Evil Dead (2013)

Bienvenidos de nuevo engendros y vampiresas de la noche, la verdad es que hay muchas excusas que podría dar para excusar la inactividad del blog en los últimos meses, pero mejor decir la verdad. Una secta satánica de strippers me rapto con la intención de engendrar al anticristo con mis fluidos, gracias a dios logre escapar y volver a mi apasionante vida. Una vez aclaradas las cosas indicados que a partir de ahora intentare ser más constante en el noble arte de llenar sus cabezas de críticas y eventos dignos de sus paladares, y que mejor forma que con una de las películas que sin duda llenaran más páginas de tinta durante este año, “Evil Dead” , el remake de la mítica cinta de 1981, grabada por un desconocido Sam Raimi junto a su panda de inseparables amigos.

Quien me conozca ya estará al día de mi cruzada particular en contra de los remakes, reboots y su puta madre. Hasta ahora el único que me había impresionado era el “Halloween” de Rob Zombie, pero he de reconocer que este nuevo “Evil Dead” me ha encantado. Cabe dejar claro que la original es una de mis películas preferidas, yo fui el culpable allá por 1994 de que algunos de mis compañeros de instituto tuvieran pesadillas con ella cuando convencí a mi tutor de ponerla en el autocar del viaje de fin de curso, sí , siempre he sido así de simpático, por lo que cuando supe de esta nueva versión fui de los que puso el grito en los cielos y desee que una bestia del averno sodomizada salvajemente a Sam Raimi y Bruce Campbell por permitir tal aberración.

Como ha cambiado la Super Pop

El encargado de tal gesta era Fede Alvarez un desconocido director Urugayo, que tenía apenas en su haber cuatro cortometrajes y el guion a cargo de ocho guionistas entre ellos Diablo Cody, la guionista de las geniales “Juno” y “Jennyfer´s Body” (modo sarcástico on), por lo que mis deseos de invocar seres del Averno seguían aumentando. Por lo que siguiendo las recomendaciones de mi terapeuta decidí alejarme del tema, hasta que hace un par de meses vi el primer tráiler y me dije, joder, esto pinta cojonudo, por lo que el viernes pasado me dispuse a aceptar el reto de jugar con el diablo de nuevo.

Soy tu monstruación !!!

Y mi sensación fue de volver a un tiempo pasado donde el terror molaba y la casquería estaba a la orden del día, por fin una película con atmosfera conseguida, buena fotografía, efectos gore artesanales (aunque algún que otro hay de digital por mucho que diga el director), con litros de sangre por todas partes, ruidos y crujidos, música enfermiza (gracias a la gran labor de Roque Baños, habitual de Alex de la Iglesia), frases tópicas etc…Todo grabado desde una perspectiva actual pero con un sabor añejo.

Una de las críticas que más veo hacía esta nueva versión es hacía la historia, y no estoy en más desacuerdo, cuando no hay historia nos quejamos de que siempre es lo mismo y cuando nos intentan dar veracidad de porque unos chavales se van hasta “Chichinabo” a una cabaña perdida nos quejamos de que nos dan demasiada información, espero que algún día nos pongamos de acuerdo.

Quiero mi dosis !!!

“Después de una breve introducción donde vemos un poco por donde irán los tiros, la historia nos pone en la piel de unos chavales que llegan a la cabaña familiar para ayudar a la hermana de uno de ellos a desintoxicarse de la droga, una vez allí descubrirán en el sótano el temible libro de los muertos el cual desatara los demonios del bosque, quienes harán que el fin de semana sea más divertido que meter a Gizmo en el “Aquapark“ de “Port Aventura.”

Las interpretaciones son las correctas para un producto de este tipo, pero cabe destacar el papel de MiaJane Levy” interpretado de puta madre, creando momentos en que la niña da mal rollo de verdad. Tenemos también unos cuantos guiños a la antigua saga, el medallón, momento sierra eléctrica etc… Y el antiguo “Oldsmobile Delta 88” coche de Sam Raimi aparecido en todos sus films y que atención abre la sección spoiler de la crítica con mi alocada teoría de la película, así que a partir de aquí no sigan leyendo si no han visto el film todavía.

Spoiler Spoiler Spoiler Spoiler Spoiler Spoiler Spoiler

Bien mi teoría es que esta nueva “Evil Dead”, no es ni un remake, ni reebot, ni revisión, es simplemente una historia paralela englobada en el mismo universo que la anterior trilogía.

