Lemora, un Cuento Sobrenatural (1973)

Lady Dracula

Lady Dracula

Antes de empezar con esta reseña, debo deciros que no tenía ningún conocimiento previo del film  y que su adquisición fue completamente a ciegas. A veces, suelo dejarme llevar por mi instinto cinéfilo y bueno… hemos tenido experiencias de todo tipo, buenas y horribles!

Visionamos Lemora en la pasada Noche de Cine Inconexo VI, y la verdad es que nos sorprendió y acabó gustando en parte; eso sí, el escenario habitual de visionados era distinto, era un pase con los colegas, con ganas de juerga y comentar a piñón! Quizás si la hubiera visto en casa, el resultado hubiera sido muy distinto…

Lemora, A Child’s Tale of the Supernatural (1973) es un proyecto conjunto de Richard Blackburn & Robert Fern que se encargaron del guión, realización y producción… bueno, no me extraña porque para hacer esto… Parece ser que la peli sufrió algún tipo de percance con la distribución porque se estrenó en Mayo de 1975.

También conocida bajo los títulos: Lemora, the Lady Dracula; The Legendary Curse of Lemora; The Rape of the Vampires o Lady Dracula, a secas… Como muy bien nos indica el subtítulo es un cuento sobrenatural, entre lo terrorífico y lo abominable, pero en absoluto dirigido al público infantil… Vaya a menos que luego no queráis tener hijos traumatizados!!

El comienzo de la película es un tanto confuso, en los ‘supuestos’ años 30 un gánster en plena acción se cepilla a una pareja que están en la cama… y luego se da a la fuga con su buga yendo a parar a una casa con unos seres un tanto extraños!

Parece ser que el gánster de poca monta es un tal Alvin Lee (William Whitton), que en un ataque de cuernos, asesina a su mujer & amante. Atrás dejará a Lila (Cheryl Smith), una jovencilla de aspecto puro y virginal de 13 años (ficticios) que tendrá que vivir con el reverendo Mueller (Richard Blackburn) del pueblo de Tylerville.

Lila canta en el coro de la iglesia baptista y su voz angelical tiene encandilado a todo el vecindario…. Bueno, el reverendo está mucho más que encandilado pero eso es un secreto de confesión. Un día recibe una carta de una tal Lemora (Lesley Taplin) informándole que su padre está muy enfermo! Por este motivo, Lila, ni corta ni perezosa emprende un viaje sola para ir en su búsqueda. Y qué mejor momento que viajar de noche ¿?

Lemora vestida con un mantel... Gran vestuario, sí señor!

Lemora vestida con un mantel... Gran vestuario, sí señor!

La búsqueda del transporte ya de por sí, es un poco confusa, extraña y plagada de preguntas sin resolver pero comparado con el viaje en sí, eso sí que ya es surrealista. Viaja en un ‘supuesto’ autobús de línea, sólo con su conductor (Hy Pyke), personaje comparable con los que solía encarnar Víctor Israel, para que nos entendamos!

Tienen un accidente en medio del bosque y a plena noche cerrada, y evidentemente, empiezan a salir unos seres extraños a modo de zombies. Dichos zombis no se sabe muy bien si son o no necrófagos puesto que sólo matan tras su paso.

Lila logra zafarse de ellos y dar con una extraña casa de estilo victoriano. Pero en vez de acogerla y darle resguardo, la acaban encerrando en una caseta… Tan sólo recibe la visita de una vieja ama de llaves (Maxine Ballantyne) que le trae comida y poco más. Da la coincidencia que la casa victoriana, es el mismo refugio donde se encuentra su padre ‘enfermo’ y por fin, Lila conocerá a Lemora.

Esta enigmática anfitriona, parece que vive en el siglo pasado (era victoriana) y rodeada de unos misteriosos niños pequeños… Lemora retendrá a Lila en su mansión con el pretexto que su padre está muy enfermo y todavía no puede verlo.

Pero qué oscuros secretos ocultará Lemora y todos los seres de la casa ¿? Estará su padre realmente enfermo ¿?

Tal y como ya os he dicho anteriormente, el hecho que visionara esta cinta en una noche de cine inconexo ayudó en gran medida a que pasara mejor… Pero no nos engañemos, Lemora: un cuento sobrenatural es un truñaco de 3 pares de co’ones! Eso sí, el film en ciertos círculos cinéfilos de terror goza de buena reputación y hasta cierta consideración de peli de culto… No sé si fomentado por la propia Cheryl Smith o por la peli en sí misma!

Primero de todo, los errores, lagunas e incluso océanos de la historia confundiéndonos en todo momento, uno no sabe si la trama transcurre en los años 30 o en la época victoriana, queriendo imitar a las típicas producciones de la Hammer de estilo terror gótico. Además, el atractivo de la película va decayendo con los minutos, hasta que llegamos al final, donde hay una batalla ‘épica’ del todo surrealista y sin sentido.

Al pretender ser un cuento de terror, toca o intenta tocar demasiados palos para mi gusto: zombies o monstruos, vampirismo, esoterismo y satanismo… Y lo apoteósico para mí, es la batalla final! Ni pies ni cabeza!

Los FX’s dejan mucho que desear, reduciéndose algunas veces, a simple maquillaje y vas que te matas…

Lila tomando un baño... Pincha en la imagen para más detalles!

Lila tomando un baño... Pincha en la imagen para más detalles!

Eso sí, lo único que destacaremos como positivo, y evidentemente, es lo primero que nos llamó la atención a nuestras enfermas mentes, fue la pura y virginal, Lila. El Sr. Blackburn quiso sacarle provecho y nada más empezar la peli, entrevimos que más adelante se la sacaría jugo al tema. Pese a ligeras insinuaciones y poco más, no olvidemos que Lila representa que tiene 13 años, en la vida real, Cheryl Smith ya tenía 18 años. Por este motivo, se pudo haber explotado mucho más el lado erótico o sexual del cuento. Aunque seguro que nos encontramos con una versión censurada, no me extrañaría saber que la cinta original, contenía desnudos integrales de Lila. No olvidemos que Cheryl “Rainbeaux” Smith rodó años más tarde, Fantasías Sexuales (SlumberParty ’57, 1976) o Cinderella (1977) con muchos desnudos!

En definitiva, como todo cuento infantil, mucha fantasía de por medio, llegando a veces a rozar los surrealista y psicotrópico, pero ya se sabe los cuentos y las fábulas, cada uno las cuenta como le parecen.

Lemola, Lemora ¿?

Anuncios

2 pensamientos en “Lemora, un Cuento Sobrenatural (1973)

  1. Te mola Lemora? Olvidas comentar que en un frame se puede vislumbrar un pezón de la supuesta e inocente Lila jajjajjajajajj Lo que costo parar el reproductor en el momento justo

    • Calla… calla…. no lo cuento que si no nos acusan de Spoilers! Tócate los huevos!
      Eso sí, en la crónica de cine inconexo, ahí sí que está!!

      Pero el momento búsqueda pezón, no tiene precio! Verdad que si Naxo? Semos unos viejos verdes…. Muauuaaahh!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s