The Thing (2011)

La Cosa posterLa paleontóloga Kate Lloyd es requerida por un grupo de investigadores noruegos, liderado por el doctor Sander Halvorson a una expedición a la Antártida donde, según ellos, parece encontrarse el mayor descubrimiento de la época. Una vez allí, hallan una nave extraterrestre enterrada bajo la nieve y en su interior el cuerpo de un alienígena atrapado en un bloque de hielo. Eufóricos por el hallazgo, trasladan al ser al campamento, anticipándose a la fama que tal hallazgo les reportará. Sin embargo, los acontecimientos dan un giro inesperado cuando el bloque de hielo se funde y el alienígena despierta de su letargo. A partir de este momento, los protagonistas tendrán que enfrentarse a un depredador cambiante que tiene la facultad de convertirse en una copia perfecta de las personas que mata. Crece la desconfianza entre los miembros de la expedición a medida que los ataques de la criatura se hacen más devastadores y sangrientos. Para mayor desconcierto, el ser es prácticamente indestructible y el fuego es el único elemento que se manifiesta efectivo en su contra. Aunque desde un principio Kate sugiere la pauta a seguir para sobrevivir a la situación existente, se ve refrenada por la obstinación del doctor Sander, que ve como su ansiado reconocimiento entre la comunidad científica se está evaporando ante sus ojos. Finalmente, cuando el número de componentes de la expedición empieza a mermar drásticamente, Kate anudará fuerzas con el piloto estadounidense Braxton Carter para acabar definitivamente con la criatura

La Cosa

En el año 1982 John Carpenter dirigió “The Thing”, remake de “El Enigma del Otro Mundo”, una película del año 1951 dirigida por Christian Nyby y Howard Hawks, consiguiendo superar a la original y creando un hito en el cine de terror. Matthijs Van Heijningen, director de la película actual, tenía un reto difícil de batir, y aunque es evidente su admiración hacia la película de Carpenter, no ha logrado superarla. Pese a ello, no hay que menospreciar a esta precuela ya que también tiene sus aciertos.

Me parece un logro el modo como el director enlaza el final de la película con el principio de la versión del año 82, y no entro más en detalles para no ofreceros un spoiler. Igualmente considero bien resuelto el método que utilizan los componentes de la expedición para verificar si el alienígena está camuflado entre ellos. Recordemos que en la película de Carpenter utilizaban análisis de sangre para ello, por lo que volver a utilizar el mismo modus operandi hubiese sido repetitivo y poco original.

Sin embargo, no todo son aciertos. Heijning repite la misma fórmula que en la película anterior, la criatura atacando a sus víctimas en un espacio limitado, lo cual provoca que a veces parezca que estemos viendo más un remake que una precuela, dando más énfasis a la acción en detrimento del terror y eso de alguna manera perjudica a la película.

The Thing

Los efectos especiales comparados con los de la película de Carpenter y teniendo en cuenta el año en que esta se rodó no tienen ni punto de comparación. Aunque no son del todo malos no tienen la espectacularidad de su precedente.

En cuanto a protagonismo se refiere, destacamos a Mary Elizabeth Winstead en el papel de la paleontóloga Kate Lloyd, la cual lleva todo el peso del film al ser la principal protagonista, y lo hace más que correctamente. Lamentablemente, no tiene el carisma que caracteriza a Kurt Russell en este tipo de películas. Se ha comentado también que Heijningen pretendía presentarnos una nueva Ripley (Alien), pero no nos engañemos, Sigourney Weaver solo hay una y cualquier comparación es odiosa.

The Thing versión 2011 es, resumiendo, una película correcta que respeta a la original y que resulta bastante entretenida, pero que no pasará a la posteridad. Lo que uno se pregunta es, si el director pretendía hacer pasar la película como una precuela de la original ¿por qué la ha titulado igual? Podría haberse llamado “The Thing, el Comienzo”, por ejemplo ¿no?

Anuncios

Invasion of Alien Bikini (2011)

Eillieon bikiniCon semejante título esta película creó expectación y podría haber sido una de las gratas sorpresas de la pasada edición del Festival de Sitges. Digo podría, porque luego resultó ser una “marcianada“.

