The Lords of Salem (2012)

Parece ser que de vez en cuando, los astros se alinean y hacen que fenómenos imposibles como que la cordura y el buen saber iluminen las mentes de los distribuidores españoles se hace posible. Y que films como del que vamos a hablar tengan la posibilidad de llegar a las salas de todo el país, de qué forma lo haga ya es otra historia, pero el hecho es que una de las películas que más controversia creo en la pasada edición del festival de Sitges podrá ser vista por muchas más almas perdidas el próximo 17 de mayo.

 

Se trata de “The Lords of Salem”, último film de Rob Zombie hasta la fecha, y que creo una gran división de opiniones entre los asistentes al festival, comparable a la que sucede con los seguidores del grupo musical “Kiss”, solo puede ser amada u odiada con la misma pasión, no hay lugar para un grado intermedio.

           Es aqui la convención de Mimos?

¿Porque sucede tal situación? En la humilde opinión de un servidor es por lo arriesgado de la propuesta, una propuesta llena excesos en algunos de sus tramos, de mezcla de formatos audiovisuales, una historia delirante y a la vez muy formal, vaya que Rob Zombie se ha quedado a gusto y personalmente creo que ha hecho lo que le ha salido de …

              Arre borriquito vamos a Salem …

“La historia nos narra la vida de una locutora de radio de un programa nocturno de éxito, interpretada por Heidi HawthorneSheri Moon Zombie”, vera como su vida es totalmente alterada desde la llegada a la emisora de un extraño LP de vinillo grabado por un supuesto grupo musical llamado “The Lords of Salem”, en él se oculta una extraña y perturbadora melodía. A partir de ese momento la llegada de extrañas visiones y sucesos pasaran ante nuestras retinas, hasta la grotesca y a la vez onírica culminación final”

                                 Avon llama

El peso del relato recae principalmente en la anteriormente mencionada y esposa de Rob, Sheril Moon, secundada por unas damas de lujo como Meg Foster (Cagney y Lacey, Masters del Universo, Están Vivos, La selva Esmeralda), Patricia Queen ( La amada Magenta de The Rocky Horror Picture Show) y la inigualable Dee Wallace (E.T, Critters, Cujo, Aullidos), Bruce Davison (visto en multitud de series desde V, Perdidos, Cuentos Asombrosos, El Coche Fantástico y un largo etc), vaya que el señor Zombie ha tirado de cantera del terror y lo fantástico para asegurar la jugada.

                             Kuato Lives !!!

Personalmente a un servidor le encanto la película, muchas referencias a la brujería están presentes en ella, pero no de una forma banal si no que podemos deducir que hay una impresionante investigación en el tema con el fin de dar una veracidad total a lo que vemos en pantalla, pero como no quiero influenciar a nadie, lanzo un llamamiento para que acudan al cine y den su propia opinión sobre lo visto.

Alaridos – Big Bad Wolf (2006)

Alaridos - Big Bad Wolf (2006)

Alaridos - Big Bad Wolf (2006)

La verdad es que desde la pasada edición de Cotxeres quería ver esta película, puesto que fue elegida por Naxo para visionarla en la Sala Grande, guiño a la Sala Friki, nuestra/vuestra sala. Sólo conocía una anécdota de la película, que presenta un licántropo parlanchín, y eso, ya me parecía simpático. Prometo, palabra de zombie, que ni siquiera antes de ver la peli, leí la reseña que publicaron en AVT sobre Alaridos.