Mis argumentos son los siguientes, los chicos van a ayudar a su amiga a la cabaña a dejar el “Caballo”, droga casi obsoleta hoy en día menos en minorías muy marginales, el vestuario que llevan podría tranquilamente ser de finales de los 70’s, no usan en ningún momento un teléfono móvil y al lado de la cabaña se encuentra abandonado el coche antes mencionado, coche con el que Ash llego al lugar anteriormente.

La prueba del delito

En los títulos de crédito tenemos la aparición del gran Bruce Campbell hablando del libro de los muertos y de las fuerzas del mal desatadas en el bosque. Y en un último momento vemos su rostro pronunciando la palabra “Groovy”, utilizada por el mismo en la mítica “Evil Dead 2” antes de dar caña a los demonios.

Pero es más, rebuscando por la red he encontrado esta noticia del 18 de marzo en la página Bloody-Disgusting , donde se menciona la grabación de una escena final , en la que la superviviente encuentra un camión de “S-Mart” en la carretera, del que sale Ash, quien ve como Mia se convierte de nuevo en demonio, y este mirando a cámara pronuncia la palabra “Groovy”.

Claro que el mismo Bruce ha negado tal final, pero si os miran alguno de los carteles del film, pueden ver a Mia ensangrentada por la carretera, el rumor salió antes del estreno del film, y la frase final fue curiosamente acertada, quizás demasiadas casualidades amigos del misterio, parezco Iker Jimenez jajajajajaja O es una inteligente manera de juntar “Evil Dead 2” (remake) con “Army of Darkness 2”, el tiempo lo dira.

Spoiler Spoiler Spoiler Spoiler Spoiler Spoiler Spoiler

Broken (2006)

Broken

Broken

Esta reseña se la dedico a Miscua, habitual colaborador de Nekrofílmicos, dado que él fue quien me recomendó su visionado pues no la conocía.

Bajo la premisa de “La joven se cría en un ambiente de miedo” | “The slave girl is reared in an atmosphere of fear” de Harriet A. Jacobs da comienzo el film. Y luego te sueltan la típica frase de Basada en hechos reales…. Y Pata-pam! Te encuentras lo que te encuentras!

Antes de empezar con la autopsia, os contaré que significan estas palabras y quién es quién… (info extraída de la Wikipedia)

Harriet Ann Jacobs (Carolina del Norte, 1813 – 1897) fue una escritora abolicionista y feminista estadounidense. Hija de esclavos mulatos heredó la condición de esclava desde su nacimiento, pero tuvo la suerte de que la enseñaron a leer, escribir y coser.

En 1825, por motivos familiares pasó a ser propiedad de otro hombre. Éste no sólo la acosó sexualmente durante casi una década, sino que la amenazaba con vender a sus hijos si ella se oponía a sus demandas sexuales y rehusó concederle el matrimonio con otra persona con la que tuvo dos hijos.

En 1861, publicó Incidents in the Life of a Slave Girl (Incidentes en la Vida de una Joven Esclava) bajo el seudónimo de Linda Brent. La mayor parte del libroestá dedicado a la lucha de Harriet A. Jacobs por mantener la libertad de sus dos hijos a toda costa, antes de huir ella misma en busca de la suya. Por ello pasó siete años escondida en un diminuto espacio construido dentro del granero de su abuela para ocasionalmente poder ver y oír las voces de sus hijos.

Pese a esta pequeña explicación o inciso, Broken no queda más entendida o comprendida porque dicha explicación la hemos obtenido a posteriori y porque hemos analizado o profundizado un poco más en esas palabras, si no ni eso.

Nadja dándolo todo...

Nadja dándolo todo...

Broken está calsificada dentro del subgénero ‘torture’ (falso torture) que tan de moda se puso tras Hostel (Eli Roth, 2005). Y como ya sabéis lo que sucede en estos casos, cuando algo obtiene un poco de éxito se copia hasta la saciedad, y si ya Hostel tuvo unos errores graves, no os voy a contar este producto meramente exploit.

Historia y guión de Simon Boyes & Adam Mason (Pig) esta producción británica obtuvo el premio de la audiencia como Mejor Película en el Dead by Dawn Film Festival de Edimburgo y pudo verse por el Festival de Sitges el 2006 en la competición oficial.

Broken, nadie puede salvarte, empieza su historia directa al grano sin preámbulos ni ostias. Un par de chicas son el objetivo de un ‘supuestoasesino en serie que disfruta jugando con sus víctimas, a un juego un tanto sádico, les introduce una hoja de afeitar en el estómago. Eso sí, las chicas tendrán la posibilidad (que no será la mismo que probabilidad) de salvar sus vidas, descosiendo el orificio y quitándose la Gillette de su vientre. Obviamente, esta hoja su objeto de dolor pero a la vez, es su salvación porque es lo que les permite deshacerse de sus ataduras… A partir de este punto, no se sabe muy bien lo que puede llegar a pasar, pero es la única salida que tienen.

