Nekro Girl: Linnea Quigley ‘Trash’ – Naked Queen

Scream QueenLinnea Barbara Quigley es una de las Scream Queen’s de la década de los 80’s aunque yo prefiero denominarla: Naked Queen, por su facilidad para aparecer desnuda.

Nació en Davenport (Iowa) el 1958 y con 18 años se mudó con sus padres a Los Angeles donde empezó a trabajar como modelo gracias al apoyo de sus amigos. Su primera aparición como actriz fue en la película: Psycho from Texas (1975), evidentemente fue un pequeño papel. Tras esta primera toma de contacto, fue realizando reportajes en revistas para adultos y realizar pequeñas apariciones ‘desnuda’ en films de serie B: aparece en Fairy Tales (1978) y Despelote en el Campamento (Summer Camp, 1979).

Poco a poco, sus papeles se hicieron más largos y en 1981 aparece en las películas Don’t Go Near the Park y El Día de la Graduación (Graduation Day). Pero no fue hasta 1984 que Linnea consiguió cierta notoriedad, primero trabajando con Linda Blair en Calles Salvajes (Savage Streets) y luego en Noche de Paz, Noche de Muerte (Silent Night, Deadly Night).

Linnea de joven

Trabajando de modelo

Pero el film que la catapultó a la fama dentro de los fans del cine de terror fue nada más y nada menos que: El Regreso de los Muertos Vivientes (dir: Dan O´BannonThe Return of the Living Dead, 1985). Linnea Quigley interpreta a Trash una joven punk que nos alegra la vista con un increíble e irrepetible striptease encima de una tumba en un cementerio a ritmo de Tonight (We´ll Make Love Until We Die) del grupo SSQ. Una imagen de nuestra niñez y que en la mayoría de casos, se quedaría grabada en nuestra retina ya que la desinhibida Trash nos enseñó mucho más que su cuerpo.

Linnea 'Trash' Quigley

A partir de entonces, aparece en todo tipo de films de terror y eróticos: Creepozoids (1987), Night of the Demons (1988), o incluso en A Nightmare on Elm Street 4: The Dream Master (1988), saliendo del cuerpo de Freddy Krueger como víctima. En algunas pelis de serie B coincide con otras actrices del género tales como Brinke Stevens o Michelle Bauer y con el director Fred Olen Ray; como por ejemplo, en Hollywood Chainsaw Hookers (1988). Todas estos papeles fueron aumentando la popularidad de Linnea, convirtiéndola en toda una ‘scream queen‘ del género y es que incluso tiene en su haber el récord al grito más largo.

En lo personal, Linnea Quigley se casó en 1990 con Steve Johnson (técnico de efectos especiales) pero se separó al cabo de 2 años. Fue vocalista en el grupo punk, The Skirts e incluso se ha auto-producido algunos de sus films: Murder Weapon (1989) o The Girl I Want (1990). Tiene su propia línea de joyas y perfumes; y llegó a entrenarse para policía cuando protagonizaba Vice Academy (1989).

Linnea Quigley y sus encantosPero una de las verdaderas vocaciones de Linnea Quigley (al mismo nivel que los desnudos, para que me entendáis), adora a los animales. Miembro activa del PETA (People for the Ethical Treatment of Animals); defiende y colabora con varias organizaciones para la ayuda de mascotas abandonadas. Tiene algunas anécdotas al respecto, y es que ha llegado a incluso adoptar animales que se ha encontrado en el set del rodaje.

Para todos aquellos que conocemos, aunque sea mínimamente, la carrera de Linnea ‘Trash’ Quigley, sabemos que su nombre estará ligado al calificativo de ‘scream queen’. Fue uno de los máximos exponentes de la serie B de los años 80’s, contando en la actualidad con una filmografía de casi un centenar de intervenciones en este tipo de films. Pese a que la gran mayoría de sus interpretaciones eran papeles secundarios, supo transmitir a los (sus) fans la esencia de una GRAN década: tetas, felpudo, sangre y gritosmuchos gritos!

