The Convent (2000)

El Convento del Diablo

El Convento del Diablo

Pese a lo evidente del título, no os voy a reseñar una cinta del subgénero Nunsplotation…. Oh!!!! Qué penaaa para alguuunos… Pero no sufráis que curas y monjas también salen!

La verdad es que me sorprendió a positivo, pues me esperaba un pastelote de 3 pares pero no resultó tan mal. The Convent entra de lleno en la temática de las posesiones (Possessed) y al igual que anteriores referentes como Posesión Infernal (The Evil Dead, 1981) o Demons (Dèmoni, 1985) o Night of the Demons (1988); el humor es utilizado como vehículo conductor igualmente con buenos resultados.

A este hecho le ayudó que su realizador, Mike Mendez es un fan de Peter Jackson & Sam Raimi, y esto quieras o no se nota. Mendez debutó con Real Killers (1996) en el festival de Sundance, obteniendo buena crítica pero un servidor de ustedes hace tiempo visionó esa peli, y todavía la estoy intentando borrar de mi mente.

En cambio con The Convent (El Convento del Diablo) tuve un resultado bien distinto, aunque tengo que reconocer que o te cae simpática como es en mi caso o la consideras una auténtica tomadura de pelo.

El Convento del Diablo (2000) nos traslada al 1960 en plena noche vemos a la típica chica dura entrando en una especie de iglesia, St. Francis Boarding School, repartiendo a diestro y siniestro puesto que les pega una brutal paliza a las monjas y al único cura presente. Primero les pega puñetazos y patatas, luego le toca el turno al bate de beisbol, luego lo quema todo y por último va repartiendo plomo con una recortada! Esto es un principio y lo demás son tonterías!

Hail Satan!

Hail Satan!

Tras 40 años de aquella fatal noche, el típico grupo de estudiantes yankees (UCC) tiene ganas de juerga: Clorissa (Joanna Canton), una ex gótica& su novio Chad (Dax Miller); Mo (Megahn Perry), la gótica desenfrenada; Kaitlin (Renée Graham), la rubia tonta & su maromo, Biff (Jim Golden); Frijole (Richard Trapp), el chico duro & Borracho, su perro; y Brant (Liam Kyle Sullivan), el hermano nerd de Clorissa. Pretenden hacer noche en el ex convento para hacer gamberradas puesto que es un lugar abandonado!

La leyenda local cuenta que la guapa Christine O’Maly (Oakley Stevenson) se quedó embarazada a los 16 años, y como el padre biológico supuestamente era el Padre Ryan, él y la madre superiora la raptaron y la hicieron abortar. Por eso cuando Christine se recuperó, arremete contra todo el St. Francis.

Pero mientras nuestros ‘jóvenes’ gamberros se lo están pasando da buti, un par de polis les corta el rollo. Como anécdota, mencionaremos que uno de los polis es el rapero Coolio, aunque a mí este dato, me la trae bastante floja, sinceramente. Pero Mo decide quedarse y es cuando se topará con un ecléctico grupo de pirados satánicos: un tal Saul (David Gunn), alias Príncipe de la Maldad y su acólito, Dickie-Boy (Kelly Mantle) y junto a 3 cachondas seguidoras, atención a Sapphira (Chaton Anderson), se montan un Akelarre Satánico… Lo que aparentemente tendría que haber sido la típica misa negra que acaba en orgía, gracias a Mo acaba siendo un rito satánico en toda regla; es lo que tiene ser pura y virginal.

Como Clorissa quiere salvar a su hermano Brant de una muerte segura acude a la loca del pueblo. La actual Christine (Adrienne Barbeau) aceptará ayudar a Clorissa al saber que su hermano es virgen. Además, le cuenta la verdadera historia de lo ocurrido 40 años atrás. Las monjas fueron poseídas una a una, y querían a su bebé para convertirlo en el hijo de Satán, pues no hay nada mejor que la sangre de un neonato, más poderosa incluso que la de una virgen.

Así pues, nuestras chicas duras irán a repartir ostias (sagradas) en el antiguo convento-escuela… Podrán con tanta monja poseída ¿?

