Premutos – El Angel Caído (1999)

Der gefallene Engel

Der gefallene Engel

Hace tiempo que quería escribir para el blog la reseña de Premutos ya que no son pelis que se dejan ver fácilmente, y que si no la visionamos bajo la óptica adecuada, podemos sacar un resultado nefasto… Y que es muy probable, que sea la opinión generalizada de la mayoría.

Antes de nada, debo advertiros que Premutos es una cinta que se enmarca dentro del ultragore alemán, es decir, dentro del género gore (y que hoy en día, erróneamente a todo se le llama gore), con sus producciones van más allá, llevando el gore a su extremo más violento, sádico y sangriento. Dentro de esta corriente nos encontramos realizadores alemanes, tan prestigiosos y aclamados como Timo Rose, Andreas Schnaas, Olaf Ittenbach, y el que está considerado el padre de todos ellos, Jörg Buttgereit.

A partir de esta premisa, y habiendo avisado a los incautos y neófitos, pasamos a la… chicha!

Premutos – El Angel Caído (Der gefallene Engel o Lord of the Living Dead, 1999) es en cuerpo y alma obra de Olaf Ittenbach que se encarga de la historia, realización, producción y FX’s, llevados a la máxima expresión.

El film empieza con una voz en off que nos irá contando el origen Premutos. A pesar de lo que la gente pueda pensar, ni Lucifer ni más tarde Jonás fueron los primeros ángeles caídos. El más viejo de su estirpe, fue Premutos, el primer ángel caído de la historia, erigido como el soberano de la vida y la muerte. Reencarnado regresará a la tierra para sembrar la enfermedad, el odio, la muerte y el pecado.

Premutos recién salido del cascarón...

Premutos recién salido del cascarón...

En esta misma intro, se nos ubica en la India 1023 AD, en una especie de batalla campal donde vemos el nacimiento de un ser con grandes poderes, sediento de muerte y sangre. A partir de esta escena, iremos saltando de épocas, a modo de flashbacks inconexos y sin ningún tipo de sentido.

Tras la India, saltamos al 1942 donde un campesino llamado Rudolph está buscando el legado de Premutos, el libro que le permita la resurrección del Anticristo. Luego pasa a la época moderna, luego, a la época medieval y así daremos un repaso histórico a modo de Érase una vez… Premutos!

Precisamente, es en estos flashbacks donde veremos gran cantidad de escenas gore, puesto que al tratar todas ellas sobre la profetización de Premutos o el intento de resurgir sus poderes. Tales flashbacks estarán repletos de sangre, mutilaciones, desmembramientos, descuartizamientos, etc, etc, etc… Vaya un deleite para el fan del Gore!

En la época actual, la historia nos traslada a una ‘peculiar’ familia germana, compuesta por: Mathias (Olaf Ittenbach), el hijo tonto; Walter (Christopher Stacey), el padre fanático de las armas; Sandra (Susanne Grüter), la hermana-trans fetichista y la madre medio boba, Rosina (Heike Münstermann).

Como es el cumple de Walter este planta un pino en el jardín… Anda! No seáis mal pensados, que es que lo planta de verdad! En su excavación, da con una maleta que contiene un libro antiguo, a modo de Necronomicón o Libro de los Muertos, a lo Evil Dead. Luego, por la tarde-noche, Walter celebrará su cumple con unos amiguchos: la guapa Tanja (Ella Wellmann); el calzonados de Hugo (André Stryi) y su cansina mujer, Edith (Anke Fabre) y un negrito, Christian (Fidelis Atuma), que no pega ni con pintura…

Durante la Party Monster, Mathias está más aburrido que una ostra, empieza a leerse el libro, desatando así un festival – orgía de sangre, muerte y destrucción!

Varios son los puntos flojos, por no decir nefastos de Premutos, y aunque muchos traten de compararla con Braindead o Bad Taste… es lo que hay, ni más ni menos, lo tomas o lo dejas. Uno de ellos, sin duda alguna es la propia interpretación de los ‘actores’ y ‘actrices’. Más bien diría yo que se tratan de un grupo de teatro amateur, que hace más bien, lo que puede.

Pobre Walter.... acabar así!

Pobre Walter.... acabar así!

La historia en sí, con tanto flashback histórico, y tanta aclaración – auto justificación del ángel caído, enreda más que aporta. Le quita fluidez al desarrollo de la peli, entorpeciendo su acción, e incluso en algunos momentos, la hace soporífera. Menos historia y más gore!

Destacar otro punto que a mí personalmente, no me pareció correcto utilizar. Zombies, y eso que en su época todavía no los encontrábamos hasta en la sopa. Pero se podría haber justificado la creación de una legión de seguidores del Anticristo, sin la necesidad de utilizar el recurso fácil, es decir, el zombi tonto de turno.

Otro punto negativo es a su vez, Olaf Ittenbach, que como no, se vio obligado a rodar con sus propios medios, Premutos, y esto se nota en el acabado final de la peli. Seguramente, si hubiera podido contar con el respaldo de una productora, el resultado hubiera sido muuucho mejor, visualmente hablando. A veces, vemos fallos de montaje y post-producción que no creo que pudieran subsanarse, puesto que se hacía una única toma y a cascarla!

No obstante, esta autosuficiencia lo convierte en un punto fuerte. Y es que Ittenbach se hace cargo de los FX’s al completo. Son sencillamente brutales! Cráneos reventados, amputaciones, explosiones craneales, separaciones troncales, y un largo etcétera de bizarradas, convierten a Premutos, en un disfrute visual para el fanático del gore.

Seguramente, muchos de vosotros pensaréis: Como puede gustarle eso a alguien? O en que mente se concibe rodar o parir una película así? Pues, no pienso caer en el topicazo del telediario; y simplemente, os preguntaré: ¿Y por qué no? Al fin y al cabo somos humanos, y desde tiempos pretéritos, nos va la sangre y la carne, no ¿?

Bienvenidos al Horror & Gore!

Historia de Ricky (1991)

Lik Wong

Lik Wong

Para mí vuelta al blog, me veía en la obligación de reseñar una peli de culto, y no se me ocurrió otra que: Historia de Ricky por la fuerza que desprende.
Una manera de volverme a encontrar con todos vosotros y demostraros que vengo con energías renovadas y con ganas de ‘liarla parda’…

Historia de Ricky está basada en un manga, Riki-Oh, creado por Masahiko Takajo y Saruwatari Tetsuya. Esta co-producción china (Hong Kong) – japonesa combina a la perfección el tradicional cine de acción de artes marciales, donde los asiáticos son los reyes del mambo, con grandes dosis de gore… y menudo gore nos espera!

Historia de Ricky (Story of Ricky, título original – Lik Wong, 1991) fue dirigida por Ngai Kai Lam, que también se encarga del guión.

La trama nos traslada al año 2001, donde las autoridades han privatizado las prisiones, convirtiéndolas en empresas. Nuestro protagonista, Ricky Oh (Siu-Wong Fan) tiene 21 años, y está condenado a 10 años de cárcel por homicidio sin premeditación, es decir, a la ‘gornú’… ah! Y agresión, que no se nos olvide!
En su presentación, descubrimos de Ricky que alberga 5 balas de recuerdo en su pecho… los hay que coleccionan llaveros o imanes para la nevera… pero como él es más chulo que un ocho, lleva balas!

Desde el primer momento, Ricky hará ‘amigos’ en la trena muy rápidamente, el chulillo de las duchas, ‘capitán’; un gordaco enorme, ‘zorro’… No olvidemos que en el trullo todo quinqui tiene un apodo. En esos momentos, descubriremos por donde van a ir los tiros…. Mejor, dicho, puñetazos y patadas!

La ‘buena conducta’ de Ricky, llama la atención de Oscar (Frankie Chin), el líder del ala norte, donde está Ricky. Cada ala tiene un líder y estos son conocidos como la pandilla de los 4.