Trash - The Return of the Living DeadScream QueenLinnea Quigley - CougarQuizás penséis que Linnea era una chica ligera de cascos, y que sólo sabía despelotarse en pantalla para así poder salir en las películas. Quizás tengáis razón, en la mayoría de veces, aparecía desnuda o muy ligerita de ropa, pero como mínimo, no engañó a nadie. Mostró y se mostró tal y como es, una chica que disfrutaba haciendo lo que hacía, porque sabía que lo hacía en cuerpo y alma!

Anuncios

Metal Warriors: Especial ‘Espada y Brujería’ en el Valhalla

Conan: ¿A qué dioses rezas ?
Subotai: A los Cuatro Vientos, ¿y tú?
Conan: A Crom… pero le rezo muy poco. No me escucha.
Subotai: Ja, ja, ja, ¿entonces para qué te sirve?, es lo que yo siempre he dicho.
Conan: Si muero, tengo que comparecer ante él, me preguntará cual es el secreto del acero. Si no lo sé, me echará de Valhalla y se reirá de mí.

Metal Warriors - Especial Cine Espada y BrujeríaThulsa Doom: En otro tiempo, muchacho, yo buscaba el acero, el acero significaba para mí más que el oro o las joyas.
Conan: El enigma del acero
Thulsa Doom: Sí… tú sabes lo que es, ¿ verdad muchacho ?, ¿ te lo digo ?, es lo menos que puedo hacer… el acero no es fuerte, muchacho, la carne es más fuerte… anda mira… allá, en las rocas, esa hermosa muchacha… ven a mí muchacha, ven… (la joven se lanza al vacío) ¡ esto es fuerza, muchacho !, ¡ esto es poder ! la fuerza y el poder de la carne, ¿ qué es el acero comparado con la mano que lo maneja ?, fíjate en la fuerza de tu cuerpo, el deseo de tu corazón, ¡ eso es lo que te doy !

¡Por Crom!

The Raid (2011)

Serbuan muat posterContinuamos (para bingo) con pelis vistas en el Festival de Sitges, esperamos en breve poder dar el cierre a la pasada edición, pero por ahora, continuaremos ‘torturándoos’ con ellas.

¿A quién no le gustan las pelis de artes marciales? Sea cual sea tu generación, siempre se han producido films de acción donde las artes marciales sobresalían por encima de la trama y/o la calidad final de la cinta en sí: desde David Carradine, Bruce Lee, Chuck Norris, Michael Dudikoff, Jean Claude van Damm, Jackie Chan, Jet Lee o el más reciente, Tony Jaa.

Las veíamos en forma de karatekas, soldados de élite, guerreros legendarios,… pero los más queridos por nosotros son las pelis de ninjas. La mayoría de ocasiones, son puro cine exploit con un presupuesto ínfimo, cutre-efectos y ninjas de colores (púrpura, dorado, amarillo, azul cielo, rosa)!

The Raid forma parte de este tipo de pelis de artes marciales que tras su visionado, sólo te dan ganas de repartir ostias y romper piernas; y es que la adrenalina que descargaremos viéndola, será poca (y eso que la veremos sentados!).

Brazo roto!!

The Raid está formada por el siguiente tándem: el realizador Gareth Huw Evans & su protagonista, Iko Uwais. Ambos se conocieron en una exhibición de Pencak Silat (arte marcial practicado en Indonesia y sudeste asiático); cuando Gareth Evans estaba rodando el documental, Land of Moving Shadows: The Mystic Arts of Indonesia, Pencak Silat (2007). Para los no entendidos encontraremos al Pencak Silat muy parecido al Muay Thai, otro arte marcial que aparece en la saga de Ong Bak.

Tras su encuentro, decidieron unir sinergias y decidieron rodar Merantau (2009) que algunos tuvieron ocasión de ver también en Sitges. Dos años más tarde han vuelto a repetir, y el éxito parece estar asegurado de nuevo porque en el festival de Toronto obtuvieron el premio Midnight Madness.

