The Moth Diaries (2011)

The Moth Diaries posterHa tenido que pasar una década para que Mary Harron volviera a Sitges. Esa mujer que en el año 2000 dejó a todo el mundo con la boca abierta con American Psycho, ha regresado al festival pero con una propuesta muy distinta. American Psycho fue una película encumbrada al éxito (culto), tan sólo estrenarse y pese a ser una crítica social de América, contiene un espectáculo visual de sangre y violencia inauditos hasta entonces con una mujer tras las cámaras (realización).

Pero su vuelta a Sitges ha sido muy distinta, y tal y como la propia Mary Harron nos contaba en la presentación, The Moth Diaries que es un thriller con 3 momentos clave (entendemos que fuertes) y que está dedicada a sus hijas, y eso, quieras o no, se nota en el resultado final.

Tal y como hizo con American Psycho, la Sra. Harron ha adaptado la novela homónima escrita por Rachel Klein (2002), una revisión de esos cuentos de terror gótico. Se atreve con una de las temáticas más famosas de hoy en día, después de los zombies, claro está: los vampiros. Aunque The Moth Diaries es anterior a la primera entrega de la saga Crepúsculo, quieras o no, las comparaciones le serán del todo inevitables.

The Moth Diaries - actressesLa trama nos sitúa en el inicio de un nuevo curso escolar en Brangwyn, un internado de élite para señoritas. Allí, Rebecca (Sarah Bolger) y Lucie (Sarah Gadon) son super best friends forever (BFF), hasta tienen un colgante de la amistad y tó!

Pero la relación empezará a cambiar con la llegada de una nueva estudiante, la bella y misteriosa Ernessa (Lily Cole) que viene de Europa. Poco a poco, Ernessa captará la atención de Lucie apartándola de Rebecca. Aunque a primera vista, Rebecca tiene celos de Ernessa, su extraño comportamiento unido a macabros acontecimientos en el internado, harán sospechar a Rebecca que Ernessa es una vampira.

Además, esta hace aflorar oscuros y dolorosos fantasmas del pasado (reciente) de Rebecca, unido a un comportamiento ‘peculiar’ (nunca come con ellas, piel extremadamente blanca, su habitación desprende un extraño olor…); son indicios suficientes para que Rebecca tenga esta teoría. En cambio, el resto de compañeras piensan que Rebecca se ha obsesionado con la nueva estudiante.

Ernessa, la vampira.Rebecca tan sólo tendrá apoyo aunque ‘interesado’ del guapo profesor de literatura, Mr. Davies (Scott Speedman), único personaje masculino del film y que intentará aprovechar su ‘inocencia’…

Será capaz Rebecca de desvelar los oscuros y siniestros designios de Ernessa ¿? Le acabará arrebatando a Lucie ¿? Es realmente Ernessa un vampiro ¿?

Aunque The Moth Diaries sea una película excelente, bien dirigida, con buenas interpretaciones (sobre todo, la de guapa, Lily Cole), buenos efectos especiales, ‘original’ historia pese a tocar una de los mitos más sobados del cine de terror: el vampirismo… Pero a mí personalmente, no me ha aportado nada.

Evidentemente, como elementos vampíricos el film tiene que contener sangre, aunque no abunde mucho porque esta se intuye más que se visualiza, junto al deseo carnal (tensión sexual) que un vampiro suele despertar en sus objetivos.

No me siento público objetivo de este film, aunque no por ello voy a decir que es una mierda, porque no lo es, se nota que está hecha por toda una profesional: Mary Harron; pero si buscáis en The Moth Diaries, alguna analogía con American Psycho, la desilusión que sentiréis será monumental! Por fortuna, nosotros fuimos avisados.

Eso sí, seguro que a las hijas adolescente de Mrs. Harron les encanta… pero por desgracia, nosotros ya estamos un poco más creciditos (y no sólo a lo ancho, me refiero).

Cartel Promocional: The Moth Diaries

We are the Night (2010)

Wir sind die Nacht

Wir sind die Nacht

Este año uno de los motivos en los que estaba inspirado el Festival de Sitges eran los Vampiros; esos Hominis Nocturna o Nosferatu que vagan por la calle en busca de sangre!