Un flashback nos aclarará el origen de los poderes y la fuerza inhumana de Ricky. Y es que siendo joven, se encuentra de casualidad en un cementerio a su tío, y le pide que le enseñe Chi Kung (o como cojones se escriba esto).
Esta arte marcial utiliza la energía del cuerpo humano como escudo contra toda fuerza sobrenatural, y por eso, nos harán una sesión de poliespán.

Como la fama ya precede a Ricky, el ayudante del alcaide, quiere conocerlo… bueno, más bien putearlo, pero eso él no lo sabe. Tras su encuentro, Oscar quiere darle una clase particular a Ricky sobre las normas de la prisión, pero el tiro le sale por la culata, y acaba un poco, difunto.

Taizan Lepaltiendo amoL!

Taizan Lepaltiendo amoL!

Esto provoca que los otros líderes de las alas de la prisión, la tomen con Ricky… pobrecillo, él que sólo se dedica a pasear, hacer amigos y tocar la flauta… Así, conoceremos a Rogen (Yukari Oshima), líder del ala oeste, Taizan, del este (atención a las intervenciones de este grandullón); y Freedan, del ala sur. Pero a Ricky sólo le importa (marranote…) Allen, el ahijado viudo de Oscar. Esto hace que los 3 chungos de la prisión, se pongan celosos de Allen.

Como veis, la trama no presentará muchas complicaciones, salvo los flashbacks que dan pena o risa, según se miren. Pero como el fuerte de la película van a ser las hostias y el gore, con la Historia de Ricky no saldremos defraudados.

Puñetazos, patadones, aplastamientos, perforaciones, destripamientos, collejones, desmembramientos, mutilaciones… y sangre y más sangre, se convierten en el vehículo conductor durante toda la película.

Por este motivo, cualquier fan del gore tendrá que tener este film siempre en su mente, y aunque la cinta tenga ya sus añitos, deja verse con facilidad. Aunque ciertos, FX’s hacen evidente el paso del tiempo, también forma parte de su encanto. Una peli de artes marciales con ostias a cascoporro, que si las comparamos con las de Jackie Chan, son de risa!

Chorros de sangre, prótesis de látex, muñecos aplastados, tripas y vísceras… harán el deleite de los ‘gourmets’ del gore. Y encima, Historia de Ricky tiene mensaje social y todo: “Los prisioneros también somos personas!” Y si no… que se lo digan al Vaquilla, no ¿?

Nekrofílmicos: vuelve a las Autopsias y los Desmembramientos!

Noticias Nekrofilmicos.com

Noticias Nekrofilmicos.com

Como muy bien habréis podido comprobar algunos de vosotros, hemos ‘sufrido‘ un parón blogero! Os podríamos contar mentiras tipo, ha sido por motivos personales, profesionales, motivos xXx (que son los que más nos gustan)… pero no, ha sido, por que nos hemos estado rascando el güeval!

Tras esta intro aclaratoria, primero de todo, pediros disculpas a todos: engendros, seguidores del blog, enfermos mentales y demás seres incorpóreos, que en mayor o menor medida, leíais el blog o lo descubristeis en algún momento de vuestras tristes y/o solitarias vidas…

Y segundo, informaros, comunicaros o vomitaros directamente, que volvemos… sí, sí; no hemos muerto ni fallecido en el intento! Volvemos a la actividad, muy a pesar de algunos y motivo de jolgorio para otros! Poco a poco, intentaremos coger el ritmo de antaño, y os deleitaremos con nuestras autopsias y destripamientos cinéfilos. Para ello os pido un poco de paciencia (más aún… qué cabritos!) para que podamos ponernos a tono! (juer, esto parece una apología a la drogadicción).

Poseso, que nos hace mucha ilusión volver de nuevo a la carga! Juer… parece esto la vuelta al cole.

En fin Engendros… Que lo disfrutéis i Bon Profit!

Reseñas: autopsias, desmembramientos, descuartizaciones

Reseñas: autopsias, desmembramientos, descuartizaciones

Dream Home (2010)

Dream Home (2010)

Dream Home (2010)

Por suerte, todavía conservo un poco de instinto para detectar buenas pelis de terror, sobre todo, cuando mi método para elegir títulos en Sitges, se basa en la sensación que me da el título, saber quien es el director, ver una foto (como máximo) de la peli, y NUNCA leer ni la sinopsis ni ver el tráiler. Bueno, algunas veces cuando me pongo pelis de relleno, no me queda otra elección que ver el tráiler, pero son eso, relleno.

Pero con Dream Home mi instinto (básico) funcionó al 100% y acerté de lleno. No sólo lo pienso yo, la “crítica” que raras veces acierta y a la que nunca debemos tener en cuenta para elegir una peli; le ha otorgado Premio a los Mejores Efectos de Maquillaje, a Vitaya Deerattakul & Andrew Lin y el Premio de Mejor Actriz, para la guapa, Josie Ho. Esto en sí, ya tiene mucho más mérito!

Dream Home es una buena cinta de terror, con una slasher un tanto atípica y con unas escenas gore brutales, extremas! De lo mejorcito que he visto últimamente. Pero no os penséis que la cosa se queda aquí… NO! El film encierra una crítica social muy fuerte sobre la sociedad de Hong Kong, y la situación que tienen los jóvenes treintañeros, para realizar sus sueños, en este caso, acceder a su primera vivienda.

En muchas cintas del género que conllevan una crítica social, las que primero se me vienen a la mente, son las pelis de Romero, primero se presenta la peli de terror, y como moraleja o colofón final, se realiza la crítica social. En Dream Home, es al revés, primero se presenta la sociedad y su problemática, y esta es la que lleva a nuestra protagonista, a una situación desesperada, y entonces, es surge la peli de terror. En este sentido, debemos entender el uso de la violencia (en este caso extrema) y la muerte, como una vía para solucionar ese problema. En Dream Home, no se cuestiona si esa vía es la correcta o amoral, pues no se da alternativa posible, por tanto, es el único método posible para atacar un problemas, y a nosotros, personalmente, nos encanta que haya sido este, porque si no hubiéramos tenido un film bien distinto al que aquí reseñamos.

Dream Home está dirigida por Ho-Cheung Pang (no confundir con uno de los Pang Brothers), que también se encarga de la historia, guión y producción. Anteriormente, también ha escrito y dirigido otras películas como Trivial Masters o Love in a Puff; pero creo que esta es su primera incursión en el mundo del terror. Wai dor lei ah yut ho, título en chino, es una película rodada y producida en Hong Kong, diferenciándola de todo ese cine alternativo o de autor, que se proyecta en la snob y progre sala Verdi.

Sangre! Sangre! Sangre y Violencia!

Sangre! Sangre! Sangre y Violencia!

Dream Home, es la historia de la joven y bella, Cheng Lai Sheung (Josie Ho) y la vida de pringada que lleva. Pero pringada en todos los sentidos, tiene un curro de mierda como teleoperadora en un banco ofreciendo créditos personales, es decir, intentando timar al próximo para conseguir así una prima. Encima no tiene pareja, pero es la amante de Siu To (Eason Chan), casado y con una niña pequeña, que utiliza a Cheng para sus borracheras y sexo; pero cuando esta le pide ayuda, la deja en la estacada. Algunos no entienden porque se nos muestra esto, yo pienso que forma parte del proceso de degradación que sufre Cheng para llevarla al borde del abismo!

La vida familiar de Cheng también es una mierda, el padre enfermo (Norman Chui Siu Keung) y un hermano adolescente a su cargo, los convierten en un lastre para realizar sus sueños. En los varios flasbacks que se suceden en el film, nos muestran también una pobre y modesta niñez de Cheng, muy liagada a su abuelo ex pescador, y sus recuerdos de vivir en el puerto. Cheng le promete a su abuelo que un día tendrán un apartamento en la exclusiva zona de Puerto Victoria, donde se erigen unos rascacielos, con apartamentos de lujo… Pero todo se queda en un sueño.
Encima, Cheng no puede llevar una vida normal como la de cualquier joven treintañera, no puede gastar ni un dólar, porque quiere ver cumplido su sueño; y pluriemplearse como dependienta en una tienda!

