The Raid (2011)

Serbuan muat posterContinuamos (para bingo) con pelis vistas en el Festival de Sitges, esperamos en breve poder dar el cierre a la pasada edición, pero por ahora, continuaremos ‘torturándoos’ con ellas.

¿A quién no le gustan las pelis de artes marciales? Sea cual sea tu generación, siempre se han producido films de acción donde las artes marciales sobresalían por encima de la trama y/o la calidad final de la cinta en sí: desde David Carradine, Bruce Lee, Chuck Norris, Michael Dudikoff, Jean Claude van Damm, Jackie Chan, Jet Lee o el más reciente, Tony Jaa.

Las veíamos en forma de karatekas, soldados de élite, guerreros legendarios,… pero los más queridos por nosotros son las pelis de ninjas. La mayoría de ocasiones, son puro cine exploit con un presupuesto ínfimo, cutre-efectos y ninjas de colores (púrpura, dorado, amarillo, azul cielo, rosa)!

The Raid forma parte de este tipo de pelis de artes marciales que tras su visionado, sólo te dan ganas de repartir ostias y romper piernas; y es que la adrenalina que descargaremos viéndola, será poca (y eso que la veremos sentados!).

Brazo roto!!

The Raid está formada por el siguiente tándem: el realizador Gareth Huw Evans & su protagonista, Iko Uwais. Ambos se conocieron en una exhibición de Pencak Silat (arte marcial practicado en Indonesia y sudeste asiático); cuando Gareth Evans estaba rodando el documental, Land of Moving Shadows: The Mystic Arts of Indonesia, Pencak Silat (2007). Para los no entendidos encontraremos al Pencak Silat muy parecido al Muay Thai, otro arte marcial que aparece en la saga de Ong Bak.

Tras su encuentro, decidieron unir sinergias y decidieron rodar Merantau (2009) que algunos tuvieron ocasión de ver también en Sitges. Dos años más tarde han vuelto a repetir, y el éxito parece estar asegurado de nuevo porque en el festival de Toronto obtuvieron el premio Midnight Madness.

Serbuan maut (título indonesio) es una increíble cinta de acción que sitúa un grupo de operaciones especiales, es decir, los típicos SWAT’s en una peligrosa infiltración de un edificio de Jakarta para la detención de un atrincherado mafioso, el señor de la droga Tama (Ray Sahetapy).

Fuerzas Especiales SWAT

La misión resultará ser una trampa, alguien se ha chivado al capo de la mafia y les estará esperando para ‘tomar el té y unas pastitas‘. El edificio es una fortaleza donde los secuaces de Tama están armados hasta las trancas y se convierte en una ratonera para todo el equipo de fuerzas especiales.

Pero el SWAT, Rama (Iko Uwais) no se rendirá fácilmente y junto un pequeñísimo número de compañeros decide ascender piso a piso para así dar caza al malo de la peli. Obviamente, el camino no será nada fácil pero nuestro joven héroe, puede con todo y mucho más.

¿Será capaz de capturar a Tama? Podrá salir con vida del edificio? Habrá supervivientes? Tendrá preparada Tama alguna sorpresa más?

Toma Caídaaaa!!

En The Raid, el arte marcial Pencak Silat se convierte en un protagonista más de la historia y gracias a Uwais, veremos tal despliegue de hostias que en ciertos momentos no seremos capaces de asimilar tal lluvia de golpes. Disfrutaremos como enanos, y hasta nosotros mismos acabaremos la película cansados de tanta acción y adrenalina. Patadas, puñetazos, codazos, rodillazos, cabezazos junto con fracturas, luxaciones, contusiones,… y un sinfín de castigos físicos más, la hacen en una masterclass en toda regla.

Incluso, Serbuan maut hará las delicias de los espectadores más ‘veteranos‘ del cine de artes marciales porque seremos testigos de golpes aéreos imposibles, brutales ejecuciones, coreografías de hostias interminables y un uso de la violencia desatado… pero que conste, totalmente justificado! A los chicos malos, mano dura.

En definitiva, sangre a borbotones, huesos rotos y hostias como panes… Quién no disfrutaría con esto ¿?

