, enfermos mentales y demás seres incorpóreos, que en mayor o menor medida, leíais el blog o lo descubristeis en algún momento de vuestras tristes y/o solitarias vidas…

Y segundo, informaros, comunicaros o vomitaros directamente, que volvemos… sí, sí; no hemos muerto ni fallecido en el intento! Volvemos a la actividad, muy a pesar de algunos y motivo de jolgorio para otros! Poco a poco, intentaremos coger el ritmo de antaño, y os deleitaremos con nuestras autopsias y destripamientos cinéfilos. Para ello os pido un poco de paciencia (más aún… qué cabritos!) para que podamos ponernos a tono! (juer, esto parece una apología a la drogadicción).

Poseso, que nos hace mucha ilusión volver de nuevo a la carga! Juer… parece esto la vuelta al cole.

En fin Engendros… Que lo disfrutéis i Bon Profit!

Reseñas: autopsias, desmembramientos, descuartizaciones

Reseñas: autopsias, desmembramientos, descuartizaciones

Dream Home (2010)

Dream Home (2010)

Dream Home (2010)

Por suerte, todavía conservo un poco de instinto para detectar buenas pelis de terror, sobre todo, cuando mi método para elegir títulos en Sitges, se basa en la sensación que me da el título, saber quien es el director, ver una foto (como máximo) de la peli, y NUNCA leer ni la sinopsis ni ver el tráiler. Bueno, algunas veces cuando me pongo pelis de relleno, no me queda otra elección que ver el tráiler, pero son eso, relleno.

Pero con Dream Home mi instinto (básico) funcionó al 100% y acerté de lleno. No sólo lo pienso yo, la “crítica” que raras veces acierta y a la que nunca debemos tener en cuenta para elegir una peli; le ha otorgado Premio a los Mejores Efectos de Maquillaje, a Vitaya Deerattakul & Andrew Lin y el Premio de Mejor Actriz, para la guapa, Josie Ho. Esto en sí, ya tiene mucho más mérito!

Dream Home es una buena cinta de terror, con una slasher un tanto atípica y con unas escenas gore brutales, extremas! De lo mejorcito que he visto últimamente. Pero no os penséis que la cosa se queda aquí… NO! El film encierra una crítica social muy fuerte sobre la sociedad de Hong Kong, y la situación que tienen los jóvenes treintañeros, para realizar sus sueños, en este caso, acceder a su primera vivienda.

En muchas cintas del género que conllevan una crítica social, las que primero se me vienen a la mente, son las pelis de Romero, primero se presenta la peli de terror, y como moraleja o colofón final, se realiza la crítica social. En Dream Home, es al revés, primero se presenta la sociedad y su problemática, y esta es la que lleva a nuestra protagonista, a una situación desesperada, y entonces, es surge la peli de terror. En este sentido, debemos entender el uso de la violencia (en este caso extrema) y la muerte, como una vía para solucionar ese problema. En Dream Home, no se cuestiona si esa vía es la correcta o amoral, pues no se da alternativa posible, por tanto, es el único método posible para atacar un problemas, y a nosotros, personalmente, nos encanta que haya sido este, porque si no hubiéramos tenido un film bien distinto al que aquí reseñamos.

Dream Home está dirigida por Ho-Cheung Pang (no confundir con uno de los Pang Brothers), que también se encarga de la historia, guión y producción. Anteriormente, también ha escrito y dirigido otras películas como Trivial Masters o Love in a Puff; pero creo que esta es su primera incursión en el mundo del terror. Wai dor lei ah yut ho, título en chino, es una película rodada y producida en Hong Kong, diferenciándola de todo ese cine alternativo o de autor, que se proyecta en la snob y progre sala Verdi.

Sangre! Sangre! Sangre y Violencia!

Sangre! Sangre! Sangre y Violencia!

Dream Home, es la historia de la joven y bella, Cheng Lai Sheung (Josie Ho) y la vida de pringada que lleva. Pero pringada en todos los sentidos, tiene un curro de mierda como teleoperadora en un banco ofreciendo créditos personales, es decir, intentando timar al próximo para conseguir así una prima. Encima no tiene pareja, pero es la amante de Siu To (Eason Chan), casado y con una niña pequeña, que utiliza a Cheng para sus borracheras y sexo; pero cuando esta le pide ayuda, la deja en la estacada. Algunos no entienden porque se nos muestra esto, yo pienso que forma parte del proceso de degradación que sufre Cheng para llevarla al borde del abismo!

