Evil Dead (2013)

Bienvenidos de nuevo engendros y vampiresas de la noche, la verdad es que hay muchas excusas que podría dar para excusar la inactividad del blog en los últimos meses, pero mejor decir la verdad. Una secta satánica de strippers me rapto con la intención de engendrar al anticristo con mis fluidos, gracias a dios logre escapar y volver a mi apasionante vida. Una vez aclaradas las cosas indicados que a partir de ahora intentare ser más constante en el noble arte de llenar sus cabezas de críticas y eventos dignos de sus paladares, y que mejor forma que con una de las películas que sin duda llenaran más páginas de tinta durante este año, “Evil Dead” , el remake de la mítica cinta de 1981, grabada por un desconocido Sam Raimi junto a su panda de inseparables amigos.

Quien me conozca ya estará al día de mi cruzada particular en contra de los remakes, reboots y su puta madre. Hasta ahora el único que me había impresionado era el “Halloween” de Rob Zombie, pero he de reconocer que este nuevo “Evil Dead” me ha encantado. Cabe dejar claro que la original es una de mis películas preferidas, yo fui el culpable allá por 1994 de que algunos de mis compañeros de instituto tuvieran pesadillas con ella cuando convencí a mi tutor de ponerla en el autocar del viaje de fin de curso, sí , siempre he sido así de simpático, por lo que cuando supe de esta nueva versión fui de los que puso el grito en los cielos y desee que una bestia del averno sodomizada salvajemente a Sam Raimi y Bruce Campbell por permitir tal aberración.

Como ha cambiado la Super Pop

El encargado de tal gesta era Fede Alvarez un desconocido director Urugayo, que tenía apenas en su haber cuatro cortometrajes y el guion a cargo de ocho guionistas entre ellos Diablo Cody, la guionista de las geniales “Juno” y “Jennyfer´s Body” (modo sarcástico on), por lo que mis deseos de invocar seres del Averno seguían aumentando. Por lo que siguiendo las recomendaciones de mi terapeuta decidí alejarme del tema, hasta que hace un par de meses vi el primer tráiler y me dije, joder, esto pinta cojonudo, por lo que el viernes pasado me dispuse a aceptar el reto de jugar con el diablo de nuevo.

Soy tu monstruación !!!

Y mi sensación fue de volver a un tiempo pasado donde el terror molaba y la casquería estaba a la orden del día, por fin una película con atmosfera conseguida, buena fotografía, efectos gore artesanales (aunque algún que otro hay de digital por mucho que diga el director), con litros de sangre por todas partes, ruidos y crujidos, música enfermiza (gracias a la gran labor de Roque Baños, habitual de Alex de la Iglesia), frases tópicas etc…Todo grabado desde una perspectiva actual pero con un sabor añejo.

Una de las críticas que más veo hacía esta nueva versión es hacía la historia, y no estoy en más desacuerdo, cuando no hay historia nos quejamos de que siempre es lo mismo y cuando nos intentan dar veracidad de porque unos chavales se van hasta “Chichinabo” a una cabaña perdida nos quejamos de que nos dan demasiada información, espero que algún día nos pongamos de acuerdo.

Quiero mi dosis !!!

“Después de una breve introducción donde vemos un poco por donde irán los tiros, la historia nos pone en la piel de unos chavales que llegan a la cabaña familiar para ayudar a la hermana de uno de ellos a desintoxicarse de la droga, una vez allí descubrirán en el sótano el temible libro de los muertos el cual desatara los demonios del bosque, quienes harán que el fin de semana sea más divertido que meter a Gizmo en el “Aquapark“ de “Port Aventura.”

Las interpretaciones son las correctas para un producto de este tipo, pero cabe destacar el papel de MiaJane Levy” interpretado de puta madre, creando momentos en que la niña da mal rollo de verdad. Tenemos también unos cuantos guiños a la antigua saga, el medallón, momento sierra eléctrica etc… Y el antiguo “Oldsmobile Delta 88” coche de Sam Raimi aparecido en todos sus films y que atención abre la sección spoiler de la crítica con mi alocada teoría de la película, así que a partir de aquí no sigan leyendo si no han visto el film todavía.

Spoiler Spoiler Spoiler Spoiler Spoiler Spoiler Spoiler

Bien mi teoría es que esta nueva “Evil Dead”, no es ni un remake, ni reebot, ni revisión, es simplemente una historia paralela englobada en el mismo universo que la anterior trilogía.

Mis argumentos son los siguientes, los chicos van a ayudar a su amiga a la cabaña a dejar el “Caballo”, droga casi obsoleta hoy en día menos en minorías muy marginales, el vestuario que llevan podría tranquilamente ser de finales de los 70’s, no usan en ningún momento un teléfono móvil y al lado de la cabaña se encuentra abandonado el coche antes mencionado, coche con el que Ash llego al lugar anteriormente.