El humor está muy presente a lo largo de todo el film, pero cuando verdaderamente nos reiremos, será con la aparición de Dickie-Boy y sus intervenciones. Atención a la brillante idea (solución) que le propone a Brant para acabar con su situación.

Los FX’s especiales son a la antigua usanza, a excepción de la traca final de la peli cuando aparecen unos espíritus y unas llamas, se nota un montón el uso de los efectos por ordenador… Pero por lo demás, latex y “sangre”!

Ritos Satánicos en el Convento

Ritos Satánicos en el Convento

Pero lo que más me sorprendió fue la caracterización de los poseídos, muy especialmente, las monjas.  Al principio me chocó bastante, incluso pensé, menudo flipado… pero no sé como pero al final, los efectos me acabaron gustando. Las posesiones se representan con el típico maquillaje, prótesis dentales y lentillas blancas, pero ciertos fluidos vitales son sustituidos por tintas fluorescentes de colores que brillan con la luz ultravioleta. De este modo, la sangre es de color rosa fosforito y el resto de fluidos, verde o azul fluorescente… E incluso, utilizan lentillas fluorescentes!
Como ya he dicho, al principio choca bastante, llegando a pensar que alguien ha confundido el rodaje con una disco cyber-goth pero la verdad, es que hasta la fecha no había visto en ninguna otra peli del género este tratamiento que se da a los fluidos corporales con luz ultravioleta. Muy original… por qué no!?

En definitiva, os recomiendo El Convento del Diablo porque aunque tenga los mismos referentes que otras pelis como mínimo está hecha con gracia, y aunque la consideremos moderna serie B; convence, gusta y hasta me es simpática!

Anuncios

Decoys (2004)

Espectros

Espectros

Antes de entrar en materia os diré que uno de los principales que me atrajeron de este film fue que estuviera hecho en Canadá, y tratándose del país vecino de uno de los mayores productores de cine de porno… Ups! Perdón, se me escapó, quise decir de terror; por este motivo, le di una oportunidad.

Eso sí, quizás esta podría ser una de las reseñas más corta de la historia de este blog, con solo deciros que esta cinta se inspira en la película Species (dir: Roger DonaldsonEspecie Mortal, 1995), pero con un resultado mucho más descafeinado. No obstante, intentaremos daros como siempre, nuestro particular punto de vista, y no dejaros con una mísera comparativa y punto.

Ya en su momento fue emitida por SyFy Channel… Cómo no! No podía utilizarse otro canal mejor. Por nuestros lares, fue un direct to dvd como una casa, aunque actualmente, no pasaría de peli de sobremesa. Como ya he dicho anteriormente, al estar producida y rodada en Canadá, me llamó mucho la atención, y pensando en algún otro referente al género de origen canadiense, me vino a la mente la trilogía Ginger Snaps (2000 & 2004).

Decoys es idea y realización de Matthew (Matt) Hastings. En la parte francesa de Canadá se estrenó bajo el título de  Piégés, mientras que en América Latina, se la conoce por: Espectros. Y podemos afirmar tras su visionado que es un Speciexplotation en toda regla, es decir, cine exploit, puro y duro.

La trama nos traslada a la Universidad de Ottawa en Canadá (donde realmente se rodó allí), con los típicos clichés y estereotipos universitarios: fraternidades, tías buenas y juergas! Qué más se puede pedir!!!?

Además, como mayor reclamo se utilizan unas rubias impresionantes, tal y como ya se utilizó en Species. Y es que en verdad, la combinación de tía buena y alienígena en época reproductiva funcionó a la perfección…. Entonces por qué cagarla con otra cosa!

Bajo el amparo de la típica fraternidad femenina universitaria, eso sí, está parece una fraternidad ‘ária’, a lo Joy Division Nazi, pues todas las jamelgas son rubias. Como cada año, Pi Beta Omega organiza el concurso para elegir la Reina de Hielo (7ª edición); y es en este certamen, donde se lucirán nuestras protas más cachondas y encima son primas: Lilly (Stefanie von Pfetten) y Constance (Kim Poirier), que le encanta chupar! La fantasía de cualquier cachondo universitario!

Lilly & Constance en plena acción...

Lilly & Constance en plena acción...