Proyectada en un pase doble junto con Milocrorze – A love story (Mirokurôze, 2011), fue una sesión dedicada al Amor. Pero no un amor marcado por los cánones convencionales y las típicas películas ñoñas y románticas… No, un amor: loco, bizarro y marciano.

Invasion of Alien Bikini (Eillieon bikini) es la segunda película del sur coreano: Oh Young-doo, que anteriormente filmó: The Neighbor Zombie (Yieutjib jombi, 2010).
El film nos presenta a un joven treintañero, Young-gun (Young Geun Hong) que trabaja como taxista pero además es como una especie de justiciero nocturno. Para que me entendáis, un ‘Capità Enciam‘ pero a lo coreano; muy parecido a Mario Bros de Nintendo.

Mario Bros a la Coreana!

Mario Bros a la Coreana!

En una de sus rondas nocturnas rescata a una atractiva joven que es perseguida por unos matones. Bueno, no sin antes ofrecernos una trepidante persecución y pelea callejera.  Nuestro héroe no dudará ni un segundo en llevarse a su minúsculo apartamento a la joven desconocida.

A partir de ahí, seremos testigos de una especie de cita a ciegas entre ambos. Monica (Eun-Jung Ha), que es como se llama la chica, le confiesa a Young-gun que necesita su esperma esa misma noche. Es decir, es por una causa muy importante, salvar a los suyos y por eso, deben mantener relaciones sexuales.

Monica, la Alien!Monica lo ha elegido a él, porque parece un ser hombre fuerte y sano; y como debe ayudar a perpetuar a los suyos, no puede elegir a cualquiera. Pero este hecho, supondrá un grave conflicto moral para nuestro protagonista ya que ha hecho voto de castidad. Y por muy buena que esté Monica, Young-gun intentará mantenerse fiel a sus ideales. Eso sí, ella no se lo pondrá nada fácil: primero de todo utilizará sus encantos de mujer (algunos saltan a la vista) pero ante la resistencia de nuestro héroe, tendrá que utilizar métodos más expeditivos: algunos placenteros, otros no.

Nuestra alienígena no dudará en utilizar técnicas de tortura-sumisión para que Young-gun eyacule: masajes en la zona lumbar para aumentar su excitación, bondage extremo, hipoxifilia o asfixio filia, uso y abuso del picante para provocar una eyaculación… entre otras. Pero nuestro campeón, nada de nada!

Entonces, cuál será el futuro de los habitantes del planeta de Monica ¿? Conseguirá finalmente su propósito ¿? Será capaz de rendirse Young-gun a sus encantos y técnicas sexuales ¿?

Extreme Bondage!

Extreme Bondage!

Esta ‘paja mental’ ha sido rodada con 4 duros y mucha imaginación. De ahí, que la mayoría de localizaciones sean interiores (el mini piso de Young-gun) o que los FX’s sean de lo más artesanos e imaginativos. Esto para mí, no supondría ningún inconveniente para que me gustara la película, todo lo contrario, pero cuando ves, que fallan otros aspectos, todo va en conjunto.

Para empezar, la idea está bien pero como siempre, mal desarrolla. Tal y como se plantea Invasion of Alien Bikini, su duración no tendría que haber sido más allá de un mediometraje, y ya me parece excesivo. Y no alargar una historia con tonterías que bien centrada, hubiera dado otro resultado.

Además, si no tienes muchos recursos en vez de poner cutre efectos especiales, puedes dejar más entrever que mostrar directamente. Así es como conseguiríamos una atmosfera de misterio e intriga… aunque con el popurrí de estilos que coexisten en Invasion of Alien Bikini es difícil discernir, si su realizador quería centrarse en uno sólo o tocar todos los palos por si suena la flauta (y no mágica, precisamente): comedia, acción, alienígenas, historia de amor, ciencia ficción

En definitiva, pese a tener una buena historia, no termina convencerme; eso sí, tampoco es para arrancarse los ojos, he visto cosas peores; pero si le dais una oportunidad espero que me expliquéis: dónde está la invasión, dónde están los alien… porque queda claro que de bikini sólo veremos uno en toda esta bizarrada coreana!