The Raid es una epopeya de artes marciales y hostias a gogó!

The Woman (2011)

The WomanSin duda alguna, The Woman ha sido una de las grandes y gratas sorpresas de la pasada edición del Festival de Sitges. Este increíble thriller se lo merece por varios motivos, pero principalmente por tocar una temática muy polémica o políticamente incorrecta y sin ningún tipo de miramientos. Con este tipo de pelis, da gusto asistir al festival!

Si el año pasado las grandes triunfadoras (para mí, of course) fueron los remakes de thrillers vengativos (venganza personal): Mother’s Day (2010) & I spit on your grave (2010)…. Este año, ha sido el turno de, The Woman.

Esta joya es obra del realizador: Lucky McKee, que ya tuvimos ocasión de disfrutarlo en Sitges con May (2002), un thriller psicológico poco habitual; y del prolífico escritor: Jack Ketchum, el ‘hombre más terrorífico de América’, según palabras de Stephen King… y que lo diga él, tiene guasa!

Ambos empezaron su colaboración con la adaptación cinematográfica de la novela homónima, Red (2008) y que fue publicada en 1995. De hecho, Jack Ketchum tiene muchas novelas adaptadas al celuloide: The Lost, The girl next door y Offspring.

Pese a que The Woman puede ser visionada y tratada de forma independiente, no es más que la continuación del “personaje salvaje” creado anteriormente por Ketchum en las novelas Off Season (1980) y Offspring (1991). Esta última fue llevada al cine en 2009 por el realizador Andrew van den Houten y la mujer salvaje es la misma actriz que en The Woman: la exótica, Pollyanna McIntosh. Esta coincidencia (entendemos que a propósito), dan una nueva dimensionalidad y conexión a ambos films.

De hecho, partiendo de Offspring, McKee & Ketchum se pusieron manos a la obra con el guión para The Woman, y fruto de su trabajo, Ketchum obtuvo el material necesario para escribir la novela, Offspring: The Woman.

La 'Happy' Family Cleek

La 'Happy' Family Cleek

La trama nos presenta una familia americana “modélica”: el cabeza de familia, Chris Cleek (Sean Bridgers), un adinerado abogado; la ‘buena’ esposa, Belle Cleek (Angela Bettis, la actriz fetiche de McKee); la adolescente y problemática hija, Peggy (Lauren Ashley Carter);  el ojito derecho de papá, Walter (Tommy Nelson) y la pequeñita, Darlin (Shyla Molhusen).

Chris es un aficionado a la caza, y en una de sus incursiones al bosque, descubre una joven salvaje (Pollyanna McIntosh). Parece mentira que en pleno siglo XXI, y en Estados Unidos, todavía queden seres salvajes en el bosque, por ese motivo, Chris se verá en el deber moral de educarla y civilizarla… Bueno, eso es lo que le cuenta a su atónita familia cuando les muestra la salvaje!

Tras adaptar un cobertizo, Chris captura a la joven (no sin antes ver como disfruta de un baño en el río) y se la lleva para casa… Básicamente, lo que haríamos todos, no ¿? Evidentemente, Belle se opone e intenta convencer a Chris para que la entregue a las autoridades, pero no le queda otra opción que acatar los designios de su marido. Chris se halla ante una misión espiritual, ante un deber moral y cristiano, educar y civilizar a la joven para devolverla a la sociedad… Sí, sí…

Lógicamente, Chris no podrá hacerlo todo sólo, y por eso exigirá la ayuda de su familia, que como ya tienen repartidas las tareas y cuidados de unos perros, ya están acostumbrados a este tipo de deberes hogareños.

La chica salvaje!Pronto seremos testigos de los verdaderos y oscuros planes de Chris con la salvaje, que tras un lavado y un poco de ropa, ya no parece tan salvaje… Y no veas, los aires del bosque, te hacen unos tipazos que ya les gustaría a muchas urbanitas tener! Aunque Chris sea un miembro destacado de su comunidad, su secretaria así lo cree; y un padre ‘ejemplar’… quizás, de puertas para dentro, Chris no sea tan modélico y con la llegada de la salvaje, saldrán a flote los instintos más básicos de Chris. Entonces, quién es el salvaje ¿?

