La Máscara del Demonio (1960)

La Máscara del Demonio (1960)

La Máscara del Demonio (1960)

Si hace poco hicimos la reseña de Macabro, considerada como la mejor película de Lamberto Bava, ahora le toca el turno a su padre, Mario Bava.

La Máscara del Demonio fue el primer proyecto de realización importante que se le encargó a Mario Bava, aunque anteriormente ya había dirigido películas, siempre sin acreditar, tales como: Caltiki, el monstruo inmortal (1959) o Los Vampiros (I vampiri, 1956).

El film está basado en un relato corto, titulado El Viyi, de un novelista hijo de cosacos, Nikolai Gogol (1835), y el guión fue obra de Ennio De Concini & Mario Serandrei.

La Máscara del Demonio bebe de dos fuentes fundamentales del cine de terror clásico: por un lado, el legado de monstruos de la Universal y las producciones de la Hammer. Y es que la conexión entre ambas es brutal, con un resultado insuperable.

Barbara Steele

Barbara Steele

La Máscara del Demonio (Dir: Mario Bava – La Maschera del Demonio, 1960), desconozco cuál fue la motivación por la que en el mercado americano se tituló como Black Sunday (deduzco que alguna creencia religiosa hay de por medio, pero tampoco estoy seguro).

El film cuenta con una brillante intro que nos traslada al 1630 en plena Rusia donde la princesa Asa Vadja (Barbara Steele) es condenada por brujería por la Inquisición. El Inquisidor no es otro que príncipe Vadja (Antonio Pierfederici), hermano de Asa y que durante la sentencia de muerte, reniega de su hermana. La consiguiente pena capital también incluye al príncipe Igor Javutich (Arturo Dominici), marido de Asa. Parece ser que en la versión italiana del film, ambos eran hermanos, es decir, un agravante más de prácticas de brujería, el incesto.

A ambos se les clavará la máscara del demonio, que no es otra que una gran máscara de hierro con pinchos en su interior. Es colocada por los verdugos, y puesta a mazazos, provocando la muerte de ambos, no sin antes la previa, maldición de la estirpe Vadja por parte de Asa. Mientras que a Asa se la entierra en la capilla familiar, a Javutich se le entierra fuera del cementerio, negándole suelo sagrado, y por tanto, el eterno descanso.

La princesa Asa sentenciada!

La princesa Asa sentenciada!

A continuación transcurren 200 años, y damos con un par de doctores: el Dr. Thomas Kruvejan (Andrea Checchi) y el Dr. Andre Gorovek (John Richardson) que se dirigen desde St. Petersburgo hacia Moscú, para asistir a unas conferencias médicas. Tras tomar un atajo, dan con una capilla en ruinas, y los designios del infortunio les trasladarán a la antigua capilla de los Vadja.

Allí comprobarán que las leyendas locales son ciertas y gracias a sus investigaciones “particulares” y chapuceras, descubren el sepulcro de la bruja Vadja. A la salida se topan con la actual princesa Katia Vadja (Barbara Steele), el vivo retrato de la princesa bruja Asa.

Entonces la trama relacionará a los dos doctores con la maldición de los Vadja: el príncipe Vadja (Ivo Garrani) y Constantine Vadja (Enrico Olivieri), hermano de Katia. Todos ellos deberán protagonizar la típica lucha entre el bien (cruz) y el mundo de tinieblas (vampiros). No olvidéis nunca que los poderes malignos, no se destruyen nunca, se adormecen pero cualquier incidente, puede resucitarlos!

La princesa Asa resucitada!

La princesa Asa resucitada!

La Máscara del Demonio es TODO un clásico dentro de los clásicos, que con el devenir de los años, ha hecho como los buenos vinos, envejecer bien. Rodada en riguroso blanco y negro, destaca por su fotografía, casualidades que el Sr. Bava también fuese el responsable de fotografía. Las localizaciones también juegan un papel importante en de Black Sunday; y junto con la ambientación transmiten en todo momento una atmósfera terroríficamente terrorífica (nunca mejor dicho). Rodada en unos parajes increíbles (no creo que se utilizaran escenarios) y un castillo que ríete tú de los de la Hammer.

Su principal acierto fue incluir a Barbara Steele como protagonista femenina, papel que la consagraría como actriz habitual de películas de terror, como por ejemplo El Péndulo de la Muerte (1961). No era la típica actriz rubia con curvas; su belleza era totalmente expresiva, y si concentraba en su mirada. Es una mujer que te transmitía un no sé que…

Exponente del terror gótico italiano, La Maschera del Demonio, nos relata una historia original que reúne la brujería con el vampirismo, sin caer en la tentación de utilizar los tópicos del relato de Bram Stoker. Seguramente, así se evitarían tener que pagar derechos de autor y demás cánones.

En conclusión, La Máscara del Demonio es un GRAN clásico del cine de terror, y aunque hayan pasando décadas, su visionado no nos parece en absoluto, anacrónico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s