Broken (2006)

Broken

Broken

Esta reseña se la dedico a Miscua, habitual colaborador de Nekrofílmicos, dado que él fue quien me recomendó su visionado pues no la conocía.

Bajo la premisa de “La joven se cría en un ambiente de miedo” | “The slave girl is reared in an atmosphere of fear” de Harriet A. Jacobs da comienzo el film. Y luego te sueltan la típica frase de Basada en hechos reales…. Y Pata-pam! Te encuentras lo que te encuentras!

Antes de empezar con la autopsia, os contaré que significan estas palabras y quién es quién… (info extraída de la Wikipedia)

Harriet Ann Jacobs (Carolina del Norte, 1813 – 1897) fue una escritora abolicionista y feminista estadounidense. Hija de esclavos mulatos heredó la condición de esclava desde su nacimiento, pero tuvo la suerte de que la enseñaron a leer, escribir y coser.

En 1825, por motivos familiares pasó a ser propiedad de otro hombre. Éste no sólo la acosó sexualmente durante casi una década, sino que la amenazaba con vender a sus hijos si ella se oponía a sus demandas sexuales y rehusó concederle el matrimonio con otra persona con la que tuvo dos hijos.

En 1861, publicó Incidents in the Life of a Slave Girl (Incidentes en la Vida de una Joven Esclava) bajo el seudónimo de Linda Brent. La mayor parte del libroestá dedicado a la lucha de Harriet A. Jacobs por mantener la libertad de sus dos hijos a toda costa, antes de huir ella misma en busca de la suya. Por ello pasó siete años escondida en un diminuto espacio construido dentro del granero de su abuela para ocasionalmente poder ver y oír las voces de sus hijos.

Pese a esta pequeña explicación o inciso, Broken no queda más entendida o comprendida porque dicha explicación la hemos obtenido a posteriori y porque hemos analizado o profundizado un poco más en esas palabras, si no ni eso.

Nadja dándolo todo...

Nadja dándolo todo...

Broken está calsificada dentro del subgénero ‘torture’ (falso torture) que tan de moda se puso tras Hostel (Eli Roth, 2005). Y como ya sabéis lo que sucede en estos casos, cuando algo obtiene un poco de éxito se copia hasta la saciedad, y si ya Hostel tuvo unos errores graves, no os voy a contar este producto meramente exploit.

Historia y guión de Simon Boyes & Adam Mason (Pig) esta producción británica obtuvo el premio de la audiencia como Mejor Película en el Dead by Dawn Film Festival de Edimburgo y pudo verse por el Festival de Sitges el 2006 en la competición oficial.

Broken, nadie puede salvarte, empieza su historia directa al grano sin preámbulos ni ostias. Un par de chicas son el objetivo de un ‘supuestoasesino en serie que disfruta jugando con sus víctimas, a un juego un tanto sádico, les introduce una hoja de afeitar en el estómago. Eso sí, las chicas tendrán la posibilidad (que no será la mismo que probabilidad) de salvar sus vidas, descosiendo el orificio y quitándose la Gillette de su vientre. Obviamente, esta hoja su objeto de dolor pero a la vez, es su salvación porque es lo que les permite deshacerse de sus ataduras… A partir de este punto, no se sabe muy bien lo que puede llegar a pasar, pero es la única salida que tienen.

Mientras tanto, Nadja (Nadja Brand), la típica madre soltera o separada cuida de su hija, Jennifer (Megan Van Kerro), y viven felices y comen perdices. Hasta que un día, Nadja parece ser que ha sido elegida como objetivo de nuestro torturador – mente perversa (Eric Colvin).

A partir de este punto, y habiéndoos introducido un poco la cinta, ya habréis adivinado de que va la cosa. Nadja, al igual que las anteriores víctimas se convierte en el centro de atención… bueno, mejor dicho, de torturas de nuestro cowboy de los bosques!

Pasatiempos de nuestro sádico del bosque

Pasatiempos de nuestro sádico del bosque

Por suerte (o desgracia), Nadja consigue superar la primera prueba del tarado mental este (la de la hoja de afeitar) y parece ser que esto ya es motivo suficiente para conservarla con vida. Eso sí, el perturbado la tendrá como viviendo con él más de 40 días, como si de un animal se tratase: atada a un árbol, y sufriendo todo tipo de humillaciones, torturas y vejaciones…  Y no os penséis que el asunto va por el tema sexual porque no es así.

Nadja demostrará una entereza y una resistencia sobre-humana, impulsada por la única razón de querer seguir con vida, saber si su hija Jennifer está con vida y que le ha pasado a manos del loco del bosque ese… Su interpretación es uno de los puntos destacables del film.

Pero ya sabéis lo que se suele decir: quién mal empieza, mal acaba….

Broken vista desde el punto de vista de la productora o distribuidora, es un film redondo: localizaciones naturales exteriores, 3-4 actores en todo el reparto y así toda la inversión o presupuesto pudo destinarse a los FX’s. Por este motivo, las torturas y las escenas gore están tan bien paridas… Muy poca digitalización, y eso quieras o no se agradece a la vista.

Pero en cuanto a nivel de resultados, Broken me parece un pésimo ‘torture, es decir, a estas alturas, se nos tiene que dar algo más. Después de haber descubierto que la peli estaba en la historia personal de Harriet A. Jacobs tengo la sensación que el par de ‘flipetis’ estos (Mason & Boyes), se leyeron el libro, y encontraron la base para Broken.