El joven Walter también jugará un papel importante con la salvaje. El chaval está en esa edad difícil en la que se empieza a descubrir la sexualidad femenina, y como su modelo a seguir, es su padre Chris, este le intenta inculcar y transmitir sus ideales, comprobaremos que quizás no sean los más adecuados y correctos. Walter es un cruel psicópata en potencia, y lo demostrará con el trato hacía la joven salvaje…

Pero ya sabéis que los instintos primarios son muy difíciles de cambiar o moldear (como pretendía Chris), y el ser salvaje siempre será salvaje (si no que se lo pregunten a Greystoke). Y no todos los intentos de civilizar a criaturas o animales salvajes salen bien, sólo en el Libro de la Selva y porque es de Disney!

La 'salvaje' salvaje!En The Woman, la violencia física tarda en aparecer pero cuando lo hace, la puesta en escena es brutal! Eso sí, el maltrato psicológico está presente en todo el film, sobre todo, en los roles femeninos. Pero no nos engañemos, The Woman no es una película machista ni hace apología de la violencia de género…. Todo lo contrario, primero es una crítica al modelo conservador de familia americana (como veremos todas las familias tienen cosas a ocultar, y algunas de ellas, son muy chungas); y por otra parte, es una reivindicación de la sumisión, opresión y maltrato de la mujer.

La chica salvaje es el brazo ejecutor de Belle, puesto que Chris intentará someter de la misma forma a ambas pero estas no son la misma persona y por tanto, obtendrá distintos resultados. Así la salvaje representa la fuerza y la liberación de la mujer, no importan ni la violencia ni los métodos… La salvaje luchará por su supervivencia!

The Woman es toda una gran revelación: una muy buena realización, usos muy correctos de violencia, sexo y gore, una buena historia con un giro argumental al final que nos dejará con la boca abierta, unas excelentes interpretaciones; y encima, con una temática muy dura y políticamente incorrecta.

Lo siento chicos, pero en The Woman, ellas son las triunfadoras!

Rabies (2010)

Rabies posterUna de las sesiones que desde siempre nos ha descubierto gratas sorpresas del festival de Sitges, es sin duda alguna: la Killer Marató o la Marató més Killer.

Este año se presentaba la primera película judía (o hebrea, como prefiráis) del género de terror: Rabies. Para su presentación contamos con la presencia de sus 2 directores: Aharon Keshales & Navot Papushado y los productores: Tami Leon & Chilik Michaeli.

Parece ser que Rabies ha estado cosechando buenas críticas en otros festivales europeos y de Estados Unidos… aunque sinceramente, a mi no me acabó  de convencer.

Rabies (Kalevet) es la típica película de historias cruzadas con toques violentos y gore. Todo gira alrededor (y nunca mejor dicho) de un páramo o reserva natural como elemento común de todos y cada uno de los personajes que la trama nos irá mostrando.

Grupo de Pijos Tenistas!Un guarda forestal, Menashe Noy y su perro, Bubba; unos hermanos, Ofer (Henry David) y Tali (Liat Har Lev) que son perseguidos por un ‘supuesto‘ asesino; un grupo de 4 jóvenes pijos jugadores de tennis: Adi (Ania Bukstein) & Pini (Ofer Shechter) & Shir (Yael Grobglas) & Mickey (Ran Danker); y por último, los policias: Danny (Lior Ashkenazi) y Yuval (Danny Geva).

Nuestros protagonistas de una manera u otra, tendrán una relación entre sí pero todos acabarán de igual forma. Y esto para mí, es ya uno de los errores del film, como sabes que todos tienen un trágico desenlace, sólo quieres que llegue su final. Aunque la duración de Rabies es la adecuada, el final de cada uno de ellos se alarga demasiado con lo que se vuelve es su contra.

Raaaaaaaaabia!No sabemos muy bien por qué, pero el bosque influye de forma negativa en todos los personajes. De este modo se convierte en un elemento protagonista más del film, y es que aunque se trate de una reserva natural, descubrirán siniestras sorpresas. Rabies se podría haber titulado perfectamente Bosque Rabioso o Páramo Infernal, porque todo lo que en él ocurre es un cúmulo de desgracias.