La vida familiar de Cheng también es una mierda, el padre enfermo (Norman Chui Siu Keung) y un hermano adolescente a su cargo, los convierten en un lastre para realizar sus sueños. En los varios flasbacks que se suceden en el film, nos muestran también una pobre y modesta niñez de Cheng, muy liagada a su abuelo ex pescador, y sus recuerdos de vivir en el puerto. Cheng le promete a su abuelo que un día tendrán un apartamento en la exclusiva zona de Puerto Victoria, donde se erigen unos rascacielos, con apartamentos de lujo… Pero todo se queda en un sueño.
Encima, Cheng no puede llevar una vida normal como la de cualquier joven treintañera, no puede gastar ni un dólar, porque quiere ver cumplido su sueño; y pluriemplearse como dependienta en una tienda!

Como veis el futuro de Cheng está muy negro, pero un atisbo de luz se le aparece cuando tiene la posibilidad de comprar un apartamento para ella en Puerto Victoria. Hasta dónde será capaz de llegar para ver cumplido su único sueño ¿?

No es de extrañar que nuestra joven protagonista borde un papel, convirtiéndose en una psicópata, fría y calculadora, capaz de arremeter contra todo el que se le ponga por delante! Y de qué manera chicos!!! Nos lo concentran todo para el último tramo de la peli, seguramente, esta es la crítica negativa que emitirán de Drean Home, pero qué final chicos!!!

Cheng en plena acción!

Cheng en plena acción!

Sangre, violencia extrema, amputaciones, empalamientos, vísceras, desmembramientos y un curso rápido sobre los utensilios caseros con los que se puede acabar con la peña, nos deleitarán con un final apoteósico y delirante! En serio chicos, la espera vale la pena, porque Josie Ho, se sale!

¿Y vosotros qué haríais para ver cumplido vuestro único sueño?

Tucker & Dale vs Evil (2010)

Tucker & Dale vs Evil

Tucker & Dale vs Evil

Cada año en el Festival de Sitges nos encontramos con gratas sorpresas que sin recibir tanto bombo y platillo por los supuestos “expertos” para nosotros se convierten en Indispensables. Si el año pasado ya nos pasó con The Loved Ones (2009), precisamente, en la Marató més Killer, este año nos ha vuelto a pasar lo mismo con Tucker & Dale vs Evil.

Esta horror comedy os divertirá desde el minuto uno hasta el final, capaz de aportar frescura y originalidad a este, ya muy trillado, subgénero. Evidentemente, siempre que hablamos de comedias terroríficas, nos vienen a la mente films como: Evil Dead o Zombies Party.  El año pasado también vimos una comedy horror, Lesbian Vampire Killers (2009), donde predomina mucho más la comedia que el cine de terror en sí.

Dale dando miedo!!!

Dale dando miedo!!!

Tucker & Dale vs Evil está dirigida por un actor pasado a director, Eli Craig (La ira o Space Cowboys), siendo está su opera prima; y chicos, qué manera de estrenarse! Este hombre promete! Además, el fichaje de los dos actores principales es la clave, ya que como en otras ocasiones hemos podido comprobar, los dúos en las horror comedy’s funcionan de maravilla. Así pues, Tyler Labine (Reaper) y Alan Tudyk (Un lío embarazoso o Un funeral de muerte), cumplen con su cometido, desternillarnos de risa! El resto de personajes, girará en torno a ellos,  destacando también a Katrina Bowden, como la chica más interesante del grupo universitario.

Sí, es cierto, en Tucker & Dale vs Evil hay los mismos tópicos de siempre: grupo universitarios desprendiendo feromonas y ganas de juerga, un par de paletos (red), una localización totalmente apartada de la civilización y el típico fin de semana de sexo y borracheras… Qué más se puede pedir ¿? Pero precisamente, el uso de estos tópicos es lo original de Tucker & Dale… ya que, el humor que vemos no es el típico burdo y soez, es decir, el recuso fácil. No, no, en absoluto la trama se nos presenta desde una óptica o punto de vista distinto al habitual, mostrando un humor recurrente y muy divertido. No sabemos si Eli Craig es más fan de las comedias o del cine de terror, pero la unión de ambos, en esta cinta está totalmente equilibrada, mostrando asesinatos y sangre, muy bien realizadas y ejecutadas. Y es que precisamente, las muertes son otro punto de humor dentro de Tucker & Dale, cada una de ellas, es tratada de una manera divertida y absurda!