Alaridos (Dir: Lance W. Dreesen, 2006 – Título original: Big Bad Wolf), presenta los típicos estereotipos de peli sobre hombres lobo y serie B. Con una intro que nos enseña de qué va a ir la película! Eso sí, la intro supuestamente ocurre en Camerún, pero muy bien podría haber sido rodada en el jardín de casa, ponen dos negritos, y ya está… total forman parte del attrezzo. Luego, la peli en sí, ya arranca, y nos presenta el típico grupillo universitario, que se van a una cabaña super alejada propiedad del padrastro del prota, evidentemente, van sin su permiso. En el grupo de jovenzuelos destaca ‘Sam’ (Kimberly J. Brown), una chica dura de… pelar y que es la nota asocial y discordante del mismo. Tan pronto llegan a la cabaña ya vemos las intenciones del finde: música, cervezas y sexo!!! Yuuujuuu!
Pero la fiesta se termina cuando en mitad de un polvo bosquil (nota: la parejita practica la postura del perrito!) aparece pues eso, el licántropo de turno. Tras la muerte de la chica, el joven corre a modo de pinguino, dirección la cabaña, pero llega demasiado tarde, y aunque los otros le ayuden, el hombre lobo, se hace con sus perniles. Tras esta muerte, viene el primer momento de diálogo del licántropo, y sinceramente, me sorprendió y gustó un montón, pues el lupino, va en plan chulo y cínico, y mola! Los siguientes en morir, son la 2ª pareja, pero antes el lobo desvirgaría por detrás a la rubia de turno, y des-MIEMBRO-aría al supuesto novio! Tras un rídicula pelea, los protas logran zafiarse del hombre lobo… y escapan de sus garras sin ni siquiera un simple rasguño! Increíble! Entre el minuto 18′ y 23′ este lobo, ya se había cargado a 4 universitarios, y otros 2 se le habían escapado!

La trama vuelve a la civilización, y tras un breve contacto con la poli, vemos al padrastro y la madre del prota. Cuando vemos al padrastro (siempre está cabreado), ya sabemos por donde van a ir los tiros. Los zagales no le cuentan la verdad a la poli, pero empiezan a dudar de Mitchell, propietario de la cabaña… Y se dan situaciones un tanto rocambolescas, como cuando Sam, pavoneándose delante de él, le masajea la espalda, en busca del pruebas. Entonces, aparece, el tío marginado de Derek que pone en conocimiento de la parejita, que él está con ellos, y les cuenta la intro del Camerún. Entonces, acuerdan hacerle una prueba de ADN al sujeto para salir de dudas, y en el intento de conseguir 10 pelos con raíz (ni uno más ni uno menos), Sam se verá envuelta en una situación comprometida, obteniendo una prueba de semen tras un trabajo oral. Lo mejor de todo, es el medio de almacenamiento, una simple taza de café, sin refrigerar ni congelar. Pero Mitchel no es un perro tonto, y se las ve venir, y logra interceptar el resultado de la prueba de Esperma al tío de Derek. Aunque para ello, deba dejarlo sin cabeza sin antes haber evitado Mitchell que enviará una foto del informe a los chicos. Atención a la transformación del hombre lobo, dónde se nota bastante la digitalización!

Cuando lo reciben, estos se pelean puesto que Derek se entera entonces, que Sam va haciendo trabajos orales al primero que pilla… Harto de todo, la madre y el prota deciden pirarse, pero para evitarlo el padrastro rapta a Sam y obliga a Derek a ir a la famosa cabaña. Momento tb cumbre, cuando en la misma ubicación aparecen un grupo de friki-reporteros, con 3 pivones que ni ellos mismo se lo creen. Grabando en la cabaña aparecen Sam y Mitchell y tras olerlos, se pone de nuevo en modo licántropo! Arañazos por aquí, desgarros por allá… el muy perro sólo se detiene ante las siliconadas domingas de una de las pivas, déjandosela para más tarde. Otro momento cumbre del peluche lupino es el GOL! con grito y todo que se marca con la cabeza de uno de los frikis! En ese preciso instante, aparece el caballero de la armadura reluciente, y salva a Sam (sin antes darle un besito)! Aprovechan ese momento, para montar flechas caseras con cuchillos de plata (¿?) propiedad de Sam, eso sí que es Bricomanía y lo demás son tonterías!

Tras otra ridícula lucha, consiguen ‘destruir’ al hombre lobo, sin antes aprovechar la ocasión Mitchell de morder a Derek, y por tanto, dejarle un legado genético, vaya como si fuera su verdadero progenitor…. La maldición de la Béstia! Aaaaaaauuuuuuuúúúú!

Tengo que reconocer que esta peli dentro de sus fallos, no olvidemos que se trata de série B y cumple con su función: dosis correctas de sangre, mutilaciones-desmembramientos, tetas y momentos de maratón. Evidentemente, no podrá estar nunca a la altura de John Landis (Un hombre lobo americano en Londres – An American Werewolf in London, 1981) o Joe Dante (Aullidos – The Howling, 1981); pero eso son palabras mayores!