Critters (1986)

¡Ojo, Muerden!

¡Ojo, Muerden!

Hace poco, ha sido editada en dvd una de las sagas más entrañables y míticas de los 80’s: Los Critters. Bueno, no os esperéis nada especial ni ninguna edición coleccionista, simplemente, han sacado al mercado las pelis sueltas y punto. Vergonzoso! Sin ningún puto extra ni material adicional… si es que somos el Norte de África!

Como todos sabéis, en la década de los 80’s hubieron dos sagas de ‘bichitos’ que marcaron enormemente muchas infancias: los Gremlins & los Critters. Digo ‘bichitos’ porque me refiero a animalillos aparentemente simpáticos, y que luego resultan todo lo contrario, destilan una mala leche… e incluso, pueden a llegar a ser mortíferos.

Tampoco voy a caer en la tentación de hacer una comparativa entre los 2 bichos, es decir, gremlin vs critter ni cuáles fueron primero. Solamente, os diré que bajo mi punto de vista, los Gremlins son simpáticos y divertidos a más no poder, unos jodidos diablillos que disfrutan liándola parda; mientras que los Critters son unos depredadores, uno conquistadores de mundos, y por tanto, serán despiadados y mortíferos, eso sí, con ciertos toques de cinismo y humor… por así decirlo, critter. Evidentemente, los Critters son un producto exploit derivados de los Gremlins!

Los Critters ¡ojo, muerden! fueron idea de Domonic Muir que también se encargó del guión junto con Stephen Herek, su realizador. La música fue encargada a David Newman (su primer gran proyecto) y en los FX’s nos encontramos con los míticos Chiodo Brothersno haze falta dezir nada más!

Critters nos traslada al espacio exterior en el Asteroide Prisión del sector 17, una prisión de máxima seguridad que está a punto de recibir una nave transportando 8 prisioneros Critter (en ese momento, todavía no sabemos qué leches son…). Durante este ‘peligroso’ trayecto, se escapan y huyen en una nave hacía lo desconocido.

Entonces el alcaide, que se parece a Jabba el Hutt, hace llamar a los caza recompensas (tienen una bombilla fluorescente por cabeza), para que vayan tras los Critters pues parece ser que son extremadamente peligrosos.

De todos los planetas habidos y por haber de la vía Láctea, la nave de los Critters irá parar a la Tierra, en un pequeño pueblo de Kansas, llamado  Grover’s Bend, la América profunda.

Una reunión de Critters!!!

Una reunión de Critters!!!

Los caza recompensas de mientras se van preparando para su caza, y tienen esa cara tan rara,  para poder adaptar cualquier forma deseada, es decir, mimetizarse con el entorno y así poder pasar desapercibidos. Uno de ellos adopta la apariencia facial de Johnny Steel (Terrence Mann), un cantante de heavy metal autor del mega hit “Power of the Night”. Entre eso y las raras vestimentas pasan de un desapercibido que no veas… Ahahahahahaha!

A partir del aterrizaje de la nave en las inmediaciones de la granja de los Brown, este pequeño pueblo dejará ser el típico remanso de paz. Jay (Billy Green Bush) y su hijo Brad (Scott Grimes), un chaval muy espabilado irán a ver qué ocurre por su granja, y al encontrarse una res completamente devorada, irán a proteger al resto de la familia: la madre, Helen (Dee Wallace) & April (Nadine Van der Velde).

Mientras que los Critters tienen acorralada a la familia Brown, nuestros queridos caza recompensas se dedicarán a hacer una visita turística por el pueblo: primero visitan la iglesia, luego la bolera,… Vamos que lo que se dice cazar… cazar, lo tienen un poco confuso.

Suerte que Brad en un intento desesperado por pedir ayuda, se topará con nuestros amigos… que si no…

En los Critters como en los Gremlins, también hay momentos para el humor destacando el encuentro que tiene un Critter con un peluche de ET (si hubieran puesto a un Gremlin hubiera sido la bomba!!) y luego, descubriremos que los Critters son capaces de hablar eso sí, como en todos los idiomas, lo primero que se aprenden son las palabrotas -> Fuck! También hacemos mención de la explicación que se nos da de los bichos asesinos: eran simples ardillas pero un experimento del gobierno salió mal. Juer… eso sí que es una base científica y lo demás son tonterías!

