Guilty of Romance (2011)

Guilty of RomanceComo no, el polémico realizador Sion Sono vuelve a sorprendernos e impactar al espectador. Guilty of Romance pese a ser un thriller con level toques psicológicos, no dejará indiferente a nadie.

Con esta película se cierra la denominada, trilogía del odio. Conforman esta inquietante trilogía: Love Exposure (Ai no mukidashi, 2008); Cold Fish (Tsumetai nettaigyo, 2010), ganadora del premio Casa Asia el pasado año en el Festival de Sitges y la actual, Guilty of Romance (Koi no tsumi).

Y por qué el odio precisamente ¿? Según el propio director, el Odio es un estado emocional que incluye Amor, y paradójicamente, el odio puede generar amor. Así de contradictorio se expresa el propio Sion Sono, que según confiesa, en Guilty of Romance estaba exhausto de tanto odio interior y ya era hora de hacer una concesión, al amor.

Este controvertido cineasta, que también se ha dedicado a la poesía, es conocido porque sus películas siempre han generado cierta polémica social: Suicide Club (Jisatsusâkuru, 2001), Strange Circus (Kimyô na sâkasu, 2005), Hair Extensions (Ekusute, 2007), entre otras…

La trama de Guilty of Romance nos es narrada en paralelo aunque la película está dividida en 5 capítulos que se van cruzando entre sí y que acabarán uniéndose.
En el barrio del amor de Tokyo, donde las parejas y las prostitutas tienen encuentros sexuales en los hoteles del distrito, la inspectora de policía, Kazuko Yoshida (Miki Mizuno, la recordaremos de Hard Revenge Milly), tiene que investigar un cruel hallazgo: el cuerpo mutilado de una mujer unido a un maniquí. Este homicidio es el preludio de la siguiente subtrama del film.

El matrimonio "perfecto"

El matrimonio "perfecto"

Izumi Kikuchi (Megumi Kagurazaka) es la esposa de un famoso escritor japonés de novela romántica. Izumi es una esposa modelo: obediente, atenta, servicial… ocupa toda su jornada a tenerlo todo preparado a la llegada cada noche a las 21hrs de su maridito a casa. Pero pese a tener una vida cómoda, lujosa y un ‘buen’ marido, no es feliz.

Por este motivo, se ponen a trabajar en un supermercado, para realizarse personalmente. Es allí, donde una desconocida le ofrece para trabajar como modelo fotográfica, que evidentemente, y aprovechándose de la sumisión constante y en la inocencia de Izumi, pasará de modelo de desnudos a rodar películas soft y luego, hard porn.

Gracias a ello, Izumi se irá liberando poco a poco, sexualmente hablando y en el campo personal (siempre que no esté interpretando el papel de mujer sumisa). A raíz de entonces, empezará a vestir más provocativa, mantener sexo con desconocidos (con buenas y malas experiencias); y a adentrarse en el barrio del amor de Tokyo.
Allí empezará a trabajar como prostituta ejerciendo en las calles y luego en Club Hechizado, tras conocer a Mitsuko Ozawa (MakotoTogashi). Esta ambigua y enigmática mujer, trabaja por el día como profesora de literatura en la Universidad de Élite y como prostituta de noche.

La atractiva y descarada Mitsuko

La atractiva y descarada Mitsuko

Mitsuko, es todo un personaje. En una reunión familiar, con la madre de Mitsuko, advierte a Izumi que no se vuelva como ella, ya que ella y su padre (fallecido) representan una lacra para la familia. Y eso lo cuenta tan divertidamente tomando el té. Desde joven, Mitsuko sintió unos deseos carnales hacía su padre, y como este recurría habitualmente a la prostitución, ella acabará trabajando como prostituta.

A lo largo de la película, vemos el nacimiento de una mujer nueva, una Izumi liberada capaz de controlar su sexualidad y su “vida”. Pero cuando Mitsuko acepta a Izumi como su aprendiz, todo se vuelve oscuro y sórdido. Mitsuko tendrá que destruir esta nueva Izumi, para convertirla a su imagen y semejanza. Tiene que volver a someterla a todo tipo de vejaciones para que vuelva a resurgir de sus cenizas.

Mitsuko & Izumi

Mitsuko & Izumi

Estará dispuesta Izumi a asumir su nuevo rol de prostituta ¿? Le acarreará algún conflicto moral ¿? Será capaz de llegar hasta el límite ¿? Será capaz Mitsuko de anular como persona a Izumi para que renazca de nuevo ¿?

Es ahí cuando las 2 historias se entrecruzan… y descubriremos que Guilty of Romance, es mucho más que  la historia de la liberación personal y sexual de una mujer casada sumisa y obediente!

La película está conducida de forma magistral donde destacamos las interpretaciones de las bellas y exuberantes protagonistas: Megumi Kagurazaka & Makoto Togashi. Es un espectáculo ver la evolución de los personajes, sobre todo, el de Izumi (si me tengo que quedar con una escena, elijo la que está frente a un espejo desnuda y gritando!)

Además, Sion Sono juega con la cromática visual del film. Mientras que las escenas más oscuras y siniestras tienen tonos rojizos, cobrizos y negros; las escenas de la liberación de Izumi son tratadas con colores fluorescentes: rosas, verdes, violetas. Y cuando esta tiene que asumir el rol de buena esposa, toda la cromática se reduce a colores pastel y muy claros: blanco, beige,…

Por fortuna, en Guilty of Romance somos testimonios de un espectáculo de sexo, desnudez no sólo del cuerpo sino también del alma, autodestrucción y renacimiento personal, parafilias bizarras, violencia y humillación, voyerismo, humor negro (ojo a la madre de Mitsuko), asfixio filia, ninfomanía,… y un largo listado de bizarrismos varios!

En definitiva, Guilty of Romance cierra un ciclo, el odio, desde sus múltiples vertientes, odio que puede generar muerte y destrucción, pero como cara opuesta, vida y amor.

Y recordad: “Las palabras tienen carne”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s