El Asesino de Muñecas (1975)

El Asesino de Muñecas (1975)

El Asesino de Muñecas (1975)

El pasado sábado tuvimos ocasión de reunirnos para una nueva entrega de noche de cine inconexo (la 4ª YA!). La verdad es que hacía mucho tiempo que no nos reuníamos, incluso llegamos a confundir el número de la entrega y todo, pero estuvimos allí, al pie del cañón!

En esta ocasión estuvimos: Naxo Fiol, Dani The Cine Warrior, Dani’s friend y supporters & Nekrofílmicos al completo!

La verdad es que teníamos muchas ganas de pasárnoslo bien, y en parte lo conseguimos, por que madre mía, la que liamos, sobre todo, con la película que os vamos a reseñar a continuación.

Ah! Por cierto, para todos aquellos que quieran descubrir anteriores ediciones de noches de cine inconexo, ver las reseñas escritas por Naxo en el AVT. Nota: pongo sólo las noches de cine inconexo protagonizadas con nosotros, por que el muy cabrito las exportó en veladas junto con sus lacayos… digo, colegas de The Three Skulls (Qué verguenza!!)

Crónica Noche Cine Inconexo 1
Crónica Noche Cine Inconexo 2
Crónica Noche Cine Inconexo 3

El Asesino de Muñecas, ya apareció en la anterior edición, por boca y mención de Naxo, anunciando que era la bomba para visionar un grupo. Yo me extrañé y con cara de escéptico, le dije que me costaba de creer puesto que del mismo director había visto recientemente, Necrophagus, y todavía arrepintiendo de haber comprado el dvd! Si queréis leer la reseña de Necropahgus, allá vosotros, yo ya os avanzo que es un BODRIO, en mayúsculas! Por suerte, el Sr. Madrid sólo nos realizó una película más, Bacanal en Directo (1979); abandonando el género de terror, se pasó destape! Me imagino que tras esta, se recluyó en un convento, y se hizo jesuita.

El tormentado Paul (David Rocha)

El tormentado Paul (David Rocha)

Aún así, llegamos a comprarnos el dvd original, bajo cuenta y riesgo nuestro, pero esta vez, como mínimo no nos defraudó. Eso sí, este “film” por citarlo de alguna manera, tiene que verse en compañía de amigos, colegas, alcohol y demás sustancias (elegidas a gusto del consumidor), porque si no sufriremos lobotomía como las de antaño!

El Asesino de Muñecas (Dir: Miguel MadridKilling of the Dolls, 1975), presenta este y el anterior film (Necrophagus), bajo el pseudónimo de Michael Skaife, evidentemente, se esperaba tener una proyección internacional o incluso él mismo, se avergonzaba de los “hijos” que vomitaba.

La historia nos sitúa en Montpellier, aunque las localizaciones son un tanto más cercanas,  el Parc Güell (Barcelona) entre otras; a un joven estudiante frustrado y expulsado de la facultad de Medicina, su pretensión era ser cirujano cardiovascular, pero sus miedos interiores, se lo impiden. Paul (David Rocha) es hijo de los jardineros de una madurita pero seductora condesa (Helga Liné), propietaria de una mansión modernista y unos magníficos jardines. Paul ayuda en las tareas de jardinería a sus padres, teniendo así libertad para moverse en el parque.

Como en todos los parques, los niños van a jugar, los abuelos a mirar, las parejas a pasear, y los depravados a echar un casquete y montarse unas juergas. En todas estas situaciones veremos aflorar los traumas infantiles de Paul, muy realcionados con él y su madre… Su madre tiene una fuerza interior que le domina y subyuga, y por eso Paul se comporta como un esquizofrénico, con montones de fetiches, pero en especial para las muñecas.

Paul cae enamorado de la hija de la condesa, Audrey (Inma de Santis), una bellísima adolescente, pero su madre erre que erre va insistiendo en seducir a Paul, que la rechaza a la mínima de canto! En cambio, Paul descubrirá como obtener el corazón de Audrey para siempre!

Momentos antes de la fiesta orgía!

Momentos antes de la fiesta orgía!

La verdad es que esta película provocó el cachondeo colectivo desde el minuto uno, con presentación del propio director, hijo mío qué daño te ha hecho el cine para tener que torturarnos con tus fetiches y fantasías sexuales! Era necesario utilizar una peli para mostrarnos tus traumas sexuales? Pero cuando apareció Paul, entonces el descojone fue tremendo! Una especie de ser andrógino, mariposón (tiene una colección de mariposas), desnudándose a la mínima de cambio, con unos modelitos marcándolotodo, ese culete prieto y metido para dentro, con una obsesión enfermiza por las muñecasmaniquís y máscaras, rehuyendo el sexo, excepto el de Audrey (que al final nos muestra sus encantos), pavoneándose, arrimando la cebolleta con un niño amigo suyo, Rover, que de bien seguro, de mayor tuvo muchos traumas y un largo etcétera de cosas, hicieron que el visionado fuera una carcajada tras otra.

En serio, no podríamos parar ni de comentar ni de reír, y ya nos ves a 6 tíos, hablando como locas, y haciendo grititos y cacareos! Además, Paul parecía que tuviera el síndrome de Tourette, nuestro super Taldo nacional, pasando de la alegría al enfado histérico en cero coma dos! Pero las carcajadas no sólo nos las proporcionaba Paul, puesto que algunos diálogos, vídeo musical incluido (a cuento de nada) y un negrito mayordomo de la condesa (Salvador Buchila) alias Mandingo, ayudaron un montón!

Eso sí, buscando información de la peli, me he encontrado de todo, desde comentarios y críticas que la ensalzan en una obra indispensable de nuestro cine, y film de culto; hasta gente que la considera una verdadera mierda.

Yo personalmente, opino que es una peli bizarra donde las haya, pero no porque sea una ida de olla total; si no por todo el ambiente Homo que rodea la peli. Bizarras también pueden ser las pelis de Russ Meyer, y no por eso, los fotogramas van perdiendo aceite a cada momento.

Anuncios

7 pensamientos en “El Asesino de Muñecas (1975)

  1. JARJARJAR!!! vaya risas!!! sí señor, ahí devorando buen cine, coñio. Ojalá se hicieran más pelis así ahora en España, al menos las malas de antes daban risas, las de hoy día ni eso.
    By the way! no me sean ustedes elitistas con la noche de cine inconessssssso… si quieren organizar una con sus primos de Murcia, tienen mi permiso, pécoras!.

    • Jajajajaj… no somos elitistas, somos separatistas o como dicen algunos, ordenados! Nada… nada… las auténticas proyecciones inconexas son las nuestras, nosotros no nos mezclamos con chusma!
      Lo de las pelis estaría por verse, pero sí, las pelis de antaño tienen mucho más carisma que según que novedad pastelosa, digo, cartelosa!

  2. Que no nos mezclamos con chusma? y eso desde cuándo? La última noche de cine inconexo parecía más bien una noche de sauna gay, me dejásteis el suelo con regueros de aceite y plumas XDD

  3. Pingback: Crónica Rockahulababe 2 (El Terror llama a su Puerta) « Nekrofilmicos Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s