Como veis el futuro de Cheng está muy negro, pero un atisbo de luz se le aparece cuando tiene la posibilidad de comprar un apartamento para ella en Puerto Victoria. Hasta dónde será capaz de llegar para ver cumplido su único sueño ¿?

No es de extrañar que nuestra joven protagonista borde un papel, convirtiéndose en una psicópata, fría y calculadora, capaz de arremeter contra todo el que se le ponga por delante! Y de qué manera chicos!!! Nos lo concentran todo para el último tramo de la peli, seguramente, esta es la crítica negativa que emitirán de Drean Home, pero qué final chicos!!!

Cheng en plena acción!

Cheng en plena acción!

Sangre, violencia extrema, amputaciones, empalamientos, vísceras, desmembramientos y un curso rápido sobre los utensilios caseros con los que se puede acabar con la peña, nos deleitarán con un final apoteósico y delirante! En serio chicos, la espera vale la pena, porque Josie Ho, se sale!

¿Y vosotros qué haríais para ver cumplido vuestro único sueño?

Tucker & Dale vs Evil (2010)

Tucker & Dale vs Evil

Tucker & Dale vs Evil

Cada año en el Festival de Sitges nos encontramos con gratas sorpresas que sin recibir tanto bombo y platillo por los supuestos “expertos” para nosotros se convierten en Indispensables. Si el año pasado ya nos pasó con The Loved Ones (2009), precisamente, en la Marató més Killer, este año nos ha vuelto a pasar lo mismo con Tucker & Dale vs Evil.

Esta horror comedy os divertirá desde el minuto uno hasta el final, capaz de aportar frescura y originalidad a este, ya muy trillado, subgénero. Evidentemente, siempre que hablamos de comedias terroríficas, nos vienen a la mente films como: Evil Dead o Zombies Party.  El año pasado también vimos una comedy horror, Lesbian Vampire Killers (2009), donde predomina mucho más la comedia que el cine de terror en sí.

Dale dando miedo!!!

Dale dando miedo!!!

Tucker & Dale vs Evil está dirigida por un actor pasado a director, Eli Craig (La ira o Space Cowboys), siendo está su opera prima; y chicos, qué manera de estrenarse! Este hombre promete! Además, el fichaje de los dos actores principales es la clave, ya que como en otras ocasiones hemos podido comprobar, los dúos en las horror comedy’s funcionan de maravilla. Así pues, Tyler Labine (Reaper) y Alan Tudyk (Un lío embarazoso o Un funeral de muerte), cumplen con su cometido, desternillarnos de risa! El resto de personajes, girará en torno a ellos,  destacando también a Katrina Bowden, como la chica más interesante del grupo universitario.

Sí, es cierto, en Tucker & Dale vs Evil hay los mismos tópicos de siempre: grupo universitarios desprendiendo feromonas y ganas de juerga, un par de paletos (red), una localización totalmente apartada de la civilización y el típico fin de semana de sexo y borracheras… Qué más se puede pedir ¿? Pero precisamente, el uso de estos tópicos es lo original de Tucker & Dale… ya que, el humor que vemos no es el típico burdo y soez, es decir, el recuso fácil. No, no, en absoluto la trama se nos presenta desde una óptica o punto de vista distinto al habitual, mostrando un humor recurrente y muy divertido. No sabemos si Eli Craig es más fan de las comedias o del cine de terror, pero la unión de ambos, en esta cinta está totalmente equilibrada, mostrando asesinatos y sangre, muy bien realizadas y ejecutadas. Y es que precisamente, las muertes son otro punto de humor dentro de Tucker & Dale, cada una de ellas, es tratada de una manera divertida y absurda!

Tucker en plena acción!

Tucker en plena acción!

Como ya hemos dicho en esta película, un grupo de universitarios guapos, cachondos y con ganas de juerga, se van de típico fin de semana, en plena montaña (lo mismo de siempre, sin cobertura en sus teléfonos móviles). En este grupito, nos encontramos con Allison (Katrina Bowden), Chad (Jesse Moss), Chloe (Chelan Simmons), Jason (Brandon Jay McLaren), entre otros….

Dale (Tyler Labine) y Tucker (Alan Tudyk), un par de paletos de la América profunda, se dirigen a la recientemente adquirida cabaña de madera (propiedad de Tucker), una cabaña de verano que la utilizarán para sus redneck aficiones. Por el camino, coinciden en una gasolinera con el grupito de universitarios, y estos rápidamente se muestran hostiles y pre juiciosos con nuestro par de garrulos. Además, Dale intenta entablar conversación con ellas, aunque la forma no resulte la más apropiada…

A partir de ahí, los tópicos de las pelis de terror  se tratan de forma directa: noche en el bosque, todos alrededor de la hoguera, historia de miedo contada por Chad sobre unos asesinatos en la región, baño nocturno, cabaña que con sólo verla ya da grima, etc, etc… Gracias a ese baño, Dale y Tucker salvan a Allison de ahogarse, pero sus amigos no se lo toman muy bien, y se piensan que es otra cosa… Y no me extraña! Jajajajajaja.

Serán capaces nuestros jóvenes universitarios de rescatar a Allison de las garras de Dale & Tucker, sin morir en el intento ¿?

Continuando con los tópicos, las ridículas muertes son claramente, un tributo a pelis como La Matanza de Texas: auto-empalamientos, trituraciones, inmolaciones, disparos fortuitos,… Y es que este film está plagado de sangre, gore, tripas, vísceras, desmembramientos, descuartizaciones,…. Y de qué manera!!

Por suerte año tras año, la Marató més Killer, nos reserva unas joyas brutales e increíbles… Con Tucker & Dale vs Evil, el despiporre está asegurado! Una película excelente!

Tokyo Gore Police (2008)

Tokyo Gore Police (2008)

Tokyo Gore Police (2008)

Con Tokyo Gore Police cierro el mini-ciclo de pelis visionadas este verano, y si leéis las últimas reseñas que os he publicado (The Human Centipede & Guinea Pig 2), veréis que ha sido un ciclo caracterizado por la sangre y más sangre.

Faltaría reseñar Martyrs que también volví a revisionar, y que le propuse a Fiver hacer un cuadramiento neuronal para hacer una reseña cruzada, pero ya veremos cuando lo llevamos a cabo, puesto que ahora estamos pendientes de Sitges… aunque alguna que otra reseña os caerá antes del festival, no os preocupéis.

Hablar de Tokyo Gore Police, es lo mismo que hablar de Yoshihiro Nishimura (padre de la criatura) que para todos aquellos que no los sepáis es responsable también de: Vampire Girl vs. Frankenstein Girl (2009), Mutant Girls Squad (2010) que esperamos ver en el festival de Sitges; pero a nivel de efectos especiales y/o maquillajes también ha participado en: The Machine Girl (2008), Hard Revenge Milly (2008), RoboGeisha (2009), Samurai Princess (2009),… entre muchas otras. Es decir, de lo bueno, lo mejor!

Chica Cocodrilo

Chica Cocodrilo

Mencionar a estar alturas al Sr. Nishimura es relacionarlo con splatters japoneses (=pelis gore) donde la sangre sale a borbotones y los desmembramientos están a la orden del día. Independientemente, de las idas de olla que ya sea bien por cultura (oriental) o por mentalidad (creativa), serían muy difíciles de realizarse por estos lares, y no sólo me refiero a nuestro país, si no también, al resto de Europa.

Entiendo perfectamente, que este tipo de películas no susciten ningún tipo de interés en la gran mayoría de público o fan del cine de terror, por considerarlas absurdas y carentes de sentido común; pero es ahí donde radica su genialidad. Presentarnos unas películas de este tipo a algunos de nosotros (de mente enfermiza), es como una válvula de escape, como una peli porno pero sin cumshot.

