La Momia (1932)

La Momia (1932)

La Momia (1932)

Clásicos de la Universal… casi nada! Como muy bien sabéis a principios del siglo XX, la Universal sentaba las bases de lo que podemos a llegar a afirmar, como los orígenes del terror moderno. Anteriormente, a estos grandes clásicos, ya habían películas sobre el cine de terror, mudas en su mayoría: NosferatuEl Gólem, El Fantasma de la Ópera, Dr. Jekyll & Mr. Hyde,… Otras joyas de cine clásico, por así decirlo.

Las décadas de los años 30 y los 40, la Universal realizaría una serie de películas que le reportarían grandes beneficios y una fama sin igual, me refiero a la saga de los monstruos o Universal Monster Legacy! Míticos personajes basados en leyendas o mitos adaptados al cine, de terror por supuesto, pero dirigidas al público en general. Un público americano, que emergía del crack del 29, volviendo la clase media a recuperar su status social, el cine era utilizado como un medio de glamour y opulencia.

Precisamente, su star system fue un éxito rotundo para la Universal! Nombres como Lon Chaney & Jr, Bela Lugosi o Boris Karloff, pasaron de simples actores, a personificaciones vivientes de sus personajes. Tampoco hablaremos aquí de como la fama, les llegaría afectar en su vida personal (Bela Lugosi), pero no me podréis negar que tras las adaptaciones de Frankenstein, El Hombre Lobo, Drácula o La Momia, sus vidas cambiaron para bien, o mejor dicho, para encarnarnos el mal!

La momia de Imhotep by Boris Karloff

La momia de Imhotep by Boris Karloff

Las películas tenían un éxito brutal, por que eran realizadas por amantes y profesionales del cine, me atrevería a decir, incluso artesanos del 7º arte. Uno de los personajes clave de esos films, fue sin lugar a dudas, el responsable de maquillaje: Jack P. Pierce. Intervino en la mayoría de las monster movies de la Universal, aplicando técnicas y procedimientos nuevos, eso sí, implicaba la colaboración directa de los sufridos actores, pero parece ser que Lon Chaney Jr & Boris Karloff no les importaba muchos, por que tras la tortura de las maratonianas sesiones de maquillaje, lo entregan todo, delante de la cámara. Por este motivo, el Sr. Pierce, tenía más importancia, que el director de FX’s, cuando hoy en día, es completamente al revés. Pero antaño, cuando no se disponía ni de la modernización ni de la informatización que tenemos ahora, la caracterización de nuestro monstruito era crucial para el éxito de la película, pasando los FX’s a un segundo plano.

La Momia (Dir: Karl Freund – The Mummy, 1932), fue la tercera adaptación al cine por parte de la Universal, de su particular mundo de monstruos, anteriormente, se rodaron Drácula (1931) y El Doctor Frankenstein (1931). Por ese motivo, se volvía a contar con la interpretación de Boris Karloff (William Henry Pratt). Este ya había saltado al estrellato precisamente por su papel de Frankenstein, y con La Momia, se le daba la oportunidad de interpretar, puesto que en este sí que tenía diálogos. Boris Karloff nos brindó una interpretación magistral, y no sólo aparecía antes las pantallas, un actor caracterizado para el papel. Una mirada penetrante, y un semblante misterioso y a la vez, terrorífico, nos enseñaban, que se puede transmitir miedo y terror.
Posteriormente, estos papeles le jugaron la mala pasada de encasillarlo como actor de terror, pero parece ser que no le supuso ningún trauma, e igualmente, pudo participar en otras pelis no sólo interpretando a Frankenstein, como por ejemplo, El gato negro (1934) o El cuervo (1935).

El misterioso Ardath Bay

El misterioso Ardath Bay

La momia, nos traslada a 1921, en la típica expedición arqueológica británica dirigida por Sir Joseph Whemple (Arthur Byron), descubren una momia de más de 3.700 años de antigüedad. Este hallazgo tiene mucha importancia, porque la momia que han encontrado parece que está maldita. Fue una momificación en vida, y se le negaba al momificado la vida eterna, muy importante para los egipcios.

Junto con la momia, se halla un cofre que se avisa que no debe abrirse bajo ningún concepto, pero nuestros expedicionarios, se lo pasan por el forro y al abrirlo descubren un pergamino. El Libro de Toth que puede traer los muertos a la vida. Un joven expedicionario, Ralph (Bramwell Fletcher) comete la insensatez de leer el pergamino, estando la momia presente, y así es como ya tenemos, la Maldición de la Momia.

En esta primera parte, también conocemos que la momia pertenece nada más y nada menos, al Gran Sacerdote: Imhotep (Boris Karloff), que fue condenado y sepultado por intentar revivir al cuerpo de su gran amor secreto, la princesa Anck-es-en-Amon.

Tras 10 años del incidente con el Libro de Toth e Imhotep, Frank Whemple (David Manners), hijo de Sir Joseph, comienza una expedición en Egipto. Frank contará con la ayuda de un misterioso egipcio, Ardath Bay, que le ayudará a encontrar la tumba de la princesa Anck-es-en-Amon.

A la expedición, también se apunta la novia de Franh, Helen Grosvenor (Zita Johann), que casualmente, es el vivo retrato de la princesa Anck-es-en-Amon.

Gracias Sr. Karloff por interpretarnos a La Momia, y transmitirnos tanto miedo y pavor, con una simples vendas y sus movimientos acompasados. Seguramente, algunos digan que estas pelis sean una mierda, para mierdas, la que pagan ellos cuando van al cine, si es que van!

Anuncios