Crónica de la Marató Cotxeres de Sants (2011)

XXIII Marató de Cine Fantàstic i Terror Cotxeres de SantsTras el “resacón” de Cotxeres, he tardado dos días en recuperar mi voz y sólo a ratos! Es lo que tiene empezar una maratón medio resfriado… Aayayayayayay, nos hacemos viejos!

Casi empalmando la sesión del viernes, donde ‘disfrutamos’ de la proyección de Ganivet… Ay, no! Matxet… Sí, sí… habéis leído bien: Matxet (Machete doblada al catalán) para deleite de todo el público. Verdad que sí, Víctor ¿? Jajajaja

Poseso, para nosotros la ‘Nit més Llarga’ (no trankis, no es el título de una peli porno) empezó antes que para la mayoría, puesto que asistimos a la presentación del libro: Malas pero Divertidas. Escrito por nuestros Trío Calaveras preferido (Naxo Fiol, Aratz Juanes & Víctor Olid) de Ediciones Raima. Un libro ‘panyol’ dedicado a reseñar el cine trash más cafre que te puedas echar a la cara (con tus colegas, claro está). Evidentemente, adquirí un ejemplar, que luego los Three Skulls me firmaron con proposición indecente incluida de Olid… es lo que tiene llevárselo de juerga por garitos ‘gayers‘!

Como dijo el ‘bueno’ de Aratz, es un libro que debes leértelo por cachos, es decir, un día cualquiera abres por una página y te lees esa reseña, y así una tras otra hasta que te lo termines. Y no veas, lo bien que va aplicar esta técnica, en mi lugar de lectura favorito, el WC.

Al acabar la presentación con proyección de corto incluída, tuvieron los santos co’ones de torturarnos con Vacón (hasta el editor flipó en colores!), fuimos a refrescarnos las gargantas con lúpulo de los dioses y a calentar motores para la maratón…

Malas pero Divertidas

Empezamos puntuales con Vampirella (dir: Jim Wynorski, 1996) y con la sala B casi al completo. Nos lo pasamos muy bien, la peli daba juego: cutre FX’s, vesturario fetish, vampiretas y alguna teta… La verdad es que el arranque fue suave como una seda. Después le tocó el turno a la peli más mainstream de la noche, el único y verdadero: Vengador (dir: Mark GoldblattThe Punisher, 1989) con Dolph Lundgren como Frank Castle. Tras el éxito cosechado con Los Mercenarios (The Expendables) de Stallone, Ivan Drago vuelve a estar en la brecha!

El Castigador funcionó a la perfección, como tenía que ser… Y para los que no conocían esta primera versión de este justiciero, ahora ya la conocen. Digo esto, porque en la sala B vi un poco de relevo generacional, habrá que enseñarles como es debido…

La siguiente película, fue la apuesta personal de Naxo: Fenómenos Sangrientos (dirs: Brad F. Grinter & S. HawkesBlood Freak, 1972), que un servidor le ayudó a encontrar una copia digital ripeada pero el muy fetichista consiguió una copia original en vhs para la proyección. En la pasada noche de cine inconexo hicimos un visionado a velocidad absurda mientras Naxus nos explicaba que es una ‘joyita’: un slasher subvencionado por la Iglesia contra el consumo de drogas. Lo más interesante para mí es que el prota, Steve Hawkes, se convierte en un asesino en serie tras el consumo de cannabis… eso sí, con la cabeza de un pavo! El momento cumbre fue oír toda la sala B haciendo el pavo… aunque más de uno, no lo tenía que imitar.

Un pavo, dos pavos, tres pavos.... Plllllluuuuuuuu

Después de este punto de inflexión, ya que Blood Freak no fue de mi agrado, volvimos con Spookies (dirs: E. Joseph, T. D., B. Faulkne, 1986), puro exploit ochentero fruto de la unión de 2 proyectos. La peli en sí daba juego porque tenía los elementos suficientes para arrancar los comentarios de los asistentes: monstruitos de latex, seres malignos, cutre FX’s y el tópico grupito encerrado en una mansión.

La siguiente película, sin lugar a dudas, fue otra de las grandes de la noche: La guarida del gusano blanco (dir: Ken RussellLair of the White Worm, 1988), aunque algunos nos anunciaron que era muy mala. Pues oigan, el film de amarras no estuvo nada mal: con un joven Hugh Grant, vampiras cachondas y largas serpientes blancas (y no me refiero a ninguna pitón albina humana)!

Y por acabar, como no… La peli castigo! Esta vez, subimos un poco de latitud, ya que en la anterior edición nos metieron doblada una peli peruana. En esta ocasión, nos encasquetaron: Una noche para descuartizar (dir: Doris WishmanA Night to Dismember, 1979/83). Este bodrio fílmico (y con el apelativo de bodrio, me quedo corto), no tiene por dónde cogerse. Supuestamente, la peli se terminó en 1979 pero parece ser que se estropeó la mitad del metraje y luego, el Sr. Wishman estuvo unos cuantos años para completarla y montarla… Para pegarse un tiro!

En fin, pese a que no pude hacer muchos comentarios, por no decir ninguno, por culpa de mi afonía, me lo pasé muy bien en compañía de los colegas cinéfilos y de sus chascarrillos y ocurrencias: Raspas, Fiver, Nefer, T. Kirk, CriticoNos al completo, Maiden & mi socio Nekrofílmico, Rechardgeable.

Esperemos que el año que viene, con el nuevo gobierno (no olvidemos que al día siguiente eran las eRecciones del 20-N), no suframos la visita de inspectores de la SGAE, eso sí que sería una buena peli de cine fantástico y de terror!

Terror en el Green (2002)

The Greenskeeper

The Greenskeeper

Tranquilos, no hablaremos de un nuevo episodio de cuernos de nuestro golfista más golfo, Tiger Woods!

La película de la que hoy hablaremos es un slasher en toda regla, fue el primer film visionado durante la pasada tarde Slasher y cumplió con su cometido a la perfección: comentarios burros y cafres a gogó! Pese que algunos ya la habían visto, no quisieron perdérselaen la segunda entrega de Terror en el Valhalla Rock Club, donde las risas y la sangre están siempre aseguradas!

Terror en el Green (The Greenskeeper, 2002) fue un direct to video/dvd como la copa de un pino, y es que para rodar este cutre slasher hicieron falta hasta 3 “directores”: Kevin Greene, Adam Johnson & Tripp Norton… Que a su vez son responsables de la historia y de la producción… no me extraña porque para encontrar financiación por esto… tiene que ser chungo de narices!

Terror en el Green nos cuenta el 25º aniversario de Allen Anderson (Allelon Ruggiero), un joven aspirante a escritor que trabaja como ayudante de jardinero en el Country Summersile Club (CSC). Por “novia” tiene a Mary Katherine (Allison Kulp), la típica guarrilla pija y farlopera que aspira a mucho más que estar con el looser de Allen.

Mary K, Mary J & Mary B

Mary K, Mary J & Mary B

Allen trabaja con Otis (Thomas Merdis), como jardineros cuidando del campo de golf en el Country Club de su padrastro y despreciable tío, John Anderson (Bruce Taylor) que se casó con su madre tras la accidentada muerte de su padre, George Anderson. Parece ser que murió quemado cuando estaba manipulando un cortacésped de gasolina.