Los Critters también se convirtieron en unos bichejos míticos y entrañables, quizás no tan complejos como los Gremlins. Estos iban más a saco: tiraban unas espinas aturdidoras/paralizantes, rodaban sobre sí mismos para ir a toda castaña, tenían una interminable hilera de colmillos y se tiraban pedos. Además, uno de ellos tenía la particularidad de crecer y crecer… este era el Critterón!

Para mí son puro entretenimiento y no me canso de ver tanto los Gremlins como los Critters, seguramente, porque me recuerdan a la infancia, con la ventaja que de estos últimos se hicieron hasta 4 entregas!!

Juer… Y con lo que hubiera molado en la época hacer un crossover Gremlins y Critters en la misma cinta. Madre mía lo que pudiera haber salido de ahí… Si los productores de Jollywood han hehco AVP por que no se les ocurrió la idea de este crossover. Os imagináis lo que hubiera podido suceder? El Gremlin Negro (el único que valía la pena) contra los CrittersMenudo peliculón!

Decoys (2004)

Espectros

Espectros

Antes de entrar en materia os diré que uno de los principales que me atrajeron de este film fue que estuviera hecho en Canadá, y tratándose del país vecino de uno de los mayores productores de cine de porno… Ups! Perdón, se me escapó, quise decir de terror; por este motivo, le di una oportunidad.

Eso sí, quizás esta podría ser una de las reseñas más corta de la historia de este blog, con solo deciros que esta cinta se inspira en la película Species (dir: Roger DonaldsonEspecie Mortal, 1995), pero con un resultado mucho más descafeinado. No obstante, intentaremos daros como siempre, nuestro particular punto de vista, y no dejaros con una mísera comparativa y punto.

Ya en su momento fue emitida por SyFy Channel… Cómo no! No podía utilizarse otro canal mejor. Por nuestros lares, fue un direct to dvd como una casa, aunque actualmente, no pasaría de peli de sobremesa. Como ya he dicho anteriormente, al estar producida y rodada en Canadá, me llamó mucho la atención, y pensando en algún otro referente al género de origen canadiense, me vino a la mente la trilogía Ginger Snaps (2000 & 2004).

Decoys es idea y realización de Matthew (Matt) Hastings. En la parte francesa de Canadá se estrenó bajo el título de  Piégés, mientras que en América Latina, se la conoce por: Espectros. Y podemos afirmar tras su visionado que es un Speciexplotation en toda regla, es decir, cine exploit, puro y duro.

La trama nos traslada a la Universidad de Ottawa en Canadá (donde realmente se rodó allí), con los típicos clichés y estereotipos universitarios: fraternidades, tías buenas y juergas! Qué más se puede pedir!!!?

Además, como mayor reclamo se utilizan unas rubias impresionantes, tal y como ya se utilizó en Species. Y es que en verdad, la combinación de tía buena y alienígena en época reproductiva funcionó a la perfección…. Entonces por qué cagarla con otra cosa!

Bajo el amparo de la típica fraternidad femenina universitaria, eso sí, está parece una fraternidad ‘ária’, a lo Joy Division Nazi, pues todas las jamelgas son rubias. Como cada año, Pi Beta Omega organiza el concurso para elegir la Reina de Hielo (7ª edición); y es en este certamen, donde se lucirán nuestras protas más cachondas y encima son primas: Lilly (Stefanie von Pfetten) y Constance (Kim Poirier), que le encanta chupar! La fantasía de cualquier cachondo universitario!

Lilly & Constance en plena acción...

Lilly & Constance en plena acción...

Los primeros en ‘picar’ son Luke (Corey Sevier) y el virginal, Roger (Elias Toufexis) que comparten cuarto, y que van más salidos que un radiador! Pero como en toda peli universitaria, siempre hay un elemento de sentido común, representado por Alex (Meghan Ory), enamorada locamente de Luke, y que éste pasa de tía, y sólo tendrá ojitos para la belleza de Lilly.