Tokyo Gore Police (dirección | maquillaje y FX’s: Yoshihiro NishimuraTôkyô zankoku keisatsu, 2008), nos traslada a un futuro cercano pero atemporal. En este futuro el departamento de policía de Tokyo ha sido privatizado. Los agentes vestidos a lo samurai tienen serios problemas para atrapar a un nuevo tipo de criminales, los “ingenieros”.

"Ingenieros" - nuevos criminales mutantes!

"Ingenieros" - nuevos criminales mutantes!

Estos denominados ingenieros no significa que hayan obtenido la diplomatura o licenciatura del criminal o asesino, si no que, son como una especie de mutantes que convierten sus heridas, en armas terribles. Así veremos brazos convertidos a sierras de metal y carne humana, un pene amputado en un cañón lanzamisiles, una vagina como si fuera la boca de un cocodrilo, unos pechos amputados en surtidores de leche ácida.… Pero dichos ingenieros tienen un origen, el Keyman (Itsuji Itao), un mad doctor a la japonesa, que da con la llave (nunca mejor dicho) para crear este tipo de criminales.

Pero la policía cuenta con una tipo de polis de élite, los caza-ingenieros, y uno de sus efectivos más peligroso es Ruka (Eihi Shiina), una de las agentes más bella pero letal a la vez. Será la encargada de dar caza al Hacedor de Llaves, encargo especial del jefe de Policía de Tokyo (Yukihide Benny).

En su aventura, Ruka se encontrará con todo tipo de situaciones, la mayoría de ellas sangrientas e increíbles, pero a su vez, descubrirá parte de su pasado, y dará con la clave de muchos de sus interrogantes personales.

Tokyo Gore Police - Girls

Tokyo Gore Police - Girls

En definitiva, una orgía de sangre a chorretones, sexo bizarro, fetichismo (cuero y látex) por doquier, violencia explícita, seres aberrantes y/o otras abominaciones, mutilaciones, desmembramientos, descuartizaciones, peleas con espadas, sierras, garras…. Todo lo que necesita un buen fan del splatter japonés. Abstenerse gente de pocas miras o tiquismiquis del género¡!!!!

Suerte que dentro de poco tendremos las maratones: Midnight X-treme de Sitges, así cada año, podemos ver aunque sea en dosis ultra-concentrada este tipo de pelis…. Luego, así acabamos todos, medio tarumbas y majaretas!

¡Nishimura!!! Para cuando la secuela ¿?

El País del Sexo Salvaje (1972)

El País del Sexo Salvaje (1972)

El País del Sexo Salvaje (1972)

El País del Sexo Salvaje” (Dir: Umberto Lenzi – Il paese del sesso selvaggio, 1972), también conocida allende de nuestras fronteras como “El Hombre del Río Profundo”. John Bradley, un fotógrafo inglés, llega a Tailandia para visitar el país viéndose envuelto poco tiempo después en  una pelea en un club nocturno con un nativo, con tan mala fortuna que éste muere acuchillado por el fotógrafo. Para escapar de las autoridades, John contratará a un guía que lo adentrará por medio de un caudaloso río a través de las selvas tailandesas. Creyéndose libre de todo peligro, una mañana, al despertar, se encuentra con el guía muerto flotando en el agua y con una tribu salvaje que lo miran desconcertados al llevar John el traje de submarinismo, motivo que hace que le confundan con un dios de las aguas. Rápidamente, los indígenas lo capturan y lo llevan a su poblado donde lo mantendrán preso y lo utilizarán para sus tareas más serviles. María, una nativa ya entrada en años que entiende su idioma por haber tenido contacto con un misionero es la única que tiende a ayudarle y a hacerle más llevadera su esclavitud. Sin embargo, John solo tiene ojos para Maraya, hija del jefe de la tribu, la cual y desde el primer momento también manifiesta una cierta atracción hacia él. Tras un intento frustrado de huída,  John acabará por resignarse e integrarse en la tribu, siendo aceptado por todos ellos de tal manera que, tras formar pareja con Maraya, y después del ataque súbito de una tribu rival caníbal que arrasará el poblado, se hará con el liderazgo renunciando a volver a la civilización.

Detrás de este título un tanto horroroso, se esconde un film que vale la pena destacar por varias razones. Dirigida por Umberto Lenzi, sería la primera incursión en el género de caníbales selváticos, género que tuvo su máximo apogeo entre los años 70 y 80, y en el cual los italianos fueron sus máximos exponentes. El propio Lenzi dirigiría más tarde  la mediocre “Comidos Vivos” (1980) y la bestial “Caníbal Feroz” (1981). Sin embargo,  cuando hablamos de las películas con esta temática a todos nos viene a la mente la popular “Holocausto Caníbal” de Ruggero Deodato (1980). Recordemos que en su momento fue todo un éxito, debido a que la revista “Interviu”  había publicado un reportaje anterior al estreno, que confirmaba que las secuencias de la película donde los reporteros eran masacrados por los caníbales eran verídicas. La numerosa cola de espectadores que se formó en lo que antes era el cine Goya, ávidos de ver una supuesta snuff movie, fue todo un espectáculo. España hizo sus pinitos también en el género con la peor película de caníbales jamás filmada: “Terror Caníbal” de Julio Tabernero (1981).

Volviendo a la película que nos ocupa, “El País del Sexo Salvaje”, pese a ser la pionera del género, se aparta bastante de las películas que después la seguirían. Las típicas secuencias de caníbales, descuartizando y devorando a sus víctimas, aquí son más bien escasas, ya que los devoradores de hombres no son los nativos protagonistas que capturan a John, sino la tribu rival. Podemos contemplar alguna que otra amputación de lengua, otra de un pecho y poco más. Por el contrario, las matanzas reales de animales, de las cuales no soy nada partidario, se manifiestan en toda su crueldad: un cordero degollado, un pequeño cocodrilo salvajemente mutilado, la lucha de una mangosta contra una cobra, y, la más heavy de todas, somos testigos de cómo a un mono le sujetan la cabeza, y de un machetazo  le cortan el cuero cabelludo dejando al descubierto los sesos, que serán rápidamente saboreados por los indígenas. Dicha secuencia, casi calcada, la podemos ver también en una de las películas de la salvaje serie  “Rostros de Muerte”, y si cambiamos al mono por un hombre, tendremos más de  lo mismo en la película “Caníbal Feroz”, del propio Lenzi.

Más que una película de caníbales en sí “El país del sexo salvaje” parece una película de aventuras, sazonada con una historia de amor, la existente entre John y Maraya. Su  desarrollo temático es sospechosamente parecido al del film “Un Hombre Llamado Caballo” de Elliot Silverstein (1970), aunque este último es superior con mucho al de Lenzi. En el film italiano,  el protagonista, para ser aceptado por la tribu, es atado a un poste giratorio dentro de una cabaña y es mortificado con unos dardos disparados por los varones de la tribu. Recordemos que en la película de Silverstein, Richard Harris era sometido a una tortura mucho más bestial, colgado por el pecho y elevado en el aire,  para ser expuesto a los rigores del sol durante un día. A pesar de los paralelismos existentes entre ambas películas “El país del sexo salvaje” se deja ver con agrado,   siendo destacables la fotografía y los paisajes naturales.

Mutilaciones y otros pasatiempos.

Mutilaciones y otros pasatiempos.

Al principio de la película se nos informa que los ritos de los indígenas que podremos presenciar son reales. Destacan  la escena donde tras la muerte de uno de los nativos su cuerpo es incinerado, y su viuda es obligada a copular con todos los sementales de la tribu, tendida sobre las cenizas del difunto. Otro rito curioso es el que permite a las nativas escoger a su compañero: desnudas dentro de una choza y con los ojos vendados,  son palpadas por los machos de la tribu a través de unos agujeros practicados en la pared. Depende del buen quehacer del toqueteo en cuestión la mujer decidirá quién es el afortunado que compartirá su lecho.

