Invasion of Alien Bikini (2011)

Eillieon bikiniCon semejante título esta película creó expectación y podría haber sido una de las gratas sorpresas de la pasada edición del Festival de Sitges. Digo podría, porque luego resultó ser una “marcianada“.

Proyectada en un pase doble junto con Milocrorze – A love story (Mirokurôze, 2011), fue una sesión dedicada al Amor. Pero no un amor marcado por los cánones convencionales y las típicas películas ñoñas y románticas… No, un amor: loco, bizarro y marciano.

Invasion of Alien Bikini (Eillieon bikini) es la segunda película del sur coreano: Oh Young-doo, que anteriormente filmó: The Neighbor Zombie (Yieutjib jombi, 2010).
El film nos presenta a un joven treintañero, Young-gun (Young Geun Hong) que trabaja como taxista pero además es como una especie de justiciero nocturno. Para que me entendáis, un ‘Capità Enciam‘ pero a lo coreano; muy parecido a Mario Bros de Nintendo.

Mario Bros a la Coreana!

Mario Bros a la Coreana!

En una de sus rondas nocturnas rescata a una atractiva joven que es perseguida por unos matones. Bueno, no sin antes ofrecernos una trepidante persecución y pelea callejera.  Nuestro héroe no dudará ni un segundo en llevarse a su minúsculo apartamento a la joven desconocida.

A partir de ahí, seremos testigos de una especie de cita a ciegas entre ambos. Monica (Eun-Jung Ha), que es como se llama la chica, le confiesa a Young-gun que necesita su esperma esa misma noche. Es decir, es por una causa muy importante, salvar a los suyos y por eso, deben mantener relaciones sexuales.

Monica, la Alien!Monica lo ha elegido a él, porque parece un ser hombre fuerte y sano; y como debe ayudar a perpetuar a los suyos, no puede elegir a cualquiera. Pero este hecho, supondrá un grave conflicto moral para nuestro protagonista ya que ha hecho voto de castidad. Y por muy buena que esté Monica, Young-gun intentará mantenerse fiel a sus ideales. Eso sí, ella no se lo pondrá nada fácil: primero de todo utilizará sus encantos de mujer (algunos saltan a la vista) pero ante la resistencia de nuestro héroe, tendrá que utilizar métodos más expeditivos: algunos placenteros, otros no.

Nuestra alienígena no dudará en utilizar técnicas de tortura-sumisión para que Young-gun eyacule: masajes en la zona lumbar para aumentar su excitación, bondage extremo, hipoxifilia o asfixio filia, uso y abuso del picante para provocar una eyaculación… entre otras. Pero nuestro campeón, nada de nada!

Entonces, cuál será el futuro de los habitantes del planeta de Monica ¿? Conseguirá finalmente su propósito ¿? Será capaz de rendirse Young-gun a sus encantos y técnicas sexuales ¿?

Extreme Bondage!

Extreme Bondage!

Esta ‘paja mental’ ha sido rodada con 4 duros y mucha imaginación. De ahí, que la mayoría de localizaciones sean interiores (el mini piso de Young-gun) o que los FX’s sean de lo más artesanos e imaginativos. Esto para mí, no supondría ningún inconveniente para que me gustara la película, todo lo contrario, pero cuando ves, que fallan otros aspectos, todo va en conjunto.

Para empezar, la idea está bien pero como siempre, mal desarrolla. Tal y como se plantea Invasion of Alien Bikini, su duración no tendría que haber sido más allá de un mediometraje, y ya me parece excesivo. Y no alargar una historia con tonterías que bien centrada, hubiera dado otro resultado.

Además, si no tienes muchos recursos en vez de poner cutre efectos especiales, puedes dejar más entrever que mostrar directamente. Así es como conseguiríamos una atmosfera de misterio e intriga… aunque con el popurrí de estilos que coexisten en Invasion of Alien Bikini es difícil discernir, si su realizador quería centrarse en uno sólo o tocar todos los palos por si suena la flauta (y no mágica, precisamente): comedia, acción, alienígenas, historia de amor, ciencia ficción

En definitiva, pese a tener una buena historia, no termina convencerme; eso sí, tampoco es para arrancarse los ojos, he visto cosas peores; pero si le dais una oportunidad espero que me expliquéis: dónde está la invasión, dónde están los alien… porque queda claro que de bikini sólo veremos uno en toda esta bizarrada coreana!