Mientras tanto, Nadja (Nadja Brand), la típica madre soltera o separada cuida de su hija, Jennifer (Megan Van Kerro), y viven felices y comen perdices. Hasta que un día, Nadja parece ser que ha sido elegida como objetivo de nuestro torturador – mente perversa (Eric Colvin).

A partir de este punto, y habiéndoos introducido un poco la cinta, ya habréis adivinado de que va la cosa. Nadja, al igual que las anteriores víctimas se convierte en el centro de atención… bueno, mejor dicho, de torturas de nuestro cowboy de los bosques!

Pasatiempos de nuestro sádico del bosque

Pasatiempos de nuestro sádico del bosque

Por suerte (o desgracia), Nadja consigue superar la primera prueba del tarado mental este (la de la hoja de afeitar) y parece ser que esto ya es motivo suficiente para conservarla con vida. Eso sí, el perturbado la tendrá como viviendo con él más de 40 días, como si de un animal se tratase: atada a un árbol, y sufriendo todo tipo de humillaciones, torturas y vejaciones…  Y no os penséis que el asunto va por el tema sexual porque no es así.

Nadja demostrará una entereza y una resistencia sobre-humana, impulsada por la única razón de querer seguir con vida, saber si su hija Jennifer está con vida y que le ha pasado a manos del loco del bosque ese… Su interpretación es uno de los puntos destacables del film.

Pero ya sabéis lo que se suele decir: quién mal empieza, mal acaba….

Broken vista desde el punto de vista de la productora o distribuidora, es un film redondo: localizaciones naturales exteriores, 3-4 actores en todo el reparto y así toda la inversión o presupuesto pudo destinarse a los FX’s. Por este motivo, las torturas y las escenas gore están tan bien paridas… Muy poca digitalización, y eso quieras o no se agradece a la vista.

Pero en cuanto a nivel de resultados, Broken me parece un pésimo ‘torture, es decir, a estas alturas, se nos tiene que dar algo más. Después de haber descubierto que la peli estaba en la historia personal de Harriet A. Jacobs tengo la sensación que el par de ‘flipetis’ estos (Mason & Boyes), se leyeron el libro, y encontraron la base para Broken.

Eso sí, podrías haberla dotado de más credibilidad o de mejores cimientos, porque la cinta no ofrece lagunas, ofrece océanos; además de brindarnos hechos inconexos y errores de base como la copa de un pino.

Quizás para un público más comercial, menos acostumbrado a visionar/devorar cintas del palo o género, puede resultar buena y todo… Pero macho, cuando la visiona un seguidor del cine de terror, con un poco de bagaje en el tema, la cinta hace aguas por todos sitios.

Así que chavalotes, yo no le dedicaría un visionado y poco cosa más… Esperemos que los realizadores no sigan buscando su fuente de inspiración en la literatura, porque el santo grial de las fuentes inspiradoras es la absenta, como mínimo hadas y duendecillos garantizados!!!!

Premutos – El Angel Caído (1999)

Der gefallene Engel

Der gefallene Engel

Hace tiempo que quería escribir para el blog la reseña de Premutos ya que no son pelis que se dejan ver fácilmente, y que si no la visionamos bajo la óptica adecuada, podemos sacar un resultado nefasto… Y que es muy probable, que sea la opinión generalizada de la mayoría.

Antes de nada, debo advertiros que Premutos es una cinta que se enmarca dentro del ultragore alemán, es decir, dentro del género gore (y que hoy en día, erróneamente a todo se le llama gore), con sus producciones van más allá, llevando el gore a su extremo más violento, sádico y sangriento. Dentro de esta corriente nos encontramos realizadores alemanes, tan prestigiosos y aclamados como Timo Rose, Andreas Schnaas, Olaf Ittenbach, y el que está considerado el padre de todos ellos, Jörg Buttgereit.

A partir de esta premisa, y habiendo avisado a los incautos y neófitos, pasamos a la… chicha!

Premutos – El Angel Caído (Der gefallene Engel o Lord of the Living Dead, 1999) es en cuerpo y alma obra de Olaf Ittenbach que se encarga de la historia, realización, producción y FX’s, llevados a la máxima expresión.