Tucker en plena acción!

Tucker en plena acción!

Como ya hemos dicho en esta película, un grupo de universitarios guapos, cachondos y con ganas de juerga, se van de típico fin de semana, en plena montaña (lo mismo de siempre, sin cobertura en sus teléfonos móviles). En este grupito, nos encontramos con Allison (Katrina Bowden), Chad (Jesse Moss), Chloe (Chelan Simmons), Jason (Brandon Jay McLaren), entre otros….

Dale (Tyler Labine) y Tucker (Alan Tudyk), un par de paletos de la América profunda, se dirigen a la recientemente adquirida cabaña de madera (propiedad de Tucker), una cabaña de verano que la utilizarán para sus redneck aficiones. Por el camino, coinciden en una gasolinera con el grupito de universitarios, y estos rápidamente se muestran hostiles y pre juiciosos con nuestro par de garrulos. Además, Dale intenta entablar conversación con ellas, aunque la forma no resulte la más apropiada…

A partir de ahí, los tópicos de las pelis de terror  se tratan de forma directa: noche en el bosque, todos alrededor de la hoguera, historia de miedo contada por Chad sobre unos asesinatos en la región, baño nocturno, cabaña que con sólo verla ya da grima, etc, etc… Gracias a ese baño, Dale y Tucker salvan a Allison de ahogarse, pero sus amigos no se lo toman muy bien, y se piensan que es otra cosa… Y no me extraña! Jajajajajaja.

Serán capaces nuestros jóvenes universitarios de rescatar a Allison de las garras de Dale & Tucker, sin morir en el intento ¿?

Continuando con los tópicos, las ridículas muertes son claramente, un tributo a pelis como La Matanza de Texas: auto-empalamientos, trituraciones, inmolaciones, disparos fortuitos,… Y es que este film está plagado de sangre, gore, tripas, vísceras, desmembramientos, descuartizaciones,…. Y de qué manera!!

Por suerte año tras año, la Marató més Killer, nos reserva unas joyas brutales e increíbles… Con Tucker & Dale vs Evil, el despiporre está asegurado! Una película excelente!

Tokyo Gore Police (2008)

Tokyo Gore Police (2008)

Tokyo Gore Police (2008)

Con Tokyo Gore Police cierro el mini-ciclo de pelis visionadas este verano, y si leéis las últimas reseñas que os he publicado (The Human Centipede & Guinea Pig 2), veréis que ha sido un ciclo caracterizado por la sangre y más sangre.

Faltaría reseñar Martyrs que también volví a revisionar, y que le propuse a Fiver hacer un cuadramiento neuronal para hacer una reseña cruzada, pero ya veremos cuando lo llevamos a cabo, puesto que ahora estamos pendientes de Sitges… aunque alguna que otra reseña os caerá antes del festival, no os preocupéis.

Hablar de Tokyo Gore Police, es lo mismo que hablar de Yoshihiro Nishimura (padre de la criatura) que para todos aquellos que no los sepáis es responsable también de: Vampire Girl vs. Frankenstein Girl (2009), Mutant Girls Squad (2010) que esperamos ver en el festival de Sitges; pero a nivel de efectos especiales y/o maquillajes también ha participado en: The Machine Girl (2008), Hard Revenge Milly (2008), RoboGeisha (2009), Samurai Princess (2009),… entre muchas otras. Es decir, de lo bueno, lo mejor!

Chica Cocodrilo

Chica Cocodrilo

Mencionar a estar alturas al Sr. Nishimura es relacionarlo con splatters japoneses (=pelis gore) donde la sangre sale a borbotones y los desmembramientos están a la orden del día. Independientemente, de las idas de olla que ya sea bien por cultura (oriental) o por mentalidad (creativa), serían muy difíciles de realizarse por estos lares, y no sólo me refiero a nuestro país, si no también, al resto de Europa.

Entiendo perfectamente, que este tipo de películas no susciten ningún tipo de interés en la gran mayoría de público o fan del cine de terror, por considerarlas absurdas y carentes de sentido común; pero es ahí donde radica su genialidad. Presentarnos unas películas de este tipo a algunos de nosotros (de mente enfermiza), es como una válvula de escape, como una peli porno pero sin cumshot.

