La Plaga de los Zombies (1966)

La Plaga de los Zombies (dir: John Gilling, 1966)

La Plaga de los Zombies (dir: John Gilling, 1966)

La verdad es que hace tiempo que quería haceros la reseña de esta película. Hasta donde mi conocimiento alcanza, esta fue la única incursión de nuestra querida Hammer, en lo que se refiere a temática zombie, y no por ello, deja de tener ese particular sello o impronta hammeriana.

Rodada sólo 2 años antes que La Noche de los Muertos Vivientes (dir: George A. Romero – Night of the Living Dead, 1968); todavía nos presenta una visión de los zombies o muertos vivientes de los años 30-40. Y es que La Plaga de los Zombies guarda muchas (muchas) similitudes con el gran clásico de Bela Lugosi, White Zombie (dir: Victor Harpelin, 1932).

Personalmente para mí, el hecho más destacable es que pasados 30 años desde el estreno de White Zombie, todavía se continuara etiquetando a los zombies o muertos vivientes, como esclavos devueltos a la vida para servir a su amo. Durante esos 30 años, se produjeron muchos films sobre zombies contando con el mismo nexo de unión, el vudú.

El vudú fue el origen de los zombies, es decir, la magia negra. Y no como hoy en día, entendemos a los zombies, mediante una infestación vírica, tóxica o vete tu a saber qué excusa para rodar una peli de zombos! Y tan sólo 2 años más tarde, Romero re-inventaba los zombies para convertirles igualmente en muertos vivientes pero a diferencia de los otros, en seres necrófagos con una única misión, saciar sus ansias de carne humana. Esos “nuevos” zombies no servían a nadie, no obedecían los designios de nadie; simplemente vagarían eternamente por la tierra (o hasta que su cuerpo putrefacto les aguante), en busca de carne, carne, carne!

No obstante, y aunque algunos la consideren un tostón o una más de zombis antiguos, para mí representa el último punto de inflexión de una manera de entender los zombies muy distinta a la actual, y eso que ahora algunos se pelean por diferenciar entre zombies, infestados, y la madre que los trajo al mundo…

La Plaga de los Zombies (dir: John Gilling, uno de los habituales directores de la Hammer – The Plague of the Zombies, 1966), localiza la trama en un pequeño pueblo inglés, Cornwall.

La película empieza ya con el que va a ser el verdadero actor principal y motor del film: una ceremonia de vudú, con africanos y tó! Máscaras ceremoniales, hábitos ensangrentados, tam-tam’s, muñecos vudús y sangre, mucha sangre!

En el pueblo, recientemente se han acontecido unas extrañas muertes, y por ese motivo el doctor Peter Tompson (Brook Williams) pide ayuda a su antiguo profesor James Forbes (André Morell). Este acude raudo y veloz, junto con su querida y preciosa hija, Sylvia (Diane Clare), amiga de la mujer del Dr. Tompson, Alice Mary (Jacqueline Pearce). Una vez hechas todas las presentaciones de turno y parentescos, vayamos a la trama.

Nada más llegar al pueblo, Sir James Forbes & hija, tendrán su primer encontronazo con la ruda e influyente burguesía local encabezada por Squire Clive Hamilton (John Carson), interpretando el papel del malo, maloso y su panda de secuaces. Este es un acaudalado terrateniente de ultramar que obra en el pueblo como juez, jurado y verdugo cuando a este le conviene.

Zombies at The Plague of the Zombies

Zombies at The Plague of the Zombies

Sir James empezará una exhaustiva investigación juntamente con las autoridades locales, puesto que el populacho quiere linchar al pobre Dr. Tompson, y si no llega a ser por la ayuda del profesor Forbes, otro muerto más sumaríamos. Mientras tanto, Alice Mary y Sylvia nos van dando pistas por donde van a ir los tiros.

Evidentemente, Sir James y el Dr. Peter se encontrarán con zombies, incluso tendrán que luchar contra ellos. Aquí, destacamos la lucha que tiene lugar en el cementerio del pueblo, con buenas dosis de zombis, sangre e incluso, alguna escena “gore”, por así decirlo. La decapitación es muy buena!

Las pesquisas y sospechas de Sir James tendrán sus frutos, y al ir atando clavos, darán con el culpable y causante de todas las desdichas y desgracias del pueblo de Cornwall… Si es que este pueblo es una mina! Jajajajaja

También quisiera destacar la caracterización de los zombies, tanto en el maquillaje (muy bueno por cierto), ojos blancos y ropajes al estilo monacal, con los que son presentados nuestros queridos amigos muertos vivientes!

En definitiva, un correcto film de zombies como los de antaño, con la particularidad de pertenecer a la Hammer, y que hará el deleite de cualquier fan de los zombies… bueno va, y de los infectados también

Anuncios

2 pensamientos en “La Plaga de los Zombies (1966)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s