El film empieza con una voz en off que nos irá contando el origen Premutos. A pesar de lo que la gente pueda pensar, ni Lucifer ni más tarde Jonás fueron los primeros ángeles caídos. El más viejo de su estirpe, fue Premutos, el primer ángel caído de la historia, erigido como el soberano de la vida y la muerte. Reencarnado regresará a la tierra para sembrar la enfermedad, el odio, la muerte y el pecado.

Premutos recién salido del cascarón...

Premutos recién salido del cascarón...

En esta misma intro, se nos ubica en la India 1023 AD, en una especie de batalla campal donde vemos el nacimiento de un ser con grandes poderes, sediento de muerte y sangre. A partir de esta escena, iremos saltando de épocas, a modo de flashbacks inconexos y sin ningún tipo de sentido.

Tras la India, saltamos al 1942 donde un campesino llamado Rudolph está buscando el legado de Premutos, el libro que le permita la resurrección del Anticristo. Luego pasa a la época moderna, luego, a la época medieval y así daremos un repaso histórico a modo de Érase una vez… Premutos!

Precisamente, es en estos flashbacks donde veremos gran cantidad de escenas gore, puesto que al tratar todas ellas sobre la profetización de Premutos o el intento de resurgir sus poderes. Tales flashbacks estarán repletos de sangre, mutilaciones, desmembramientos, descuartizamientos, etc, etc, etc… Vaya un deleite para el fan del Gore!

En la época actual, la historia nos traslada a una ‘peculiar’ familia germana, compuesta por: Mathias (Olaf Ittenbach), el hijo tonto; Walter (Christopher Stacey), el padre fanático de las armas; Sandra (Susanne Grüter), la hermana-trans fetichista y la madre medio boba, Rosina (Heike Münstermann).

Como es el cumple de Walter este planta un pino en el jardín… Anda! No seáis mal pensados, que es que lo planta de verdad! En su excavación, da con una maleta que contiene un libro antiguo, a modo de Necronomicón o Libro de los Muertos, a lo Evil Dead. Luego, por la tarde-noche, Walter celebrará su cumple con unos amiguchos: la guapa Tanja (Ella Wellmann); el calzonados de Hugo (André Stryi) y su cansina mujer, Edith (Anke Fabre) y un negrito, Christian (Fidelis Atuma), que no pega ni con pintura…

Durante la Party Monster, Mathias está más aburrido que una ostra, empieza a leerse el libro, desatando así un festival – orgía de sangre, muerte y destrucción!

Varios son los puntos flojos, por no decir nefastos de Premutos, y aunque muchos traten de compararla con Braindead o Bad Taste… es lo que hay, ni más ni menos, lo tomas o lo dejas. Uno de ellos, sin duda alguna es la propia interpretación de los ‘actores’ y ‘actrices’. Más bien diría yo que se tratan de un grupo de teatro amateur, que hace más bien, lo que puede.

Pobre Walter.... acabar así!

Pobre Walter.... acabar así!

La historia en sí, con tanto flashback histórico, y tanta aclaración – auto justificación del ángel caído, enreda más que aporta. Le quita fluidez al desarrollo de la peli, entorpeciendo su acción, e incluso en algunos momentos, la hace soporífera. Menos historia y más gore!

Destacar otro punto que a mí personalmente, no me pareció correcto utilizar. Zombies, y eso que en su época todavía no los encontrábamos hasta en la sopa. Pero se podría haber justificado la creación de una legión de seguidores del Anticristo, sin la necesidad de utilizar el recurso fácil, es decir, el zombi tonto de turno.

Otro punto negativo es a su vez, Olaf Ittenbach, que como no, se vio obligado a rodar con sus propios medios, Premutos, y esto se nota en el acabado final de la peli. Seguramente, si hubiera podido contar con el respaldo de una productora, el resultado hubiera sido muuucho mejor, visualmente hablando. A veces, vemos fallos de montaje y post-producción que no creo que pudieran subsanarse, puesto que se hacía una única toma y a cascarla!

No obstante, esta autosuficiencia lo convierte en un punto fuerte. Y es que Ittenbach se hace cargo de los FX’s al completo. Son sencillamente brutales! Cráneos reventados, amputaciones, explosiones craneales, separaciones troncales, y un largo etcétera de bizarradas, convierten a Premutos, en un disfrute visual para el fanático del gore.

Seguramente, muchos de vosotros pensaréis: Como puede gustarle eso a alguien? O en que mente se concibe rodar o parir una película así? Pues, no pienso caer en el topicazo del telediario; y simplemente, os preguntaré: ¿Y por qué no? Al fin y al cabo somos humanos, y desde tiempos pretéritos, nos va la sangre y la carne, no ¿?