En cuanto a interpretación se refiere, Ivan Rassimov como John Bradley cumple más que correctamente con su cometido, y Me Me Lai como Maraya nos deleita con la mayor parte de los desnudos de la película, cosa que es de agradecer por ser poseedora de una gran belleza exótica. Rassimov repetiría con Lenzi en “Comidos Vivos” interpretando el papel de líder de la secta, al estilo de Jim Jones, y Me Me Lai se volvería una asidua del género protagonizando también “Comidos Vivos” y la más que interesante “Mundo Caníbal, Mundo Salvaje” de Ruggero Deodato (1976).

Y para acabar, solo comentar que “El País del Sexo Salvaje” se estrenó en España con la clasificación “S”. No sé si por las escenas eróticas, que no son demasiadas, o por la violencia expuesta en la película.

By Miscua!

Zombie Strippers! (2008)

Zombie Strippers! (Dir: Jay Lee, 2008)

Zombie Strippers! (Dir: Jay Lee, 2008)

¿Cuál sería el resultado de mezclar: zombies, sangre, serie B, tetas, Jenna Jameson y Robert Englund?
Pues sin lugar a dudas, Zombie Strippers! Con todo lo que eso conlleva, para que engañarnos!

A priori, el primer reclamo para el público macho ibérico, es sin lugar a dudas (chicos, y ya sabéis lo que dice el dicho…) es Jenna Jameson! Mega actriz porno americana cuenta con pocas apariciones en el cine convencional, una de ellas sería Evil Breed: The Legend of Samhain (Dir: Christian Viel, 2003), y que esperamos algún día haceros la reseña de la peli… Sólo por verla a ella, más de uno la habrá visionado! Bueno, y si a eso, le añadimos un elenco de strippers… tetas y pechugas por doquier!

El segundo reclamo (dependiendo de la depravación personal) sería ese pedazo de actor que es Robert Englund… sí, para los neófitos, el GRAN Freddy Krueger!

Y como último reclamo, nos encontramos con nuestros queridos zombies. Desengañémonos, en los 90’s hubiese sido imposible hacer una peli de zombis strippers, pero hoy en día que estamos zombificados, y tenemos zombis hasta en la sopa, pues no nos extraña encontrarnos con este título.

Zombie Strippers! (Dir: Jay Lee, 2008) es sin duda, una peli de serie B moderna, y verla con otras pretensiones o aspiraciones seria un completo error. Una vez entendida como un film de entretenimiento, zombies, sangre, tetas y más tetas; no nos llevaremos una decepción!

La trama nos sitúa en un futuro no muy lejano, pero sí surrealista, sobre todo lo entenderán los que estén atentos a las noticias, donde unos laboratorios, Industrias W, han desarrollado una sustancia tóxica. Esta toxina tiene fines militares y se utiliza para reanimar a los muertos por la falta de efectivos, y reactiva la función motriz del cerebro (Toma, base empírica!)

Jenna Jameson en modo zombie

Jenna Jameson en modo zombie

Como toda peli zombie que se precie, Industrias W tiene un incidente con el virus de marras, y avisan a una unidad del ejército de tipos/as duros/as que beben Napalm y mean fuego! Atención al diálogo-presentación de dicha unidad por que no tiene desperdicio!
El virus convierte a uno en un súper-soldado y como conejillo de indias se están utilizando voluntarios sin pasta (clase media). Pero el virus se está mutando, y si se transmite de hombre a hombre, este se deteriora; en cambio con las chichas (sexo fuerte), no sucede esto.

Evidentemente, la misión del mini-escuadrón será “limpiar” el lugar, por eso se meten al trapo. Momentos de FX’s de pena, con digitalización a tutti plen, sangre, disparos, disparos electromagnéticos,… Pero fallan en el intento, pues un miembro del comando es mordido, y para que sus propios compis de equipo no se lo cepillen, el sujeto se escapa. Y dónde se refugia ¿? Obvio, en un Show Girls! El Rhino, un club muy exclusivo con clientes muy exclusivos! Como veis la peli está sembrada de buenos diálogos!

En el club descubriremos un elenco de chicas cañón, con buenos argumentos para que como mínimo, le echemos un visionado a la peli:

  • Cat (Jenna Jameson), nuestra guest star. Lee y entiende a Nietsche!
  • Jeannie (Shamron Moore), la eterna rival de Cat
  • Jessy (Jennifer Holland), la pura y virginal stripper novata. Baila para la colostomía de su abuela… Y eso que cojones es ¿?
  • Lilith (Roxy Saint), la gótica stripper, idolatra a Cat. Otra celebrity en el reparto, pues es cantante y compositora.
  • Sox (Penny Drake), una exuberante pelirroja.
  • Berenge (Jeanette Sousa), la stripper autista.

Después que nuestro soldadito haga de las suyas con Cat, el negocio empieza a ir viento en popa a toda vela, ya que los clientes “exclusivos” acudirán en masa para ver las zombie strippers. Lo que pase eso sí con ellos, es harina de otro costal!

Al frente del negocio nos topamos con Ian Essko (Robert Englund), un histriónico pero divertido jefe; Madame Blavatski (Carmit Levite), una especie de meretriz de las chicas y nuestro querido Paco (Joey Medina), el “chispas” del local, destacamos su amistad con Pepe! Jajajajajaj…

Evidentemente, para el final no podía faltar la acción, tiros, explosiones, sangre, vísceras, mordidas, mutilaciones, desmembramientos (en sentido real inclusive), tetas, carne y bailes. Destacamos el duelo de gatas entre Cat y Jeannie, incluyendo demostración de ejercicios kegel o gimnasia vaginal, con lanzamiento de bolas, y el baile también vaginal de Lilith y Sox que le dedican a un misofóbico Robert Englund! Uuuuhmmmm… Al rico marisquito!

Incluye un final apocalíptico, a lo Resident Evil (cualquiera de sus entregas), donde se elabora una declaración de principios en pro de los zombies! A veces, suerte de las tetas, aunque sean purulentas!

Halloween 2 (2009)

Halloween II (Dir: Rob Zombie, 2009)

Halloween II (Dir: Rob Zombie, 2009)

Hola de nuevo Nekrofilmicos, hoy os traigo una de las últimas películas de Rob Zombie, Halloween 2 (Family is forever).

Michael y Laurie

La segunda parte de su remake de la obra maestra de John Carpenter. Película que no quería rodar pero que el estudio decidió hacer con quién fuera, y ante esa posibilidad Rob cogió el testigo, otra vez.

La primera parte me pareció una obra maestra que superaba a la original. En esta segunda, aunque impresionado, no puedo decir que me haya causado la misma impresión que me causó la primera. Aún así me ha entusiasmado esta revisión, dónde Rob nos pone sus propios toques a la historia rellenando pequeños huecos que dejaron en la versión de Carpenter.

Como siempre pasa en este jodido país esta película no verá nuestras salas de cine y seguramente pasará a DVD directamente con un poco de suerte, y aún tengo mis dudas. Por suerte tenemos el DVD de la versión americana, como siempre.

La historia sigue la nueva vida de Laurie Strode (Scout Taylor-Compton), la hermana de Michael, a la que vemos en su día a día, la convivencia con el Sheriff Lee Bracket (Brad Dourif) y su hija Annie (Danielle Harris), sus amigas, su vida en general. Hasta que llega la noche de Halloween y todo se tuerce, os suena el argumento?

También tenemos al Doctor Samuel Loomis (Malcolm McDowell) con su carisma habitual haciendo que todo el mundo le odie.

También tenemos apariciones de Deborah Myers (Sheri Moon Zombie), la madre de Michael.

Loomis y el jovencito Michael de fondo

Pequeños apuntes :

- La tercera parte la va a rodar el director Patrick Lussier y está proyectada para enseñársela al público en el 2011.

Deborah Myers y Laurie Strode

- Tyler Mane es el segundo actor que ha interpretado a Michael Myers en dos ocasiones.

- Esta es la primera película dónde se vé claramente a Michael de mayor sin la máscara.

- Se le ofreció la posibilidad a John Carpenter de hacer un cameo en esta segunda entrega, pero lo declinó.

- El actor que interpretó en la primera película al joven Michael, Daeg Faerch, tuvo que ser reemplazado por Chase Wright Vanek, debido a que hizo el estirón.