Serbuan maut (título indonesio) es una increíble cinta de acción que sitúa un grupo de operaciones especiales, es decir, los típicos SWAT’s en una peligrosa infiltración de un edificio de Jakarta para la detención de un atrincherado mafioso, el señor de la droga Tama (Ray Sahetapy).

Fuerzas Especiales SWAT

La misión resultará ser una trampa, alguien se ha chivado al capo de la mafia y les estará esperando para ‘tomar el té y unas pastitas‘. El edificio es una fortaleza donde los secuaces de Tama están armados hasta las trancas y se convierte en una ratonera para todo el equipo de fuerzas especiales.

Pero el SWAT, Rama (Iko Uwais) no se rendirá fácilmente y junto un pequeñísimo número de compañeros decide ascender piso a piso para así dar caza al malo de la peli. Obviamente, el camino no será nada fácil pero nuestro joven héroe, puede con todo y mucho más.

¿Será capaz de capturar a Tama? Podrá salir con vida del edificio? Habrá supervivientes? Tendrá preparada Tama alguna sorpresa más?

Toma Caídaaaa!!

En The Raid, el arte marcial Pencak Silat se convierte en un protagonista más de la historia y gracias a Uwais, veremos tal despliegue de hostias que en ciertos momentos no seremos capaces de asimilar tal lluvia de golpes. Disfrutaremos como enanos, y hasta nosotros mismos acabaremos la película cansados de tanta acción y adrenalina. Patadas, puñetazos, codazos, rodillazos, cabezazos junto con fracturas, luxaciones, contusiones,… y un sinfín de castigos físicos más, la hacen en una masterclass en toda regla.

Incluso, Serbuan maut hará las delicias de los espectadores más ‘veteranos‘ del cine de artes marciales porque seremos testigos de golpes aéreos imposibles, brutales ejecuciones, coreografías de hostias interminables y un uso de la violencia desatado… pero que conste, totalmente justificado! A los chicos malos, mano dura.

En definitiva, sangre a borbotones, huesos rotos y hostias como panes… Quién no disfrutaría con esto ¿?

The Raid es una epopeya de artes marciales y hostias a gogó!

Livid (2011)

Livide posterSin lugar a dudas, Livid fue una de las películas más esperadas del pasado festival de Sitges. ¿Por qué?

Porque sus ‘papis’ fueron los mismos que en el 2007 dejaron a más de uno con la boca abierta, gracias a su opera prima: À l’Intérieur (2007). Película muy dura, violenta y sangrienta, con una temática “polémica” y una excelente ejecución del gore. En alguna ocasión, hemos mencionado o citado, las nuevas ‘joyas’ de terror galo que nuestros vecinos están aportando a la industria. Magnifique!

Tras el éxito mediático que les supuso Inside (título internacional de À l’Intérieur), los realizadores franceses: Alexandre Bustillo y Julien Maury, dieron el salto a los USA. En un principio, les propusieron para la dirección de la secuela remake de Halloween 2 y el remake de Hellraiser, otra joya del cine de terror. Pero parece ser que las relaciones con la productora, acabaron en agua de borrajas; y volvieron a Europa con el rabo entre las piernas.

No es que vaya a basar esta reseña en los cotilleos de Bustillo & Maury, no me malinterpretéis, pero ciertamente, su intento fallido de hacer las Américas, desgraciadamente, queda reflejado en el resultado final de la película.

Madame Jessel

Técnicamente, Livide es perfecta: localización, interpretación, maquillaje y FX’s, fotografía… Es decir, como si sus realizadores tuvieran el deber moral de demostrar al mundo (industria cinematográfica) que saben hacer un film perfecto! Tras su visionado te quedas con la sensación, que Livid está hecha con el afán de demostrar técnica o profesionalidad, más que con el corazón, como fue el caso de À l’Intérieur.