Bienvenidos al Horror & Gore!

Historia de Ricky (1991)

Lik Wong

Lik Wong

Para mí vuelta al blog, me veía en la obligación de reseñar una peli de culto, y no se me ocurrió otra que: Historia de Ricky por la fuerza que desprende.
Una manera de volverme a encontrar con todos vosotros y demostraros que vengo con energías renovadas y con ganas de ‘liarla parda’…

Historia de Ricky está basada en un manga, Riki-Oh, creado por Masahiko Takajo y Saruwatari Tetsuya. Esta co-producción china (Hong Kong) – japonesa combina a la perfección el tradicional cine de acción de artes marciales, donde los asiáticos son los reyes del mambo, con grandes dosis de gore… y menudo gore nos espera!

Historia de Ricky (Story of Ricky, título original – Lik Wong, 1991) fue dirigida por Ngai Kai Lam, que también se encarga del guión.

La trama nos traslada al año 2001, donde las autoridades han privatizado las prisiones, convirtiéndolas en empresas. Nuestro protagonista, Ricky Oh (Siu-Wong Fan) tiene 21 años, y está condenado a 10 años de cárcel por homicidio sin premeditación, es decir, a la ‘gornú’… ah! Y agresión, que no se nos olvide!
En su presentación, descubrimos de Ricky que alberga 5 balas de recuerdo en su pecho… los hay que coleccionan llaveros o imanes para la nevera… pero como él es más chulo que un ocho, lleva balas!

Desde el primer momento, Ricky hará ‘amigos’ en la trena muy rápidamente, el chulillo de las duchas, ‘capitán’; un gordaco enorme, ‘zorro’… No olvidemos que en el trullo todo quinqui tiene un apodo. En esos momentos, descubriremos por donde van a ir los tiros…. Mejor, dicho, puñetazos y patadas!

La ‘buena conducta’ de Ricky, llama la atención de Oscar (Frankie Chin), el líder del ala norte, donde está Ricky. Cada ala tiene un líder y estos son conocidos como la pandilla de los 4.

Un flashback nos aclarará el origen de los poderes y la fuerza inhumana de Ricky. Y es que siendo joven, se encuentra de casualidad en un cementerio a su tío, y le pide que le enseñe Chi Kung (o como cojones se escriba esto).
Esta arte marcial utiliza la energía del cuerpo humano como escudo contra toda fuerza sobrenatural, y por eso, nos harán una sesión de poliespán.

Como la fama ya precede a Ricky, el ayudante del alcaide, quiere conocerlo… bueno, más bien putearlo, pero eso él no lo sabe. Tras su encuentro, Oscar quiere darle una clase particular a Ricky sobre las normas de la prisión, pero el tiro le sale por la culata, y acaba un poco, difunto.

Taizan Lepaltiendo amoL!

Taizan Lepaltiendo amoL!

Esto provoca que los otros líderes de las alas de la prisión, la tomen con Ricky… pobrecillo, él que sólo se dedica a pasear, hacer amigos y tocar la flauta… Así, conoceremos a Rogen (Yukari Oshima), líder del ala oeste, Taizan, del este (atención a las intervenciones de este grandullón); y Freedan, del ala sur. Pero a Ricky sólo le importa (marranote…) Allen, el ahijado viudo de Oscar. Esto hace que los 3 chungos de la prisión, se pongan celosos de Allen.

Como veis, la trama no presentará muchas complicaciones, salvo los flashbacks que dan pena o risa, según se miren. Pero como el fuerte de la película van a ser las hostias y el gore, con la Historia de Ricky no saldremos defraudados.

Puñetazos, patadones, aplastamientos, perforaciones, destripamientos, collejones, desmembramientos, mutilaciones… y sangre y más sangre, se convierten en el vehículo conductor durante toda la película.

Por este motivo, cualquier fan del gore tendrá que tener este film siempre en su mente, y aunque la cinta tenga ya sus añitos, deja verse con facilidad. Aunque ciertos, FX’s hacen evidente el paso del tiempo, también forma parte de su encanto. Una peli de artes marciales con ostias a cascoporro, que si las comparamos con las de Jackie Chan, son de risa!

Chorros de sangre, prótesis de látex, muñecos aplastados, tripas y vísceras… harán el deleite de los ‘gourmets’ del gore. Y encima, Historia de Ricky tiene mensaje social y todo: “Los prisioneros también somos personas!” Y si no… que se lo digan al Vaquilla, no ¿?