- Jeffrey Daniel Phillips hace dos papeles en esta película Howard Boggs y Seymour Coffins.

Y hasta aquí la información traducida y filtrada por mi mismo desde IMDB.

P.D.: Lo siento Spawn se que tu querrías hacer esta reseña, pero puedes publicar también tu la tuya, que seguro que es mas extensa ya que eres mas fan que yo de Rob.

Break (2009)

Break (dir: Matthias Olof Eich, 2009)

Break (dir: Matthias Olof Eich, 2009)

Break fue la tercera peli de la maratón Midnight X-Treme del sábado 03/10, y una de las que también prometía, habíamos visto el tráiler antes, y nos quedamos con un par de escenas. No obstante, antes de entrar nos comentaron que era bastante flojilla, y efectivamente, así fue.

Tras ver Break queríamos haceros un versus de opiniones entre Fiverjoffre y un menda, pero cuando comparamos versiones, casi estábamos diciendo las mismas cosas, así que os colgamos una reseña que contiene ambas opiniones, como si fuera una sola.

La verdad es que Break (dir: Matthias Olof Eich, 2009) y producida por Bernd Reichert es una cinta típicamente alemana, aunque claramente orientada al mercado americano! Aunque el cierto toque a splatter alemán, se nota en todo momento del film!

La película empieza con una breve introducción, donde desde un inicio, intuiremos que la cosa acabará mal, porque se ven unas escenas un tanto inquietantes y que servirán para preparar al espectador sobre lo que vendrá más adelante: sangre, muerte, dolor y tortura.

Break nos cuenta la excursión de 4 chichas, algunas de ellas llevan una especie de rollo bollo que asusta:

  1. Sara (Lili Schackert), la despechada. Acaba de cortar con su novio, y este es el motivo principal del viaje.
  2. Rose (Esther Maaß), está enamorada de Sara… Podrá confesarle su amor, durante la excursión ¿?
  3. Anna (Marina Anna Eich), la rubia lesbi.
  4. Melissa (Meelah Adams), fotógrafa aficionada que lo inmortaliza todo, todo y todo… Hasta su propia muerte ¿?
Nuestras protas divirtiéndose!

Nuestras protas divirtiéndose!

Estas chicas hacen un finde de chicas solas por la montaña y la naturaleza, y más montaña, y más naturaleza, y muchos fundidos (suponemos que es el único efecto que Matthias Olof debe haber aprendido de la escuela de cine, porque lo usa hasta la saciedad), y muchos árboles, y muchas flores, y muchas plantas, y muchos pájaros, y muchos bichos, y muchos minutos perdidos y sin sentido…. Parece más bien, una película sobre la casa de la Pradera que una peli de terror!

Ah, y por si fuera poco vivimos momentos Cosmopolitan, al puro estilo Death Proof (cuando las chichas están en el restaurante hablando de sus cosas, y se están la friolera cantidad de 30 minutos!)… para cortarse las venas y sacarse los ojos!!! En fin, todo esto es lo que nos deparará la película hasta que llegue la acción… Pero hasta que esto llegue la peli se convierte en soporífera!

La chicha de la peli aparece cuando nos presentan los típicos rednecks: Phillip (Sebastian Badenberg), una copia de Jacob Goodnight (alias Kane) y Samuel (Ralph Willmann), que serán los artífices de la violencia y sadismo que veremos en la cinta. Evidentemente, estos dos individuos están tarados, y se dedicarán a cazar a nuestras protagonistas creyéndose que son Bamby & Tambor.

Momento Pies!

Momento Pies!

A partir de entonces, veremos cuchilladas, descuartizamientos, desmembramientos, vejaciones, violaciones, persecuciones y sangre a raudales! Destacamos la insólita y divertida muerte de Melissa, que ya nos tenías hasta los güevos con tanta fotito; la violación y vejación de Anna, la pobre sufre de lo lindo, y es un poco la ida de olla del realizador o guionista, u otros momentos tan violentos, como el patadón que recibe una de ellas, tal cual fuera el lanzamiento de un balón de rugby!

Eso sí, el film en vez de ganar en calidad continua el mismo tono monótono y aburrido del mismo, alargando innecesariamente, las persecuciones, viendo momentos tan incomprensibles, como intentar camuflar a una de las chicas con 4 hojas y ya está… y como este, muchos otros. Serán nuestras chicas capaces de salir con vida o perecerán todas, a manos de nuestros salvajes y despiadados cazadores ¿?

No entendemos porque la trama se alarga hasta el cansancio, puesto que la peli contiene los elementos necesarios para atraer la atención del fan del gore y la brutalidad, y en cambio se pierde el tiempo, enseñando paisajes y más paisajes, u otros momentos chorra. No comprendo muy bien si Olof Eich ha querido presentarnos una peli con una trama e historia bien construida, pero en cambio, obtiene un resultado completamente distinto, provocando que el espectador tenga ganas que llegue el final.

Sadismo!

Sadismo!

Sara en acción!

Sara en acción!

En definitiva, con una duración un tanto más corta de la puesta en escena y de la historia, se hubiese conseguido un resultado mucho mejor, y más atractivo para todos nosotros, porque todos andábamos buscando una peli cruda, sádica y violenta, y en cambio, tuvimos una excursión al campo con florecillas y arbolillos, que despistan soberanamente, hasta cansarnos.

Opinión de Fiverjofre:
Por mi parte las dosis de mala leche, lo mal montada que estaba la película, el coñazo soporífero del principio a lo Death Proof…. si señores si, esta película de aqui a unos 20 años se podrá considerar de culto por mi parte. Y quién no esté de acuerdo que me chupe un pezón.

Macabre (2009)

Macabre (dir: The Mo Brothers, 2009)

Macabre (dir: The Mo Brothers, 2009)

Macabre fue la gran apuesta de la noche, habíamos visto el tráiler previamente y la cosa pintaba bien! Para nosotros era el plato fuerte de la noche, y la más sangrienta de la Midnight X-Treme! Pero ya hemos dicho anteriormente, que la gran triunfadora de la maratón fue The Loved Ones!

Macabre (guión, dirección y producción de los Mo Brothers – Kimo Stamboel & Timo Tjahjanto – 2009) es una película de Indonesia, según la describen como un tributo a las pelis ochenteras serie B y a los slashers. Aunque, yo no la describiría así, puesto que más bien, utilizada la fórmula tipo Hostel, con mucha más sangre, violencia y gore!
Uno de los grandes fallos de la película es que no nos cuentan la clave o explicación de la trama central de la misma, y es que Macabre es la culminación a largometraje de un trabajo anterior de los Mo Brothers. Para saber por ejemplo, el origen de Macabre tendríamos que ver Dara (2007), un corto anterior donde los Mo Brothers nos presentan algunos de los personajes que vemos en el film, sobre todo el de la mala malísima, Dara.

La historia se nos presenta, con la despedida de un joven matrimonio junto con sus amigos, puesto que se irán a vivir a Australia. Adjie (Ario Bayu) y Astrid (Sigi Wimala), la pareja, están en el bar donde trabaja la hermana de Adjie como camarera, Ladya (Julie Estelle), para despedirse de ella. Adjie y Ladya tienen una fuerte discusión, ya que ella culpa a su hermano de la muerte de sus padres. En cambio, las dos cuñadas se llevan de maravilla, por ese motivo, Astrid le pide a Ladya, que los acompañe hasta Jakarta, junto con el resto.

Antes de partir con el monovolumen, se pone a llover a raudales, y una misteriosa joven, se planta delante del coche. Unos y otros deciden si abrirle la puerta o no, pero Eko (Dendy Subangil) acabará por aceptarla. No, no es de extrañar puesto que la joven misteriosa, una tal Maya (Imelda Therinne) es la buenorra de la película. Esta les dice que su casa está de camino, y ellos acceden a llevarla.
Una vez llegamos a la casa (mansión) de Maya, esta nos presenta a su madre, Dara (Shareefa Daanish), una mujer muy bella y enigmática. El único fallo de Dara es su voz, que con esa voz grave, parace más bien un travelo. Dara les da las gracias y les insistirá para que se queden a cenar en la casa, como muestra de gratitud por haber traído a su hija. El grupo accede muy a pesar de la joven pareja, que hubieran preferido reemprender el viaje.