El Dentista (1996)

The Dentist

The Dentist

¿Quién no ha tenido miedo alguna vez de ir al dentista? Incluso algunos se niegan en rotundo pese a sufrir dolores de muela o infecciones infernales… Y es que a ciertos individuos, el dentista les da pánico! Es oír el ruidillo de la mola y más de uno ponerse a temblar!!!!

Si juntamos este pavor con uno de los equipos más brillantes del terror contemporáneo, tenemos un éxito asegurado! Con Brian Yuzna en la realización y en el guión a su habitual tándem: Dennis Paoli & Stuart Gordon junto con un tal, Charles Finch; obtendrán un brillante resultado. Estos nombres nos sonarán de títulos como: Resonator (1986), Dolls (1987), Space Truckers (1996), Progeny (1998), Dagon (2001), Beyond Re-Animator (2003)… tanto en las funciones de producción, guión o realización este ‘equipo de terror’ obtuvo su mayor resultado con Re-Animator (1985); que les catapultó a la fama y al status de culto.

Aunque sus películas eran/son serie B tenían unos muy buenos resultados ya que estaban realizadas con toda la pasión y el esfuerzo posible, basadas en buenas historias y guiones… y eso quieras o no, se nota.

El Dentista (The Dentist, 1996) nos  muestra el nivel y la vida que lleva el Dr. Alan Feinstone (Corbin Bernsen) junto con su guapa esposa Brooke (Linda Hoffman). Una bella esposa, una lujosa casa, una clínica privada… vamos el sueño americano hecho realidad! Los Feinstone tenían una bonita historia pero debajo de todo esto estaba… la Caries!

Ya desde un buen principio podemos adivinar que el Dr. Alan es un maníaco de la higiene, no soporta la suciedad y mucho menos la caries, pero esta pequeña manía u obsesión se irá acentuando a lo largo de la trama, transformándolo, en un enfermo obsesivo-compulsivo.

Pero el hecho que acabará de desquiciar y desencadenar la ira del Dr. Alan es la infidelidad de su esposa! El día de su aniversario de bodas, Alan descubre que su mujer se la está pegando… bueno, el término exacto sería, se la está comiendo al chico de la piscina, Matt (Michael Stadvec).

La Sra. Fleinstone dándolo todo!

La Sra. Fleinstone dándolo todo!

Además, el Dr. Alan descubre que Matt no sólo se encarga de su guapa esposa, sino que también, lo comparte con una amiga de Brooke, Paula Roberts (Lise Simms) y como castigo, tendrá cita para la consulta del Dr. Feinstone.

Todo ello afecta de forma negativa al Dr. Alan, que empieza a obsesionarse de forma enfermiza con la caries y no se puede sacar de la cabeza la infidelidad de su mujer. Y quienes serán los afectados? Pues sus pacientes, que de una forma u otra, son los que pagan el pato de su locura!

Uno a uno, sus pacientes tendrán algún que otro problema o conflicto con el Dr. Feinstone: un niño pequeño y su primera visita al dentista; una modelo candidata a miss, April Reign (Christa Sauls); un inspector de hacienda, Marin Goldblum (Earl Boen) que presiona a Alan porque ha detectado irregularidades en su declaración y quiere sacarle tajada… entre otros.

Dado que es el su aniversario de bodas, Alan citará a su esposa, Brooke a la consulta. Le tiene reservada una sorpresa muy especial, será la primera en ver la nueva habitación temática puesto que nuestro dentista tiene tematizadas todas las salas de la consulta para establecer una relación más directa y personal con los pacientes. Brooke tendrá la ocasión de probar la nueva sala ‘romántica’ con música clásica de fondo y de estilo rococó pero con toda la tecnología.

Poco a poco, el Dr. Alan se irá transformando en un sádico demente capaz de todo. Llega un momento que se cree que es un instrumento de perfección e higiene, el enemigo de la caries y la corrupción. Él es un dentista y por tanto, tiene mucho trabajo.