Pig (2010)

Pig (2010)

Pig (2010)

Hoy os presento una de las películas que más me gustó del festival, entendiendo el gusto que gastamos en este blog, claro.

La película en cuestión es Pig, del director Adam Mason, director también de The devil’s chair, Broken, Blood River (la cuál vimos en la misma maratón nocturna y reseñaremos más adelante), con nuestro protagonista Andrew Howard, al que hemos visto en The devil’s chair, Blood River, I spit on your grave (el remake, por supuesto), parece que sea el actor fetiche del señor Adam Mason, y después de verle en esta película entiendo el porqué.

Grabada del tirón, casi en una toma, nos traslada en medio de un escenario pintoresco, como en un bosque con pocos árboles pero con mucha extension, nos muestran a nuestro protagonista, totalmente desquiciado con sólo verle, que ya empieza golpeando a una chica para llevársela en su furgoneta a su auto-caravana dónde al lado, en una jaula vemos a su “hija” preñada, a su mascota humana (una mujer atada y tratada como a un perro)

También nos muestran a un chico atado por ahí a un árbol, como parte del paisaje, hasta que decide soltarlo para jugar al gato y al ratón con él.

Violencia, un ambiente malsano, una banda sonora desquiciante, argumento nulo, potages con sangre, vaya, un verdadero peliculón!

P.D.: Pongo que la peli es del 2010 por IMDB, aunque según el programa del festival de Sitges es del 2008.

P.D.2: Se que esta reseña es mínima, pero coño, que no tiene argumento!!!

Si queréis ver el trailer , y si lo que queréis es ver los 13 primeros minutos

Helldriver (2010)

Helldriver (2010)

Helldriver (2010)

El primer fin de semana pudimos asistir a una de las maratones más esperadas del festival, la maratón Japan Madness o lo que para nosotros significa, proyección de películas japonesas u orientales, pertenecientes a la categoría Midnight X-Treme. Y por que ansiamos tanto este tipo de películas, pues por un motivo obvio, como su nombre indica, son extreme por que cada año nos deleitan con sangre y gore y nos recuerdan lo locos que están en el lejano oriente.

Y este año, no podía tener mejor programación que 2 títulos del GRAN Yoshihiro Nishimura, para mí, todo un icono o referente del splatter japonés. Para la Japan Madness contábamos con Helldriver y Mutant Girls Squad, ambas pelis dirigidas por Nishimura; y un tercer film, Alien vs Ninja, de la recién productora, Sushi Typhoon, sello ultraviolento del estudio Nikkatsu Corp, que en los años 70’s se centró básicamente en el sexo y la violencia.

Kika nuestra joven y guapa heroína.

Kika nuestra joven y guapa heroína.

A modo de apunte, y para todos los que no conozcáis (todavía) al Sr. Nishimura, os diremos que es director de films tan burros y cafres como: Vampire Girl vs Frankenstein Girl (2009) y Tokyo Gore Police (2008); y ha participado en: Gothic & Lolita Psycho (2009), Samurai Princess (2009), Robo-Gheisa (2009), Hard Revenge, Milly (2008) o  The Machine Girl (2008),… entre muchos otros, como responsable de Maquillaje y Efectos Especiales (FX’s).

La presentación de la maratón no pudo ser más bizarra, y es que el propio Yoshihiro Nishimura subió al escenario, y lo primero que hizo fue despelotarse (se quedó con el típico tapa-rabos japonés) y de una bolsa de plástico sacó un bebé de plástico con el cordón umbilical (guiño a Helldriver), y empezó a posar para la prensa mientras iba diciendo, que la película era sería y era una gran apuesta personal. Según palabras del traductor (que a fecha de hoy, todavía está flipando junto Fina Brunet), Hell Driver es “la realización de sus sueños; su intento de filmar la película de zombis definitiva”. Fiver apunta que Nishimura iba borracho (de sake, supongo), pero yo afirmo que el hombre es así, siempre!

Helldriver (título en japonés, Nihon bundan: Heru doraibâ – 2010) es la última bizarrada del Sr. Nishimura. Se encarga de la dirección, guión, edición, maquillaje, FX’s… casi nada. En la masterclass que dio al día siguiente, contó al público asistente que, suelen rodar las pelis en 2 semanas, por que las productoras no les dan ni más tiempo ni más pasta.

Helldriver se define como una apocalíptica road-movie, pero yo la enmarcaría más en un bizarro splatter zombie japonés, pues esta vez, nuestros protagonistas son los zombies. La joven y guapa, Kika (Yumiko Hara) siempre ha sufrido los abusos (no sexuales) y desprecios de su tío y su madre, Rikka (Eihi Shiina), ante la impotencia de su padre.