Los primeros en ‘picar’ son Luke (Corey Sevier) y el virginal, Roger (Elias Toufexis) que comparten cuarto, y que van más salidos que un radiador! Pero como en toda peli universitaria, siempre hay un elemento de sentido común, representado por Alex (Meghan Ory), enamorada locamente de Luke, y que éste pasa de tía, y sólo tendrá ojitos para la belleza de Lilly.

Eso sí, en el campus empiezan a sucederse extraños asesinatos, muertes por congelación. Bueno, tampoco es tan ridículo, puesto que estamos en Canadá, y es el invierno, pero son extraños por que la congelación de los cuerpos se hace desde dentro hacía fuera, y todo indica que hay algún mecanismo o tubo, que se introduce por la boca de las víctimas y que es de origen desconocido.

El inspector  jefe encargado de la investigación, el detective Francis (Richard Burgi) que desde un inicio sospecha de Luke ya que tuvo una trifulca con Bobby, precisamente por Lilly. Y es que estas chicas irán encendiendo las pasiones de cualquier joven. Además, cada vez irán apareciendo más guapas rubias, convirtiéndose en una especie de club Barbie!

Pese a que Luke es el principal inculpado, Alex, como señal de amor incondicional, le ayudará a desenmascarar a Lilly & Constance, consiguiendo incluso, una declaración (no jurada) por parte de Lilly sobre el origen de las aliens folladoras! Si es que en vez de planificar el viaje a Marte, los de la Nasa pierden el tiempo y tendrían que dirigirse al cinturón de Orión… Ya lo dicen las aliens cachondas, le hacen falta provisiones de ADN masculino… Y no especifican de qué tipo, eso sí, lo mantienen en frío! Jajajajaja…

Y como no podía ser, los FX’s son digitalización a go-go sobre todo, las alienígenas transformadas, donde se nota un montón. Quizás salvaría los procesos de congelación, que fue lo que más me gustó, por que los tentáculos a modo de Cthulhu se notan a la legua!

En definitiva chicos, no os voy a robar más tiempo, puesto que esta cinta es en sí misma un tanto aline, el humor más bien, escaso; miedo, poco; aliens, hechos por ordenador, y de aquella manera; y lo único que nos podía salvar eran las tías, y sí, están muy buenas, pero mostrar pechuga alien, más bien poca… Así que ya lo sabéis terrícolas, peli de sobremesa si te quedas dormido tampoco pasa nada.

Un apunte, las aliens odian el calor… pero no veas cómo hacen subir la temperatura…

Premutos – El Angel Caído (1999)

Der gefallene Engel

Der gefallene Engel

Hace tiempo que quería escribir para el blog la reseña de Premutos ya que no son pelis que se dejan ver fácilmente, y que si no la visionamos bajo la óptica adecuada, podemos sacar un resultado nefasto… Y que es muy probable, que sea la opinión generalizada de la mayoría.

Antes de nada, debo advertiros que Premutos es una cinta que se enmarca dentro del ultragore alemán, es decir, dentro del género gore (y que hoy en día, erróneamente a todo se le llama gore), con sus producciones van más allá, llevando el gore a su extremo más violento, sádico y sangriento. Dentro de esta corriente nos encontramos realizadores alemanes, tan prestigiosos y aclamados como Timo Rose, Andreas Schnaas, Olaf Ittenbach, y el que está considerado el padre de todos ellos, Jörg Buttgereit.

A partir de esta premisa, y habiendo avisado a los incautos y neófitos, pasamos a la… chicha!

Premutos – El Angel Caído (Der gefallene Engel o Lord of the Living Dead, 1999) es en cuerpo y alma obra de Olaf Ittenbach que se encarga de la historia, realización, producción y FX’s, llevados a la máxima expresión.

El film empieza con una voz en off que nos irá contando el origen Premutos. A pesar de lo que la gente pueda pensar, ni Lucifer ni más tarde Jonás fueron los primeros ángeles caídos. El más viejo de su estirpe, fue Premutos, el primer ángel caído de la historia, erigido como el soberano de la vida y la muerte. Reencarnado regresará a la tierra para sembrar la enfermedad, el odio, la muerte y el pecado.

Premutos recién salido del cascarón...

Premutos recién salido del cascarón...