Eso sí, en el campus empiezan a sucederse extraños asesinatos, muertes por congelación. Bueno, tampoco es tan ridículo, puesto que estamos en Canadá, y es el invierno, pero son extraños por que la congelación de los cuerpos se hace desde dentro hacía fuera, y todo indica que hay algún mecanismo o tubo, que se introduce por la boca de las víctimas y que es de origen desconocido.

El inspector  jefe encargado de la investigación, el detective Francis (Richard Burgi) que desde un inicio sospecha de Luke ya que tuvo una trifulca con Bobby, precisamente por Lilly. Y es que estas chicas irán encendiendo las pasiones de cualquier joven. Además, cada vez irán apareciendo más guapas rubias, convirtiéndose en una especie de club Barbie!

Pese a que Luke es el principal inculpado, Alex, como señal de amor incondicional, le ayudará a desenmascarar a Lilly & Constance, consiguiendo incluso, una declaración (no jurada) por parte de Lilly sobre el origen de las aliens folladoras! Si es que en vez de planificar el viaje a Marte, los de la Nasa pierden el tiempo y tendrían que dirigirse al cinturón de Orión… Ya lo dicen las aliens cachondas, le hacen falta provisiones de ADN masculino… Y no especifican de qué tipo, eso sí, lo mantienen en frío! Jajajajaja…

Y como no podía ser, los FX’s son digitalización a go-go sobre todo, las alienígenas transformadas, donde se nota un montón. Quizás salvaría los procesos de congelación, que fue lo que más me gustó, por que los tentáculos a modo de Cthulhu se notan a la legua!

En definitiva chicos, no os voy a robar más tiempo, puesto que esta cinta es en sí misma un tanto aline, el humor más bien, escaso; miedo, poco; aliens, hechos por ordenador, y de aquella manera; y lo único que nos podía salvar eran las tías, y sí, están muy buenas, pero mostrar pechuga alien, más bien poca… Así que ya lo sabéis terrícolas, peli de sobremesa si te quedas dormido tampoco pasa nada.

Un apunte, las aliens odian el calor… pero no veas cómo hacen subir la temperatura…

Distrito 9 (2009)

Voy a empezar por el principio, soy un gran enamorado del antiguo Peter Jackson (Braindead, Bad Taste, Meet the Feebles), nadie me ha hecho gozar y reír tanto con el gore, el humor negro, las idas de olla como este hombre. Ya se que en esta película sólo hace de productor, pero perdonadme si digo que he visto muertes en esta película al mas puro estilo Jackson, he visto estallar cráneos y hacía tiempo que no disfrutaba viendo una buena explosión craneal, grandes efectos especiales, grandes dosis de mala leche, y buenos toques de humor es lo que me he encontrado en esta película.

Distrito 9 ha sido dirigida por Neill Blomkamp (con perdón pero antes de esto le conocía su madre, ha dirigido 3 películas antes de esta que desconozco completamente, eso si ha hecho de animador 3D para la serie Stargate, First Wave, Dark Angel, Smallville, entre otras) y junto a Terri Tatchell (no pongo referencias de él ya que esto es lo primero que ha hecho, al menos conocido) han escrito el guión.

Una nave espacial se queda suspendida en el aire encima de la ciudad de Johannesburgo (ciudad natal del director, casualidad?), como los aliens no dan señales de vida los humanos entran en la nave y descubren asombrados una gran población enferma y hecha polvo, de inmediato les trasladan a su nuevo hogar, por no llamarle gueto, dónde les encierran mientras intentan aprovechar su tecnología, por desgracia si no tienes ADN alienígena no puedes usar las armas, por lo que la gente se va olvidando de los aliens.

Después de volver del pasado nos presentan el presente, los aliens siguen encerrados en su gueto, pero la violencia aumenta, algunos se quejan de atracos, asesinatos, secuestros, los aliens son repudiados por la sociedad, toda la película esta rodada al estilo de falso documental, cámara en mano o planos desde una arma, al estilo Doom.