Tokyo Gore Police (dirección | maquillaje y FX’s: Yoshihiro NishimuraTôkyô zankoku keisatsu, 2008), nos traslada a un futuro cercano pero atemporal. En este futuro el departamento de policía de Tokyo ha sido privatizado. Los agentes vestidos a lo samurai tienen serios problemas para atrapar a un nuevo tipo de criminales, los “ingenieros”.

"Ingenieros" - nuevos criminales mutantes!

"Ingenieros" - nuevos criminales mutantes!

Estos denominados ingenieros no significa que hayan obtenido la diplomatura o licenciatura del criminal o asesino, si no que, son como una especie de mutantes que convierten sus heridas, en armas terribles. Así veremos brazos convertidos a sierras de metal y carne humana, un pene amputado en un cañón lanzamisiles, una vagina como si fuera la boca de un cocodrilo, unos pechos amputados en surtidores de leche ácida.… Pero dichos ingenieros tienen un origen, el Keyman (Itsuji Itao), un mad doctor a la japonesa, que da con la llave (nunca mejor dicho) para crear este tipo de criminales.

Pero la policía cuenta con una tipo de polis de élite, los caza-ingenieros, y uno de sus efectivos más peligroso es Ruka (Eihi Shiina), una de las agentes más bella pero letal a la vez. Será la encargada de dar caza al Hacedor de Llaves, encargo especial del jefe de Policía de Tokyo (Yukihide Benny).

En su aventura, Ruka se encontrará con todo tipo de situaciones, la mayoría de ellas sangrientas e increíbles, pero a su vez, descubrirá parte de su pasado, y dará con la clave de muchos de sus interrogantes personales.

Tokyo Gore Police - Girls

Tokyo Gore Police - Girls

En definitiva, una orgía de sangre a chorretones, sexo bizarro, fetichismo (cuero y látex) por doquier, violencia explícita, seres aberrantes y/o otras abominaciones, mutilaciones, desmembramientos, descuartizaciones, peleas con espadas, sierras, garras…. Todo lo que necesita un buen fan del splatter japonés. Abstenerse gente de pocas miras o tiquismiquis del género¡!!!!

Suerte que dentro de poco tendremos las maratones: Midnight X-treme de Sitges, así cada año, podemos ver aunque sea en dosis ultra-concentrada este tipo de pelis…. Luego, así acabamos todos, medio tarumbas y majaretas!

¡Nishimura!!! Para cuando la secuela ¿?

El País del Sexo Salvaje (1972)

El País del Sexo Salvaje (1972)

El País del Sexo Salvaje (1972)

El País del Sexo Salvaje” (Dir: Umberto Lenzi – Il paese del sesso selvaggio, 1972), también conocida allende de nuestras fronteras como “El Hombre del Río Profundo”. John Bradley, un fotógrafo inglés, llega a Tailandia para visitar el país viéndose envuelto poco tiempo después en  una pelea en un club nocturno con un nativo, con tan mala fortuna que éste muere acuchillado por el fotógrafo. Para escapar de las autoridades, John contratará a un guía que lo adentrará por medio de un caudaloso río a través de las selvas tailandesas. Creyéndose libre de todo peligro, una mañana, al despertar, se encuentra con el guía muerto flotando en el agua y con una tribu salvaje que lo miran desconcertados al llevar John el traje de submarinismo, motivo que hace que le confundan con un dios de las aguas. Rápidamente, los indígenas lo capturan y lo llevan a su poblado donde lo mantendrán preso y lo utilizarán para sus tareas más serviles. María, una nativa ya entrada en años que entiende su idioma por haber tenido contacto con un misionero es la única que tiende a ayudarle y a hacerle más llevadera su esclavitud. Sin embargo, John solo tiene ojos para Maraya, hija del jefe de la tribu, la cual y desde el primer momento también manifiesta una cierta atracción hacia él. Tras un intento frustrado de huída,  John acabará por resignarse e integrarse en la tribu, siendo aceptado por todos ellos de tal manera que, tras formar pareja con Maraya, y después del ataque súbito de una tribu rival caníbal que arrasará el poblado, se hará con el liderazgo renunciando a volver a la civilización.