En esta misma intro, se nos ubica en la India 1023 AD, en una especie de batalla campal donde vemos el nacimiento de un ser con grandes poderes, sediento de muerte y sangre. A partir de esta escena, iremos saltando de épocas, a modo de flashbacks inconexos y sin ningún tipo de sentido.

Tras la India, saltamos al 1942 donde un campesino llamado Rudolph está buscando el legado de Premutos, el libro que le permita la resurrección del Anticristo. Luego pasa a la época moderna, luego, a la época medieval y así daremos un repaso histórico a modo de Érase una vez… Premutos!

Precisamente, es en estos flashbacks donde veremos gran cantidad de escenas gore, puesto que al tratar todas ellas sobre la profetización de Premutos o el intento de resurgir sus poderes. Tales flashbacks estarán repletos de sangre, mutilaciones, desmembramientos, descuartizamientos, etc, etc, etc… Vaya un deleite para el fan del Gore!

En la época actual, la historia nos traslada a una ‘peculiar’ familia germana, compuesta por: Mathias (Olaf Ittenbach), el hijo tonto; Walter (Christopher Stacey), el padre fanático de las armas; Sandra (Susanne Grüter), la hermana-trans fetichista y la madre medio boba, Rosina (Heike Münstermann).

Como es el cumple de Walter este planta un pino en el jardín… Anda! No seáis mal pensados, que es que lo planta de verdad! En su excavación, da con una maleta que contiene un libro antiguo, a modo de Necronomicón o Libro de los Muertos, a lo Evil Dead. Luego, por la tarde-noche, Walter celebrará su cumple con unos amiguchos: la guapa Tanja (Ella Wellmann); el calzonados de Hugo (André Stryi) y su cansina mujer, Edith (Anke Fabre) y un negrito, Christian (Fidelis Atuma), que no pega ni con pintura…

Durante la Party Monster, Mathias está más aburrido que una ostra, empieza a leerse el libro, desatando así un festival – orgía de sangre, muerte y destrucción!

Varios son los puntos flojos, por no decir nefastos de Premutos, y aunque muchos traten de compararla con Braindead o Bad Taste… es lo que hay, ni más ni menos, lo tomas o lo dejas. Uno de ellos, sin duda alguna es la propia interpretación de los ‘actores’ y ‘actrices’. Más bien diría yo que se tratan de un grupo de teatro amateur, que hace más bien, lo que puede.

Pobre Walter.... acabar así!

Pobre Walter.... acabar así!

La historia en sí, con tanto flashback histórico, y tanta aclaración – auto justificación del ángel caído, enreda más que aporta. Le quita fluidez al desarrollo de la peli, entorpeciendo su acción, e incluso en algunos momentos, la hace soporífera. Menos historia y más gore!

Destacar otro punto que a mí personalmente, no me pareció correcto utilizar. Zombies, y eso que en su época todavía no los encontrábamos hasta en la sopa. Pero se podría haber justificado la creación de una legión de seguidores del Anticristo, sin la necesidad de utilizar el recurso fácil, es decir, el zombi tonto de turno.

Otro punto negativo es a su vez, Olaf Ittenbach, que como no, se vio obligado a rodar con sus propios medios, Premutos, y esto se nota en el acabado final de la peli. Seguramente, si hubiera podido contar con el respaldo de una productora, el resultado hubiera sido muuucho mejor, visualmente hablando. A veces, vemos fallos de montaje y post-producción que no creo que pudieran subsanarse, puesto que se hacía una única toma y a cascarla!

No obstante, esta autosuficiencia lo convierte en un punto fuerte. Y es que Ittenbach se hace cargo de los FX’s al completo. Son sencillamente brutales! Cráneos reventados, amputaciones, explosiones craneales, separaciones troncales, y un largo etcétera de bizarradas, convierten a Premutos, en un disfrute visual para el fanático del gore.

Seguramente, muchos de vosotros pensaréis: Como puede gustarle eso a alguien? O en que mente se concibe rodar o parir una película así? Pues, no pienso caer en el topicazo del telediario; y simplemente, os preguntaré: ¿Y por qué no? Al fin y al cabo somos humanos, y desde tiempos pretéritos, nos va la sangre y la carne, no ¿?