Entonces, dónde radica el fallo de Livid? Pues en uno de los elementos más básicos de todo corto, medio o largometraje: la historia y el guión. Este GRAN fallo le pasa factura, y la perjudica claramente. En el Livide veremos que se tocan diversas temáticas: social, ‘supuestas’ casas encantadas, vampirismo, posesiones, fantasmas,… Es decir, un uso más explícito de la fantasía en pos de la violencia, que también aparece pero calculada al milímetro, aunque a mí, personalmente, no me provocó ninguna sensación de mal rollo ni desagradable, todo lo contrario.

Con un guión lleno de vacíos argumentales, se desarrolla una trama que en ciertos momentos, llega a incluso a despistar al espectador, y sobre todo, al final produce una sensación de disconformidad o desanimo (en la sala se oyeron risas y tó!). No por tocar el género fantástico tenemos que ‘parir’ una película con huecos argumentales o pensar que el espectador ya tendrá imaginación para el resto. Tampoco pretendemos que se nos dé todo triturado y se nos meta por un embudo, pero la justificación que he leído en otros blogs, sobre que en la fantasía no hace falta que se cuente todo, lo siento, pero no me la trago.

La dulce Anna!

Al principio, Livid nos atrae, nos cautiva y fascina. La puesta en escena es brutal, tanto por la fotografía como por la propia ambientación del film. Pero al desarrollarse la trama, nos irá confundiendo y mezclando elementos, hasta el punto de dejarnos con muchos cabos sueltos y lagunas argumentales… Al querer tocar varias ‘temáticas’ no hace que la historia se centre y es como si va desarrollando mini-historietas paralelas que acaban convergiendo en el tramo final, con fórceps y a lo loco! Si bien es cierto, que el género fantástico queda plausible, en algunos momentos, más bien parece el cuento macabro y de terror de Alicia en el País de las Maravillas.

La trama nos sitúa en un pequeño pueblo pesquero francés, donde la joven y guapa Lucie (Chloé Coulloud) empezará a trabajar de asistenta social para gente mayor. Su jefa, Madame Wilson (Catherine Jacob), le hará un tour por todos los ancianitos y ancianitas que Lucie debe encargarse. Destacando muy especialmente, Madame Jessel (Marie-Claude Pietragalla), una centenaria ancina ‘vegetal’.

Lucie, dedice compartir la impresión que le ha causado Mme. Jessel con su novio William (Félix Moati) y su hermano, Ben (Jérémy Kapone). Dado que fue una famosa bailarina y coreógrafa, y que fundó su propia escuela de danza clásica, deciden investigar su apartada mansión en busca de algún tesoro ‘oculto’. Se atreven a hacerlo porque Mme. Jessel está postrada en la cama, intubada y se alimenta de una extraña sustancia rojiza.

Una vez dentro de la mansión, descubrirán que Mme. Jessel quizás no estuviera tan ‘muerta’ como esperaban y gracias a Lucie, acabará despertando de su letargo… Esta nos contará la historia de su hija Anna (Chloé Marcq) y qué relación guarda con la vieja mansión.

Toma, género fantástico!

En Livide, Bustillo & Maury vuelven a repetir con su musa y talismán, Béatrice Dalle, en un pequeño papel interpretando la madre de Lucie, sin la potencia y mal rollo que nos transmitió en À l’Intérieur. Con Livid, nuestros realizadores vuelven a apostar por las féminas como conductoras del film, y sobresalen las interpretaciones de: Chloé Coulloud, Marie-Claude Pietragalla & Chloé Marcq.

Resumiendo, como ya os he mencionado anteriormente, técnicamente, Livid es perfecta. Sus realizadores nos han demostrado a la industria sus aptitudes, pero la peli en sí, no acaba de convencer. Y para esta ocasión, no ha hecho falta la ‘odiosa’ comparativa entre su film anterior y este último.

El resultado final de Livide es claramente inferior a À l’Intérieur, producción con menos recursos y menos despliegues técnicos, pero más brillante e impactante para el verdadero fan del cine de terror.

No obstante, desde este humilde blog, alentamos a Bustillo & Maury para que sigan ‘pariendo’ porque tarde o temprano, volverán a dejarnos con la boca abierta, como ya lo hicieron en su momento.