Parte de la programación contenía películas dedicadas al mundo vampírico o de los chupasangres. Este año, la estrella indiscutible de los films vampíricos era sin lugar a dudas el remake de Déjame Entrar, Let me in. En cambio, otras películas pasaron sin pena ni gloria, aunque hayan obtenido el premio especial del jurado como es el caso de We are the Night! Misa no lo entiende… de ahí que nunca debamos hacer caso del jurado, que de bien seguro, en ese pase se fue de parranda!

Suerte que era una película de relleno, es decir, esas “elegidas” por no estar tantas horas en la calle o en el bar. Y encima en el tráiler se medio intuye un rollo bollo de vampiras modernas (que como mínimo piensas, veré pechuga), pues ni eso, luego descubres que es una tomadura de pelo de ahí te espero…

Este bodrio vampírico está dirigido por Dennis Gansel, sí… sí, habéis leído bien, el mismo que realizó La Ola (The WaveDie Welle, 2008); hecho totalmente inexplicable para nuestro poco o corto entendimiento, a menos que no se trate de un mal día del Sr. Gansel o de la típica peli para comer…. porque si no….

Louise preparándose para la merienda!

Louise preparándose para la merienda!

Definir We are the Night (Wir sind die Nacht) como una película de vampiros, es casi insultar a las pelis del género vampírico (si Bela Lugosi levantara la cabeza….); y es que este film se podría definir como Sexo en Nueva York Dark, es decir, con un toque siniestro, y aprovechando el tirón que últimamente, los vampiretas de tres al cuarto vuelven a tener, gracias a la infumable saga Crepúsculo.

Cualquier intento de relacionar We are the Night con cualquier clásico vampiro como pueda ser Carmilla, podría ser considerado una herejía y por tanto, un empalamiento en toda regla. Y encima, va el jurado y la premia….

Lena (Karoline Herfurth), una joven berlinesa de 20 años, sobrevive como puede intentando no violar su condicional, pero con pésimos resultados. En un intento frustrado de robo, es perseguida por Berlín por el comisario Tom Serner (Max Riemelt), pero Lena por un golpe de fortuna logra escapar.

La vida de Lena es una completa mierda, su madre pasa de ella, así que no le queda otra alternativa posible que buscarse la vida por su cuenta. Esa misma noche, Lena se “arregla” un poco e irá a una de esas rave’s clandestinas berlinesas. En esa fiesta conocerá a una mujer, que cambiará su vida para siempre, la madurita y enigmática, Lousie (Nina Hoss), que se fija en Lena por sus bonitos ojos!

Louise va acompañada en todo momento por Charlotte (Jennifer Ulrich), una bella per siempre depresiva y distante actriz; y por Nora (Anna Fischer), la díscola y rompedora de reglas del grupo de féminas. Estas parece que saben adaptarse muy bien a la vida nocturna berlinesa, pero a Louise le falta algo…. Quizás sea Lena ¿?

Podrá resistirse Lena a la oferta de Louise ¿? Llevar una nueva vida, ser otra persona, renunciar a su pasado y a todo; pero una nueva vida llena de glamour, dinero, coches y adrenalina a tope ¿?
Como siempre, en este tipo de pelis ñoñas (por muchas vampiras que salgan), el amor se acabará interponiendo delante de todo y todos. Será Lena capaz de permanecer siempre al lado de Lousie ¿? Ella que le da la inmortalidad

Uuhhmmmm.... Me chupas la gotita ¿?

Uuhhmmmm.... Me chupas la gotita ¿?

No perdáis el tiempo chicos con esta película, claramente dirigida al público femenino en general, y que hará las delicias de los nuevos seguidores de las pelis de vampiros, y que gracias a sagas como Crepúsculo, o los libros de la Sra. Arroz (Rice), entienden al mundo vampírico controlado sólo por mujeres medio bolleras (ojalá en la peli lo hubieran sido al 100%, porque nos hubieran alegrado la vista), que sólo saben ir de compras, conducir coches deportivos, ir a cenar a restaurantes caros y montarse fiestas techno!!!

Ole tus güevos Gansel! Sexo en NY con colmillos y maduritas jugando a vampiras!