Bienvenidos al Horror & Gore!

Resonator (1986)

From Beyond

From Beyond

Cuando bajo el mismo título se juntan estos 4 nombres: Stuart Gordon, Brian Yuzna, Jeffrey Combs & HP Lovecraft, el éxito está asegurado… Ya lo demostraron en Re-Animator (1985) y en Re-sonator la volvieron a clavar… Eso sí, no sé porque pero Resonator no es tan conocida como Re-Animator.

Igualmente, el film está basado en un relato de uno de los maestros del género fantástico y terror, HP Lovecraft: From Beyond, por este motivo internacionalmente se la conoce así. Aquí como siempre, hacemos lo que nos sale de por ahí… Otros títulos por la que se la conoce son: From beyond – Terrore dall’ignoto, Ritorno del tempo, Aux portes de l’au-delà o Aliens des Grauens.

En los créditos, también nos encontramos otro apellido de peso, Band, que para los recién llegados no os dirá nada, pero para seguidores de Ghoulies I & II, Re-Animator, TerrorVision, Muñecos Asesinos o Troll, son toda una institución. Y en Resonator, nos encontramos con padre, Albert Band e hijo, Charles Band, como productores ejecutivos; y el otro hijo, Richard Band, como no…. En la banda sonora.  Como mínimo, no pillaron a Danny Elfman!

La trama como no, empieza al grano… Nos hallamos ante las pruebas del Resonator con Crawford (Jeffrey Combs), pero durante el experimento el sistema informático falla, y se produce un accidente; aunque nosotros no entendemos un carajo!

Parece ser que Crawford trabaja para la Universidad de Miskatonic (cuál si no…) como ayudante del Doctor Eduard Pretorius (Ted Sorel). Ambos están en el mismo proyecto, la estimulación de la glándula pineal mediante sonidos, para desarrollarla como un sexto sentido, es decir, un sentido en potencia. Para Descartes era considerada como el tercer ojo, bueno y supongo que para muchos budistas y sodomitas, no… ¿?. Para los que no lo sepáis (ni yo mismo), la epífisis (pineal) es una glándula nerviosa, pequeña y rudimentaria, situada en la base del encéfalo, que regula el funcionamiento de ciertas hormonas.

Crawford y su glándula Pineal

Crawford y su glándula Pineal

Dado que el último experimento con el Resonator no fue del todo bien, Crawford es encerrado en un psiquiátrico, pero la guapa Dra. Katherine McMichaels (Barbara Crampton), con el apoyo de la policía, se hará cargo de él para esclarecer los extraños sucesos. La Dra. Katherine cuenta con la ayuda de Bubba (Ken Foree) para ‘controlar’ al sospechoso.

En un nuevo experimento con el Resonator ven o creen ver, criaturas flotantes o voladoras que viven entre nosotros y sólo se pueden ver con ese aparatejo…

Posteriormente, le hacen un scanner a Crawford, y descubren que la glándula pineal se le está comiendo el cerebro, hecho que le empezará a provocar cambios en el comportamiento. Pero no es al único, puesto que la glándula pineal regula también la estimulación sexual, estos cambios los notaremos de forma evidente en Katherine, pasando de psiquiatra reprimida a loba fetichista!

Al final con tantos experimentos con el Resonator para reproducir de nuevo el accidente, provocaran el caos, una especie como de portal a otro mundo paralelo saliendo todo tipo de bichos y criaturas.

La Dra. Katherine toa sessy toa ponno!

La Dra. Katherine toa sessy toa ponno!

Uno de los puntos fuertes, por no decir el mejor de From Beyond son los FX’s y todas las criaturas o bichos que salen. Solamente tendremos que ver los créditos finales, los apartados de FX’s, maquillaje, arte, responsables de las criaturas, etc… Y es que en esta cinta, los monstruos son ‘a la antigua’, es decir, latex & animatronics, como tiene que ser… Es más, hay un par de efectos ‘digitales’… y estos dan más pena que gloria. En cambio todo lo que se refiere a bichos del más allá, Profundos y Primigenios, chapeaux, un sobresaliente!
No olvidemos que estamos ante una peli basada en un relato de Lovecraft y esto es sinónimo de Criaturas y Terrores indescriptibles: Los Mitos de Cthulhu!