El Dr. Alan con un paciente

El Dr. Alan con un paciente

Pero no sólo arremeterá contra sus pacientes, también sus empleadas de la clínica sufrirán sus actos de locura: su homóloga, Karen (Patty Toy); su ayudante, Jessica (Molly Hagan) y la recepcionista, Candy (Jan Hoag). Tan sólo se librará la jovencilla Sarah (Virginya Keehne) que acude a la consulta por una extracción de ‘brackets’… pero el Dr. Alan ya se lo dice: No puedes esconderte, no de tu Dentistaaaaa!!!!

Uno de los puntos fuertes de este film sin duda alguna es la interpretación de Corbin Bernsen que borda el papel. Seremos testimonios del proceso de enajenación mental de Alan, y esta locura lo convierte en una persona totalmente distinta: un sádico psicópata ávido de  sangre que no tiene ningún tipo de reparo para impartir su “personal justicia”. No dudará en torturar, asesinar, mutilar o desfigurar a sus pacientes, familiares o compañeros de trabajo.

Pese a todo, el Dr. Alan se combate a sí mismo e intenta que no aflore, ese Dr. Jekyll que lleva dentro, pero la infidelidad de su mujer y su manía por la higiene podrán más que él. Dando a luz a un mad doctor sin control alguno!

También destacaremos la aparición secundaria de Ken Foree como el Detective Gibbs que pasa sin pena ni gloria por la cinta, nada más.
Y como en toda cinta de Brian Yuzna, los FX’s están super bien logrados sobre todo si se acompañan de todo el material y utensilios que puede utilizar un dentista… Vaya que nada más sacar el instrumental nos tiemblan las muelas!

Dame un besito en los Morros!!

Dame un besito en los Morros!!

En definitiva, gracias a esta cinta si alguien tenía pánico o pavor a los dentistas con su visionado no pisará una consulta dental en su vida!

Broken (2006)

Broken

Broken

Esta reseña se la dedico a Miscua, habitual colaborador de Nekrofílmicos, dado que él fue quien me recomendó su visionado pues no la conocía.

Bajo la premisa de “La joven se cría en un ambiente de miedo” | “The slave girl is reared in an atmosphere of fear” de Harriet A. Jacobs da comienzo el film. Y luego te sueltan la típica frase de Basada en hechos reales…. Y Pata-pam! Te encuentras lo que te encuentras!

Antes de empezar con la autopsia, os contaré que significan estas palabras y quién es quién… (info extraída de la Wikipedia)

Harriet Ann Jacobs (Carolina del Norte, 1813 – 1897) fue una escritora abolicionista y feminista estadounidense. Hija de esclavos mulatos heredó la condición de esclava desde su nacimiento, pero tuvo la suerte de que la enseñaron a leer, escribir y coser.

En 1825, por motivos familiares pasó a ser propiedad de otro hombre. Éste no sólo la acosó sexualmente durante casi una década, sino que la amenazaba con vender a sus hijos si ella se oponía a sus demandas sexuales y rehusó concederle el matrimonio con otra persona con la que tuvo dos hijos.

En 1861, publicó Incidents in the Life of a Slave Girl (Incidentes en la Vida de una Joven Esclava) bajo el seudónimo de Linda Brent. La mayor parte del libroestá dedicado a la lucha de Harriet A. Jacobs por mantener la libertad de sus dos hijos a toda costa, antes de huir ella misma en busca de la suya. Por ello pasó siete años escondida en un diminuto espacio construido dentro del granero de su abuela para ocasionalmente poder ver y oír las voces de sus hijos.

Pese a esta pequeña explicación o inciso, Broken no queda más entendida o comprendida porque dicha explicación la hemos obtenido a posteriori y porque hemos analizado o profundizado un poco más en esas palabras, si no ni eso.

Nadja dándolo todo...

Nadja dándolo todo...

Broken está calsificada dentro del subgénero ‘torture’ (falso torture) que tan de moda se puso tras Hostel (Eli Roth, 2005). Y como ya sabéis lo que sucede en estos casos, cuando algo obtiene un poco de éxito se copia hasta la saciedad, y si ya Hostel tuvo unos errores graves, no os voy a contar este producto meramente exploit.

Historia y guión de Simon Boyes & Adam Mason (Pig) esta producción británica obtuvo el premio de la audiencia como Mejor Película en el Dead by Dawn Film Festival de Edimburgo y pudo verse por el Festival de Sitges el 2006 en la competición oficial.