Por culpa de la influencia del bosque los personajes irán experimentando cambios de comportamiento, a peor, claro está. Algunos simplemente, son llevados al borde del abismo donde tendrán que luchar por sus vidas, otros en cambio, se verán envueltos en un espiral de violencia y conflictos entre ellos. Seremos testimonios de la a floración de los instintos más básicos: algunos para su propia supervivencia, otros en cambio, para destrucción del prójimo.

Uno de los aspectos más positivos del film es precisamente la violencia y todas las escenas gore. Muy explícitas y muy bien tratadas. Pero pese a estos 2 buenos elementos, Rabies para mí, no funciona.

Ofer & TaliHistorias muy rebuscadas, conflictos demasiado forzados, elementos sin justificar… hacen mella en la trama, afectándola, de forma negativa. Para mi gusto, quizás le sobren un par de historias, para dotarla de mayor frescura y rapidez, puesto que siempre que vemos un personaje nuevo, se tienen que cumplir los mismos pasos: presentación, su puesta en escena y luego el desenlace.

En definitiva, esperemos que no sea la primera y última película judía de miedo… O sí! A quién queremos engañar!

The Divide (2011)

The DivideTal y como os comentamos hace un par de días en la reseña de The Victim, este año en Sitges tuvimos a Michael Biehn por partida doble. Para esta ocasión, volvía a interpretar un papel protagonista en una gran producción: The Divide.

Xavier Gens, Frontière(s) (2007) & Hitman (2007), aceptó dirigir esta co-producción germano – americana, no sin antes añadir algunas cosas de cosecha propia y que aceptaron los creadores de la historia: Karl Mueller & Eron Sheean. No sabemos si para bien o para mal…

The Divide (The Fallout) nos traslada a un Nueva York post-apocalíptico tras una guerra de misiles nucleares. 8 desconocidos se refugian en los sótanos de un edificio, y a partir de entonces tendrán que convivir con lo que tengan.

Mickey (Michael Biehn) era el conserje del edificio, y por tanto, asume el papel de líder del grupo ya que el sótano – refugio es obra suya. Luego tenemos los hermanastros: Josh (Milo Ventimiglia) & Adrien (Ashton Holmes) junto con una amigo, Bobby (Michael Eklund). La expareja formada por la guapa: Eva (Lauren German) y Sam (Iván González), abogado. Una madre, Marilyn (Rosanna Arquette) y su hija, Wendy (Abbey Thickson)… Y por último, Delvin (Courtney B. Vance), el negro del grupo.

SupervivientesEl desarrollo del film, más que tratar el tema post-apocalíptico, trata más bien de la convivencia del ser humano en una situación de emergencia y excepcional. Evidentemente, también seremos testigos de la transformación personal de cada uno de nuestros supervivientes: sus locuras, sus excesos, sus conflictos personales, su degradación personal… Y sus cambios, también se verán reflejados en el grupo.

Además, al inicio de la reclusión veremos que se establecen una serie de normas o comportamientos, bueno, mejor dicho, Mickey las impone al resto del grupo. Pero poco a poco, estos irán descubriendo algunos de sus ‘secretillos’, que no dirán mucho a favor de Mickey para con el grupo, y esto desembocará en los primeros conflictos jerárquicos, rebeliones y motines… no a bordo, claro está.

MickeyLa película tiene un error muy grave, para mí crucial, y que probablemente disgustará a la mayoría: la historia post-apocalíptica. Sólo aparece al principio, a mitad del film y al final. Pero The Divide no es una cinta catastrofista como se vende o se intenta colar. Deberían despedir al responsable de marketing o la agencia de publicidad porque se van a encontrar con un serio problema. No cumple las expectativas que uno puede tener de la misma. De hecho, la historia post apocalíptica, nos importa más bien poco, por no decir, una mierda; porque luego, la narración cuenta otra cosa.