Algunas de las imágenes o escenas que más me gustaron o destacaría es la transformación de Crawford y su glándula pineal. Es un claro ejemplo, que a veces con poco, se obtienen unos resultados increíbles… Eso sí, las tiritas funcionan en la vida real y en las películas…. Jajajajaj Otra escena que también me gustó fue cuand Crawford es ‘parido’ de un ser y por acabar que si no, luego decís que os spoileamos, una pelea con un pedazo de gusano!

Otro punto a destacar es obviamente, la realización y maestría de Stuart Gordon… bueno, a la que ya nos tiene acostumbrados, quizás no se luce tanto como en Re-Animator, pero desde luego, Resonator, hará las delicias de los fans del cine de terror.

De obligado visionado! Eso sí, cuidado con la glándula pineal… que no se te desarrolle un tercer ojo!

Muerte y Desayuno (Dead & Breakfast, 2004)

Hotel Zombie

Hotel Zombie

Recientemente, tuvimos ocasión de re-visionarla en la Tarde Zombie (nuestros pases de cine de terror) en el Valhalla Club de Rock. Fue mi apuesta para arrancar el primer pase (con toda la responsabilidad que conllevaba) y la verdad, es que no defraudó a nadie. Fue un completo despiporre!

Esta cinta tiene su gracia si la miramos con la óptica o bajo el punto de vista correcto, es decir, una comedia zombie al más puro estilo serie B. Si le buscamos pretensiones e incluso comparaciones, es ahí donde la cagamos!

Ya desde un buen principio se muestra la perspicacia y el humor, en su título se juega con el concepto anglosajón de Bed & Breakfast, ofrecer Alojamiento + Desayuno sobre todo en hoteles/moteles de paso. Pero como es un film zombi, no puede faltar la clara referencia a los muertos vivientes o no muertos; y por este motivo, hacen el juego de palabras, Dead & Breakfast.

Muerte y Desayuno (Hotel Zombie, 2004) es obra de Matthew Leutwyler (guión & realización), y aunque intenten vendérnosla como independiente o heredera de Shaun of the Dead (2004), es serie B en todo su esplendor!

La historia empieza con el típico grupo de jóvenes dirigiéndose a la boda de una amiga en Galveston. El grupo está formado por el primo de la novia, Johnny (Oz Perkins); la dama de honor, Kate (Bianca Lawson); el divertido David (Erik Palladino); la guapa Sara (Ever Carradine… Os suena el apellido ¿?); el guapo Christian (Jeremy Sisto) y la inocente Melody (Gina Philips). Johnny que conduce una auto-caravana se pierde y van a parar a un pueblucho sureño de la América profunda llamado, Lovecock!… Sí, sí, habéis leído bien.

En la gasolinera, disfrutaremos de la 1ª actuación musical de la película, a cargo de Randall – RV (Zach Selwyn) que se convertirá en trovador musical y/o narrador en off actuando (nunca mejor dicho) como hilo conductor entre escenas. Allí, también descubrirán a un misterioso vagabundo que no se fuma los cigarrillos… sólo los chupa!

Johnny a lo To be or Not To be!?

Johnny a lo To be or Not To be!?

Tras las indicaciones de RV nuestro grupo de jóvenes va a parar al único motel de Lovecock, la casa de Robert Wise (David Carradine), que parece un poco la casa de Norman Bates en Psicosis. El Sr. Wise vive con su chef francés, Henri (Diedrich Bader); y como no, Carradine tendrá que meter sus frikadas budistas de por medio.

En el mismo motel es donde empezarán los problemas para nuestros protas, ya que David descubre el cadáver de Henri en la cocina y a Mr. Wise, se lo encuentran tieso en el suelo de un ataque al corazón. Y eso que no tenía ninguna bolsa en la cabeza ni ninguna cuerda… Eso sí desconocemos si estaba encerrado en un armario!