Broken, nadie puede salvarte, empieza su historia directa al grano sin preámbulos ni ostias. Un par de chicas son el objetivo de un ‘supuestoasesino en serie que disfruta jugando con sus víctimas, a un juego un tanto sádico, les introduce una hoja de afeitar en el estómago. Eso sí, las chicas tendrán la posibilidad (que no será la mismo que probabilidad) de salvar sus vidas, descosiendo el orificio y quitándose la Gillette de su vientre. Obviamente, esta hoja su objeto de dolor pero a la vez, es su salvación porque es lo que les permite deshacerse de sus ataduras… A partir de este punto, no se sabe muy bien lo que puede llegar a pasar, pero es la única salida que tienen.

Mientras tanto, Nadja (Nadja Brand), la típica madre soltera o separada cuida de su hija, Jennifer (Megan Van Kerro), y viven felices y comen perdices. Hasta que un día, Nadja parece ser que ha sido elegida como objetivo de nuestro torturador – mente perversa (Eric Colvin).

A partir de este punto, y habiéndoos introducido un poco la cinta, ya habréis adivinado de que va la cosa. Nadja, al igual que las anteriores víctimas se convierte en el centro de atención… bueno, mejor dicho, de torturas de nuestro cowboy de los bosques!

Pasatiempos de nuestro sádico del bosque

Pasatiempos de nuestro sádico del bosque

Por suerte (o desgracia), Nadja consigue superar la primera prueba del tarado mental este (la de la hoja de afeitar) y parece ser que esto ya es motivo suficiente para conservarla con vida. Eso sí, el perturbado la tendrá como viviendo con él más de 40 días, como si de un animal se tratase: atada a un árbol, y sufriendo todo tipo de humillaciones, torturas y vejaciones…  Y no os penséis que el asunto va por el tema sexual porque no es así.

Nadja demostrará una entereza y una resistencia sobre-humana, impulsada por la única razón de querer seguir con vida, saber si su hija Jennifer está con vida y que le ha pasado a manos del loco del bosque ese… Su interpretación es uno de los puntos destacables del film.

Pero ya sabéis lo que se suele decir: quién mal empieza, mal acaba….

Broken vista desde el punto de vista de la productora o distribuidora, es un film redondo: localizaciones naturales exteriores, 3-4 actores en todo el reparto y así toda la inversión o presupuesto pudo destinarse a los FX’s. Por este motivo, las torturas y las escenas gore están tan bien paridas… Muy poca digitalización, y eso quieras o no se agradece a la vista.

Pero en cuanto a nivel de resultados, Broken me parece un pésimo ‘torture, es decir, a estas alturas, se nos tiene que dar algo más. Después de haber descubierto que la peli estaba en la historia personal de Harriet A. Jacobs tengo la sensación que el par de ‘flipetis’ estos (Mason & Boyes), se leyeron el libro, y encontraron la base para Broken.

Eso sí, podrías haberla dotado de más credibilidad o de mejores cimientos, porque la cinta no ofrece lagunas, ofrece océanos; además de brindarnos hechos inconexos y errores de base como la copa de un pino.

Quizás para un público más comercial, menos acostumbrado a visionar/devorar cintas del palo o género, puede resultar buena y todo… Pero macho, cuando la visiona un seguidor del cine de terror, con un poco de bagaje en el tema, la cinta hace aguas por todos sitios.

Así que chavalotes, yo no le dedicaría un visionado y poco cosa más… Esperemos que los realizadores no sigan buscando su fuente de inspiración en la literatura, porque el santo grial de las fuentes inspiradoras es la absenta, como mínimo hadas y duendecillos garantizados!!!!

The Final (2010)

The Final (2010)

The Final (2010)

Era uno de los films más prometedores del pasado Festival de Sitges, y que luego se quedó en nada, The Final, no nos convenció; todo lo contrario, llegó incluso a aburrirnos y exasperarnos. Pero vayamos por partes…

A priori, todo pintaba bien, es decir teníamos una buena historia, de un tal Jason Kabolati (productor). Un grupo de freaks (no confundir con frikis) marginados, las tópicas víctimas, unos malos con una estética muy cool y como no, una motivación, la venganza! Pero al final (The Final) se quedó a mitad de camino, y resultó ser un film bastante mediocre.

