Combustión Espontánea (1990)

No soy muy fan de los films de Tobe Hooper exceptuando Poltergeist (1982), aunque la mayoría lo consideréis un verdadero Master of Horror por su film de culto, La Matanza de Texas (The Texas Chainsaw Massacre, 1974).

Spontaneous Combustion

Spontaneous Combustion

No obstante, cuando Combustión Espontánea cayó en mis manos, y pese a estar firmada por Hooper quise darle una oportunidad… Por este pecado, yo sí que arderé en el Infierno!

Combustión Espontánea (Spontaneous Combustion, 1990), es una obra 100% Hooper, es decir, historia, guión y realización. Incluso, en los créditos en el apartado de FX’s y Maquillaje, vemos un tal Tony Hooper… y digo yo, que algún parentesco tendrá con Tobe.

La trama nos traslada a la década de los 50’s, en pleno desierto de Nevada, somos testigos de unas pruebas nucleares con bombas de hidrógeno. Se trata del proyecto Samson, es decir, pruebas reales de un refugio atómico a 7m bajo tierra que deberá soportar una bomba de hidrógeno de 10 megatones. Según un slogan de la peli: “Lo que se construye en América es fuerte!”…
Juer, si Reagan levantará la cabeza, seguro que se le saltaba la lagrimilla!

Para las pruebas cuentan con los típicos tontos de turno, o mejor dicho, los primeros que pasaban allí, una joven pareja llamados, Peggy (Stacy Edwards) & Brian Bell (Brian Bremer); que se convertirán en la primera familia nuclear de la historia! Toma, Punset!

Eso sí, como están los 2 solos, entre prueba y prueba de bomba de hidrógeno, aprovechan para hacer el ñaca, ñaca… Juer, si es que es normal… En un refugio atómico, que más se puede hacer ¿?
Mira si la clavan los tontolicos, que su bebé nacerá el 06 de Agosto de 1955, es decir, una década tras el lanzamiento de la bomba de Hiroshima… El guionista, se lo tenía estudiado, no ¿?

De buenas a primeras, descubriremos que algo pasa con el bebé… no tranquilos, no me estoy refiriendo a un antecedente del new born porn; y es que el bebé está a 39º de fiebre, pero ieps! No tiene radiación! Y encima nace con una pedazo de verruga pelúa, pelúa… Pero vaya que todos nos damos cuenta de que el bebé es primo lejano del vengador tóxico, menos todos los doctores de la peli.

Arde! Arde!... En el Infierno!!

Arde! Arde!... En el Infierno!!

Tras que el personal sanitario presente el bebé a su madre, se produce un accidente con un termómetro, y es que ya sabéis que los termómetros a los recién nacidos se les introduce por el ano… Y qué pasará ¿?… Pues la madre, se lo quita, y lo chupa para comprobar la temperatura corporal del recién nacido (que va más caliente que una estufa), con la mala pata que se le rompe, y se traga el mercurio.
La madre es consciente que la acaba de liar parda, y por eso se produce la primera muerte por combustión espontánea! Arde bruja, bruja!
No me extraña que la quemen, por parir semejante engendro!

Todos sabemos (por la wikipedia), que la CHE… no, no es la abreviación de CHER, es la Combustión Humana Espontánea, es eso… pontánea y por tanto, no se puede prever. Vaya para que me entendáis, cuando te entran los calores y sofocos…. Juer, esto parece una reseña de maduritas menopáusicas!!
Pos-eso, que ardes a la gornú, algunos lo denominaban fuego divino, hasta que en el siglo XIX, le pasó a un obispo… seguramente, estaría en la sacristía con algún monaguillo sacándole brillo a los cirios pascuales…

Y como la peli va de esto, de fogosidades y calenturas, el bebé llamado Sam (Brad DourifGrima de LOTR), crece siendo un cachondo calentorro!

Poco a poco, irá descubriendo cosas de su pasado, a través de su ex mujer, Nina (Melinda Dillon); el abuelo de esta, Lew Orlander (William Prince), propietario de la empresa, Modernas Atómicas; y el amante de su ex mujer, el Dr. Marsh (Jon Cypher), que encima ha sido el médico de Sam desde crio; hay un lío… para tirar cohetes!

No me atrevo a recomendaros una peli que aunque tenga una brillante idea o guión, luego al visionarla, tiene un resultado penoso, la firme quien la firme. Los FX’s parecen sacados de una tienda de ropa, es decir, por que se abusa de los maniquíes que da gusto… Ya sabemos en qué se gastaron las pelas, en un viaje a Valencia, para pillar montones y montones de ninots!

En definitiva… no os recomiendo este bodriete por si se os queman las retinas, o de pronto, empezáis a arder, por que os estáis cagando en mi estampa!… Eso sí, como en Hollywood van tan faltos de ideas… quizás, con un remake, hecho con un poco de gracia, la cosa obtendría distinto resultado!

Anuncios

2 pensamientos en “Combustión Espontánea (1990)

  1. Me ha gustado bastante esa pelicula la tengo pero sin subtitulos en español tiene unos integrados en no se cual idioma europeo, podrias mandarme la pagina o el subtitulo en español muchas gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s