Allen se conforma con poco sueña que algún día será escritor… Pero la realidad es bastante distinta: su madre alcohólica; su padrastro, un cretino y su novia una interesada.Aunque Allen por quien realmente está interesado es por Elena (Melissa Ponzio), una camarera latina que trabaja junto sus hermanas en el club de campo para poder traer de Méjico a sus padres.

Esa misma noche los súper amigos pijos de Mary Katherine quieren montarse una juerga en el CSC, estos son los típicos hijos de papá con nombres más que absurdos: Chet, Chip & Champ; y sus amigas, Mary Jane & Mary Beth, unas auténticas zorrillas. Pero necesitan de Allen pues al tener llaves, los podría colar en el club de campo. Mary Katherine convencerá al muy calzonazos de Allen para celebrar su fiesta de 25º cumpleaños en el club con sus amigos; pero realmente lo hace para así poder invitar a Elena, aunque Stu, el socorrista, también se ha fijado en ella y le propondrá darle mantequilla a su bollo!!!! (Palabras textuales)

El jardinero asesino!

El jardinero asesino!

Mientras tanto, Chas, el profesor de tenis, también hará uso de las instalaciones fuera de jornada laboral aprovechando para darle “clases avanzadas” a una alumna con su máquina lanza-pelotas, Solo Pro 3000!

Todos ellos hacen caso omiso de la leyenda que se va contando del club de golf, hace 15 años el viejo Reevers fue asesinado por el jardinero del Summersile Club. El Sr. Reevers era un viejo repugnante… peor aún, era un repugnante golfista! Jugando a golf, localizó la cabaña mohosa del jardinero y al entrar vio una bolsa chorreando de sangre, y al abrirla… Esta tenía una cabeza!!!!

Será cierta esta historia? Otis resultará ser el asesino?… Para ello tendréis que ver la película!

Pese a contar con una justificación del asesino por así decirlo, correcta, Terror en el Green tiene unos fallos garrafales tanto de historia como de guión para mear y no echar gota, y eso que son 3 personas encargadas de ello, incluso llegando a mezclar elementos en el film que nada tienen que ver con la trama.

Así, no entendemos qué tienen  que ver con la trama el grupito de amigos frikis de Allen, y que salen siempre como nosotros, viendo pelis en grupo (que no es lo mismo que practicar sexo en grupo!). Ni tampoco las 2 historias que rodean de misterio al club de golf, la muerte de Geroge Anderson con la del Sr. Reevers… aparentemente, no tienen ningún nexo de unión!

Los Fx’s no están del todo mal, aunque algunas muertes están muy mal ejecutadas y en vez de tirar de efectos cutres o visibles, tiran a saco de efecto óptico… que salta a la legua! Otro recurso “fácil” o tonto, fue la repetición de un mismo plano de la puta casita blanca del Country Summersile Club como unas 10 veces…

Pero si existe un verdadero motivo que tiene éxito en The Greenskeeper es El Lechero (The Milkman), la peli fetiche del citado grupo de frikis amigos de Allen. Una sub-peli que trata sobre un lechero que va repartiendo leche a explosivas rubias atadas! Brutal… fue un verdadero descojone! Incluso alguno presente en el Valhalla nos acabó pidiendo que pusiéramos esa en vez de esta!

En resumen… Terror en el Green es un slasher de serie J que ofrece todo lo que debe: muertes, rubias cargadas de pecho, diálogos más que absurdos, fallos en la historia, sexo y sangre… Hasta se atreven con un giro argumental y tó… Eso sí, imprescindible verla con los colegas dando rienda suelta a la lengua!

Noche Infernal (Hell Night, 1981)

Hell Night

Hell Night

Este film fue mi apuesta personal en la pasada tarde Slasher en el Valhalla y la verdad, es que se convirtió sin quererlo en peli castigo. Que conste que no fue esa mi intención, aunque no os lo creáis chicos.

Considero que reunía los requisitos necesarios para programarla en una tarde de asesinos en serie: ochentera, universitarios, una mansión vacía, asesinatos y como mayor reclamo, nuestra queridísima: Linda Blair. Pero el resultado fue peor de lo esperado, y el público asistente la encontró soporífera!

Vayamos a ver por qué….

Hell Night, título que aparece directamente en el dvd, fue dirigida por Tom DeSimone. Tras esta ‘joyita’ el pobre ya no hizo nada bueno, tampoco lo es Hell Night, y fue defenestrado a los seriales americanos. Realizó unos cuantos episodios de la serie, Las Pesadillas de Freddy (Freddy’s Nightmares, 1988-89).

Pero tal y como ya he comentado antes, el verdadero gancho o reclamo de este slasher es Linda Blair. La misma joven adolescente que protagonizó, El Exorcista (1973) y el Exorcista II: El Hereje (1977). Eso sí en Noche Infernal, la tía está jamona, jamona… lejos de hacernos una brillante interpretación, Linda Blair se nos presenta en su máxima esplendor: todo curvas, sí señor! Ay… esa papadita…

La peli empieza en plena fiesta universitaria, la Hell Night (de ahí el título). Es la típica fiesta americana: desfase total, alcohol, tías y sexo… Ese tipo de fiestas que siempre hemos soñado ir y a la que nunca nos han invitado.

Algún pariente lejano de los Garth ¿?

Algún pariente lejano de los Garth ¿?

Además, esta fiesta coincide con la prueba de iniciación de los aspirantes a entrar en la fraternidad Alpha Sigma Rho, la típica fraternidad universitaria yankee. Nuestros 4 novatos son: Marti (Linda Blair), Jeff (Peter Barton), Seth (Vincent Van Patten) – el Robin Hood & Denise (Suki Goodwin).

Todos ellos son conducidos a la mansión abandona, Garth Manor. En 1950, Bill Phil Garth construyó la mansión con el oro que obtuvo de su mina. En ella vivieron hasta 4 generaciones de los Garth hasta que hace 12 años, el último de la estirpe, Raymond Garth se volvió loco y asesinó a toda su familia.

Raymond Garth estaba casado con Lilian y tuvieron 4 hijos. El primogénito Morris, un niño mongólico; Susan, la niña deforme que arrastraba una pierna al andar (era tan deforme que no se sabía si era una varón o hembra). Pero lejos de desanimarse, Raymond & Lilian, tuvieron a Margareth, la pequeña no podía ver ni hablar ni oír… Y ya por último, Andrew un pequeño monstruo que necesito 10 meses y medio para gestarse y encima el muy cenutrio estuvo sus primeros 14 años sin decir una puta palabra.

Eso provocó que los Garth se aislaran en su mansión sin gas, ni agua ni teléfono, etc, etc. Ahora ya sabemos por qué tuvieron tantos hijos, les faltaba un TV! Ante tal panorama, Raymond Garth una noche se volvió majareta (no me extraña el pobre…) y estranguló a su esposa Lilian. Acto seguido le aplastó el cráneo con el atizador de la chimenea a Morris y luego empaló a Susan. Por si no fuera poco, a Margareth le cortó el cuello y entonces Raymond se ahorcó! Encima Andrew (el mudito) tuvo que presenciar toda la masacre a manos de su progenitor.