Eso sí, podrías haberla dotado de más credibilidad o de mejores cimientos, porque la cinta no ofrece lagunas, ofrece océanos; además de brindarnos hechos inconexos y errores de base como la copa de un pino.

Quizás para un público más comercial, menos acostumbrado a visionar/devorar cintas del palo o género, puede resultar buena y todo… Pero macho, cuando la visiona un seguidor del cine de terror, con un poco de bagaje en el tema, la cinta hace aguas por todos sitios.

Así que chavalotes, yo no le dedicaría un visionado y poco cosa más… Esperemos que los realizadores no sigan buscando su fuente de inspiración en la literatura, porque el santo grial de las fuentes inspiradoras es la absenta, como mínimo hadas y duendecillos garantizados!!!!

The Final (2010)

The Final (2010)

The Final (2010)

Era uno de los films más prometedores del pasado Festival de Sitges, y que luego se quedó en nada, The Final, no nos convenció; todo lo contrario, llegó incluso a aburrirnos y exasperarnos. Pero vayamos por partes…

A priori, todo pintaba bien, es decir teníamos una buena historia, de un tal Jason Kabolati (productor). Un grupo de freaks (no confundir con frikis) marginados, las tópicas víctimas, unos malos con una estética muy cool y como no, una motivación, la venganza! Pero al final (The Final) se quedó a mitad de camino, y resultó ser un film bastante mediocre.

Nosotros atribuimos su fracaso a algunos elementos que a continuación os exponemos. La elección de su director, Joey Stewart, sin ningún tipo de experiencia en la realización de pelis de terror, eso sí, este hombre tiene los huevos pelados de trabajar como asistente del director en seriales televisivos. Tras ver The Final, creemos que en sus anteriores proyectos llevaba el mejor café del rodaje.

Otro factor, la “supuesta” edad de nuestros protagonistas, es decir, si en vez de situar la trama en el instituto o High School, si la hubiéramos trasladado a la universidad, quizás la cosa seria más creíble. Y sobre todo, el error más grave fue empezar con un castigo (o venganza) y quedarse a medio camino. Si quieres presentarnos asesinos vengativos y despiadados, luego, en los momentos donde tienes que demostrar ese gore, sangre y vísceras, no te nos eches para atrás, y nos presentes una peli descafeinada!

Freaks Nerds Sociopatas!

Freaks Nerds Sociopatas!

Cuando se nos presenta la típica historia con los 4 marginados de turno, y estos hasta los mismísimos, de dedicarán a repartir la ley de Talión entre sus congéneres, como que nos esperamos ver un poquito de sangre y mala leche. Pero no, en The Final todo el torture que se muestra es edulcorado, seguramente para pasar todos los filtros de las clasificaciones y que pueda distribuirse el film, en todas las salas y al público objetivo, el adolescente.

Tal y como ya os hemos medio avanzado, The Final es la típica historia (mal conducida) del ojo por ojo, diente por diente. Un grupo de freaks nerds y marginados, esta siendo sometido a las constantes burlas y vejaciones de la elite del instituto. Esos chicos deportistas y esas chicas cheerleaders cañón, super guays, que lo tienen todo: fama, belleza, buena reputación, coches y el dinero de papá… Y como siempre, hacen la vida imposible a los que les son diferentes.

Pero con lo que no contaban, era que esos 4 pringados, deciden un buen día, cogerse la justicia por su mano, y devolverles con creces todo el sufrimiento que les han inflingido a ellos. Para ello, planean darles donde más les duele y de la forma más convincente posible, organizan una fiesta!

A partir de entonces, veremos a nuestros protagonistas en el rol de su segundo YO interior, o mejor dicho, convertidos en verdaderos sociopatas. Gracias al trastorno antisocial de personalidad o TPA serán capaces de planear un escarmiento en masa, un plan a priori muy bueno, siempre y cuando se hubiera llevado hasta el final, nunca mejor dicho.

Nuestros sociopatas protagonistas son: Dane (Marc Donato), el portavoz industrialero del grupo; Emily (Lindsay Seidel), la mimo asesina; Andy (Travis Tedford), un oficial de la SS muy resolutivo; Jack (Eric Isenhower), el silencioso hombre de paja a un banjo pegado y Ravi (Vincent Silochan), un payaso muy poco gracioso.

Pero llevar a término su plan se convertirá en todo un problema, sobre todo para Dane (líder), que no puede hacer nada; y ve como todo se le va al traste, cuando empiezan a aflorar sentimientos y remordimientos entre nuestros disfrazados vengadores…

Entrando en el falso torture, The Final, nos venderá también un falso gore y sadismo, que a medida que se vaya destapando la venganza, quedará todo en un pura demagogia y palabrería, lo decimos sobre todo, por los putos discursos de Dane, que acaban por ponernos nerviosos, y con ganas de coger nosotros mismos una hacha, y repartir venganza a todos los de la fiesta.

Falsa Tortura...

Falsa Tortura...

Lástima que The Final no quisiera haberse desmarcado del cine comercial adolescente, y presentarnos una final digno de mención, convirtiéndola en una cinta agresiva y brutal. Pero no, esta venganza se queda a medias tintas; pero si quieren ver una revenge de verdad, que nos hubieran dejado a nosotros impartir “justicia” de la buena…. Se habrían cagado las patas para bajo! Torquemada!!!!