Dara y su momento moto sierra!

Dara y su momento moto sierra!

Antes que empiece la cena, nuestro grupo se dedica a ver la casa, Ladya se sale a fumar fuera y ve a un joven sacando unas grandes y pesadas bolsas de basura. Durante la cena, descubriremos que el joven igualmente misterioso es Adam (Arifin Putra), hermano de Maya. Mientras sucede la cena, el matrimonio está en una habitación descansando, puesto que Astrid así lo necesita. La putada es que nuestros comensales no acabarán la cena, tal y como les anuncian nuestros extraños anfitriones.
Rápidamente son llevados a otra sala, donde son atados y amordazados, y cuando despiertan, a través del agujero de una puerta, verán que el hermano mayor, Armand (Ruly Lubis) está en una sala anexa con Alam (Mike Muliadro) tendido en una mesa de despiece. Ladya intuye que algo no va bien, y verá como Armand ataviado con el típico delantal de cuero de carnicero descuartiza a nuestro amigo. Lo va fileteando, y los trozos que le interesan los pone en unas neveras con hielo, mientras que el resto lo deshecha en bolsas de basura. Esta imagen nos recordará a una anterior de Adam sacando la basura, mientras Ladya se fumaba un pitillo.

A partir de ahí, se desarrolla toda la violencia y el gore, puesto que los gritos de Alam son oídos por el matrimonio que estaban en otra habitación.

Cuando ha terminado con Alam, Armand entra dentro de la habitación y coge a Ladya, para hacerla pedacitos. Pero en un descuido y por fortuna, logra escaparse dejando inconsciente al padre. En ese momento, libera a Eko y Jimi (Daniel Mananta) que se piran de la casa, pero incomprensiblemente, van a parar a la entrada de la casa, donde les está esperando Dara y Maya tirándoles flechas, e hiriendo a Ladya. Ello provocará que Jimi acabe muerto a manos de Adam y Eko, en un ataque de histerismo huye campo a través…

Dara y Ladya luchando

Dara y Ladya luchando

No sabemos muy bien si nuestros extraños anfitriones son caníbales (yo apuesto por ello) o vendedores de órganos, pero lo que si sabemos es que algún oscuro o poder oculto les envuelve. Son más poderosos que nuestros invitados y su edad real no se corresponde con la edad física. Esto lo sabremos cuando un grupo de policía va a parar a la mansión, porque precisamente traen a Eko, que lo han encontrado por el bosque. Dara les dirá que Eko es un joven estudiante que se ha escapado. Gracias a la curiosidad de un policía llamado Sonny, descubrimos una cinta extraña en un proyector, y cuando la pone en marcha, vemos a los 3 hermanos de pequeños recibiendo lecciones de cómo descuartizar una persona, dibujos del cuerpo humanolos niños practicando incisiones a un pobre desgraciado y finalmente, . Además, un extraño símbolo o dibujo que no sabemos muy bien qué es.
Cuando se termina la cinta, descubre unas fotos de la familia, con unas fechas incomprensibles detrás de cada foto, Dara sería del 1878 y los hijos del 1913… fechas que no se corresponden con la edad que aparentemente vemos que tienen. Pero antes de que pueda reaccionar nuestros anfitriones se ponen manos a la obra. Con un buen cuchillo y Adam será más que suficiente, para reducir al grupo de paletos policías.

Otro gran momento, es el protagonizado por Dara y una moto sierra (quizás sea este el guiño a la serie B de los 80’s), pero sin lugar a duda la pelea entre Ladya y Dara será de lo más emocionante y bestia. Aunque como ya he mencionado arriba, Dara tiene oscuros poderes que la hacen más resistente y fuerte, demostrándolo hasta el final de la película. De todas formas, tarde o temprano tendrá que haber un vencedor o una superviviente, que deberá hacer uso de toda su rabia y violencia, para acabar con Darla. No os perdáis el final, porque es acojonante!

Macabre aún y teniendo los fallos arriba comentados, es un correcto splatter, agradeciendo que no se utilicen los mismos recursos asiáticos de anteriores cintas del género, tales como los niños o los espíritus, clara alusión a los denominados Pang Brothers. En definitiva, una cinta fresca, llena de sangre, violencia y buenas dosis de gore, que harán nuestras delicias! Lástima que no se desarrolle dentro de la cinta la historia de Dara y su familia, porque si se desarrollara un poco más, en detrimento de otras escenas irrelevantes, el resultado sería muy superior.

À l’Intérieur (2007)

À lIntérieur (dir: Julien Maury & Alexandre Bustillo, 2007)

À l'Intérieur (dir: Julien Maury & Alexandre Bustillo, 2007)

À l’Intérieur (dir: Julien Maury & Alexandre Bustillo, 2007 Francia – título americano: Inside), fue una de las grandes sorpresas del Festival de Sitges 2007, quizás por la poca información que disponíamos sobre la película, pero que como en muchas otras, la campaña prévia al film (en este caso, no creo que fuese la típica campaña de marketing) nos aseguraba que en los pases se producían desmayos, la gente se salía de la sala, e incluso, llegaba a vomitar del espanto.

Y por primera vez, acertaron!

No sé que está pasando en nuestro país vecino, pero últimamente, todo lo que nos llega de ahí, en cuanto a pelis de terror se refiere, es sobresaliente. uno de los referentes más cercanos, es sin lugar a dudas Alta Tensión (dir: Alexandre Aja título francés Haute Tension – americano: High Tension, 2003), una gran película, y que desde el momento que empiezan los asesinatos, nos pone como una moto, es decir, cumple con su cometido, la tensión. Además, la trama se desarrolla correctamente y el giro argumental del desenlace es muy bueno, sorprendiéndonos a todos, o a los que no estuvimos lo suficientemente atentos desde un buen principio. Y el último ejemplo, mencionamos a Martyrs (dir: Pascal Laugier, 2008), pero sin duda alguna, À l’Intérieur est supérieur, Superb!

La película empieza con un aparatoso accidente de tráfico, donde dos vehículos chocan. En uno de ellos vemos a Sarah (Alysson Paradis), una joven embarazada y Matthieu, su pareja que fallece en el mismo accidente. Además vemos escenas intercaladas, del interior de la barriga de Sarah, para que podamos ver lo que le pasa al feto. Pasa un tiempo, y vemos a Sarah en la consulta del ginecólogo ultimando los preparativos para el alumbramiento, dándole las últimas instrucciones, pero Sarah tiene una actitud bastante pasota y despreocupada por lo que al bebé se refiere, pues no ha pensado ni el nombre.

Durante la presentación de la trama, quizás los momentos más lentos, vemos otros personajes que intervienen en la vida de Sarah, Louise (Nathalie Roussel), su madre, que evidentemente, tendrá un papel protector debido a la situación de Sarah. Y el segundo personaje, Jean-Pierre (François-Régis Marchasson), el jefe de Sarah, mostrando una relación de amistad más que laboral entre ambos. Pero estos dos personajes nos enseñan que están pendientes de ella, y se preocupan.

Sarah vive sola, con un gato negro, en una casa de dos plantas en un barrio bastante apartado a alejado (quizás la periferia de París). La casa está llena de recuerdos de Matthieu, que desestabilizan emocionalmente a Sarah, prueba de ello, un sueño inquietante donde aparecen su gato negro y su feto, de una forma perturbadora e inquietante. Pero en ese mismo instante de la pesadilla, aparece un elemento mucho peor… Alguien toca el timbre, y exige que abra la puerta. Sarah mientras mira por la mirilla, viendo solo una sombra en la penumbra, se excusa de que su marido está durmiendo, y la voz femenina, le afirma que le abra y que su marido está muerto. Patam! Sarah se queda de piedra! No pudiendo ver con claridad quién la está molestando opta por asegurar la casa, y en la parte trasera, descubre de nuevo a la extraña mujer. Esta actúa con absoluta y total frialdad, incluso se le enciende un cigarrillo, sin dejar entrever ningún rasgo de su cara, y le rompe un cristal. Acto seguido, Sarah coge el telf y llama a la policía, cogiendo además la cámara para con la esperanza de sacarle una foto de la cara con la ayuda del flash. Nuestra misteriosa mujer decide marcharse… pero no quizás del todo!