Hay una escena dónde nos desvelan la intención real de esta película, cuándo entrevistan a unos negros en la calle y los negros diciendo que tienen que volver a su planeta, que les tendrían que exterminar, que si fuesen de otra raza aún, pero que no son ni del mismo planeta. En resumen que nos quieren enseñar a los negros opinando lo mismo de los aliens igual que opinaban los blancos hace unos pocos años sobre ellos. Señor director, ya sabemos que la raza humana es hipócrita, racista (no se si aplicar esta palabra en este caso, pero bueno) y que nos olvidamos de ciertas cosas con los años.

La Multi-National United (MNU) es el departamento dónde trabaja nuestro protagonista, este departamento es el encargado de las relaciones entre aliens y humanos. Gracias a un enchufe, ascienden a nuestro protagonista y le encargan una misión especial. Es un tío raro, cobarde, pero que le hecha ganas, se llama Wikus Van de Merwe interpretado por Sharlto Copley (actor en un corto del director antes de esta película), en un momento de la película por fin alguien hace la broma evidente con su apellido, la misión que le ha sido asignada es hacer que todos los alienígenas firmen la orden de desahucio para que les puedan trasladar al campo de concentración, aunque le llaman de otra manera.

Por culpa de un accidente por su genial torpeza Wikus se ve forzado a refugiarse en el Distrito 9 (District 9) y huir de todos sus conocidos, y junto a un alienígena al que conoció previamente al cuál le llama Christopher Johnson (ya que les han puesto nombres pronunciables) emprenden su aventura. El resto de la historia solo la podréis conocer viendo la película, la cuál deja un final tan abierto que es casi obvio que caerá la segunda parte, a la cuál la llamarán Distrito 10 que es el nombre que le dan al campo de concentración.

Hacía tiempo que no iba al cine, me traumatizó pagar por ver REC, y por fin esta película me he hecho salir del cine con un buen sabor de boca y sin dolor en el bolsillo. Por mi parte es una película más que entretenida, por mi parte tenéis luz verde para ir al cine a verla.

P.D.: No me pagan por promocionar esta película, aunque no estaría mal, Peter acuérdate de mi!!!
Si queréis ver otra opinión sobre esta película os dejo el link de nuestro blog compañero: http://aquivaletodo.blogspot.com/2009/09/district-9.html firmada por Aratz.

Progeny (1998)

Progeny (Brian Yuzna, 1998)

Progeny (Brian Yuzna, 1998)

Hace poco Nekrofílmicos nos reuníamos para ver una peliculilla, y la escogida a drede, a sabiendas que íbamos a visionar pura serie B, fue Progeny (Dir: Brian Yuzna, 1998 – El Embrión), pero no confundiros, no se trata de ningún remake ni tiene nada que ver con la otra película titula Embryo (Dir: Ralph Nelson, 1976). Por descontado en los créditos iniciales nos encontramos a un tal Stuart Gordon… de qué me sonará este hombre ¿? Jajajajjaja

En el inicio de la película vemos un preocupado Dr. Burton (Arnold Vosloo, más conocido por su papel de ImhotepLa Mómia) por que la madrugada del 20 de septiembre estuvo zumbando más de 2 horas con su mujer y no se acuerda de nada… bueno, de una luz azul a modo de sacudida eléctrica, y ya está… Campeón! esto es que os dejasteis el vibrador en algún orificio!!! Ay… si es que estos Durex Play Vibrators los carga el diablo!
Su psiquiatra, la Dra. Lamarche (Lindsay Crouse) le sugiere continuar con más sesiones y utilizar la hipnosis para averiguar qué sucede desde las 10 hasta las 12h, el tiempo que nuestro prota no recuerda… seguro que de tanto bombear se queda sin riego sanguíneo en el cerebro, y por eso no se acuerda… pillín, pillín!