Metal Warriors en Terror en el Valhalla

Proyección Espada & BrujeríaPor las barbas de Crom!

Si creciste con He-Man y los Masters del Universo, tu película favorita es Conan – El Bárbaro y te reunías con los colegas para interminables sesiones de Dungeons & Dragons… No puedes faltar al primer pase del aNo de Terror en el Valhalla: Metal Warriors!

El próximo domingo 22 de Enero a las 16:30hrs, ponte tu mejor coraza, afila tu espada o hacha y repara tu escudo… porque juntos disfrutaremos de un par de ‘joyas’ del género: Espada y Brujería!

– Primer Pase: The Sword & The Sorcerer (dir: Albert Pyun, 1982). Conocida como: Cromwell, el Rey de los Bárbaros.

– Segundo Pase: Ator – El Poderoso (dir: Joe D’AmatoAtor L’Invincibile, 1982).

Hechiceros, brujas, princesas ligeras de ropa, héroes en taparrabos, unicornios, hordas de bárbaros, tiranos, usurpadores, magos, seres del averno, demonios, espadas encantadas, piedras mágicas y como no, litros y litros de rica hidromiel… Si te flipan los mundos de fantasía, no te puedes perder la próxima: Metal Warriors!

Bárbaros, Vikingos, Berserkers y todo tipo de Guerreros, nos reuniremos en el Valhalla Rock Club en el centro de Barcelona (c/Tallers 68) para una sesión doble (a lo más puro grindhouse) para dar rienda suelta a nuestros mejores chascarrillos y comentarios. Todo por 4€ con bebida y palomitas incluidas.

Por el Poder de Greyskull!!!

Brothers everywhere – raise your hands into the air
We’re warriors, warriors of the world!!
Like thunder from the sky – sworn to fight and die
We’re warriors, warriors of the world!!

Hostel 3 (2011)

El otro día me dispuse a ver la que es la tercera entrega de la saga Hostel, saga que empezó con éxito Eli Roth y que junto a “Saw” de James Wan inauguraron el género denominado “Torture Porn“, del que un servidor no es muy fanático.

Al empezar a visionar el film, rápidamente podemos percibir que se trata de un producto enfocado directamente al mercado domestico, con lo que ya podemos intuir que los 88 minutos que nos esperan desde luego no van a cambiar nuestras vidas.

 

La historia nos plantea una despedida de soltero que acabara de una forma “inesperada“, vaya que en lugar de ir a las Vegas, matar una prostituta y enterrarla en el desierto, como hace cada hijo de buen vecino. Los chicos deciden irse con unas fulanas que acaban de conocer a un polígono aislado, donde encontraran una fiesta dentro de un edificio abandonada, vaya que los muy gilipollas se cubren de gloria.

Vamos a ver estos empastes...

Y como no, van a acabar siendo victimas de la terrible organización que realiza las veladas de torturas vistas en las anteriores entregas. Lo novedoso en esta ocasión es que esta vez el papel de verdugo recae en un matón de la organización, mientras los millonarios de turno admiran el espectáculo desde  una cómoda sala habilitada para su deleite. Realizando apuestas de cual va a ser el siguiente método de tortura y con que herramienta se ejecutara tal acción.

Tranquilo, la belleza esta en el interior.

La película en si es bastante sosainas, pocas muertes y bastante cutronas, el factor sorpresa es bastante patillero y la innovación de la sala de visionado no es novedad alguna, ya que es una burda copia de la idea planteada en 2007 por la película SportKill, film mucho mas oscuro y perturbador, que esta mediocre continuación de la cual poco podemos extraer.

¿Quieres que te sople la nuca?

Film simple y mediocre, con un final bien chorras digno de “Se lo que hiciste el último verano en Benidorm”, por poner un ejemplo. Recomiendo su visionado si lo que se desea es pasar el rato delante del televisor, viendo algo un poco más entretenido que el “Sálvame Deluxe”.