Tras dar parte a las autoridades del asesinato y del fiambre, pese a que no son los principales sospechosos, el mochuelo recaerá en el extraño vagabundo, pero nuestro grupito no podrá abandonar Lovecock. Por este motivo, se sumergirán en el conocimiento de la cultura local. David y Melody asistirán a un curioso granero con baile local organizado por RV, Johnny se perderá por el pueblo, Kate intentará contactar con la novia y Sara & Christian investigarán al misterioso Mr. Wise…. Uuuuuhhh, y lo hacen en el registro municipal… Qué yuyuuuuü!

Johnny al volver al motel, se da cuenta que está cerrado a cal y canto, y decide acceder a él, por una escalera de mano. En la arriesgada operación (ya se ve…), la lía parda, al romper una caja de madera con un sello oLientaL. Esta caja se llama Kuman Thong y según la archivera local, Lisa Belmont (Miranda Bailey), dicha caja contiene el espíritu del hijo de Robert Wise. Los Kuman Thongs se utilizaban para encerrar el espíritu de un feto o recién nacido ya que era símbolo de buena suerte; pero si el sello que guarda la caja se rompe, el espíritu posee al primer ser que encuentre. Además, si en la caja se van guardando restos biológicos de otros humanos, la caja los irá poseyendo también, puesto que los poseídos estarán atrapados entre la vida y la muerte; y sólo se les podrá matar de una manera, separándoles la cabeza del cuerpo o con una bala por sombrero

Kuman Thong

Kuman Thong

No os suena de algo esto chicos ¡!!¿?… Pero ojo, que en la peli lo indica claramente, no son zombis, son poseídos! Y un huevo! Bueno, como mínimo no es la típica película catastrófica sobre un virus o una contaminación radioactiva! Eso sí, la cosa va de espíLitus malignos oLientaLes!

Johnny la irá liando por el pueblo hasta que consigue un mini ejército… bueno va… dejémoslo, en mini grupo de zombies… Perdón, quise poner poseídos!

La cinta tiene unos FX’s muy buenos y correctas dosis de sangre & gore! Se nota, pese a ser una cinta independiente (o eso quieran vendernos), había pasta detrás. Supongo que papi Carradine tuvo algo que ver en el asunto, ya que al fin y al cabo, Ever acaba siendo la heroína (físicamente, me recuerda un poco a Uma Thurman).

También, hay muchos guiños y gags a otros films del género (un poster de Evil Dead, cabezas parlantes, escenas de sangre a lo Braindead e incluso un bailecito a lo Thriller!…
Como veis si visionamos Dead and Breakfast desde la óptica correcta, podemos sacarle mucho jugo, sobre todo, si la visionamos acompañado o por que no… en una sesión de Terror en el Valhalla!… Jajajajajaj Crazy zombies!

Además, si no os gusta esta versión, siempre os quedará visionar The Gay Bed & Breakfast of Terror… solos o acompañados…

Mandrake (2010)

Mandrágora

Mandrágora

Mandrake”, dirigida por Tripp Reed, nos presenta las vicisitudes a las que hace frente una expedición de arqueólogos liderada por el aventurero Darren McCall, tras la búsqueda de una legendaria daga que data de  la época de los conquistadores españoles en una selva de Latinoamérica. Lo que ninguno de ellos sabe es que Harry Vargas, el que financia dicha expedición y descendiente de uno de aquellos invasores hispanos, había enviado anteriormente a otro grupo de personas con la misma finalidad, los cuales habían acabado desapareciendo sin dejar ningún rastro alguno. Tras sobornar a los guerrilleros que pululan por los alrededores  para que no les estorben en su búsqueda, los protagonistas llegan a una zona de la selva poblada de antiquísimas calaveras, y tras profanar una tumba encuentran lo que tanto anhelaban: la mítica daga ensartada en el esqueleto de un conquistador.

Cuando se apoderan de ella un gran estruendo acompañado de un temblor de tierra les zarandea anticipando funestos presagios. No sólo tendrán que vérselas con unos indígenas descendientes de aquellos que ocuparon esas mismas tierras en tiempos lejanos sino que también tendrán que hacer frente al dios protector de los nativos, el cual, encolerizado por la nueva interrupción del hombre blanco en su hábitat,  despierta de su centenario letargo asesinando brutalmente a quién se pone a su alcance, sin hacer distinción entre unos y otros.