Lo curioso de la historia es que la policía cuando llegó a la mansión, sólo encontró 3 cadáveres, y si mínimamente habéis estado atentos (cosa que dudo a estas alturas), los últimos Garth eran 6 miembros, 4 de los cuales fueron asesinados por el parricida y luego este se colgó…. Nos salen 5 muertos. Por eso, hoy en día, algunos piensan que Andrew todavía vive en la casa… Eso sí nos falta encontrar un cadáver, porque a mí las cuentas no me salen…

Tendrá dolor de cabeza.... ¿?

Tendrá dolor de cabeza.... ¿?

Tras la clase de historia, a nuestros 4 protagonistas aspirantes se les dice que tendrán que pasar la noche encerrados en la mansión y lo más fuerte de todo, sobrevivir!!!! Uuuyy!!! Qué miedo! 6 horas de Noche Infernal!!!!

Pero nuestras 2 parejitas no son del todo gilipollas, e intentarán pasar la velada amenizada con pastillas, ron y música! Menudo, guateque! Mientras tanto, Peter (Kevin Brophy), el presidente de Alpha Sigma, el mismo que en la noche infernal se entrega a fondo; Scott (Jimmy Sturtevant), el doble de Harry Potter y May (Jenny Neumann), la presidenta y amiga de Marti, les prepararán algunas bromitas a nuestros protas.

Eso sí, las putadas (bromas) son de los más ridículo, y pretenden asustarlos con 4 grititos enlatados, un fantasma holográfico y un esqueleto de plástico! Un 10 para los FX’s!!

A partir de ahí, descubriremos quién sobrevive a la Mansión Garth durante la Noche Infernal, y quién no…

Evidentemente, a día de hoy la mayoría de vosotros encontraréis este slasher ‘primerizo’ totalmente desfasado y un tostón vaya… Aunque a diferencia de otros, tiene un punto de originalidad en construir una historia para la mansión y para no utilizar la típica imagen del asesino en serie, tan tipificado en los slashers ochenteros…

Aunque no acabara de funcionar en nuestra tarde slasher en el Valhalla, haberla descubierto para mí ya supone un éxito, aunque pequeñito, puesto que Hell Night no es un título muy conocido ni comercial. Si solamente por ver a Linda Blair con sus quilitos de más, intentar subir la verja de la mansión ya vale la pena!!!!

Un apunte friki: En un capítulo de los Simpsons (uno de los especiales de Noche de Brujas), vemos que la placa afuera de la Mansión de Burns dice “Garth Manor“.

PD: Si queréis leer la contra-reseña escrita por nuestros colegas bloggeros y colaboradores, os dejamos el enlace de los Criticonos de Hell Night.

Crónica de una tarde Slasher en Valhalla

Jason junto a unas guapas slasher girls!

Jason junto a unas guapas slasher girls!

El pasado domingo no era una tarde de domingo cualquiera… No! Tuvimos ocasión de disfrutar con la segunda tarde temática de Terror en el Valhalla! Esta vez, le tocaba el turno a los Slashers o Asesinos en serie… Los zombies están de reposo, con tanta actividad últimamente, se han ganado unas buenas vacaciones!

Nuestras víctimas fueron entrando tímidamente, les recibimos con la BSO de Star Wars, más que nada porque con la solana que estaba cayendo, como mínimo para darles ánimos de lo que les esperaba!!!

Una vez todos estuvieron sentados y con el aire acondicionado a pleno rendimiento, empezamos la tarde slasher con Terror en el Green (The Greenskeeper, 2002). La acogida fue brutal, la verdad es que la película tenía los ingredientes necesarios para que fuese un festival de comentarios: personajes estereotipados, tetas, un negro, asesinatos, situaciones y diálogos absurdos, etc. Hasta incluye un giro argumental al final y tó… Un slasher, al que no le falta de nada!

Tras un merecido descanso, tocó la tanda de cortos, y con esto no me refiero a un desfile del público asistente; sino a las obras amateurs a las que uno ya está más que curtido.

Crónica de Jorgito 2: Spider-man Fascista. Una… diarrea mental de nuestro querido genio mandril (porque vive en los Mandriles), Victor Olid. Se llevó grandes ovaciones, insultos, gritos e improperios por parte del público asistente que no entendían un… carajo. Bueno, creo que ni el propio Olid cuando lo rodó, ya que el corto tiene sus añitos.

El Parque de los Cerebros, obra de nuestro maestro, Naxo Fiol y protagonizado por el camaleónico, Dani T. Kirk (como sigas así, ni Al Pacino te hará sombra). Rodado en el cementerio de Sant Andreu, este corto es una paja mental de Naxo: el hombre contemporáneo persiguiendo y dando caza al intelecto.

A continuación, el segundo pase de la tarde, Hell Night (Noche Infernal, 1981). Una peli que como muy bien han indicado nuestros amigos y colaboradores, Criticonos: “prometía mucho y luego, da muy poco”. Se convirtió, casi sin querer (esto es cierto) en peli castigo! Jajajajajaj… Un poco más y se me quema ahí mismo, por infame y hereje!!! Un primerizo slasher de la década de los 80’s que como reclamo o gancho, mostraba una esplendorosa, Linda Blair. Muertes las justas ni una triste teta y unos asesinos a-normales. La tendrían que haber titulado, Rato Infernal!

Ahora bien, la gran triunfadora de la tarde slasher sin lugar a dudas, fue… El Lechero (The Milkman). Y es que a veces, el cine dentro del cine ha ofrecido grandes joyas, pero como El Lechero, ninguna! Rodada en riguroso blanco y negro, no engañó a nadie, y nos ofreció, un lechero ofreciendo leche a una chica muy necesitada!!! Jajajajajajajja…

Como acabáis de comprobar, a veces romper con la dinámica habitual de quedarse los domingos en casa, tiene su grata recompensa! Una impecable programación junto con la mejor ubicación y la presencia de las mentes más terroríficas de Barcelona (Flecha, la tuya sería perturbada!), hacen de las tardes de Terror en el Valhalla un descojone y un despiporre asegurados!

La próxima… después de vacaciones… como los escolares, nos examinaremos en Septiembre!

Nuestras víctimas... algunas espaldas muy conocidas!

Nuestras víctimas... algunas espaldas muy conocidas!

Tarde SLASHER en Terror en Valhalla

Cartel 03 de Julio 2011

Cartel 03 de Julio 2011

Tras el éxito de nuestro estreno (desvirgamiento!), volvemos de nuevo con otra sesión temática: la Tarde SLASHER!!

Si tu fuerte son los cuchillos, hachas, pistolas de clavos, martillos, sierras mecánicas… Empieza a afilarlas!!! Y además, no te olvides tu mejor máscara: la de hockey, la de gas, la de látex, la de payaso o cualquier otro artilugio fetichista… No puedes faltar a nuestra tarde más sangrienta!… Y que conste que pasaremos lista!