Por este motivo, si sois seguidores de pelis catastróficas tipo El Día de Mañana (Roland Emmerich, 2004), The Divide no es vuestra película porque no va sobre esto, pese a que así nos la estén vendiendo o no se aclaren ni ellos. Si tuviéramos que mencionar un referente a The Divide, sin duda alguna, este sería: Das Experiment (Oliver Hirschbiegel, 2001), una producción alemana que trata sobre un experimento sobre el comportamiento humano y sus reacciones.

Eva & BobbyAdemás, de este engaño publicitario y por consiguiente, fallo en la trama, algunas de las interpretaciones dejan mucho que desear, los supuestos protas: Michael Biehn & Lauren German, no me convencen; sí en cambio, una pletórica, Rosanna Arquette y un demente, Michael Eklund bordando el papel.

Al igual que en The Victim, la mujer de Biehn, Jennifer Blanc tiene un cameo pero en esta ocasión, no hay escena de polvo de por medio…. Oooooh, what a pity!

Eso sí, la puesta en escena y los FX’s están muy bien, aunque, utilizar un sótano de un edificio (por muy bien equipado que esté), como refugio nuclear, a mí que me lo expliquen porque como que no lo acabo de ver…

En definitiva, una cinta engañosa, que promete una cosa y va sobre otra bien distinta… Si le quitamos las partes post apocalípticas para centrarnos en el comportamiento humano y sus instintos más oscuros y primitivos, todavía se puede sustentar en algo; pero si no, The Divide no tiene ningún sentido ni convence!

Guilty of Romance (2011)

Guilty of RomanceComo no, el polémico realizador Sion Sono vuelve a sorprendernos e impactar al espectador. Guilty of Romance pese a ser un thriller con level toques psicológicos, no dejará indiferente a nadie.

Con esta película se cierra la denominada, trilogía del odio. Conforman esta inquietante trilogía: Love Exposure (Ai no mukidashi, 2008); Cold Fish (Tsumetai nettaigyo, 2010), ganadora del premio Casa Asia el pasado año en el Festival de Sitges y la actual, Guilty of Romance (Koi no tsumi).

Y por qué el odio precisamente ¿? Según el propio director, el Odio es un estado emocional que incluye Amor, y paradójicamente, el odio puede generar amor. Así de contradictorio se expresa el propio Sion Sono, que según confiesa, en Guilty of Romance estaba exhausto de tanto odio interior y ya era hora de hacer una concesión, al amor.

Este controvertido cineasta, que también se ha dedicado a la poesía, es conocido porque sus películas siempre han generado cierta polémica social: Suicide Club (Jisatsusâkuru, 2001), Strange Circus (Kimyô na sâkasu, 2005), Hair Extensions (Ekusute, 2007), entre otras…

La trama de Guilty of Romance nos es narrada en paralelo aunque la película está dividida en 5 capítulos que se van cruzando entre sí y que acabarán uniéndose.
En el barrio del amor de Tokyo, donde las parejas y las prostitutas tienen encuentros sexuales en los hoteles del distrito, la inspectora de policía, Kazuko Yoshida (Miki Mizuno, la recordaremos de Hard Revenge Milly), tiene que investigar un cruel hallazgo: el cuerpo mutilado de una mujer unido a un maniquí. Este homicidio es el preludio de la siguiente subtrama del film.

El matrimonio "perfecto"

El matrimonio "perfecto"

Izumi Kikuchi (Megumi Kagurazaka) es la esposa de un famoso escritor japonés de novela romántica. Izumi es una esposa modelo: obediente, atenta, servicial… ocupa toda su jornada a tenerlo todo preparado a la llegada cada noche a las 21hrs de su maridito a casa. Pero pese a tener una vida cómoda, lujosa y un ‘buen’ marido, no es feliz.

Por este motivo, se ponen a trabajar en un supermercado, para realizarse personalmente. Es allí, donde una desconocida le ofrece para trabajar como modelo fotográfica, que evidentemente, y aprovechándose de la sumisión constante y en la inocencia de Izumi, pasará de modelo de desnudos a rodar películas soft y luego, hard porn.

