Critters 3 (1991)

Año: 1991
Dirección: Kristine Peterson
Guión: Rupert Harvey, Barry Opper
Reparto: Aimee Brooks, John Calvin, Leonardo DiCaprio, Don Keith Opper

Allá por 1986, se estrenaba en las salas de todo el mundo, un pequeño filme de terror, surgido a la sombra de Gremlins, donde un grupo de bolas extraterrestres que disparan pinchos tranquilizantes, son capaces de rodar y comen carne humana, llegan a la Tierra en una nave espacial, para hacer de las suyas en un pequeño pueblo estadounidense (¿por qué nunca van a parar a Utrera, por ejemplo? Ante todo pronóstico, pues se trataba de una serie B más, que imitaba el estilo de los monstruos guasones de Joe Dante, muy de moda en aquellas fechas, Critters fue todo un éxito, que gustó a una parte importante de los aficionados de todo el mundo. La película mezclaba el terror con la ciencia-ficción, el humor negro, la música heavy y la estética más ochentera, dando como resultado un refrito de lo más divertido y apetecible.

Unos años después, sin hacerse esperar demasiado, en 1988, llegó la secuela de esta cinta, dirigida por Mick Garris, experto adaptador de relatos de Stephen King (yo creo que a Garris le pone bruto el escritor de Maine), que era igual que la anterior, pero con más chicha. Además, al final del filme, las criaturas se unían para crear una bola gigante que arrasaba el pueblo. Y encima, incluye dos momentos antológicos para todo aficionado que se precie: el hombre vestido de conejo de Pascua que es devorado por los critters, y el cazarrecompensas extraterrestre que intenta transformarse en Freddy Krueger, y que acaba tomando el aspecto de una despampanante playmate. Este filme también tuvo una buena acogida y es recordada por todos los que éramos chiquillos en la época.

Pues bien, en 1991, las criaturas llegaron con más hambre, a las estanterías de los videoclubs, ya que la productora no confiaría demasiado en el producto, de modo que no se arriesgaron. Concedieron el mando del barco a una directora desconocida y ambientaron la historia en el interior de un edificio, no se sabe por cuál de los siguientes motivos: para dotar a la situación de un mayor efecto claustrofóbico, al no poder salir los protagonistas del lugar, o por temas de presupuesto. En las anteriores entregas, los critters la liaban parda a lo largo y ancho de un municipio entero; aquí, por el contrario, se centran en una casa, para que así no se les escape ninguna ración humana.
Si nos fijamos bien en los créditos, todo queda en familia, ya que uno de los creadores de la saga, Don Opper, que guionizó el primer título, aquí retoma su papel del cazador del espacio Charlie, un tipo con buen corazón y sanas intenciones, pero a quien nadie cree al hablar de los critters. Por otro lado, uno de los guionistas es Barry Opper, ¿os suena el apellido? Vamos, que esta gente había permanecido en la saga desde sus comienzos, lo cual es de agradecer, ya que no se pierde del todo su espíritu y la historia tiene una coherencia, con respecto a sus precedentes. Ya al comienzo, un grupo de jóvenes se encuentra por sorpresa con Charlie en un bosque, mientras busca critters, y les habla de su historia, que conocemos mediante flash-backs (esta fue la primera peli que vi de la saga, y me enteré de todo lo anterior, gracias a este recurso). El amigo Charlie es un tipo peculiar, pues pasa de ser el borracho del pueblo a todo un héroe, aunque sus pintas no le acompañen: lleva una especie de sucia gabardina, un gorro con orejeras y unas armas la mar de extrañas. Pero como tiene buen corazón, se hará amigo de uno de los niños, al que regala un localizador, por si tuviese algún problema con los critters. Y mira qué casualidad, que al coche de su padre se le pegan unos cuantos bichos hambrientos, con dirección a la ciudad, pues están hartos de tanto campo.