Un día al volver del instituto, Kika contempla como su madre Rikka y su tío, se transforman en zombies por culpa de una nube tóxica creada a partir de un meteorito o extraño objeto caído del cielo. Rikka toda poseída, no duda en arrancarle en corazón a su hija a costa de salvar su propia vida.

Rikka, la Reina zombie

Rikka, la Reina zombie

A partir de la nube tóxica, Japón queda dividido en 2 partes separadas por un muro (como el de Berlín). La parte norte es donde están los zombies, ya que todo aquel que inhala el gas se convierte en un zombie necrófago; y la parte sur (o parte segura), donde está la población segura. De todas maneras, la situación en la parte sur es insostenible, la sociedad está completamente dividida a favor y en contra de los zombies; y el gobierno no sabe muy bien como hacer frente a los zombis, en definitiva, el caos absoluto.

Además, nuestros zombies se caracterizan por tener una cornamenta en la frente, y estos cuernos son utilizados como una nueva droga, muy potente y letal, en la parte sur. De ahí que muchos, tengan la osadía de ir a la caza de zombies!

Kika será curada y mejorada con sofisticado armamento por el gobierno, como prueba para lograr la arma definitiva anti-zombie! Equipada con un corazón artificial y una espada, Kika es enviada junto un grupo de buscavidas a la parte norte a combatir los zombies.

Será capaz Kika de acabar con la Reina zombie ¿?

Y como no podía faltar en una peli de Nishimura, hay sangre a chorros y borbotones, amputaciones, gore, explosiones, digitalizaciones monstruosas, latex, aberraciones, idas de olla y bizarradas varias… que más se puede pedir, en una mente tan perversa ¿?

Entiendo perfectamente, que este tipo de cine no pueda interesarle o suscitarle ningún tipo de atractivo a más de uno; precisamente, Nishimura en su masterclass afirma que en su país natal, este tipo de pelis gore o splatters están muy mal vistas o infravaloradas, mientras que en el resto del mundo, tiene su legión de seguidores.
Incluso podéis decir, que vista una vistas todas, pues en definitiva casi siempre utilizan los mismos recursos o efectos, pero para mí, son películas muy cafres, bestias, y que aunque sólo sea en un elemento o en alguna ida de olla, siempre me sorprenden, así que cada año, las espero con muchas ansias.
El único defecto que podemos achacarle a Helldriver, es su duración, y es que sus casi 2 horas pueden pasar factura a nuestras neuronas; así como algunos flashbacks, que pueden despistarnos más que aclararnos.

Tokyo Police

Tokyo Police

En definitiva, una bizarrada más made in Nishimura o lo que es lo mismo, su particular visión de un apocalipsis zombie… aunque sean zombis con cornamenta!

Guinea Pig 2: Flowers of Flesh and Blood (1985)

Guinea Pig 2 (1985)

Guinea Pig 2 (1985)

Continuamos con la lista de pelis vista este veranito… Y parece ser que me he decantado por el Gore y los films impactantes, tal y como veréis.

Antes de empezar con la reseña en sí, quizás debamos mencionar todos los mitos (falsos o no) que rodean este film (o la saga en sí).

Guinea Pig es la saga gore japonesa por excelencia. Su traducción, Conejillo de Indias, más menos representa la sumisión y experimentación (bizarradas) que en su interior nos encontraremos. Las películas no están prohibidas ni malditas, simplemente, en Japón no se puede producir ninguna película bajo el distintivo de Guinea Pig, pero nuestra saga está ahí, y para nada está prohibida.

– Uno de los datos más polémicos sobre la saga en sí, fue que Tsutomu Miyazaki (El Asesino Otaku) que en su poder tenía 5.763 cintas de vídeo entre ellas anime, hentai, películas de terror, etc, etc. Parece ser que el asesino sentía especial devoción por la saga Guinea Pig, y utilizo Flowers of Flesh & Blood como su guía para sus crímenes.

– Mientras el actor Charlie Sheen veía Flores de Carne y Sangre se pensó que era una snuff movie real (no sabemos cómo la obtuvo ni en qué condiciones la vería), denunció la peli a la MPAA (algo así como la Asociación Cinematográfica de Estados Unidos), que le pasaron la cinta al FBI.
Estos a su vez, contactaron con las autoridades japonesas, que a su vez, contactaron con los realizadores del film, llegando incluso a declarar la chica de la cinta, que no, NO estaba muerta.