Nosotros atribuimos su fracaso a algunos elementos que a continuación os exponemos. La elección de su director, Joey Stewart, sin ningún tipo de experiencia en la realización de pelis de terror, eso sí, este hombre tiene los huevos pelados de trabajar como asistente del director en seriales televisivos. Tras ver The Final, creemos que en sus anteriores proyectos llevaba el mejor café del rodaje.

Otro factor, la “supuesta” edad de nuestros protagonistas, es decir, si en vez de situar la trama en el instituto o High School, si la hubiéramos trasladado a la universidad, quizás la cosa seria más creíble. Y sobre todo, el error más grave fue empezar con un castigo (o venganza) y quedarse a medio camino. Si quieres presentarnos asesinos vengativos y despiadados, luego, en los momentos donde tienes que demostrar ese gore, sangre y vísceras, no te nos eches para atrás, y nos presentes una peli descafeinada!

Freaks Nerds Sociopatas!

Freaks Nerds Sociopatas!

Cuando se nos presenta la típica historia con los 4 marginados de turno, y estos hasta los mismísimos, de dedicarán a repartir la ley de Talión entre sus congéneres, como que nos esperamos ver un poquito de sangre y mala leche. Pero no, en The Final todo el torture que se muestra es edulcorado, seguramente para pasar todos los filtros de las clasificaciones y que pueda distribuirse el film, en todas las salas y al público objetivo, el adolescente.

Tal y como ya os hemos medio avanzado, The Final es la típica historia (mal conducida) del ojo por ojo, diente por diente. Un grupo de freaks nerds y marginados, esta siendo sometido a las constantes burlas y vejaciones de la elite del instituto. Esos chicos deportistas y esas chicas cheerleaders cañón, super guays, que lo tienen todo: fama, belleza, buena reputación, coches y el dinero de papá… Y como siempre, hacen la vida imposible a los que les son diferentes.

Pero con lo que no contaban, era que esos 4 pringados, deciden un buen día, cogerse la justicia por su mano, y devolverles con creces todo el sufrimiento que les han inflingido a ellos. Para ello, planean darles donde más les duele y de la forma más convincente posible, organizan una fiesta!

A partir de entonces, veremos a nuestros protagonistas en el rol de su segundo YO interior, o mejor dicho, convertidos en verdaderos sociopatas. Gracias al trastorno antisocial de personalidad o TPA serán capaces de planear un escarmiento en masa, un plan a priori muy bueno, siempre y cuando se hubiera llevado hasta el final, nunca mejor dicho.

Nuestros sociopatas protagonistas son: Dane (Marc Donato), el portavoz industrialero del grupo; Emily (Lindsay Seidel), la mimo asesina; Andy (Travis Tedford), un oficial de la SS muy resolutivo; Jack (Eric Isenhower), el silencioso hombre de paja a un banjo pegado y Ravi (Vincent Silochan), un payaso muy poco gracioso.

Pero llevar a término su plan se convertirá en todo un problema, sobre todo para Dane (líder), que no puede hacer nada; y ve como todo se le va al traste, cuando empiezan a aflorar sentimientos y remordimientos entre nuestros disfrazados vengadores…

Entrando en el falso torture, The Final, nos venderá también un falso gore y sadismo, que a medida que se vaya destapando la venganza, quedará todo en un pura demagogia y palabrería, lo decimos sobre todo, por los putos discursos de Dane, que acaban por ponernos nerviosos, y con ganas de coger nosotros mismos una hacha, y repartir venganza a todos los de la fiesta.

Falsa Tortura...

Falsa Tortura...

Lástima que The Final no quisiera haberse desmarcado del cine comercial adolescente, y presentarnos una final digno de mención, convirtiéndola en una cinta agresiva y brutal. Pero no, esta venganza se queda a medias tintas; pero si quieren ver una revenge de verdad, que nos hubieran dejado a nosotros impartir “justicia” de la buena…. Se habrían cagado las patas para bajo! Torquemada!!!!