Gracias a ello, Izumi se irá liberando poco a poco, sexualmente hablando y en el campo personal (siempre que no esté interpretando el papel de mujer sumisa). A raíz de entonces, empezará a vestir más provocativa, mantener sexo con desconocidos (con buenas y malas experiencias); y a adentrarse en el barrio del amor de Tokyo.
Allí empezará a trabajar como prostituta ejerciendo en las calles y luego en Club Hechizado, tras conocer a Mitsuko Ozawa (MakotoTogashi). Esta ambigua y enigmática mujer, trabaja por el día como profesora de literatura en la Universidad de Élite y como prostituta de noche.

La atractiva y descarada Mitsuko

La atractiva y descarada Mitsuko

Mitsuko, es todo un personaje. En una reunión familiar, con la madre de Mitsuko, advierte a Izumi que no se vuelva como ella, ya que ella y su padre (fallecido) representan una lacra para la familia. Y eso lo cuenta tan divertidamente tomando el té. Desde joven, Mitsuko sintió unos deseos carnales hacía su padre, y como este recurría habitualmente a la prostitución, ella acabará trabajando como prostituta.

A lo largo de la película, vemos el nacimiento de una mujer nueva, una Izumi liberada capaz de controlar su sexualidad y su “vida”. Pero cuando Mitsuko acepta a Izumi como su aprendiz, todo se vuelve oscuro y sórdido. Mitsuko tendrá que destruir esta nueva Izumi, para convertirla a su imagen y semejanza. Tiene que volver a someterla a todo tipo de vejaciones para que vuelva a resurgir de sus cenizas.

Mitsuko & Izumi

Mitsuko & Izumi

Estará dispuesta Izumi a asumir su nuevo rol de prostituta ¿? Le acarreará algún conflicto moral ¿? Será capaz de llegar hasta el límite ¿? Será capaz Mitsuko de anular como persona a Izumi para que renazca de nuevo ¿?

Es ahí cuando las 2 historias se entrecruzan… y descubriremos que Guilty of Romance, es mucho más que  la historia de la liberación personal y sexual de una mujer casada sumisa y obediente!

La película está conducida de forma magistral donde destacamos las interpretaciones de las bellas y exuberantes protagonistas: Megumi Kagurazaka & Makoto Togashi. Es un espectáculo ver la evolución de los personajes, sobre todo, el de Izumi (si me tengo que quedar con una escena, elijo la que está frente a un espejo desnuda y gritando!)

Además, Sion Sono juega con la cromática visual del film. Mientras que las escenas más oscuras y siniestras tienen tonos rojizos, cobrizos y negros; las escenas de la liberación de Izumi son tratadas con colores fluorescentes: rosas, verdes, violetas. Y cuando esta tiene que asumir el rol de buena esposa, toda la cromática se reduce a colores pastel y muy claros: blanco, beige,…

Por fortuna, en Guilty of Romance somos testimonios de un espectáculo de sexo, desnudez no sólo del cuerpo sino también del alma, autodestrucción y renacimiento personal, parafilias bizarras, violencia y humillación, voyerismo, humor negro (ojo a la madre de Mitsuko), asfixio filia, ninfomanía,… y un largo listado de bizarrismos varios!

En definitiva, Guilty of Romance cierra un ciclo, el odio, desde sus múltiples vertientes, odio que puede generar muerte y destrucción, pero como cara opuesta, vida y amor.

Y recordad: “Las palabras tienen carne”.

The Victim (2011)

The VictimSin duda alguna, la pasada 44 edición del Festival de Sitges ha sido la de Michael Biehn. Quien fuera actor fetiche de unos de los grandes nombres de Hollywood, James Cameron, que contó con él para Terminator (1984); Aliens, el regreso (1986); Abyss (1989) y Terminator 2: el Juicio Final (1991).

Pese haber trabajado para Cameron en películas tan consideradas de culto, hacía 20 años que sólo aparecía en producciones de segunda o TV movies en papeles secundarios o cameos.

Ahora con The Victim & The Divide, Michael Biehn resurge de sus cenizas, como un ave fénix, para mostrarnos que todavía tiene cosas que aportar a la industria cinematográfica. Ya en 2010, se atrevió a ponerse tras las cámaras y co-dirigió: The Blood Bond junto con Antony Szeto. Pero no es hasta The Victim que se entrena en solitario como realizador… Será esta su última incursión ¿?