Ese ser sobrenatural con forma de árbol comenzará sembrar el pánico entre el grupo de McCall e incluso entre los propios nativos. Nadie sabrá cómo pararlo y las muertes empezarán a sucederse vertiginosamente…

Unas hierbas inofensivas...

Unas hierbas inofensivas...

Mandrake” (Mandrágora) es la típica película hecha para el canal SciFi, es decir sin grandes pretensiones, pero que consigue su propósito, que es entretener al espectador. A decir verdad, la película que nos ocupa tiene un nivel más que correcto en comparación con otras tantas que nos ofrece dicho canal. La historia se deja ver con facilidad y no llega a aburrir, aunque salvo en los momentos en que la criatura hace acto de presencia, la película parece más del género de aventuras que de terror. Los efectos sangrientos se ven bochornosamente hechos por ordenador, pero por el contrario, la criatura está bastante bien lograda.

Hay en la trama situaciones un tanto ilógicas. Por ejemplo, si ese ser fue invocado para proteger a los indígenas, ¿cómo es que después arremete también contra ellos? Con todo, las andanzas de este árbol-mandrágora, que parece familiar de los Ent (los árboles vivientes de “El Señor de los Anillos”) pero con más mala baba, os hará pasar un buen rato.

Las interpretaciones, sin ser nada excepcionales, son correctas. Destacamos a Benito Martínez, conocido por su papel en la serie “The Shield”; Max Martini, protagonista también de la serie “The Unit” y Betsy Rusell, conocida por ser la esposa en la ficción del ya legendario Jigsaw (“Saw”).

Como apunte final comentar que esta película es conocida también como “Las Ruinas 2”. Je, je,… sin comentarios.

Como no… By Miscua!!

Tarde SLASHER en Terror en Valhalla

Cartel 03 de Julio 2011

Cartel 03 de Julio 2011

Tras el éxito de nuestro estreno (desvirgamiento!), volvemos de nuevo con otra sesión temática: la Tarde SLASHER!!

Si tu fuerte son los cuchillos, hachas, pistolas de clavos, martillos, sierras mecánicas… Empieza a afilarlas!!! Y además, no te olvides tu mejor máscara: la de hockey, la de gas, la de látex, la de payaso o cualquier otro artilugio fetichista… No puedes faltar a nuestra tarde más sangrienta!… Y que conste que pasaremos lista!

¿Cuándo?
Domingo 03 de Julio 2011 a partir de las 16hrs.
¿Dónde?
En el Valhalla Club de Rock -> calle Tallers, 68 junto parada de Metro ‘Universitat’ de la L1 y L2 o ‘Catalunya’ de la L1 o L3.
Precio:
4€ con Consumición & Palomitas incluidas. Precios Populares en las bebidas!

Primer Pase – aprox 16:15h
The Greenskeeper (dir: Kevin Greene, Adam Johnson & Tripp NortonTerror en el Green, 2002). Este divertido slasher hará las delicias de todo aficionado al Golf.

Segundo Pase
Hell Night (dir: Tom DeSimoneNoche Infernal, 1981). El típico slasher universitario ochentero yankee. Qué más se puede pedir ¿? Y si encima sale Linda Blair, uuhhhmmmm!!!

Además, disfrutaremos (o no), de algunos cortos y otras bizarradas; y sortearemos algunos regalos entre todos los asistentes!

Valhalla Club de Rock pone a nuestra disposición una sala para nosotros, con proyector & pantalla grande, aire acondicionado (ahora que viene el veranito…) y un sonido digno de los dioses vikingos!

Si lo tuyo es el bricolaje aplicado antiguo arte de cepillarte al próximo; y ya no te sirven los briconsejos, te invitamos a que vengas y disfrutes de una tarde sangrienta y llena de gritos. Terror en el Valhalla es tu sitio, el Paraíso de los Fanáticos del Terror & Gore!!

Organizan: Valhalla Club de Rock & Nekrofilmicos | Recomendamos que si queréis ver las pelis tranquilamente, os las visionéis en vuestras casas.

Con la inestimable colaboración de:
Los Criticonos, Subfilms & AVT, The Monster Museum, Cine The Warrior, Pet Sementary, El Buque Maldito,…