De camino a su hospital, el Dr. Burton sufre un momento inverosímil, en un puesto fronterizo junto con un perro policía (momento eliminable!); y en su trabajo y continuando con su estrés y angustia, sufrirá alucinaciones y oirá voces. Hechos que le llevan a someterse a una sesión de hipnosis, donde descubrimos que él y su esposa, Sherry (Jillian McWhirter) en el momento de la copula sufren un ataque paralizante. Vemos como él hace una levitación con su pito, y a su mujer, se la llevan por la ventana en bolas, con un rayo abductor. El Dr. Burton completamente paralizado en la cama ve como van pasando las horas (2, por ser exactos) y luego, los vuelven a dejar en la misma posición de antes, es decir la del misionero. Además, la psiquiatra siente mucho interés por saber si el doctor fue capaz de aguantar la erección durante esas horas…. uhm!!! Zorronzuela, por qué será…

Evidentemente, Sherry se queda embarazada, y en su primera revisión ginecológica efectuada por el Dr. Wetherly (Wilford Brimley, apareció en La Cosa), amigo de su marido y de ahora en adelante en esta reseña el Dr. Morsa, vemos que algo no anda bien, puesto que le saca flujo vaginal de color naranja fosforito. Nota mental: saber qué es una ducha vaginal! Pregunta que le hace el Dr. Morsa a nuestra protagonista! Ella no podía ser menos, y también empezará a tener trastornos, oír voces y tener alucinaciones.

Entretanto, Burton empezará a interesarse por los alienígenas y las abducciones en el programa Night Watch, no confundir con la versión porno de Bay Watch! Y por qué lo hace ¿? Simplemente, por que le presenta a su esposa un analítica de fertilidad y resulta que el Dr. Burton sólo puede ser padre una vez cada tres o cuatro mil trillones de oportunidades…. vaya que es, estéril! Por esta razón, convence a su esposa para que también acuda a una sesión de hipnosis con su psiquiatra, donde se demuestran los temores de nuestro prota. Su mujer ha sido Abducida!!! Toma Alien!

Vemos la abducción en toda regla: vuelta de nuevo al momento paralizante de la cópula, rayo abductor, introducción de una sonda-dispositivo por la nariz y de otra sonda-antena por la vagina. Los alienígenas están bastante bien hechos, mezcla de los típicos alienígenas del caso Roswell, de color blanco transparente, ojos saltones de color negro, pero con un montón de tentáculos.

Van pasando los días, y le toca la hora de la primera ecografía, y tanto el Dr. Morsa como su marido, se quedan alucinados de lo que ven en pantalla, una especie de pulpo, haciendo que todos los aparatos eléctricos de la sala se estropeen, incluido el marca pasos de Morsa. Sherry que no es tonta intuye que algo no funciona, y tras una pesadilla, donde descubre que su hijo es una especie de bicho raro, se intenta auto-abortar con una percha… eso seguro que lo aprende de McGyver! Pero como la chica no está muy cuerda, la meten en el calabozo, para luego, poder ingresarla en la unidad psiquiátrica del hospital donde trabaja su marido.

En esos momentos aparece el Dr. Clavell (Brad Dourif, más conocido por su papel de Grima, lengua de serpiente en LOTR), una especie de Jiménez del Oso. Este personaje realizará otra sesión de hipnosis a Sherry, donde descubriremos que los aliens tan monos y angelicales (imagen ficticia) se transforman en un ser grotesco y horrible, con un apéndice en la cabeza a modo de polla, que deja preñada a su mujer! Vaya,… que ni en las mejores pelis hentais, vemos tanta baba ni tentáculo suelto!

A partir de ahí, los doctores intentan salvar a Sherry, pero precisamente es su acto de amor, lo que hace que todo tenga un final bastante diferente al deseado. Qué cabrones, los alienígenas!

Tengo que mencionar, que el final y salvando las distancias entre tramas, me recordó un poco a Creepozoides (Dir: David DeCoteau, 1987) y no es hasta el final que vemos al protagonista real de la película, el feto deforme!!

En definitiva, un final muy flojo, con algunos fallos en el guión-historia, aunque la película deja verse, eso sí, no le busquemos ninguna pretensión, es pura serie B, eso sí, con nombres y apellidos de renombre y con prestigio. Evidentemente, Progeny no se considerará como una gran película de nuesto Brian Yuzna… bueno, ni esta ni Faust, ni Rottweiler!!! Pero que vivan las Abducciones, esas sí!!!