The Victim es un tributo a los grindhouse, un thriller psicológico un tanto enrarecido y que poco a poco, intentará inquietar al espectador hasta que en el final, se le suelta la moraleja para que se vaya calentito. Pero vayamos por partes…

Annie (rubia) & Mary (morena) La historia nos presenta 2 treintañeras ligeras de cascos o lo que es lo mismo, un par de zorrones: la morenaza, Mary (Danielle Harris), que los asistentes al festival de Sitges del año pasado tuvimos ocasión de verla en: Hatchet II y Stake Land & la rubia explosiva, Annie (Jennifer Blanc). Ambas se corren (nunca mejor dicho), una fiesta particular con 2 polis: el aspirante a sherrif Harrison (Ryan Honey) & el guaperas, Cooger (Denny Kirkwood).

La juerga transcurre en el campo, un entorno muy bucólico, y no faltará el alcohol, drogas y sexoEstos yankees, sí que se lo saben montar bien! Pero para la pobre Mary, la fiesta no acabará del todo bien; y Annie al descubrirlo huye despavorida campo a través.

En mitad del bosque da con la cabaña de Kyle (Michael Biehn), un solitario e inquietante individuo. Al principio, Kyle se muestra reacio a ayudar a Annie, pero esta sabe cómo convencerle… Sí es que la carne es débil! Empezarán por intentar encontrar el cadáver de Mary, pero nuestros polis corruptos no se lo pondrán nada fácil.

Eso sí, tal y como ya he mencionado antes, el propio Biehn nos tiene reservada una sorpresa para el final a modo de moraleja o aleccionamiento. Aunque, el tiro le sale por la culata y en vez de sorprendernos con un giro argumental de los que te dejan con la boca abierta, más bien te joroba y fastidia todavía más.

Tras una trama ralentizada y escenas que no aportan nada, no puedes pretender en última instancia, quedarte con el personal y darnos una master class sobre la deshumanización que pueden conseguir ciertos individuos, ya sean asesinos en serie o policías. La fe es lo que acabamos perdiendo por el film!

Michael BiehnCon una estética setentera a lo grindhouse, The Victim “intenta” imitar su violencia o estética en películas tan polémicas y consagradas, como: La última casa a la izquierda (The Last House on the Left, 1972) o La violencia del sexo (I spit on your grave, 1978), pero más bien se queda en intento.

Las interpretaciones a cada cual peor, no se salva ni la de Biehn y con una historia que no te acaba de convencer o atraer, la convierten en una peli truñaquen totalmente insulsa y sin sentido. Eso sí, la única interpretación buena que veremos, es el pedazo de polvo que se pegan Michael & Jennifer (marido y mujer en la vida real). Polvo que pegaron de verdad, al menos eso es lo que nos dijeron…

Lástima que en The Victim, las víctimas reales de la peli fuésemos nosotroslos espectadores!

Dream Home (2010)

Dream Home (2010)

Dream Home (2010)

Por suerte, todavía conservo un poco de instinto para detectar buenas pelis de terror, sobre todo, cuando mi método para elegir títulos en Sitges, se basa en la sensación que me da el título, saber quien es el director, ver una foto (como máximo) de la peli, y NUNCA leer ni la sinopsis ni ver el tráiler. Bueno, algunas veces cuando me pongo pelis de relleno, no me queda otra elección que ver el tráiler, pero son eso, relleno.

Pero con Dream Home mi instinto (básico) funcionó al 100% y acerté de lleno. No sólo lo pienso yo, la “crítica” que raras veces acierta y a la que nunca debemos tener en cuenta para elegir una peli; le ha otorgado Premio a los Mejores Efectos de Maquillaje, a Vitaya Deerattakul & Andrew Lin y el Premio de Mejor Actriz, para la guapa, Josie Ho. Esto en sí, ya tiene mucho más mérito!