Sarah - À lIntérieur

Sarah - À l'Intérieur

Al cabo de un rato, una patrulla de la policia acude a casa de Sarah para confirmar su llamada y tomarle declaración. Desgraciadamente, las fotos tomadas no revelan nada, y para tranquilizar a Sarah, los polis le dicen que la patrulla de noche se pasará un momento. Lo que no sabe Sarah es que tras la marcha de la patrulla, la mujer conseguirá entrar en la casa y es aquí cuando empieza el espectáculo de terror y violencia.

A partir de ahí, no contaré nada más de la trama, dejando que el espectador compruebe en propias carnes, una de las películas más bestias y violentas que he visto hace tiempo. Todos sabéis que me gusta el gore, pero a veces las películas gore se resumen en gore por el gore, es decir, las típicas escenas de desmembramientos, destripamientos, descuartizaciones, pero en cambio con A l’Intérieur, las imágenes se convierten en reales, crudas, despiadadas, y de una violencia inusitada… Y todo ello, con la absoluta frialdad de nuestra mujer de negro (Béatrice Dalle), que hace un papelón! Nunca una mujer se había presentado así de sádica y calculadora! Sólo se me ocurre un precedente, La Naranja Mecánica (dir: Stanley Kubrick – A Clockwork Orange, 1971), otra gran muestra de violencia. Pero con A l’Intérieur vamos más allá, y si ya de por sí, la peli es cruda, uno de los temas que toca todavía lo es más: una mujer embarazada! Otro referente que me vino a la mente fue La Semilla del Diablo (dir: Roman Polanski – Rosemary’s Baby, 1968), pero me quedo corto!

Evidentemente, esta película no es apta para personas sensibles, ni embarazadas, ni cardíacos; primero por tocar un tema tan poco común, y que puede suscitar el enfado de algún visionador despistado; y segundo, por el hecho de mostrar las imágenes violentas tal cual, sin ningún tipo de corte ni miramiento. Además las secuencias donde sale el feto, es como si fuera un personaje indirecto, pero que también está presente en el film, mostrando su propio sufrimiento y dolor. Otro de los puntos positivos que quiero destacar, es la sensación de agobio y claustrofobia que se genera al focalizar todas las escenas fuertes en la casa, y otro aspecto, es que hasta último momento no sepamos o adivinemos quién es la extraña mujer de negro, al menos en mí caso, y eso que barajé una posibilidad pero me salió mal.

En fin, no os puedo decir más, incluso escribiendo esta reseña me estoy quedando corto en elogios. Quizás pensaréis que estoy tarado o soy un sádico… sí, no vais muy desencaminados, pero sin lugar a dudas, À l’Intérieur se ha convertido en un icono para mí… Violencia en estado puro, sadismo por doquier y desvinculación emocional a la hora de cometer una atrocidad. Una Joya!

Torso, violencia carnal (1973)

Torso, violencia carnal (dir: Sergio Martino, 1973)

Torso, violencia carnal (dir: Sergio Martino, 1973)

Continuamos con reseñas de películas proyectadas en Garcilaso. Como no pude asistir al pase de Torso, me puse como deberes conseguir una copia de la misma, hecho casi imposible, puesto que la edición en dvd de la misma está descatalogada. Pero ya sabéis, que quién la sigue la consigue. Anteriormente a dicha proyección, y para ser del todo sincero, no tenía ni pajotera idea de que era el ‘Giallo‘, hasta tal punto, que tuve que documentarme un poco para saber por dónde iban los tiros.

El Giallo es un subgénero cinematográfico de origen italiano, derivado del thriller y del cine de terror. El nombre de “Giallo” (amarillo en italiano), se debe a que estas películas, están basadas en los argumentos de una colección de novelas con la cubiertas de ese color. Este tipo de películas fue iniciado por Mario Bava con la película La muchacha que sabía demasiado (1963).
Dicho género provocó que durante la década de 1970 (y gran parte de la década de 1980) las pantallas se llenaran con títulos enigmáticos, protagonizados por psicópatas enmascarados, con guantes de cuero, y bellas mujeres en peligro que se movían compulsivamente en una trama enrevesada.

Torso, violencia Carnal (Dir: Sergio Martino, 1973 – Título original: I corpi presentano tracce di violenza carnale, internacionalmente conocida también como, Bodies Bear Traces of Carnal Violence o sólo, Carnal Violence), Martino también se encarga de la historia y del guión, juntamente con Ernesto Gastaldi. Destacamos otras películas del gran Martino, tales como La Cola del Escorpión (1971, La coda dello scorpione), La perversa Señora Ward (1971, Lo strano vizio della Signora Wardh), La Montaña del Dios Caníbal (1978, La montagna del dio cannibale), con la espectacular Ursula Andress o La isla de los hombres peces (1979, L’isola degli uomini pesce). La edición en español de Torso es de Filmax, y según tengo entendido, se trata de la versión censurada.

En una pequeña ciudad italiana, Perugia, están sucediendo extraños asesinatos. En Perugia hay una universidad, por lo que está plagada de jóvenes universitarias, todas ellas muy bellas y exuberantes. Precisamente, el primer asesinato es de una joven pareja mientras están en un coche pasando el rosario, vemos como nuestro misterioso asesino siente una obsesión y atracción por las muñecas y los ojos de las chicas. La policía sólo tiene una pista del asesino, un pañuelo estampado de color negro y rojo (con el que estrangula), pero y a pesar que hay un vendedor ambulante de pañuelos en el pueblo, no tienen ni idea de por donde empezar. Tras la muerte del vendedor, y del zapatero del pueblo, supuestamente individuos que podían saber o conocer la identidad real del encapuchado asesino, la trama se focaliza en dos posibles sospechosos, el médico Roberto (Luc Merenda) y otro joven estudiante Franz (John Richardson), que poseía un pañuelo parecido al de nuestro asesino. 

El grupo de chicas decide tomarse un tomarse un respiro, y van a pasar un fin de semana, en la mansión del tío de Daniela (Tina Aumont), acompañada de la pareja lésbica, Katia (Angela Covello) & Ursula (Carla Brait). Además se les unirá también, Jane (Suzy Kendall) una guapa americana compañera de estudios. A su llegada a la villa, las guapas chicas revolucionan todo el pueblo. Misteriosamente, los dos sospechosos, siguen los rastros de nuestras chicas, que aprovecharán esos días de relax, para tomar el sol en bolas y lucir pechuga a la mínima de canto.

Cumpliendo con los cánones del buen cine giallo, el enigma de la película se nos revelará al final (a veces de una manera delirante y tramposa) y cuando sale a la luz, generalmente en forma de flashback, se desata la más visceral de las violencias. En el flashback descubrimos la obsesión por las muñecas de nuestro asesino, considerando a las chicas asesinadas, como estúpidas muñecas de carne.

Uno de los elementos clave de la película, además de las chicas guapas, que atraen la atención del espectador, es el propio asesino. Con una estética misteriosa, una máscara muy bien conseguida, simple pero eficaz, unos guantes de cuero negros, y unos movimientos acompasados, harán que la tensión se desate cuando éste aparece. Lo único criticable de la película serían las escenas violentas, muy concentradas al final de la peli, y que a para mi gusto, tendrían que ser más explícitas y sanguinarias, puesto que se descuartiza sin sangre! Pero contando supuestamente con la versión censurada, no sé muy bien, si en la Uncut version, estas escenas gozan de todo su esplendor.