¿Cuándo?
Domingo 03 de Julio 2011 a partir de las 16hrs.
¿Dónde?
En el Valhalla Club de Rock -> calle Tallers, 68 junto parada de Metro ‘Universitat’ de la L1 y L2 o ‘Catalunya’ de la L1 o L3.
Precio:
4€ con Consumición & Palomitas incluidas. Precios Populares en las bebidas!

Primer Pase – aprox 16:15h
The Greenskeeper (dir: Kevin Greene, Adam Johnson & Tripp NortonTerror en el Green, 2002). Este divertido slasher hará las delicias de todo aficionado al Golf.

Segundo Pase
Hell Night (dir: Tom DeSimoneNoche Infernal, 1981). El típico slasher universitario ochentero yankee. Qué más se puede pedir ¿? Y si encima sale Linda Blair, uuhhhmmmm!!!

Además, disfrutaremos (o no), de algunos cortos y otras bizarradas; y sortearemos algunos regalos entre todos los asistentes!

Valhalla Club de Rock pone a nuestra disposición una sala para nosotros, con proyector & pantalla grande, aire acondicionado (ahora que viene el veranito…) y un sonido digno de los dioses vikingos!

Si lo tuyo es el bricolaje aplicado antiguo arte de cepillarte al próximo; y ya no te sirven los briconsejos, te invitamos a que vengas y disfrutes de una tarde sangrienta y llena de gritos. Terror en el Valhalla es tu sitio, el Paraíso de los Fanáticos del Terror & Gore!!

Organizan: Valhalla Club de Rock & Nekrofilmicos | Recomendamos que si queréis ver las pelis tranquilamente, os las visionéis en vuestras casas.

Con la inestimable colaboración de:
Los Criticonos, Subfilms & AVT, The Monster Museum, Cine The Warrior, Pet Sementary, El Buque Maldito,…

Dream Home (2010)

Dream Home (2010)

Dream Home (2010)

Por suerte, todavía conservo un poco de instinto para detectar buenas pelis de terror, sobre todo, cuando mi método para elegir títulos en Sitges, se basa en la sensación que me da el título, saber quien es el director, ver una foto (como máximo) de la peli, y NUNCA leer ni la sinopsis ni ver el tráiler. Bueno, algunas veces cuando me pongo pelis de relleno, no me queda otra elección que ver el tráiler, pero son eso, relleno.

Pero con Dream Home mi instinto (básico) funcionó al 100% y acerté de lleno. No sólo lo pienso yo, la “crítica” que raras veces acierta y a la que nunca debemos tener en cuenta para elegir una peli; le ha otorgado Premio a los Mejores Efectos de Maquillaje, a Vitaya Deerattakul & Andrew Lin y el Premio de Mejor Actriz, para la guapa, Josie Ho. Esto en sí, ya tiene mucho más mérito!

Dream Home es una buena cinta de terror, con una slasher un tanto atípica y con unas escenas gore brutales, extremas! De lo mejorcito que he visto últimamente. Pero no os penséis que la cosa se queda aquí… NO! El film encierra una crítica social muy fuerte sobre la sociedad de Hong Kong, y la situación que tienen los jóvenes treintañeros, para realizar sus sueños, en este caso, acceder a su primera vivienda.

En muchas cintas del género que conllevan una crítica social, las que primero se me vienen a la mente, son las pelis de Romero, primero se presenta la peli de terror, y como moraleja o colofón final, se realiza la crítica social. En Dream Home, es al revés, primero se presenta la sociedad y su problemática, y esta es la que lleva a nuestra protagonista, a una situación desesperada, y entonces, es surge la peli de terror. En este sentido, debemos entender el uso de la violencia (en este caso extrema) y la muerte, como una vía para solucionar ese problema. En Dream Home, no se cuestiona si esa vía es la correcta o amoral, pues no se da alternativa posible, por tanto, es el único método posible para atacar un problemas, y a nosotros, personalmente, nos encanta que haya sido este, porque si no hubiéramos tenido un film bien distinto al que aquí reseñamos.

Dream Home está dirigida por Ho-Cheung Pang (no confundir con uno de los Pang Brothers), que también se encarga de la historia, guión y producción. Anteriormente, también ha escrito y dirigido otras películas como Trivial Masters o Love in a Puff; pero creo que esta es su primera incursión en el mundo del terror. Wai dor lei ah yut ho, título en chino, es una película rodada y producida en Hong Kong, diferenciándola de todo ese cine alternativo o de autor, que se proyecta en la snob y progre sala Verdi.

Sangre! Sangre! Sangre y Violencia!

Sangre! Sangre! Sangre y Violencia!

Dream Home, es la historia de la joven y bella, Cheng Lai Sheung (Josie Ho) y la vida de pringada que lleva. Pero pringada en todos los sentidos, tiene un curro de mierda como teleoperadora en un banco ofreciendo créditos personales, es decir, intentando timar al próximo para conseguir así una prima. Encima no tiene pareja, pero es la amante de Siu To (Eason Chan), casado y con una niña pequeña, que utiliza a Cheng para sus borracheras y sexo; pero cuando esta le pide ayuda, la deja en la estacada. Algunos no entienden porque se nos muestra esto, yo pienso que forma parte del proceso de degradación que sufre Cheng para llevarla al borde del abismo!

La vida familiar de Cheng también es una mierda, el padre enfermo (Norman Chui Siu Keung) y un hermano adolescente a su cargo, los convierten en un lastre para realizar sus sueños. En los varios flasbacks que se suceden en el film, nos muestran también una pobre y modesta niñez de Cheng, muy liagada a su abuelo ex pescador, y sus recuerdos de vivir en el puerto. Cheng le promete a su abuelo que un día tendrán un apartamento en la exclusiva zona de Puerto Victoria, donde se erigen unos rascacielos, con apartamentos de lujo… Pero todo se queda en un sueño.
Encima, Cheng no puede llevar una vida normal como la de cualquier joven treintañera, no puede gastar ni un dólar, porque quiere ver cumplido su sueño; y pluriemplearse como dependienta en una tienda!

Como veis el futuro de Cheng está muy negro, pero un atisbo de luz se le aparece cuando tiene la posibilidad de comprar un apartamento para ella en Puerto Victoria. Hasta dónde será capaz de llegar para ver cumplido su único sueño ¿?

No es de extrañar que nuestra joven protagonista borde un papel, convirtiéndose en una psicópata, fría y calculadora, capaz de arremeter contra todo el que se le ponga por delante! Y de qué manera chicos!!! Nos lo concentran todo para el último tramo de la peli, seguramente, esta es la crítica negativa que emitirán de Drean Home, pero qué final chicos!!!

Cheng en plena acción!

Cheng en plena acción!

Sangre, violencia extrema, amputaciones, empalamientos, vísceras, desmembramientos y un curso rápido sobre los utensilios caseros con los que se puede acabar con la peña, nos deleitarán con un final apoteósico y delirante! En serio chicos, la espera vale la pena, porque Josie Ho, se sale!

¿Y vosotros qué haríais para ver cumplido vuestro único sueño?