Dream Home es una buena cinta de terror, con una slasher un tanto atípica y con unas escenas gore brutales, extremas! De lo mejorcito que he visto últimamente. Pero no os penséis que la cosa se queda aquí… NO! El film encierra una crítica social muy fuerte sobre la sociedad de Hong Kong, y la situación que tienen los jóvenes treintañeros, para realizar sus sueños, en este caso, acceder a su primera vivienda.

En muchas cintas del género que conllevan una crítica social, las que primero se me vienen a la mente, son las pelis de Romero, primero se presenta la peli de terror, y como moraleja o colofón final, se realiza la crítica social. En Dream Home, es al revés, primero se presenta la sociedad y su problemática, y esta es la que lleva a nuestra protagonista, a una situación desesperada, y entonces, es surge la peli de terror. En este sentido, debemos entender el uso de la violencia (en este caso extrema) y la muerte, como una vía para solucionar ese problema. En Dream Home, no se cuestiona si esa vía es la correcta o amoral, pues no se da alternativa posible, por tanto, es el único método posible para atacar un problemas, y a nosotros, personalmente, nos encanta que haya sido este, porque si no hubiéramos tenido un film bien distinto al que aquí reseñamos.

Dream Home está dirigida por Ho-Cheung Pang (no confundir con uno de los Pang Brothers), que también se encarga de la historia, guión y producción. Anteriormente, también ha escrito y dirigido otras películas como Trivial Masters o Love in a Puff; pero creo que esta es su primera incursión en el mundo del terror. Wai dor lei ah yut ho, título en chino, es una película rodada y producida en Hong Kong, diferenciándola de todo ese cine alternativo o de autor, que se proyecta en la snob y progre sala Verdi.

Sangre! Sangre! Sangre y Violencia!

Sangre! Sangre! Sangre y Violencia!

Dream Home, es la historia de la joven y bella, Cheng Lai Sheung (Josie Ho) y la vida de pringada que lleva. Pero pringada en todos los sentidos, tiene un curro de mierda como teleoperadora en un banco ofreciendo créditos personales, es decir, intentando timar al próximo para conseguir así una prima. Encima no tiene pareja, pero es la amante de Siu To (Eason Chan), casado y con una niña pequeña, que utiliza a Cheng para sus borracheras y sexo; pero cuando esta le pide ayuda, la deja en la estacada. Algunos no entienden porque se nos muestra esto, yo pienso que forma parte del proceso de degradación que sufre Cheng para llevarla al borde del abismo!

La vida familiar de Cheng también es una mierda, el padre enfermo (Norman Chui Siu Keung) y un hermano adolescente a su cargo, los convierten en un lastre para realizar sus sueños. En los varios flasbacks que se suceden en el film, nos muestran también una pobre y modesta niñez de Cheng, muy liagada a su abuelo ex pescador, y sus recuerdos de vivir en el puerto. Cheng le promete a su abuelo que un día tendrán un apartamento en la exclusiva zona de Puerto Victoria, donde se erigen unos rascacielos, con apartamentos de lujo… Pero todo se queda en un sueño.
Encima, Cheng no puede llevar una vida normal como la de cualquier joven treintañera, no puede gastar ni un dólar, porque quiere ver cumplido su sueño; y pluriemplearse como dependienta en una tienda!

Como veis el futuro de Cheng está muy negro, pero un atisbo de luz se le aparece cuando tiene la posibilidad de comprar un apartamento para ella en Puerto Victoria. Hasta dónde será capaz de llegar para ver cumplido su único sueño ¿?

No es de extrañar que nuestra joven protagonista borde un papel, convirtiéndose en una psicópata, fría y calculadora, capaz de arremeter contra todo el que se le ponga por delante! Y de qué manera chicos!!! Nos lo concentran todo para el último tramo de la peli, seguramente, esta es la crítica negativa que emitirán de Drean Home, pero qué final chicos!!!

Cheng en plena acción!

Cheng en plena acción!

Sangre, violencia extrema, amputaciones, empalamientos, vísceras, desmembramientos y un curso rápido sobre los utensilios caseros con los que se puede acabar con la peña, nos deleitarán con un final apoteósico y delirante! En serio chicos, la espera vale la pena, porque Josie Ho, se sale!

¿Y vosotros qué haríais para ver cumplido vuestro único sueño?