La Obsesión (1962)

La Obsesión - The Premature Burial (1962) de Roger Corman

La Obsesión - The Premature Burial (1962) de Roger Corman

La Obsesión (Dir: Roger Corman, 1962 – The Premature Burial). Película de nuestro indiscutible y admirado Roger Corman (palabras mayores para nosotros los amantes de la serie B) fue la tercera de las siete adaptaciones que hizo Corman de los relatos de terror de Edgar Allan Poe. “La inhumación prematura” fue el relato que dio origen a The Premature Burial. También se adaptaron al celuloide: El Péndulo de la Muerte (1961, Pit and the Pendulum), Historias de Terror (1962, Tales of Terror con The Black Cat), El Cuervo (1963, The Raven), La Máscara de la Muerte Roja (1964, The Masque of the Red Death) y la última de la saga Poe, La tumba de Ligeia (1965, The tomb of Ligeia). Todas estas películas fueron interpretadas por nuestro actor fetiche Vincent Price, a excepción de La Obsesión que fue protagonizada por Ray Milland, más conocido por la película El hombre con rayos X en los ojos (1963, X) donde hace una interpretación maestra. Milland también tuvo la oportunidad de trabajar para otro gran maestro como fue Hitchcock, en Crimen Perfecto (1963). El cambio de protagonista sirvió para darle al papel más sensación de angustia e incomodidad, mientras que Vincent Price se caracterizaba por destilar mayor ironía en sus interpretaciones.

Cuando vi esta película era muy pequeño, y me impactó mucho, puesto ese día aprendí una nueva palabra: Catalepsia, y lo que ese vocablo significaba. Hace poco volví a visionarla, y no me defraudó en absoluto, todavía le sigo guardando especial cariño.

La historia nos presenta un bien posicionado pintor, su futuro suegro y su mejor amigo (médicos) asistiendo a la exhumación de un cadáver para sus estudios sobre la electricidad y la reanimación; momento, en que este descubre que el cadáver no estaba tan muerto como se creyó en el momento de ser enterrado, y por tanto fue enterrado en vida. Los arañazos del ataúd y el rostro de terror, hacen mella en nuestro protagonista Guy Carrell y rápidamente harán aflorar una obsesión de pánico compulsivo a ser enterrado vivo. Este temor están a punto de costarle la celebración de su boda con su prometida Emily (Hazel Court) pero con el amor verdadero que siente ella y la ayuda de su amigo, Miles (Richard Ney), consiguen convencerle para contraer matrimonio. Pero su estado de ánimos pende de un hilo y la estabilidad de Guy es momentánea, demostrándolo en el mismo enlace cuando oye una dulce cancioncilla, se vuelve loco e histérico.

Tras el enlace matrimonial se muestra el momento cumbre compulsivo-obsesivo, pues es cuando se agudiza más su terror y pánico, que le llevará al diseño y construcción de un mausoleo a prueba de catalepsia. Dota al mausoleo de muchos artilugios y artefactos para no quedarse encerrado en el mausoleo, pero una pesadilla nos mostrará que todo su ingenio no servirán de mucho y que su destino le convertirá en una presa de su propio delirio. Ni las escaleras, ni las salidas secretas ni siquiera los venenos para acabar con su vida, tendrán éxito dentro de su tan perfecto mausoleo. Este sueño para mí es uno de los momentos álgidos del film, mostrando la angustia e impotencia que uno puede llegar a sentir tras descubrir que ha sido encerrado y dado por muerto, y en realidad sólo fue un ataque cataléptico. Tras esta locura y gracias al apoyo de su esposa, logra alcanzar un período de cierta felicidad, truncado eso sí, por uno de los papeles más inquietantes de toda la película, la hermana de Guy, Kate (Heather Angel).

Este personaje actúa a modo de hilo conductor para el desarrollo de la obsesión de Milland, puesto que se encarga de la delicada salud de su hermano atendiéndolo en todo momento y a todas horas, y evidentemente, reacia a la unión de su hermano con su prometida, considerándose la única mujer capacitada para cuidar de su hermano. La herencia familiar de los Carrell, la catalepsia, harán que la obsesión de Guy se convierta en algo real, y que le persigue constantemente, llegando a comprobar la tumba de su padre, en las catacumbas de la mansión familiar. La impresión y el shock hacen que Guy entre en estado cataléptico y todo el mundo lo considere muerto.

Es su locura y su obsesión lo que arrastra a su protagonista a su propia perdición, y el desenlace no podía ser otro que un final de acuerdo con el nivel compulsivo y obsesivo que hacen que Guy pierda todo ápice de cordura. Toma Catalepsia!

Para todo aquel que sea fan de las películas que antaño se hacían, esta es una película a tener en cuenta o por puro coleccionismo, y evidentemente, para todos aquellos que nos gusta el trabajo de Corman, en su etapa de director, no nos defraudará. Catalepsia…. Yuyuuuu!!! Yuyuuu!!!

Anuncios

Un pensamiento en “La Obsesión (1962)

  1. Pingback: Sharktopus (2010) « Nekrofilmicos Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s