El Asesino de Rosemary (1981)

The Prowler (1981)

The Prowler (1981)

Por mucho que se empeñe Naxo en ponernos basura y pelis malas, a veces en Cotxeres (sala B o Friki, la duda ofende!) vemos verdaderas joyas del género. Esto es lo que sucede con este film ochentero, que en su momento me cautivó: El Asesinato de Rosemary… y me estoy remontando a 3 o 4 maratones atrás.

En la interminable cruzada del Santo Slasher (tal como la búsqueda del Santo Grial), nos hemos ido topando con slashers que nos han hecho mayor o menor gracia, y sin duda alguna, este nos gustó y sorprendió gratamente!

Película ochentera donde las haya, tiene todos los ingredientes necesarios para ser buena, y por tanto, formar parte de la lista de cualquier loco seguidor del género de terror: estudiantes, tetas, sangre, un baile de fin de curso y un slasher. Qué más se puede pedir ¿?

El Asesinato de Rosemary (dir: Joseph Zito, también conocida como The Powler o Rosemary’s Killer, 1981), el término prowler en inglés significa: merodeador, que es un poco la actitud que nuestro slasher de turno tiene para con sus víctimas. El Sr. Zito les sonará a todos aquellos fans incondicionales de la saga de Jason Vorhees, más concretamente, por ser es el director de la 4ª entrega: Viernes 13: Capítulo Final (Friday the 13th: The Final Chapter). Por lo que se refiere a maquillaje y efectos especiales, van a cargo del GRAN Tom Savini (palabras mayores!); y una buena muestra de ello, son las escenas de los crímenes.

Eso, eso... bien, trinchaditos!!

Eso, eso... bien, trinchaditos!!

El film empieza con una carta de desamor dirigida a un soldado de la II GM, firmada por una tal Rosemary con una rosa dibujada. Acto seguido se nos traslada al año 1945 en el baile de final de curso o graduación en Avalon Bay donde son asesinados una joven pareja de lovers, Roy & una tal, Francis Rosemary Chatham. El asesino va extrañamente vestido de militar, con la cara tapada por una máscara de gas y utilizando un rastrillo de jardín como arma mortífera. Eso sí, tiene el bonito detalle de dejar una rosa, en los cadáveres recién trinchados.

Sherry (Lisa Dunsheath) y su ducha!

Sherry (Lisa Dunsheath) y su ducha!

Ya en la actualidad y pasado 35 años, en Avalon Bay los jóvenes vuelven a tener ilusiones y ganas de liarla, ya que han decidido volver a celebrar un baile de final de curso organizado por Pam (Vicky Dawson). Será este su último baile ¿?

En la trama también participan como no, el sheriff local, George Frase (Farley Granger), el veterano de la guerra y minusválido, Major Chatham (Lawrence Tierney) y la joven pareja de estudiantes: Carl (David Sederholm) y Sherry (Lisa Dunsheath). Siendo la muerte de Sherry en la ducha una de las más recordadas y valoradas del film. Como se nota la buena mano de Savini… Otra chica, Lisa (Cindy Weintraub) también la podemos ver en otro peli ochentera, Humanoides del Abismo.

La verdad es que este slasher no aporta nada nuevo al ya de por si trillado género slasher, pero como mínimo tienen la decencia de no presentarnos un slasher tonto y bobo. Sus muertes son geniales, y aunque a veces, las persecuciones son un tanto absurdas, luego la ejecución de las mismas, tiene mucha calidad.

Además, la estética militar del slasher de turno a más de uno le recordará a los malos, llamados Helghast, de la gran saga, Killzone. Una estética que funciona a la perfección y que hasta último momento, sabe mantenernos la identidad del asesino en secreto.

En resumen, recomendable para todo fan de los slashers ochenteros!
Gracias Naxo.

Cold Prey (2006)

Cold Prey (2006)

Cold Prey (2006)

No todos los slashers son americanos, aunque sí la inmensa mayoría, y gracias al boom o auge que recientemente estamos viviendo, estos vuelven a estar en pie de guerra. Esta vez nuestras miradas se dirigen al gélido país llamado, Noruega (sí, sí… de donde provienen las jamonas noruegas!). Que se hacen pelis de terror en otros países, en este caso, europeos ya no es sólo una simple anécdota, y aunque todavía no hemos visto estrenada por nuestros lares, Dead Snow (si todo va bien, en Agosto) podremos verla como Zombis Nazis, son un claro ejemplo, que el cine de terror no es exclusivo de americanos u orientales.

Noruega no tiene una tradición cinematográfica muy extensa (o que nosotros conozcamos), y mucho menos del género de terror, pero si son capaces de parir impresionantes rubias vikingas; pueden con todo!

Cold Prey (algo así como Presas Frías o Caza Helada) es el típico slasher de turno, para que vamos a engañarnos. No nos descubren ninguna fórmula secreta, y tiran de tópicos del género, pero está bien hecho: localizaciones increíbles, buena realización, correctas dosis de sangre, buenos FX’s, protas elegidos correctamente, buena ambientación, etc, etc. Quizás peque de previsible si uno está atento y que se podía haber explotado aún más la vena despiada y violenta de nuestro slasher sube colinas, incluyendo más sustos (tan típicos) y más momentos de tensiÓN!!!

El grupo de 5 intrépidos!!

El grupo de 5 intrépidos!!

Cold Prey (historia y dir: Roar Uthaug – Fritt Vilt, 2006) es la aventura de unos fanáticos del snow. La película empieza con el típico flashback de turno que nos pondrá en situación de por donde van a ir los tiros… Tras el paso de unos 30 años….

Un grupo de 5 jóvenes con 2 parejas: Jannicke (Ingrid Bolsø Berdal) + Eirik (Tomas Alf Larsen) & Mikal (Endre Martin Midtstigen) + Ingunn (Viktoria Winge) y el aguanta velas friki de turno, Morten Tobias (Rolf Kristian Larsen); deciden irse de excursión por las montañas vírgenes noruegas para practicar su deporte favorito, el Snow!

    Con tan mala pata que Tobias (quien podía ser si no), se romperá una pierna. Lo jodido es que han descendido por un valle completamente deshabitado, y hasta que no amaine un poco la tormenta de nieve que se avecina, no pueden hacer nada. Por suerte para nuestros jóvenes aventureros, encuentran un hotel abandonado en el valle… abandonado, en apariencia!

    Ingunn

    Ingunn

    Tendrán que pasar noche forzosa en el hotel, y poco a poco, irán descubriendo hechos inquietantes en el mismo sitio que ahora les da cobijo. A partir de ahí, se sucede la verdadera trama del slasher y que no os vamos a desvelar aquí.

    En esta ocasión, el instrumento asesino es nada más y nada menos que un pico de montaña, técnicamente se le llama piolet, pero el de Cold Prey es un pedazo de Pico! Ríete tu de la mierda de pincho para hielo que utilizaba Sharon Stone en Instinto Básico!

    El Sr. Slasher

    El Sr. Slasher

    Uno de los aspectos más destacables del film, son las localizaciones, nunca mejor representadas, que un hotel desierto en plena montaña helada. Además, como el edificio está un tanto destartalado, como que acentúa todavía más, esa sensación que por mucho que corras, grites o llores, nadie vendrá a socorrerte!