Les 7 Jours du Talion (2010)

Les 7 Jours du Talion (2010)

Les 7 Jours du Talion (2010)

Esta película dirigida por el canadiense Daniel Grou y basada en una novela del escritor Patrick Senecal nos cuenta la historia del cirujano Bruno Hamel, quien vive plácidamente en compañía de  su esposa Sylvie y de su hija Jasmine en un pueblo tranquilo de Drumondville. Dicha armonía se rompe drásticamente cuando Jasmine sale de casa para ir al colegio y no vuelve. Las peores sospechas de sus padres se confirman cuando más adelante  la policía encuentra su cadáver con signos de haber sido violada. Días más tarde, un sospechoso es detenido, Anthony Lemaire, ya que las pruebas de ADN llevadas a cabo apuntan que ha sido el autor de tal brutal asesinato. Cuando el pedófilo va a ser llevado a juicio, Bruno lo secuestra con un plan fríamente elaborado y se lo lleva a una solitaria cabaña en pleno bosque. Posteriormente, manda un comunicado a la policía diciéndoles que durante siete días lo torturará y en el séptimo día, fecha del cumpleaños de su hija, lo ejecutará. A partir de ese momento las fuerzas del orden despliegan todos los medios que tienen a su alcance para evitar que el cirujano lleve a término su venganza. Sylvie, desconocedora de las intenciones de su marido y muerta de dolor prestará su colaboración a la policía.

Siete Días - Seven Days

Siete Días - Seven Days

Siete Días” es un viaje tortuoso al interior del alma humana que nos lleva a aquel recóndito lugar que todos tenemos latente y en donde nos movemos por puro instinto animal. Veremos como una persona cabal y coherente como es Bruno Hamel se degrada paulatinamente hasta ponerse al mismo nivel que el asesino. Víctima y verdugo intercambian los papeles. La violencia genera violencia, eso es bien sabido por todos, pero ¿es justificable aún cuando sabemos que el hecho que la ha provocado (la violación y muerte de una hija) es irreversible? Sinceramente pienso que es fácil opinar cuando no se ha pasado por un trance como ese, por lo cual que cada uno saque sus propias conclusiones.

Seven Days” funciona a la perfección en cuanto se refiere a mostrarnos los procesos anímicos y dudas que asaltan a nuestro protagonista mientras está realizando su venganza, y sin duda la buena interpretación de Claude Legault como Bruno Hamal ayuda a ello. Sin embargo, la película es excesivamente lineal. Pocas sorpresas nos depara su desarrollo, y mucho menos su flojo final. Sinceramente, yo esperaba algún  giro argumental que desgraciadamente brilló por su ausencia. Es por ello que a veces peca de ser un poco lenta y esto lastra la película.

Los amantes del género, y como es de esperar con una temática como la que nos ocupa, no se sentirán defraudados, ya que tendrán sus requeridas secuencias de tortura, destacando cierta intervención quirúrgica. Pero no esperéis tampoco un baño de sangre, ya que la película tampoco se recrea con exceso en tales detalles. “Scar” (2007), sin ir más lejos era mucho más enfermiza en ese aspecto.

Les 7 Jours du Talion” es una película que se deja ver pero que tampoco recomendaría fervorosamente. “Hard Candy” (2005), de temática similar, la supera con creces.

By Miscua.

Scar 3D (2007)

Scar 3D (2007)

Scar 3D (2007)

Scar 3D” (Dir: Jed Weintrob , 2007). El pueblo de Ovid, Colorado, tiene un habitante muy particular, Ernie Bishop, enterrador. Su afición consiste en capturar a jóvenes incautos para someterlos a una serie de torturas en pareja, con la intención de que uno de ellos acabe suplicando la muerte del otro a fin de evitarse mayor sufrimiento. Una noche, dos muchachas, Joan y su mejor amiga, tienen la brillante idea de acercarse a la funeraria para espiar a Bishop; sin embargo es este quien las sorprenderá a ellas merodeando por el exterior. Con una actitud seductora las convencerá para que entren en la casa, y una vez allí, dará comienzo una orgía de sangre y destrucción de la cual Joan escapará por los pelos, hiriendo de muerte al psicópata con un extractor de embalsamar.

Han pasado 16 años y Joan es ya una mujer madura, que vive lejos del lugar de los hechos   pero que no ha podido olvidar el horror acaecido. A modo de flashbacks, le vienen a la mente una serie de imágenes que quisiera desterrar de su interior sin conseguirlo. Con todo, consciente de que tiene que enfrentarse a su mayor miedo, la coronación de su sobrina, Olympia, como reina de las fiestas le parece una buena excusa para conseguirlo y regresa a Ovid.