Detrás de este título un tanto horroroso, se esconde un film que vale la pena destacar por varias razones. Dirigida por Umberto Lenzi, sería la primera incursión en el género de caníbales selváticos, género que tuvo su máximo apogeo entre los años 70 y 80, y en el cual los italianos fueron sus máximos exponentes. El propio Lenzi dirigiría más tarde  la mediocre “Comidos Vivos” (1980) y la bestial “Caníbal Feroz” (1981). Sin embargo,  cuando hablamos de las películas con esta temática a todos nos viene a la mente la popular “Holocausto Caníbal” de Ruggero Deodato (1980). Recordemos que en su momento fue todo un éxito, debido a que la revista “Interviu”  había publicado un reportaje anterior al estreno, que confirmaba que las secuencias de la película donde los reporteros eran masacrados por los caníbales eran verídicas. La numerosa cola de espectadores que se formó en lo que antes era el cine Goya, ávidos de ver una supuesta snuff movie, fue todo un espectáculo. España hizo sus pinitos también en el género con la peor película de caníbales jamás filmada: “Terror Caníbal” de Julio Tabernero (1981).

Volviendo a la película que nos ocupa, “El País del Sexo Salvaje”, pese a ser la pionera del género, se aparta bastante de las películas que después la seguirían. Las típicas secuencias de caníbales, descuartizando y devorando a sus víctimas, aquí son más bien escasas, ya que los devoradores de hombres no son los nativos protagonistas que capturan a John, sino la tribu rival. Podemos contemplar alguna que otra amputación de lengua, otra de un pecho y poco más. Por el contrario, las matanzas reales de animales, de las cuales no soy nada partidario, se manifiestan en toda su crueldad: un cordero degollado, un pequeño cocodrilo salvajemente mutilado, la lucha de una mangosta contra una cobra, y, la más heavy de todas, somos testigos de cómo a un mono le sujetan la cabeza, y de un machetazo  le cortan el cuero cabelludo dejando al descubierto los sesos, que serán rápidamente saboreados por los indígenas. Dicha secuencia, casi calcada, la podemos ver también en una de las películas de la salvaje serie  “Rostros de Muerte”, y si cambiamos al mono por un hombre, tendremos más de  lo mismo en la película “Caníbal Feroz”, del propio Lenzi.

Más que una película de caníbales en sí “El país del sexo salvaje” parece una película de aventuras, sazonada con una historia de amor, la existente entre John y Maraya. Su  desarrollo temático es sospechosamente parecido al del film “Un Hombre Llamado Caballo” de Elliot Silverstein (1970), aunque este último es superior con mucho al de Lenzi. En el film italiano,  el protagonista, para ser aceptado por la tribu, es atado a un poste giratorio dentro de una cabaña y es mortificado con unos dardos disparados por los varones de la tribu. Recordemos que en la película de Silverstein, Richard Harris era sometido a una tortura mucho más bestial, colgado por el pecho y elevado en el aire,  para ser expuesto a los rigores del sol durante un día. A pesar de los paralelismos existentes entre ambas películas “El país del sexo salvaje” se deja ver con agrado,   siendo destacables la fotografía y los paisajes naturales.

Mutilaciones y otros pasatiempos.

Mutilaciones y otros pasatiempos.

Al principio de la película se nos informa que los ritos de los indígenas que podremos presenciar son reales. Destacan  la escena donde tras la muerte de uno de los nativos su cuerpo es incinerado, y su viuda es obligada a copular con todos los sementales de la tribu, tendida sobre las cenizas del difunto. Otro rito curioso es el que permite a las nativas escoger a su compañero: desnudas dentro de una choza y con los ojos vendados,  son palpadas por los machos de la tribu a través de unos agujeros practicados en la pared. Depende del buen quehacer del toqueteo en cuestión la mujer decidirá quién es el afortunado que compartirá su lecho.

En cuanto a interpretación se refiere, Ivan Rassimov como John Bradley cumple más que correctamente con su cometido, y Me Me Lai como Maraya nos deleita con la mayor parte de los desnudos de la película, cosa que es de agradecer por ser poseedora de una gran belleza exótica. Rassimov repetiría con Lenzi en “Comidos Vivos” interpretando el papel de líder de la secta, al estilo de Jim Jones, y Me Me Lai se volvería una asidua del género protagonizando también “Comidos Vivos” y la más que interesante “Mundo Caníbal, Mundo Salvaje” de Ruggero Deodato (1976).

Y para acabar, solo comentar que “El País del Sexo Salvaje” se estrenó en España con la clasificación “S”. No sé si por las escenas eróticas, que no son demasiadas, o por la violencia expuesta en la película.

By Miscua!