    Por contrapartida, uno de los elementos peor parados es el asesino o slasher en cuestión! No sé si querían darle un aspecto animalístico o bestial, pero en algunas secuencias se parece más al Yeti que a un ser humano!

    Naxo Fiol hace días, me dijo que existe una secuela, y la verdad es que viendo el final de esta Cold Prey I, no sé como narices van a sacar argumentaciones o bases para una segunda parte, pero esta vez, sí que me dejaré llevar por el sabio dicho de Confuncio: segundas partes siempre fueron malas!

    Fast Food Killer (2007)

    Fast Food Killer (2007)

    Fast Food Killer (2007)

    Tranquilos, no vais a leer la reseña de Super Size Me, aunque también podría considerarse como una mortífera peli de terror, ya que con sólo de verla seguro que se te disparan los triglicéridos!

    A continuación os vamos a reseñar Fast Food Killer, un intento de slasher, y digo intento, por que el resultado final se asemeja mucho al título que en estos lares le han puesto, es decir, una peli basura! Un bodrio de tres al cuarto que intenta aglutinar los típicos elementos de un slasher y un payaso. Como muy bien sabéis, los payasos o klowns (término más científico-circense) siempre han sido un recurso utilizado en las pelis de terror: IT, Poltergeist, Killer Klowns from Outer Space, Gacy, Killjoy, ClownHouse,… de las que ahora mismo recuerde!

    Para los que no me conozcáis os diré que los payasos no son santo de mi devoción, pero cuando detecto otra peli de terror en la que salen payasos, debo verla. Es como si estos seres ejercieran un poder místico en mí, y me abdujeran, para acabar visionando la peli de turno.

    Hella Burger Killer Klown

    Hella Burger Killer Klown

    Fast Food Killer (2007), no os penséis que es tu título original está dirigido por 2 seres: Brendan Cowles & Shane Kuhn, y digo yo, hacía falta 2 personas para dirigir este bodriete ¿? Drive Thru es su título original aunque en otros países se la conoce como Burger Kill o Death Burger. Incluso el cartel ya en sí es un error, porque vemos una hamburguesa partida por 2 con un hacha, y precisamente, esta arma no es la que utiliza nuestro payaso, asesino. (Léase con la coma)

    Como todo slasher que se precie, no podría empezar de mejor manera, con unos adolescentes: 2 hipjoperos chungos y sus 2 chatis o churris (que no es lo mismo que churras!). A las tantas de la noches, bueno… hora yankee, paran en un MacAuto para comer algo. Dicho McBurger es Hella Burger, ojo!, no confundirse con Hell a Burger, que es lo primero que entendí. Esta marca de hamburguesas tiene como símbolo un payaso cachondo (tal y como veremos en los anuncios o comerciales más adelante). En esos 5 minutos iniciales se suceden las primeras muertes, y esto es lo que nos da pie a pensar, menudo peliculón vamos a ver! Pero desengañaos! Por que luego, la película decae hasta el aburrimiento, haciéndola previsible y tópica.

    Driver Thru

    Driver Thru

    Nuestro particular payaso asesino se irá cepillando a un grupo de adolescentes del instituto de Blanca Carnage (Blanca Carne, según la traducción), que aparentemente no tienen nada en común, ni siquiera celebrar sus cumples en Hella Burger!

    Ni aún cogiendo los elementos típicos y tópicos de cualquier slasher americano, se consigue una buena realización o historia. Y el colmo de los colmos, se lo llevan algunos asesinatos o escenas, cuando de abusa de la digitalización de ciertas muertes (que se nota un güevo), donde más se nota es la de una chica que tiene un microondas por sombrero; y del uso de sangre digital (otro elemento que en este blog ya hemos denunciado).

    Aún así, la peli nos ofrece algunas frases muy buenas, sobre todo, por lo absurdas y sin sentido, que nos provocarán risas y carcajadas a tutti plen:

    – las oujias son artilugios utilizados por los hippies desde la época de los romanos. Mande ¡!!¿?
    – la discusión entre polis de si Highway to Hell es de AC/DC o no. Será de Peret, no te jode!
    – los psicópatas guardan cosas en el garaje. Claaaaro! Si no, donde las van a guardar ¿?

    Yo en serio, después de visionar la peli, me estuve planteando la posibilidad de hacerme vegetariano-vegano! Sobre todo, después de la última frase a modo de moraleja:

    La comida rápida mata, cabrón!

    No miréis en el Sótano (1973)

    No miréis en el Sótano (1973)

    No miréis en el Sótano (1973)

    No miréis en el sótano” (Dir: S. F. Brownrigg, 1973). El centro para enfermos mentales del doctor Stephens es un tanto especial, ya que las locuras u obsesiones de su reducido grupo de pacientes son, hasta cierto punto, permitidas en vez de intentar ser erradicadas. Veremos como una paciente obsesionada con la maternidad lleva constantemente un muñeco que acuna entre sus brazos, como otro que se cree en el ejército va con uniforme militar presto a entrar en cualquier momento en combate, o como un juez psicópata desahoga su ira cortando leña a hachazo limpio. Como era previsible, la tragedia estalla pronto, y en un descuido del doctor el citado juez, en un súbito ataque de ira, le dejará herido de gravedad. Afortunadamente, la doctora Masters tomará el control de la situación, siguiendo los mismos métodos de su predecesor para beneplácito de los enfermos. Al poco, la joven Charlotte llega al centro para trabajar como enfermera, siendo recibida de una manera bastante reacia por la doctora, ya que ella no tenía constancia que el doctor Stephens la hubiese contratado. Tras un tira y afloja, la joven convence a Masters, no sin que ésta antes le advierta de que el tratamiento a seguir para con los internos no es el tradicional en estos centros, y que allí los pacientes son tratados como uno más de la familia. Charlotte acepta las condiciones laborales y empieza su trabajo con mucho fervor, intentando ganarse la simpatía de los enfermos. Sin embargo, la terapia a seguir con ellos no acaba de convencerla del todo. La libertad con la cual los internos deambulan por todo el centro y a todas horas, ya que ninguna de las habitaciones del centro tiene cerradura en sus puertas, no parece presagiar nada bueno. Cuando la primera sangre es derramada, la violencia se desatará en un frenesí de locura que intentará arrastrar a Charlotte con ella, y en la cual la joven enfermera descubrirá que no todo es lo que parece ser.

    No miréis en el sótano” es una película bastante mediocre tirando más bien a malilla, no os voy a engañar. La verdad es que tengo una cierta debilidad por las películas que tienen como título una advertencia: “No vayas cerca del parque” (1981), “No abras la puerta” (1974), “No vayas al bosque sola” (1982), “No abrir hasta Navidad” (1984), etc; aunque la mayor parte de ellas sean bastante infumables. La película que nos ocupa es un ejemplo de ello, una sucesión de disparates que más que aterrorizar al espectador lo que hace es aburrirlo. El que un doctor ponga en manos de un psicópata, un hacha es bastante ridículo, pero lo absurdo llega a límites insospechados cuando en una secuencia Charlotte abre la puerta del armario de su habitación  y de su interior surge una interna con un cuchillo que la intenta agredir, y más tarde, es amenazada en su propio lecho por el maníaco del hacha, que promete acabar con ella en un futuro cercano. Una persona sensata lo que haría en semejante situación sería  poner pies en polvorosa y decirle a la doctora Masters que se metiera el trabajo allá donde le cupiera. Sin embargo Charlotte, lejos de comentar el incidente a su superiora (y digo incidente en singular  porque el episodio del armario también acaece delante de ella), se comporta como si no hubiese pasado nada.