Angela Bettis is Joan Burrows

Angela Bettis is Joan Burrows

Lo que en un principio debería haber sido un remanso de paz, se vuelve una locura sangrienta cuando los crímenes se reinician coincidiendo con su retorno. Los cadáveres presentan las mismas características que tenían las víctimas de Bishop. La protagonista no puede creer lo que esta pasando,  ya que fue ella misma quién acabó con la vida del miserable enterrador. Con decisión, se dirige hacia la funeraria intentando descubrir alguna pista, descubriendo para su perplejidad que su actual propietario saca beneficio del lugar, utilizándolo como un museo de los horrores para los turistas ávidos de sensaciones extremas.

Las desapariciones de jóvenes se siguen sucediendo y cunde el pánico entre los habitantes de Ovid. La opinión está dividida; algunos creen que existe un imitador de Bishop, y otros piensan que la vuelta al lugar de los hechos ha convertido a la ya inestable Joan en una despiadada asesina…

Scar” es una película correcta pero con pocas cosas a destacar. El argumento está muy visto,  e incluso el juego del asesino de poner al límite a la gente que tortura para matar a su compañero lo hemos podido ver también en  “Waz“ (2007); aunque siendo ambas del mismo año no podemos saber cual tuvo la idea inicial. La película no es excesivamente larga, 83 minutos, pero a pesar de ello hay secuencias que parecen metidas con calzador; son totalmente prescindibles, especialmente las protagonizadas por los amigos de Olympia. En ningún momento la película consigue  a asustarnos o a sobresaltarnos, si es que eso lo que pretendía el director, y cuando finalmente llegamos a averiguar la identidad del asesino nos quedamos completamente indiferentes. Los motivos que le impulsan a matar están muy trillados y se han visto en numerosas películas del género. No cito ninguna película para no destriparos el final.

Scar, es clar!

Scar, es clar!

Las actuaciones son mediocres sobresaliendo únicamente Angela Bettis como Joan Burrows. Esta actriz se está volviendo toda una habitual en este tipo de películas. Recordemos “La Bendición” (2000),”May” (2002) y “La Masacre de Toolbox” (2003)

Obviamente no todo es negativo en “Scar” ya que su punto fuerte son las secuencias de tortura. Sin llegar a las cotas de por ejemplo la saga de “Guinea Pig”, dichas imágenes parecen bastante reales, creo que la fotografía contribuye a ello, y llegan a incomodar al espectador. Uno se pregunta como el Ministerio de Cultura puso tantos problemas para “Saw VI” y ha dejado estrenar la película que nos ocupa. No hay quién los entienda.

“Scar” presume de ser la primera película rodada íntegramente en 3D de alta definición. Sinceramente, se lo podían haber ahorrado ya que no parece que estés viendo una película en este sistema. En ese aspecto “Destino Final IV” (2009) y “San Valentín Sangriento” (2009) la superan con creces.

Resumiendo, “Scar” es una película que podía haber dado más de sí y que no pasará a la posteridad por méritos propios. La podéis disfrutar tranquilamente en casa en DVD, y si vais a verla al cine no se os ocurra hacerlo en 3D, sería tirar el dinero. Estáis avisados.

By Miscua.

El Bunker (2008)

El Bunker (2008)

El Bunker (2008)

En el cine de terror en general ciertas fórmulas o combinaciones suelen funcionar rozando la perfección, y buen ejemplo de ello fue la reciente unión entre zombis y nazis. Nos refereimos a Dead Snow (Tommy Wirkola – Død snø, 2009) y aunque a estas alturas todos o casi todos ya la hayamos visto, se estrenará por estos lares el próximo 16 de julio, gracias a la mano de DeAplaneta! Menos mál que no se han complicado con el título, y la distribuirán como lo que es, Zombis Nazis!

Ahora bien, este recurso o comunión, ya lo hemos visto anteriormente, en algunas otras pelis, sobre todo de serie B, donde los zombies nazis, son tratados como un zombie más, es decir, zombie estúpido; y no como un eje central de la trama.