La prueba del delito

En los títulos de crédito tenemos la aparición del gran Bruce Campbell hablando del libro de los muertos y de las fuerzas del mal desatadas en el bosque. Y en un último momento vemos su rostro pronunciando la palabra “Groovy”, utilizada por el mismo en la mítica “Evil Dead 2” antes de dar caña a los demonios.

Pero es más, rebuscando por la red he encontrado esta noticia del 18 de marzo en la página Bloody-Disgusting , donde se menciona la grabación de una escena final , en la que la superviviente encuentra un camión de “S-Mart” en la carretera, del que sale Ash, quien ve como Mia se convierte de nuevo en demonio, y este mirando a cámara pronuncia la palabra “Groovy”.

Claro que el mismo Bruce ha negado tal final, pero si os miran alguno de los carteles del film, pueden ver a Mia ensangrentada por la carretera, el rumor salió antes del estreno del film, y la frase final fue curiosamente acertada, quizás demasiadas casualidades amigos del misterio, parezco Iker Jimenez jajajajajaja O es una inteligente manera de juntar “Evil Dead 2” (remake) con “Army of Darkness 2”, el tiempo lo dira.

Spoiler Spoiler Spoiler Spoiler Spoiler Spoiler Spoiler

Anuncios

The Convent (2000)

El Convento del Diablo

El Convento del Diablo

Pese a lo evidente del título, no os voy a reseñar una cinta del subgénero Nunsplotation…. Oh!!!! Qué penaaa para alguuunos… Pero no sufráis que curas y monjas también salen!

La verdad es que me sorprendió a positivo, pues me esperaba un pastelote de 3 pares pero no resultó tan mal. The Convent entra de lleno en la temática de las posesiones (Possessed) y al igual que anteriores referentes como Posesión Infernal (The Evil Dead, 1981) o Demons (Dèmoni, 1985) o Night of the Demons (1988); el humor es utilizado como vehículo conductor igualmente con buenos resultados.

A este hecho le ayudó que su realizador, Mike Mendez es un fan de Peter Jackson & Sam Raimi, y esto quieras o no se nota. Mendez debutó con Real Killers (1996) en el festival de Sundance, obteniendo buena crítica pero un servidor de ustedes hace tiempo visionó esa peli, y todavía la estoy intentando borrar de mi mente.

En cambio con The Convent (El Convento del Diablo) tuve un resultado bien distinto, aunque tengo que reconocer que o te cae simpática como es en mi caso o la consideras una auténtica tomadura de pelo.

El Convento del Diablo (2000) nos traslada al 1960 en plena noche vemos a la típica chica dura entrando en una especie de iglesia, St. Francis Boarding School, repartiendo a diestro y siniestro puesto que les pega una brutal paliza a las monjas y al único cura presente. Primero les pega puñetazos y patatas, luego le toca el turno al bate de beisbol, luego lo quema todo y por último va repartiendo plomo con una recortada! Esto es un principio y lo demás son tonterías!

Hail Satan!

Hail Satan!

Tras 40 años de aquella fatal noche, el típico grupo de estudiantes yankees (UCC) tiene ganas de juerga: Clorissa (Joanna Canton), una ex gótica& su novio Chad (Dax Miller); Mo (Megahn Perry), la gótica desenfrenada; Kaitlin (Renée Graham), la rubia tonta & su maromo, Biff (Jim Golden); Frijole (Richard Trapp), el chico duro & Borracho, su perro; y Brant (Liam Kyle Sullivan), el hermano nerd de Clorissa. Pretenden hacer noche en el ex convento para hacer gamberradas puesto que es un lugar abandonado!

La leyenda local cuenta que la guapa Christine O’Maly (Oakley Stevenson) se quedó embarazada a los 16 años, y como el padre biológico supuestamente era el Padre Ryan, él y la madre superiora la raptaron y la hicieron abortar. Por eso cuando Christine se recuperó, arremete contra todo el St. Francis.

Pero mientras nuestros ‘jóvenes’ gamberros se lo están pasando da buti, un par de polis les corta el rollo. Como anécdota, mencionaremos que uno de los polis es el rapero Coolio, aunque a mí este dato, me la trae bastante floja, sinceramente. Pero Mo decide quedarse y es cuando se topará con un ecléctico grupo de pirados satánicos: un tal Saul (David Gunn), alias Príncipe de la Maldad y su acólito, Dickie-Boy (Kelly Mantle) y junto a 3 cachondas seguidoras, atención a Sapphira (Chaton Anderson), se montan un Akelarre Satánico… Lo que aparentemente tendría que haber sido la típica misa negra que acaba en orgía, gracias a Mo acaba siendo un rito satánico en toda regla; es lo que tiene ser pura y virginal.