Uno de los jóvenes actores tiene el nombre de Leonardo DiCaprio, ¿os suena?, que empezaba a hacer sus primeros pinitos, enamorando a la chavala protagonista, por supuesto. Pero su padre quiere desalojar a la familia de la chica de su piso actual, con lo que ahí tendremos una fuerte baza dramática, para cuando no salgan los monstruitos (ya podéis vaticinar cómo terminará el padre). Por cierto, la jovencita es muy guapa, aunque después de este filme le perdí la pista, como a su directora.
Pero claro, lo realmente interesante son las apariciones de los critters, que aquí son menos que en otras ocasiones, pero más gordos y peludos. Su diseño ha variado ligeramente y ahora tienen los ojos rojos, unos dientes más afilados y hasta parecen cachorritos, pero nada más lejos, ni se os ocurra acariciarlos. La primera muerte es épica (cómo no, la de alguien que se comporta mal), en el sótano de la casa. La verdad es que hay sólo un fallecimiento más, de alguien que se lo merece (también mola esta muerte, porque el personaje, mientras es engullido, ve en la tele un programa de cocina). Los otros personajes, cuando se percatan de la situación, van de piso a piso, intentando no ser asesinados por los orondos bichos, que como siempre, protagonizan una divertida escena en una cocina, comiendo de todo, manchándose con la harina y haciendo pompas tras la ingesta de Fairy. Y es que la saga se caracteriza por estos momentos cachondos, para equilibrar con los dramáticos de las muertes, aunque tiende más hacia el horror y la truculencia. Pero vamos, que en todos los filmes de los critters, estos hablan en su idioma, siendo subtitulados, profiriendo todo tipo de insultos y hasta haciendo chistes, al estilo Freddy Krueger.

La otra parte cómica es protagonizada por las peripecias y fallos de Charlie, lo mejor de la película, que se erige como salvador en la última parte del filme, tras la llamada de socorro del niño (en todas estas pelis hay niños, claro, para hacer partícipe a toda la familia). También están los abuelos, la asistenta y una mujer que no sabemos de dónde sale. La institución familiar intenta ser quebrantada por los critters, pero ellos jamás lo permitirán, pues hasta el abuelo se carga a uno de los bichos, lo filetea con un hacha.

Pese a ser un título directo al videoclub del barrio y no poseer el encanto de los anteriores, es muy estimable, divertido y hasta lo puedes disfrutar con toda la familia. Eso sí, tras el happy ending, nos encontramos con otro final abierto, que tiene su conclusión en la cuarta y última parte de la franquicia. La penúltima entrega de una saga completa y a la que no se le va la pinza.
Y cuidado, porque Critters es una peli carne de remake, ahora que están tan en boga las (per)versiones de clásicos de los ochenta y más allá.

By Mario

11ª Participación para el concurso, de la mano de…… Mario!

Anuncios

8 pensamientos en “Critters 3 (1991)

  1. Ains…a mi esta es de las que me traumatizó de pequeña (igual que “El Muñeco Diabólico” XD) Recuerdo que luego me daba miedo bajarme de la cama por si venía una bolita peluda de esas a morderme los pies XD
    Aunque si les quitabas los dientecillos eran monos y todo.

  2. Totalmente a la par con DarkMoon, puto Chucky, para mi Freddy también me dejó traumatizado de pequeño, entre muchas otras, por suerte, porqué las ves ahora y no te causan ese gran efecto de miedo como en su momento

    • Freddy Krueger es cierto!

      “Freddy está en mis sueños, también en los tuyos…” ains que miedo de cancioncilla XD
      Yo las películas de “Pesadilla en Elm Street” no las vi en su momento…de hecho lo único que vi fueron algunos capítulos de la serie…y a escondidas porque mi madre no quería que viera esas cosas^^

      Si, ahora ves esas pelis y más uqe miedo dan un poco de risa, pero en su momento y vistas con ojos infantiles eran terriiiibles XDDDD

  3. Pingback: Resultado del concurso Killer klowns from outer space « Nekrofilmicos Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s