La Iniciación (1984)

La Iniciación (dir: Larry Stewart, 1984)

La Iniciación (dir: Larry Stewart, 1984)

Con esta película doy por finalizado el ciclo de pelis visionadas durante el verano. Algunos pensaréis que no han sido muchas o que tampoco hay para tanto, pero como mínimo, he visto algunas que hace tiempo tenía pendiente de ver, y nunca encontraba el momento.

Descubrí este film a través de de Naxo en AVT, aunque no me leí su reseña, puesto que supe que la había comprado en el kiosko de la estación de Sants, donde yo también he comprado otras pelis, a precio de saldo (Creepozoides, Nail Gun Massacre – recientemente reseñada en el blog). La Iniciación (Dir: Larry Stewart – The Initiation, 1984), actor y director de seriales americanos. Esta película cumple con todos los cánones ochenteros que tanto nos gustan en nuestras sesiones maratonianas o inconexas: repleto de jóvenes universitarios cachondos, juergas, tetas, un asesino mü malo (léase, en todos los sentidos) y estética ochentera a más no poder.

La película nos presenta una joven universitaria, Kelly (Daphne Zuniga, los que sigan seriales, les sonará de Melrose Place), con unas pesadillas terribles: siendo pequeña entra en la habitación de su mami, Frances Fairchild (Vera Miles) y su papi, Dwight Fairchild (Clu Gulager), y precisamente les pilla jugando a papás y mamás, pero entonces un señor muy malo interrumpe y se pelea con su padre. En la refriega, uno de ellos acaba en llamas al caer en la chimenea encendida (para darle un toque más romántico).

Como las pesadillas son constantes, y Kelly tiene que realizar un trabajo de psicología, se pone en contacto con su profesor, Peter (James Read) para estudiar “más a fondo” las pesadillas, ya que además Kelly sufre amnesia (no recuerda su infancia). Según sus padres, le contaron que a los 9 años se cayó de un árbol y que luego estuvo 3 meses en coma. Peter la somete a sesiones de hipnosis, tras analizar que las pesadillas tienen una base real, es decir, que no son fruto del subconsciente de la joven.

Entretanto, en una institución psiquiátrica, se produce el asesinato de una enfermera, con un pincho de jardinería, y la posterior fuga de algunos internos, los que se incluye el misterioso jardinero, Jason Randall (Robert Dowdell), un señor con cara de pocos amigos, y la mitad del rostro quemado por las llamas.

Además, la película gira entorno al rito iniciativo (que no satánico) de la joven Kelly para entrar a formar parte de una hermandad. Les hacen andar en pijamas, sosteniendo velas y cantando una especie de letanías místicas. Como novatada, las hermanas más veteranas les dicen que tras conseguir las llaves del centro comercial de Mr. Fairchild, deberán entrar y hacerse con el uniforme del vigilante nocturno. Dando paso a la segunda muerte, puesto que el mismo día que Kelly le roba las llaves a su padre, éste muere.

Mientras van preparando el asalto al centro comercial, estos jóvenes desbocados, preparan fiestuquis y se emborrachan. El profesor de psicología aprovecha para analizar más a Kelly, y se la acabará cepillando! En una sesión de regresión, Peter descubre que Kelly intentó apuñalar a su padre con unas tijeras, hecho que le alarma, y hace que investigue el pasado de la familia Fairchild.

Por fin llega la noche de la prueba, y las chicas acceden al centro, descubriendo que el vigilante no está (se lo han cargado); y un grupo de amigos y amigas está también, en el centro por que los quieren asustar… Gracias a las pesquisas del profesor, descubrimos que Randall es el verdadero padre de Kelly, pero entonces, será capaz de asesinar a su hija ¿? Quién es el verdadero asesino ¿? Uno a uno, los jóvenes encerrados en el centro irán cayendo uno a uno…

Las claves y el desenlace en sí son bastante previsibles, pero el giro argumental que se produce al final del todo, está bastante sacado de la manga por parte del Sr. Charles Pratt Jr, responsable del guión de La Iniciación. El giro para nada es original ni rebuscado, simplemente, es inventado dejándote con una cara de póker, que ni te cuento. El resto del film está bien, aunque le falta un poco más de sangre, en los asesinatos, en el de Megan (Frances Peterson), se ve incluso el truco de la flecha!

Anuncios

2 pensamientos en “La Iniciación (1984)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s