    Don't look in the basement

    Don't look in the basement

    Gran parte del metraje del slasher se limita a mostrarnos a los internos haciendo sus locuras, las cuales, a decir verdad, carecen de interés salvo, quizás, la de la paciente ninfómana que nos ofrece los momentos más divertidos de la película intentando cepillarse a todo macho viviente que se le ponga a su alcance. Cuando empiezan las primeras muertes, la película empieza a tomar un cierto interés que no decrece hasta el final, y el guión da un giro sorpresa que, sin ser una maravilla, es correcto y explica parte de las incoherencias argumentales.

    Las secuencias gore son más bien escasas, acentuándose en los últimos minutos de la película. La secuencia final en donde los locos se ensañan en una orgía sangrienta con el cuerpo de… (No quiero estropearos el final); fue censurada en algunos países. Las actuaciones de los protagonistas son correctas sin más, destacando la de la Rosie Holotik como Charlotte y la de Annabelle Weenick como doctora Masters.

    S.F. Brownrigg el director de esta película, es considerado un director de culto especializado en películas de bajo presupuesto (no hace falta que lo juren), y que dio en los años 70 títulos como “No abras la puerta” (mencionado anteriormente) y “Keep my grave open” (1980), siendo “No miréis en el sótano” su película más famosa. Tiemblo al pensar como serán las otras!!

    Inexplicablemente, para el próximo año se prepara un remake de esta película. Dicho remake no tendrá que esforzarse mucho para superar al original. Un ejemplo de esto lo hemos visto en el remake de “The crazies“, cuya reseña en este blog ha hecho Fiverjofre, que, sin ser una maravilla, es mucho mejor que el bodrio que en su momento dirigió Romero.

    By Miscua!

    Miskatonik Videos: cine de culto en calidad de culto!

    Miskatonik Videos

    Miskatonik Videos

    Hace poco me recomendaron una web dedicada al cine de terror, puesto que estuve en un sitio de pujas detrás de una película, descatalogada, que finalmente no conseguí. Se trata de Miskatonik Videos!

    No pensaba que se tratara de una tienda, y nada más llegar, para entrar te piden que les mandes un email, ya que debido al contenido tienen acceso restringido. Y me parece muy bien, la verdad.

    Nada más entrar, se me abrió un mundo! Los de Miskatonik videos tienen verdaderos incunables, santos griales que de bien seguro, harán las delicias de muchos fans y coleccionistas de nuestro gran cine. Tocan todos los palos: mad doctors, gore, zombies, slashers, trash, asian, blaxplotation, nunsplotation, giallo, mondo, caníbales, etc, etc, etc.

    Se encargan de elaborar una edición “española” de ciertas películas muy difíciles de encontrar o que sólo han sido editadas en nuestro p**o país en vídeo. Para ello tiran de ediciones alemanas, americanas o japonesas hecho que les permite obtener en muchos casos de la versión UNCUT de las mismas y juntarla con el audio en castellano, normalmente procedente del vídeo.

    Por este motivo, no os esperéis encontrar una calidad de blue ray, con un sonido dolby digital, pero en defensa de Miskatonik Videos (distribuidora de culto), frente a otras distribuidoras con nombre y apellidos, os diré que muchas veces he adquirido dvd’s originales que son copias directas del video al dvd, ni siquiera se preocupan por conseguir un master ni nada por el estilo, lo queman directamente en soporte digital y vas que te las pelas!

    Cine de Culto, en Calidad  de Culto!

    Cine de Culto, en Calidad de Culto! - Clicka en la imagen para acceder a Miskatonic Videos

    Como mínimo, la gente de Miskatonik Videos se preocupa de editar en dvd, películas prácticamente imposibles de conseguir en dvd y en español, tales como: Shock Waves, Squirm, The Deadly Spawn, The Stuff, Despedazator, entre otros tantos títulos.

    Además, en su tienda explican que ciertas películas tienen una clasificación “especial” que podemos ver en el apartado “producciones propias”, significan que son ediciones que han utilizado sus originales, quizás no siempre en dvd; mientras que en las películas que no se indica nada (la mayoría), se ha utilizado el dvd extranjero, por tanto, calidad dvd.

    En definitiva, una tienda especializada a tener en cuenta, para todos esos fans o coleccionistas como yo que queremos tener copia en formato digital y no me refiero a disco duro!

    Por cierto, en pedidos superiores a 50€, los gastos de envío son gratis! Que más se puede pedir! TODO EL CINE DE CULTO EN CALIDAD DE CULTO!

    Colinas Sangrientas (2009)

    Colinas Sangrientas (Dir: Dave Parker, 2009)

    Colinas Sangrientas (Dir: Dave Parker, 2009)

    Cuando uno se encuentra un mismo título en los blogs que normalmente lee, es cuando decide darle un visionado, por si acaso se topa con una buena cinta! La verdad es que tras visionar Colinas Sangrientas, podemos definirlo como una peli de un domingo por la tarde cualquiera!

    Como yo no tenía las referencias de torture porn (estas etiquetas que algunos se inventan…), desde un principio entendí a Colinas Sangrientas como un slasher en toda regla. Y es que en el film existen claras referencias de distintos slashers de los 80’s, a los que bajo mi entender se les rinde culto: Viernes 13, La Matanza de Texas,…

    Colinas Sangrientas (Dir: Dave Parker – The Hills Run Red, 2009) no aporta nada nuevo al género slasher, pero está claro que en sí mismo, el slasher todavía funciona y tiene tirada. La película empieza bastante bien, nos engancha, puesto que la historia tiene cara y ojos. Nunca mejor dicho!!!

    Tyler (Tad Hilgenbrink), nuestro joven protagonista es un fanático de las pelis de terror, quiere hacer un trabajo de investigación sobre una película de los años 60, titulada The Hills Run Red. Supuestamente, no se conserva ninguna copia de la misma, solamente algún metraje, y tiene la reputación de ser una de las películas más sangrientas de la historia del cine. Con leyendas urbanas de por medio, este documental o estudio tendría que suponer el salto a la fama d nuestro joven estudiante de cine. Para ello contará con la colaboración inicial de su novia, Serina (Janet Montgomery) y de su “mejor” amigo, Lalo (Alex Wyndham), quien tiene un amigo, tiene un tesoro!

    La Explosiva Sophie Monk

    La Explosiva Sophie Monk

    Pero para que Tyler pueda empezar la búsqueda de su santo grial, tiene que buscar referencias existentes o reales de su peli fetiche. Por eso, se va en búsqueda de Alexa Concannon (Sophie Monk), hija del director de The Hills Run Red, y que aparece en el film, siendo esta una chiquilla.