Como Clorissa quiere salvar a su hermano Brant de una muerte segura acude a la loca del pueblo. La actual Christine (Adrienne Barbeau) aceptará ayudar a Clorissa al saber que su hermano es virgen. Además, le cuenta la verdadera historia de lo ocurrido 40 años atrás. Las monjas fueron poseídas una a una, y querían a su bebé para convertirlo en el hijo de Satán, pues no hay nada mejor que la sangre de un neonato, más poderosa incluso que la de una virgen.

Así pues, nuestras chicas duras irán a repartir ostias (sagradas) en el antiguo convento-escuela… Podrán con tanta monja poseída ¿?

El humor está muy presente a lo largo de todo el film, pero cuando verdaderamente nos reiremos, será con la aparición de Dickie-Boy y sus intervenciones. Atención a la brillante idea (solución) que le propone a Brant para acabar con su situación.

Los FX’s especiales son a la antigua usanza, a excepción de la traca final de la peli cuando aparecen unos espíritus y unas llamas, se nota un montón el uso de los efectos por ordenador… Pero por lo demás, latex y “sangre”!

Ritos Satánicos en el Convento

Ritos Satánicos en el Convento

Pero lo que más me sorprendió fue la caracterización de los poseídos, muy especialmente, las monjas.  Al principio me chocó bastante, incluso pensé, menudo flipado… pero no sé como pero al final, los efectos me acabaron gustando. Las posesiones se representan con el típico maquillaje, prótesis dentales y lentillas blancas, pero ciertos fluidos vitales son sustituidos por tintas fluorescentes de colores que brillan con la luz ultravioleta. De este modo, la sangre es de color rosa fosforito y el resto de fluidos, verde o azul fluorescente… E incluso, utilizan lentillas fluorescentes!
Como ya he dicho, al principio choca bastante, llegando a pensar que alguien ha confundido el rodaje con una disco cyber-goth pero la verdad, es que hasta la fecha no había visto en ninguna otra peli del género este tratamiento que se da a los fluidos corporales con luz ultravioleta. Muy original… por qué no!?

En definitiva, os recomiendo El Convento del Diablo porque aunque tenga los mismos referentes que otras pelis como mínimo está hecha con gracia, y aunque la consideremos moderna serie B; convence, gusta y hasta me es simpática!

Arrástrame al Infierno (2009)

Arrástrame al Infierno (dir: Sam Raimi, 2009)

Arrástrame al Infierno (dir: Sam Raimi, 2009)

Año 2009, la vuelta de Sam Raimi al ruedo junto a su hermano Ivan (Drag Me to Hell), con Christine cómo protagonista (Alison Lohman a la que veremos en Gamer y la hemos visto en Beowulf, en Flicka, Big Fish, entre otras) junto a Clay (Justin Long al que hemos visto en la Jungla de Cristal 4, en la serie Ed, Hacémos una porno?, y otras apariciones más), esta es la pareja protagonista, una pareja un tanto especial.

Luego tenemos a una mujer malvada y altamente cómica llamada Sylvia Ganush, interpretada por Lorna Raver (a la que hemos visto en las series Eli Stone, Nip/Tuck, CSI, Boston Legal y un larguísimo etcétera).

A esta mala mujer le deniegan una prorroga de la hipoteca en el banco, orden ejecutada por nuestra protagonista Christine. En este momento llega la maldición gitana del parking, escena impecable, escena con altas dosis de cachondeo para ver en grupo.

Visitan un par de médiums (entre ellas Adriana Barraza haciendo de Shaun San Dena, papel totalmente prescindible en su carrera) para ayudar a la pobre Christine con su problema con la maldición gitana.

Teniendo como punto de medida Evil Dead 2. Ya sé que muchos me criticaréis porqué me gusta más el humor desfasado de Evil Dead 2 que la seriedad impecable de Evil Dead, pero como siempre digo yo…. este blog es mío y me lo follo cuándo quiero. A lo que íbamos, teniendo a Evil Dead 2 como meta, esta película flojea y no acaba de dar la talla, no he podido acabar de reír a gusto, ya se que se supone que Sam se ha hecho más serio después de sus anteriores trabajos, por suerte ha vuelto entre nosotros, los fans, para darnos esta película que aunque no llegue a mis expectativas es entretenida.

P.D.: Siento diferir un “poquito” de la crítica de nuestro compañero de pases de cine absurdos Naxo, aquí os dejo el link de su particular reseña!