El Bunker (dir: Steve Barker – Outpost, 2008) sería otro buen ejemplo de unión entre zombis y nazis, eso sí, con algunos matices. En términos militares, Outpost sería como la avanzadilla (tropa) o puesto avanzado (lugar), no tiene nada que ver, ni es un remake de la homónima El Bunker (dir: Rob Green – The Bunker, 2001) y que está ambientada en la II Guerra Mundial y también aparecen nazis.

El Bunker nos presenta una historia bastante más original y bien argumentada que Dead Snow, aunque tampoco quisiera caer en la tentación de comparar ambas películas, os puedo asegurar que tras visionar Outpost pensé en lo pillín que ha sido Wirkola, al copiar (literalmente) algunas escenas de El Bunker. Si es que son clavadas y tó! Indubablemente, uno puede asegurar que Outpost fue todo un referente para el Sr. Wirkola a la hora de rodar la gran Zombis Nazis. Aunque también tengo que deciros que la estética, ambientaciones y paralelismos varios de El Bunker me recordaron a Dog Soldiers (Neil Marshall, 2002).

Outpost (dir: Steve Barker, 2008)

Outpost (dir: Steve Barker, 2008)

Outpost nos trasladaa al Europa del Este (época actual), donde un grupo de 7 mercenarios liderados por DC (Ray Stevenson; sí, sí, el mismo Frank Castle de Punisher: War Zone, 2008) es contratado por un misterioso mecenas, Sr. Hunt (Julian Wadham), en representación de un grupo de inversores extranjero con muuucha pasta!

El grupo de mercenarios debe adentrarse en una región fronteriza del interior, y que actualmente, todavía hay conflictos. No se les dice nada más, pero en el lugar X, se encontrarán con la entrada de un antiguo bunker. Enseguida se hace patente el nerviosismo del grupo, ayudado en gran medida, a los momentos de tensión e intriga que se suceden en el descenso del grupo al interior del mismo. Evidentemente, no se posía haber elegido una localización mejor para el desarrollo de la trama: poca luz, recinto cerrado, cambios bruscos de cámara, sonidos y ecos, etc.

En su interior hallan un superviviente (Johnny Meres) en estado catatónico (hecho inverosímil) y que el bunker fue utilizado por los nazis durante la II Guerra Mundial. Hunt les cuenta que estuvo en funcionamiento hasta el 1945 y que las SS lo utilizaron para la típica limpieza étnica de la zona.

Súper Zombis Nazis!

Súper Zombis Nazis!

Esto provoca que todos piensen lo tópico de las pelis ambientadas en nazis, están buscando el oro nazi. Pero las investigaciones particulares del Sr. Hunt se encargarán de mostrarnos que la búsqueda va por otros derroteros. Además, poco a poco se irán sucediendo actividades y sucesos extraños, que irán marcando al elenco de mercenarios.

Cuando estos sucesos paranormales se convierten en un elemento principal de la trama, DC estalla e interroga a Hunt, que le cuenta que el bunker contiene el santo grial de la física, es decir, los nazis estaban trabajando en la aplicación de la teoría del campo unificado de Einstein. Esta teoría les permitiría ganar la II Guerra Mundial, con la creación de legiones y legiones que súper soldados. Las legiones del Führer conquistarían el mundo!

Para todos los que visionéis El Bunker debo advertiros que no os vais a encontrar con unos zombis necrófagos, entendidos bajo la óptica romeriana. Más bien, todo lo contrario, tal y como ya sucede con Dead Snow, los zombies nazis son seres poderosos que pueden con todo. Lástima que en Outpost no se muestre mucha sangre ni mucho gore, estos están bastante dosificados y controlados, aunque también podemos alardear de ellos. Sobre todo, en los momentos de tortura de los zombies nazis (Cuidado! Según uno de los mercenarios, a la tortura se le llama rito satánico!… Con 2 cojones!!)

Esta cinta hará las delicias de cualquier fetichista de lo nazi y sobre todo, no puede faltar en la lista de todo aquel que se precie como zombie fan. Puesto que la idea, trama y guión están muy bien conducidos, pese a que Steve Barker no ha hecho muchas películas. Como mínimo aporta un poco de frescura y otro tipo de visiones, al ya muy machacado cine zombi… Y no me refiero a meter los nazis de por medio!

PD: Por fortuna nuestra parece ser que ya se está cociendo la siguiente entrega, Outpost II, también a cargo del Sr. Barker.. Tendremos que estar atentos!