Kirara Yûgao recién descuartizada!

Kirara Yûgao recién descuartizada!

– El grupo de metal industrial Skinny Puppy, le pasó algo parecido a Charlie Sheen pero sin llegar a tanto. Estos también tuvieron la posibilidad de ver el film o escenas del mismo, y como “agradecimiento” compusieron la canción: The Mourn (El Luto). Después que se enteraron que el film era una cinta gore o un falso snuff, decidieron incorporar imágenes de la misma peli, al videoclip de la canción. Supongo que a modo de tributo.

Aclaradas o reunidas todas estas “leyendas” o falsos mitos sobre la saga, y antes de entrar en materia, quiero haceros un intenso pero breve comentario a modo de reflexión:

El cine gore (o también conocido como splatter) se centra básicamente en lo visceral y lo gráficamente violento de por sí. Es decir, personalmente, en una peli gore espero ver eso: sangre, tripas, vísceras, cerebros, mutilaciones, desmembramientos, etc, etc. Hoy en día, incluso se suele decir que una peli es gore, cuando en realidad sólo tiene toques gore. Pero señoras y señores, Flowers of Flesh and Blood es un film gore desde principio a fin; entonces, por que la gente critica eso precisamente, que sea gore, cafre, absurda, burda y otros calificativos. Qué te esperabas pues entonces, ver a Bambie y Tambor comiendo flores ¿?
No seamos ridículos, es como si una persona va a ver una peli porno, y entonces se queja que salen penetraciones (vaginales y anales), felaciones y corridas varias!!! Cuando una persona visiona Flower of Flesh and Blood tiene que saber perfectamente a qué tipo de cinta se va a enfrentar; y si aún y así lo hace, que luego no se queje!
Cierto es que la peli puede o no gustarte, encontrarla lenta o sin sentido, pero si te gusta el gore, la mirarás, si no, pues evidentemente, a otra cosa mariposa! O es que a caso, si no me gusta el cine de autor, me voy a ver las pelis del cine Verdi ¿? Pues no, seamos un poco consecuentes cojones, que ya tenemos pelos en los huevos!

Flowers of Flesh and Blood

Flowers of Flesh and Blood

Flowers of Flesh and Blood (dir: Hideshi Hino, título en japonés Ginî piggu 2: Chiniku no hana, 1985); en el mercado americano se lanzó bajo el nombre de, Slow Death: The Dismemberment. Posteriormente, Hideshi Hino volvió como realizador en otra entrega de la saga, Guinea Pig 5: Mermaid in the ManholeZa ginî piggu: Manhôru no naka no ningyo (1988). Desde aquí recomendamos a todos los fans del gore más extremo y bizarro, la edición de Devil Pictures que en el 2002 lanzó en un pack edición limitada y numerada con las 6 películas junto con una camiseta, un póster y un documental.

La película nos narra como un asesino (Hiroshi Tamura), vestido o disfrazado a lo samurai, convierte el asesinato de una chica (Kirara Yûgao) en su particular obra de arte. Punto pelota! No le busquemos más, ni trascendentalismos ni lecturas metafísicas o espirituales…

Gracias a una droga, el asesino podrá despacharse a gusto, nutrido con un arsenal de herramientas de corta y desmiembra, nos demuestra la fragilidad del cuerpo humano. Una bella joven es convertida en una bella obra de arte bajo el punto de vista del asesino, quedando patente, somos simples trozos de carne y piel, como cualquier animal que entre en un matadero.

Bricomanía a la japonesa!

Bricomanía a la japonesa!

A estas alturas quizás sorprende las reacciones de repulsa ante una cinta de esta índole cuando somos los primeros que visionamos escenas morbosas y más crueles en un telediario o en un vídeo de roturas y caídas. Además, si coincidimos con algún accidente, somos los primeros en mirar e incluso, los más anormales, grabarlo con nuestros teléfonos. Y nosotros somos los raros e inadaptados ¿?

Quizás para algunos la trama transcurre un poco lenta, pero su duración, aproximadamente 47min, es ideal para el desarrollo de todo el desmembramiento. Lo más destacable del film son precisamente, las escenas con el cuerpo de la chica que llegan a tal realismo, que hasta el FBI inició una investigación para determinar si era una falsa snuff movie o no… No sé muy bien, si los FX’s están hechos a base de cuerpos de animales como el cerdo (piel similar a la humana) o son prótesis hechas, pero la verdad, es que mejor no se hubiera podido hacer.

En definitiva, una GRAN película GORE (en mayúsculas)!!!