    Tengo que confesaros que cuando ví a Sophie Monk, pensé que era una actriz porno, sobre todo, por que la chica está cannón, cañón… Y en la cinta, nos hace una buena demostración de por qué la eligieron a ella, y no a otra. Lamentablemente, la explosiva Sophie no ha protagonizado ninguna peli porno (ni siquiera vídeo casero), aunque a muchos ya nos gustaría!

    Tyler y Alexa harán un frente común, tras una declaración de principios por parte de Tyler hacía la obra de su padre!! Mira que no querer tirarse a la moza…. es para ajostiarle! Así pues, los 4 aventureros se dirigirán hacía el pueblo donde se rodó The Hills Run Red… para descubrir sus secretos!

    A partir de ahí, la peli entra de pleno en lo que típicamente esperamos de un film slasher! Rednecks (paletos), sangre, tensión, acuchillamientos, sadismo, ciertos toques gore, y como no, un buen y fornido slasher: Babyface! Además con cancioncilla infantil incluída! Ese Freddy tb hizo de las suyas en algunos subconscientes!

    La verdad es que Babyface como tal, está bastante bien desarrollado, e incluso nos llega a sorprender… Aunque como todos, cuando habla la caga! Quizás no sea tan sádico ni despiadado como Jacob Goodnight en Los Ojos del Mal, pero no está del todo mal. Eso sí, su aparición se concentra toda al final, siendo una verdadera pena no haber explotado su lado rústico-salvaje a lo largo de todo el film.

    El recurso del metraje prohibido en de The Hills Run Red está bien desarrollado, y aporta esa estética agobiante que te pone en tensión! Pero el gran defecto de la peli, es su previsibilidad, es decir, si uno está atento al film (ojo, y no me refiero a las teturcias de la rubia), se quedará con la copla de la historia rápidamente!

    Molaría ver un Babyface versus Jason, no ¿?

    Pesadilla Final – La muerte de Freddy (1991)

    Pesadilla Final - La Muerte de Freddy (dir: Rachel Talaly, 1991)

    Pesadilla Final - La Muerte de Freddy (dir: Rachel Talaly, 1991)

    Título original: Freddy’s Dead: The Final Nightmare
    Año: 1991
    Dirección y guión: Rachel Talalay
    Reparto: Robert Englund, Lisa Zane, Yaphet Kotto, Tom Arnold, Johnyy Depp

    Recuerdo que cuando estrenaron esta película en el cine de mi pueblo, viendo el póster, donde aparecía un Freddy que extendía su mano hasta parecer traspasar el papel con su garra de cuchillas, me acojonaba hasta límites insospechados. Mi corazón quería ver la película con todas sus consecuencias, pero mi cabeza me decía que huyera, pues sólo el póster me iba a producir más pesadillas que a los habitantes de Springwood.
    Además, el visionado del largometraje iba acompañado de unas gafas 3-D, lo que convertiría el pase en una horrible experiencia que podría marcar mi carácter para siempre, pues el amigo del jersey de rayas no tendría límites y podría caminar entre las butacas, entre los espectadores de la sala.

    Yo sólo contaba seis tiernos añitos, pero en esa época ya comenzaba a estar interesado por el cine de terror y sus personajes, gracias a programas como Alucine de La 2, justo después del partido de Liga de los sábados. No conocía ninguna de las películas anteriores de la saga, pero mi mente ya sabía quién era ese tipo de las cuchillas y cómo se las gastaba. De todas maneras, mi madre me acabó llevando a ver la peli junto a unos amigos, a pesar de que intentó disuadirme (no penséis que mi madre es tan cruel y macabra), y yo no paraba de temblar e imaginarme cómo sería la película, minutos antes de su inicio. Pero me llené de valentía y me coloqué las gafas tridimensionales.

    La pantalla se llenó de luz y Krueger empezó a hacer de las suyas. Y toda la sala estalló en mil carcajadas y en murmullos de ¿pero esto qué es? Recuerdo que, pese a mi juventud y a la impresión que me provocaba cada aparición del monstruo, pronto dejé de tener miedo y me comencé a aburrir bastante.

    El filme cuenta la historia de un chaval amnésico, que cree ser el hijo de Freddy, pues no le asesina nunca en sus sueños (realmente idiota una de las primeras escenas, en la que el chico cae rodando por una ladera durante un minuto, sin parar), pero que en realidad está siendo manipulado por Fred para llevarle hasta su verdadera hija, que ayuda a un grupo de jóvenes con problemas.

    Tras la penosa muerte del que parecía el protagonista, tras caer desde el cielo hasta una cama de pinchos, los chicos problemáticos viajan hasta Springwood, de donde no pueden escapar. Allí ya no quedan niños, pues todos fueron asesinados por Krueger, y sus padres se han vuelto locos, pensando que siguen ahí. Uno de esos padres es Tom Arnold, que nadie sabe muy bien qué pintaba por allí.

    Cuando los chicos deciden pasar la noche en la vieja casa de Krueger, es cuando empieza lo interesante: un cúmulo de despropósitos y muertes que parecen sketches de Cruz y Raya. Por ejemplo, un adolescente que es introducido por Freddy en un videojuego, otro que fallece tras la explosión de su audífono, Johnny Depp en la tele en un anuncio contra la droga, la aparición de una mujer que introduce un bastoncillo para los oídos en la oreja de uno de ellos y lo saca por la otra…

    Aquí Freddy se ha convertido en una parodia de sí mismo, algo que se percibía en anteriores entregas de Pesadilla en Elm Street, pero que aquí llega a resultar penoso y doloroso para las retinas del espectador. Nada provoca miedo y las secuencias que pretenden ser más surrealistas y oníricas, como al llegar al pueblo de Springwood, son aburridas y faltas de calidad. Parecen dirigidas por un David Lynch borracho y puesto de farlopa hasta las cejas. Las muertes, a pesar de ser originales, no te lo hacen pasar mal, como ocurría en otras películas del personaje. Y todo por culpa de la New Line Cinema, que quiso rizar el rizo con esta última entrega, y de su directora, que había participado en el departamento de producción de las anteriores pesadillas.

    Por otro lado, se puede prescindir perfectamente de las gafas, ya que sólo hay dos o tres momentos en el filme, donde diversos objetos salen de la pantalla, y tampoco es que maravillen, ni mucho menos. Y el final es lo peor de lo peor, pues a Freddy se le concede una entidad demoníaca, tras un pacto hecho en el Infierno, siendo protegido por tres espermatozoides de fuego (si veis la película, me entenderéis), que posibilitan que vuelva a la vida siempre. Por ello, la protagonista ha de adentrarse en los sueños de Freddy, armada con ¡unas gafas 3D!, para acabar definitivamente con él y con la franquicia, que aquí llega a una degeneración extrema.

    Sin duda, la peor película de Pesadilla en Elm Street, cuyas mejores bazas son su título y, como no, la interpretación de Robert Englund, siempre genial en su papel, aunque aquí parezca un Jim Carrey sin gracia. Pero como todos sabemos, fue seguida de más entregas y ahora esperamos el remake de la primera parte, que seguro superará a esta última pesadilla, inferior incluso a la nefasta segunda parte.

    By Mario.

    Aquí tenemos la 5ª participación en el concurso, de la mano del prolífico Mario. Gracias y suerte!